[TV] La televisión en 1939

Mientras ahora debatimos si la televisión tradicional tiene o no futuro, en 1939 no le veían ninguno. Al menos comparada con el gran medio de comunicación del momento.

«La televisión nunca será un serio competidor de la radio porque la gente se debe sentar y mantener sus ojos mirando a la pantalla; la familia media americana no tiene tiempo para eso». Según leo eConectados, esta perla visionaria se publicó en The New York Times el 1939.

Si vas en coche o estás en la oficina, puedes poner la radio porque sólo escuchar te permite hacer dos cosas a la vez. Pero encender el televisor supondría dejar de conducir o de trabajar porque tienes que estar viendo lo que haces.

Visto así, la radio y la televisión no son rivales, sino complementarias. Según el momento del día, escuchas una o la otra y ahora incluso puedes ver la radio por televisión e Internet.

Por cierto que unos años más tarde, el televisor era un peligro para la salud según el corresponsal de La Vanguardia en Nueva York. ¿Cómo veremos las noticias de la TDT dentro de 50 años?

Media News S01 A07

Con el nuevo año, una nueva manera de llamar a estas noticias cortas semanales que además ahora tienen etiqueta propia.

Publicidad
Ahora que ya ha pasado la saturación de SMS y de llamadas de felicitación, del «si ahora es cuando tienes tiempo» o del «todos estamos conectados», un momento para los móviles de Nokia. No recuerdo el modelo pero sí la idea de que «La música te hace hablar». El móvil imagino que tiene mp3 porque la voz en off dice «una melodía te hace pensar en alguien y entonces… llamas». La excusa puede ser una canción o un villancico navideño, lo importante es hablar.

Por cierto, Sony Ericsson también anuncia móviles con música con frases como «I (logo) missing the last train to home».

Televisión
Este fin de semana he descubierto un título interesante, Religión catódica. Este libro sobre la historia de la televisión, bien podría ser el nombre de un programa. Podría ser una versión mejorada de «Soy el que más sabe de televisión del Mundo» con preguntas de series, programas y profesionales del medio. Aunque si parece que «SEQMSDTDM» va a desaparecer, quizá es que tampoco interesa hablar de la tele dentro de la tele.

Cine
¿Puede una película recaudar sólo 30 dólares? Parece imposible, pero por lo leído en Extracine, sí. Cine es sinónimo de pantalla grande, de colas la fecha de estreno, de semanas en la cartelera… Aunque cada vez hay más multisalas con pantallas más pequeñas y con varias salas proyectando la misma película durante el fin de semana de estreno porque no duran más de un mes. ¿Quizá que 5 personas vean una peli no sea tan imposible en unos años?

Internet
La recién estrenada categoría de Cine/TV de Menéame (conocida gracias a la Chica de la tele) no parece que esté teniendo muchos temas, aunque sí muchos meneos. Hace poco conocí TvAdictos (gracias al directorio de Loogic), un servicio similar pero dedicado en exclusiva a la televisión que está parado desde hace tiempo. ¿Quizá esto demuestra que la tele no es un tema ‘meneable’?

[TV] La televisión del 2006

Cuando el año acaba, es momento de hacer balance. Te propongo dos opciones: con datos de audímetros o con la memoria de un crítico de televisión (la mía no dio para tanto).

Barlovento Comunicación publica su informe de audiencias 2006 con datos que cuantifican tanto la televisión como los telespectadores. El resumen está disponible en Vertele y también en Fórmula TV parece que están preparando un especial.

Algunos datos interesantes
* La media de consumo se mantiene en 217 minutos de televisión por persona y día. ¿A quién estoy regalando los minutos que me sobran?
* Domingo y enero son los días y mes que más se ve la televisión. Así que el domingo que viene ya puedes prepararte un buen cojín porque la previsión es de mucha tele.
* Casi la mitad de las veces vemos la tele solos. Con lo divertido que es comentar los anuncios… suerte que tenemos esta pantalla alternativa donde hablar de la tele (y verla).
* TVE conquista con los mayores de 65; TeleCinco a los de 25 a 64; Antena 3 a los niños y jóvenes.
* Ranking de cadenas: TeleCinco (21,3%), Antena 3 (19,4%), TVE1 (18,2%), autonómicas (15,4%), temáticas (8,9%), Cuatro (6,4%), laSexta (1,8%) y La 2 (4,8%).

En La Vanguardia del viernes, el crítico de televisión Víctor-M. Amela escribía Doce meses, doce caras. 2006: un año de televisión en una docena de pantallazos. Como el título indica, su repaso al año viene en 12 pasos.

1. Marbella, gran plató. Tiene razón cuando dice que esa ciudad ha sido un filón de historia para la tele, tanto para informativos como para programas rosas. Triste, pero cierto.
2. La necrofilia. Amela da el título de Desenterrador Mayor del Reino al programa «Aquí hay tomate» pero diría que «Salsa rosa/Dolce Vida» no se queda lejos.
3. Los descalabros. Señala dos nombres propios para olvidar, Pepe Navarro y Ana Obregón, y uno para recuperar, María Teresa Campos. Pero hay muchos otros programas que no han durado mucho, algunos por baja calidad, todos injustificadamente por baja audiencia.
4. Bailes de éxito. Programas como «¡Mira quién baila!», «Els matins de TV3», «Cuarto Milenio» o las de Matías Prats son los que Amela destaca, aunque el resto de puntos también tienen otros.
5. Cocina que cocinarás. Empacho de programas con cocineros con la llegada de Cuatro y laSexta. En mi casa se sigue comiendo lo mismo pero imagino que de algo servirá y confieso que es bastante relajante ver cómo otros preparan la comida.
6. Viva la sátira. «Polònia», «El Intermedio», «Noche Hache» y «Buenafuente» son los ejemplos que Amela da como programas de información política y de actualidad vista con los ojos del humor.
7. Veteranos inmortales. Jesús Hermida y José María Íñigo han vuelto a nuestras televisiones, con recuerdos de historia de la tele el primero y con métodos de supervivencia el segundo. La nostalgia es un recurso que no falla.
8. Gran madrastra. Con este nombre califica Amela a Mercedes Milá quien, dice, deja ser madre protectora para ejercer de enfurecida madrastra. Todo sea, digo yo, para ganar puntitos en la escala de la mala baba que se empieza a crear.
9. Experimentos gaseosos. Imagino que habla aquí de nuevos ¿formatos? porque este punto no me cuadra mucho. Cita El «Coro de la cárcel», «Carta blanca» y «Pocholo en Ibiza», ¿qué tienen en común?
10. Series que gustan. La lista no podía empezar por otro que por el Dr. House y sólo podía estar seguida por «Hospital Central» (la serie más vista de TeleCinco) y como tenemos nuevo Ondas en TV3, tenía que salir «Porca misèria» o quizá sea porque la protagonista también trabaja en un laboratoio.
11. Cómo triunfar. Si «House» sale en todas las listas de éxitos, Risto Mejide también. Le vi en «El hormiguero» hace unas semanas y parece que sin guión no es el mismo que he ido leyendo por ahí. Pero añadamos a «OT» y «GH», «Supermodelo» otro concurso de telerrealidad que tampoco hacía falta ver.
12. Amarrados al polígrafo. «En antena» y «A tu lado» parece que no hacen otra cosa que sacar a falsos famosos diciendo mentiras (como decía la canción, tralará). Me hubiera gustado ver el programa en el que el profesional del polígrafo salió del plató.

Hasta aquí el resumen de la tele del 2006. A ver si el año nuevo nos trae algo nuevo. De momento, nuevo Director General de RTVE. ¿Alguna petición más? Claro, cuando el año acaba también es momento de nuevos propósitos. ¿Cuál sería el mejor para la televisión?

Temas relacionados
[TV] Estudiar y analizar la televisión
[TV] Temporada alta
[TV] Mírame bien
[AD] Ranking de anunciantes

¿Más temas? Sigue atent@ y, si quieres, lo leerás aquí.

[TV] Un televisor limpio

Que yo sepa, de momento no hay televisores ecológicos que no contaminen (la imaginación, se entiende) ni tampoco yogures tipo bio que mejoren la vida interior de los televisores. El limpio del título de este post hace referencia a telebasura, así que tampoco esperes encontrar aquí trucos para limpiar la pantalla del televisor.

Escribir sobre el interior de un televisor me ha recordado una viñeta del Dominical de El Periódico del pasado 1 de octubre. Quino dedicaba su Punto de vista a la una ama de casa que se pasa todo el día limpiando su televisor. Cuando el marido se despide de ella con una sonrisa para ir a trabajar, ella empieza a limpiar el televisor. Lo hace tan a conciencia que acaba desmontándolo y cuando llega el marido por la noche encuentra triste todas las piezas esparcidas por el suelo.

Se me ocurren varias lecturas posibles:
* La obsesión por la limpieza de la mujer.
* Transferencia del contenido basura de la televisión al interior del televisor (sobretodo por lo común que es decir ‘la tele’ cuando se trata del electrodoméstico).
* Desconsuelo por no poder ver la tele al regreso del trabajo.

Una opción es mezclarlas todas: esa noche la mujer se quedará limpiando pero el hombre no podrá ver nada de telebasura antes de irse a dormir.

Las tres opciones (igual hay más) deberían cambiarse pero la que afecta a más personas, no es tan fácil como encontrar un hobby que ocupe mejor nuestro tiempo. Aunque una (quizá minúscula) manera de provocar el cambio del contenido de la televisión, es precisamente buscar una alternativa (llámale vida social, libro, Internet…).

Un pequeño apunte final. En La Contra de La Vanguardia del pasado 8 de noviembre, Tim Harford citaba la investigación de Ray Fisman y Edward Miguel. En resumen establece una relación entre la corrupción de un país y las multas de tráfico que dejaban sin pagar sus diplomáticos; su prueba demostró que en cuanto les hicieron pagar las multas, dejaron de cometer infracciones. Al leerla automáticamente pensé: ¿se puede «corregir» la telebasura? Si se dejase de emitir telebasura, ¿seguiríamos viendo la televisión?

Si la respuesta es tan clara, ¿por qué no dejan de ensuciar nuestros televisores?

Temas relacionados (otras viñetas)
[TV] Televisor con escoba y recogedor
[TV] Series, para no dormir
[TV] Humor de verano

¿Más temas? Sigue atent@ y, si quieres, lo leerás aquí.

Para ser legal, te aviso de que utilizo cookies en esta web:    leer detalles y configurar preferencias
Privacidad