Media News S05 A22

Cine
Sigo con el tema de la semana pasada con nuevos efectos o más bien trucos de los inicios del cine, cuando se usaba (sin abusar como se hace en algunas pelis actuales) el ingenio para contar historias que sorprendían a espectadores poco acostumbrados a ver determinadas situaciones en pantalla grande. Antes de que avance más el año (y este post), déjame que te proponga un paseo por los mejores pósteres de películas del 2021. Y ya puestos, aprovecho también para reivindicar el teaser, tanto póster como tráiler, como esa imagen que no necesita efectos para hacerte desear ver una película.

Publicidad
Dos campañas muy diferentes, pero relacionadas por el concepto de «tiempo». 1/ Nike ha publicado un vídeo para felicitar a su patrocinado. Se podía tener lista la gran inversión, pero es una pieza sencilla, basada en sonido, y no un gran montaje que les podría haber llevado más preparación. 2/ Línea Directa cambia de prescriptor, otra cosa que se podía prever y hacer con tiempo, cosa que ha hecho la nueva agencia. Va a ser todo un despliegue (léase un par de meses de anuncios) para encontrar a quién le va a substituir. Lo que antes se hacía internamente, ahora es público, aunque todavía no sé si es de suficiente interés.

Televisión
Paso de la polémica de la última semana porque a mí me interesa el espectáculo en directo de Eurovisión, no lo que ocurra antes. Así que voy directa a un titular que me ha llevado a un universo paralelo: ¿los famosos son la solución para conseguir audiencia en programas con personas anónimas? Será que hay demasiado anónimo queriendo ser famoso y cada vez menos famosos. No se puede negar, lo dicen los datos: cuando aparecen (en lo suyo mejor que en formatos polémicos) se consiguen resultados. Y cuando se suman varios, el éxito está asegurado. Al menos, en teoría.

Internet
No hay manera, no consigo que Twitter me recomiende listas interesantes. Eso sí, debe hacerlo con las mías porque siguen creciendo sin que haga yo nada por promocionarlas. Pero, aunque no encuentre ninguna que merezca la pena seguir, sí me entretiene conocerlas por los nombres que los usuarios les ponen. ¿Quizá se les haya olvidado que son públicas? Claro que más divertido es ver cómo algunas tienen personas en común, pero con nombres de listas totalmente dispares. Supongo que esa es la gracia de algo tan personal como a quién seguir, menos para quien usa herramientas para replicarlas.

Media News S47 A21

Publicidad
Siguen llegando los anuncios navideños: es turno de Ruavieja, una marca que se abrió hueco en estas fechas hace tan solo un par de años con aquello de «hemos de vernos más»… y que ahora se lo carga diciendo que «hemos de vernos mejor». Cambia una palabra, pero el mensaje es el mismo: «hemos de vernos». Además, han hecho una encuesta para tener datos de que a la gente le gusta verse en persona, no por redes, y que la sobremesa es el momento favorito para pasar un buen rato y «verse» durante más de una hora con los amigos. Toma nota porque es época de comidas y cenas, sobre todo porque no se hicieron el año pasado… aunque quizá este tampoco.

Televisión
La semana pasada fue el día de la televisión, aunque diría que solo se acordaron los propios canales. Para celebrarlo, algunos datos del estudio «Taxonomía de las series de televisión españolas en la era digital (2000-2020)» de Javier Mateos-Pérez y Rebeca Sirera-Blanco en El Profesional de la Información: 545 series y miniseries se emitieron en esas dos décadas en nuestras cadenas, casi 50 en el último año; el género favorito parece ser el drama; y la media de edad es 1,89 temporadas, el 65% acaba en la primera. También parece un buen momento para recordar cuánto puede aportar Netflix a la distribución: la miniatura del programa se ve menos de 2 segundos antes de elegir qué ver.

Cine
Si has visto «Cantando bajo la lluvia» (si no, deja de leer este post, búscala ¡y mírala ya!), seguro que recuerdas la escena en la que los actores asisten al pase de prueba con público. Antes también había pases de prensa en los que los actores se quedaban a ver unos minutos de su peli antes de salir por la puerta de atrás. Claro que también están los que prefieren no verla o, al menos, no más de una vez. Y seguro que otros viven del recuerdo y se las ponen una y otra vez, como en «El crepúsculo de los dioses» (se te acumulan los visionados si aún no la has visto). Los fans también revisitamos DVD, pero por otros motivos.

Internet
Hace unas semanas que me propuse revisar mis listas en Twitter. Para mí, son la única forma de seguir viéndole utilidad porque evitan que me pierda entre todo lo que se publica en esta red social (tanto que echo de menos algo parecido en el resto, especialmente en Instagram). Haciendo limpieza me he dado cuenta de que muchos más usuarios de los que esperaba ya no están activos (¡algunos desde hace más de 5 años!) y ni me había dado cuenta. ¿Por qué? Muy sencillo: siempre veo a los mismos, a los que publican varias veces al día, y del resto me olvido porque caen en mi timeline como si no existiesen aunque, unas pocas veces, su calidad de contenidos es mayor.

Media News S28 A21

Cine
Hubo un tiempo en que las películas se filmaban en exteriores y eso les daba más caché que a las series porque en estas todo era grabado en estudio. Pero ya no. Las series de categoría tienen mejor presupuesto que algunas pelis indies y los escenarios de los blockbusters tienen más de digitales que de int/ext. Así se entiende que quieran derribar lugares de filmación como el de Colmenar Viejo, no son reclamo turístico y acaban deteriorados. Esto no pasa cuando se crea digitalmente una ciudad porque no hay nada que visitar, aunque se puedan crear fondos para videollamadas.

Internet
¿Qué hace falta para crear un bot que avise a un político que deje de mirar a su móvil, añadiendo además un vídeo como prueba de que no estaba prestando atención? Poca cosa, la verdad, técnicamente es muy sencillo (lo explican en Microsiervos). Lo complicado es atreverse a hacerlo y algunos canales de televisión lo hacen cuando les apetece sacar los colores a alguien, no tanto en informativos como en programas de humor. Pero en Internet puede hacerse automáticamente, sin fijarse en partidos. Ahora que hay tantas clases online, veo un potencial para centros y profes.

Publicidad
Siempre es un placer escuchar a Toni Segarra, quizá porque habla como Lluís Bassat, con la calma que da la experiencia. La oportunidad esta vez la da UNIQ (nada que ver con Uniqlo) y contiene perlitas como que su trabajo «consiste en hacer parecer únicas a marcas que se parecen mucho a las demás», que «las marcas tienen que intentar encontrar qué tienen de interesante» o que «las marcas fragmentan tanto su mensaje y a tal velocidad que se acaba diluyendo o rompiendo y si se rompe el mensaje que acaba rompiendo la propia marca».

Televisión
Me quedo con esa frase de Segarra y la aplico a los documentales (de La2, Historia, Discovery o de cualquier canal): han de tener algo diferente para verlos. La fecha es clave porque escuchar «por primera vez» o «las últimas investigaciones» en uno de principios de siglo suena del anterior. La tecnología también influye con frases del tipo «una técnica nunca antes aplicada» o «gráficos totalmente nuevos». Así durante todo el capítulo, aunque llega el final y no han/has descubierto nada. Entonces es cuando me pregunto cómo han conseguido financiación para hacerlo.

Media News S39 A20

Televisión
Formatos nuevos y antiguas realidades. Los primeros definen lo que el domingo pudimos ver en la gala de los Emmys. Decenas de pantallas conectadas en directo nos permitieron ver la reacción de todos (ganadores, perdedores y hasta los familiares de ambos), con presentadores importantes (que no famosos), con cajas que se abren en remoto para entregar el premio y otros que se dan enfundados en trajes de contención decorados como smokings (bravo por Kia). Lo de las antiguas realidades tiene que ver las campanadas: ¿cómo podrían hacerse considerando las restricciones que seguramente habrá? La propuesta del que quizá es el mayor experto en ellas es interesante, pero diría que imposible.

Cine
También sesión doble en este apartado, de novedades y antiguallas. Primero porque parece que «Mulan» ha tenido buenos resultados, aunque haya sido en digital en lugar de en pantalla grande. Es una noticia que abre muchas posibilidades a todos y conlleva un cambio de enfoque para los implicados, incluyendo las salas de cine. La polémica está servida: ¿seguirán siendo necesarias si evitándolas (por el bien común) han conseguido (al menos una parte de) lo que querían recaudar? Lo cual me lleva a lo de las antiguallas: un hilo en Twitter recopila qué hay ahora donde antes había un cine en Barcelona (en los comentarios se ha extendido a otras ciudades). Son algo del pasado, pero los hay que siguen muy vivos.

Publicidad
Van tres anuncios en los que el tamaño importa. 1/ No es la primera que vez que se aprovechan actualizaciones sociales para convertirlas en publicidad exterior, pero siempre resulta curioso. En este caso, tuits equivalentes a un par de pisos de altura. 2/ Los pequeños arreglos son los que mantienen confortable un hogar. Lo malo es que pueden representar grandes retos para algunas personas, sobre todo las no expertas. Frente a ellos nos vemos pequeños, cuando no deberíamos. 3/ Una buena combinación de grande y pequeño puede verse en la propuesta de IKEA: almohadas que son pastillas o crema del tamaño de un edredón. Todo para que durmamos bien y nos levantemos como nuevos.

Internet
Las búsquedas en el mundillo online tienen días buenos y días malos. Los primeros son cuando te das cuenta que hay más gente como tú, buscando soluciones a los mismos problemas y compartiendo cómo lo han superado. Los segundos son cuando todo parece cortado por el mismo patrón, todo son quejas y la frente se va arrugando más y más a cada página que visitas. Se puede recurrir a Google, allí se supone que está todo, aunque también es más sencillo encontrar un hilo en Twitter o un vídeo en YouTube que lo solucione. Lo difícil es encontrar stories y eso que hay muchas potencialmente interesantes, ni guardándolas como destacadas se pueden encontrar. Todo en Instagram parece tener fecha de caducidad, será por eso que a Google no le gusta.

Media News S29 A20

Televisión
No te pagan por pasar la tarde hablando frente a un café, pero sí lo hacen si sales por la tele. Suena bien cobrar en unas horas lo mismo que un mileurista al mes, pero en realidad es mucho más porque, una vez entras en su espiral, no puedes salir… aunque no parece que quieran hacerlo, más bien al contrario. Programa tras programa, el canal les saca rendimiento convirtiéndolos en «noticia». Es fácil y rentable, al menos para ellos. Se me ocurre compararlos con esa frasecilla de «no pagamos, pero te damos visibilidad». Quizá los tertulianos puedan ganar reputación, pero difícilmente les servirá para salir de su canal y explorar nuevas oportunidades.

Publicidad
En verano es inevitable hablar de Estrella Damm. Este año ha estrenado un Acto III titulado «Compromiso», más danzarín que los de 2019, pero con el mismo espíritu. Tira la pelota en nuestro tejado para que nos unamos y hagamos algo juntos, aunque es de esperar que haya un IV que lo redondee ya que el año pasado nos presentaron el I y el II. Por un lado, tiene sentido porque seguramente lo tenían ya pensado; por el otro, me sorprende que no hayan hecho como otras marcas y buscado la forma de volver a la normalidad. Supongo que será porque sus fiestas cerveceras son ya de otra época y no encajan en lo que recomiendan las autoridades sanitarias. Además, ¿hay algo más normal que tratar 2020 como el que sigue a 2019?

Cine
El verano propicia la aparición de salas de cine diferentes. Se supone que sentados en una manta/hamaca al fresco de la noche se está mejor que en la habitual butaca con aire acondicionado, supongo que por eso lo organizan cada año. El motivo de París es inaugurar la temporada veraniega: algunos afortunados podrán ver la peli en una barquita en el Sena, el resto en las tumbonas más tradicionales. No hay duda de que se respetará la distancia física, aunque me imagino que el vaivén puede llegar a ser algo incómodo. Por cierto, si hace poco me alegraba de una apertura, hoy ocurre todo lo contrario: los Méliès cierran.

Internet
Ayer me llevé la sorpresa de que Twitter me prohibiese el acceso a mi cuenta, decía, por tener dudas de si soy un bot o no. No hay más que comparar mi cuenta con las de algunos definidos como bots para tener claro que no lo soy. Entonces, ¿en qué se debió fijar? Por un lado, he hecho todo lo posible para evitar los tuits automáticos. Pero, por el otro, reconozco que muchos de mis tuits están programados o son retuits. ¿Quizá no le gusta eso? Viendo la de cuentas que son claramente denunciables, me sorprende que me haya tocado el algoritmo automático (me niego a creer que alguien haya reportado mi cuenta). Está claro que le queda mucho por aprender.

Para ser legal, te aviso de que utilizo cookies en esta web:    leer detalles y configurar preferencias
Privacidad