Media News S08 A19

Publicidad
Te lo voy a contar tal y como lo he vivido y me gustaría saber qué piensas tú. Haciendo zapping, me encontré ayer con el spot de Nescafé Gold. En realidad, al principio no sabía de quién era pero sí tenía claro a quién me recordaba: para Navidad Ikea y otros se esforzaron en que volviésemos a conectar con los que teníamos cerca/lejos. Ver la apuesta por “los momentos que importan” me parecía demasiado igual. ¿Sería una continuación de alguno de ellos? No, era café. Pero al buscar el vídeo para ponerlo en este post me encuentro con que, ¡sorpresa!, la campaña original es de noviembre de 2017, es decir, de la Navidad del año anterior. La versión traducida para España tiene solo un par de semanas así que es inevitable que me pregunte: ¿por qué no antes? ¿Por qué ahora?

Internet
Llevo varios días intentando poner orden a mis listas de Twitter. Debido al experimento que hice con ellas, algunas han acabado siendo un almacén con demasiada gente que va a su ritmo. Revisando me doy cuenta de que hay bastantes cuentas que están inactivas y otras muchas que han pasado de ser profesionales a personales. Y no hace ni 1 año que hice el post. ¿Tanto cambia nuestra vida en 10 meses como para pasar de tener un perfil interesante a perder toda la utilidad para mí? A veces se me olvida que las redes sociales las actualizan personas, gente normal y corriente que, como en la vida misma, cambia de idea como de camisa.

Cine
Para hacer una película ya no hace falta mover a toda la industria a un lugar con mejor luz natural, eso fue en los inicios del cine. Hoy los ordenadores hacen el trabajo de poner la localización como el director quiera, sin importar si existe o no. Cada película necesita un tipo de escenario así que es normal que algunas solo se hagan en lugares reales (tal cual están), otras sea todo inventado (para eso está la ciencia ficción) y también haya quien lo mezcla en diferentes grados (reconstrucciones históricas, por ejemplo). Pienso en ello tras, por un lado, leer sobre una cuenta de Instagram que compara localizaciones de películas con sus versiones reales y, por el otro, ver un vídeo de los efectos de “Avengers: Infinity war”.

Televisión
Cuando leí sobre la campaña para “Vota Juan” me pareció divertida. Después la serie no me convenció tanto como hubiese querido, pero no puedo negar que si la vi fue porque me despertó el interés (aunque hubiese sido mejor ver los carteles propagandísticos por Barcelona). Ahora he descubierto que el candidato tiene cuenta en Twitter y está la mar de suelto aprovechando la actualidad para hacer campaña electoral. Me han vuelto a entrar ganas de ver la serie, tampoco lo puedo negar. Y eso que el personaje está a nivel de “Vergüenza“, es decir, tengo que mentalizarme de lo que voy a ver porque si no apago y me voy. Será que a mí el humor tipo Torrente no me acaba de convencer pero este tipo de ¿publicidad? sí.

[Contenidos] Cómo identificar tu contenido insignia (content stamp)

En “Content Mavericks“, Andrew Pickering y Peter Gartland definen content stamp como lo que hace único a un contenido, es decir, asignarle una USP (propuesta única de venta) para hacer que destaque por encima del de la competencia. Es una buena propuesta para identificar nuestra diferencia porque se trata de hacer que una pieza sea fácilmente reconocible como propia. Una traducción posible sería contenido insignia ya que está llamado a convertirse en representativo y distintivo de la marca.

Para identificar tu contenido insignia has de tener claras una serie de preguntas relacionadas con tu marca y con tu audiencia.

Content stamp

Adaptación de la tabla propuesta por Andrew y Pete en su libro “Content Mavericks”.

Voy a ir haciendo repaso a la metodología que se explica en el libro, en traducción libre y con algún apunte personal.

Tu marca

Empezar por lo que se sabe de uno mismo es la mejor manera de arrancar un proyecto de contenidos. Aunque algunos clientes no lo tienen tan claro como deberían, suele ser la parte sencilla. Esta columna está compuesta por 5 apartados.

Identifica tus valores

Haz una lista con las palabras que te definen. Escribe 20 o 30 si hace falta. Pregúntate:

  • ¿Cómo quieres que te describan cuando no estás presente?
  • ¿En qué dicen que eres bueno?
  • ¿Qué te hace diferente de tus competidores?
  • ¿Qué cualidades te hacen sentir más orgulloso?
  • ¿Qué es lo que más te gusta hacer?

Después de eliminar las palabras que pueden ser más típicas y tópicas, agrúpalas en 3 que sean similares y elige una palabra o expresión que sirva para describir a todo el grupo. Enhorabuena: ya has identificado tus valores.

Describe tu misión

Andrew y Pete definen como contenido principal aquel que hace que las personas sean más felices o inteligentes (personal o profesionalmente). No es comercial, está enfocado a hacer atraer a tu audiencia con contenido entretenimiento o educacional (de ahí lo de felices o inteligentes). Es contenido pensado para ser compartido y conseguir tráfico, no tiene barreras de acceso. Se desarrolla pensando en los problemas de la audiencia y por eso corresponde con la misión del contenido y de la empresa en general:

“Voy a crear contenido para [mi audiencia], para que puedan [cómo les ayuda mi contenido], porque [misión corporativa]”.

Por el contrario, el contenido secundario sí está pensado para la conversión así que puedes hablar de ti sin problemas de conciencia y ponerle barreras de acceso para conseguir leads o aumentar tu base de clientes potenciales.

Conoce a tu audiencia

Lo llaman avatar pero es una representación del cliente ideal así que es tu buyer persona. Como ya sabes, se empieza por el perfil demográfico pero lo más interesante es conocer los problemas que podemos ayudarle a resolver.

Ten un archienemigo

Si conoces un poco a Sheldon Cooper, sabrás que tiene una lista de archienemigos. En el caso de las empresas, no se trata de malos clientes o la competencia. Es una representación de lo que no quieres ser: acciones que no quieres realizar y comportamientos en los que no deberías caer.

Si los valores reflejan a lo que aspiras, el archienemigo es lo que tienes que evitar. Sería como los valores negativos, aunque pueden estar escritos en palabra neutrales.

Pon tu voz por escrito

La propuesta de “Content Mavericks” para definir tu voz es similar a la que te propuse siguiendo la Yahoo! Style Guide, una tabla con las siguientes columnas:

  • Características: elige según tus valores
  • Cómo transmitirlas: explica qué mensajes encajan
  • Qué evitar: apunta lo que no deberías hacer

Además, sugieren la posibilidad de crear un pequeño diccionario terminológico con aquellas palabras que nos hayamos inventado a modo de jerga corporativa. Arriesgado, pero interesante para definir la personalidad.

Sus aspiraciones

En esta columna de la tabla para descubrir tu contenido insignia has de pensar en tu audiencia. Empieza por contestar con frases a: ¿qué consigue hacer tu audiencia después de utilizar tu producto o servicio? ¿A qué aspiran tus clientes? ¿Qué quieren lograr de su relación contigo?

Estamos hablando de contenidos, así que no te quedes solo con tu negocio, añade también: ¿por qué a tu audiencia debería interesarle lo que cuentas?

Si tu sector es pobre en contenidos (lo que se suele considerar aburrido), conviene fijarse en qué dices. Si estás en uno donde hay exceso de contenidos, entonces céntrate en cómo lo dices.

Los canales

Cómo haces llegar los contenidos a tu audiencia es lo que debes apuntar en esta columna, tanto formatos (vídeos, infografías, artículos…) como canales (redes sociales, newsletter…). Sí, quizá la parte más fácil de todo este ejercicio pero no por ello dejes de reflexionar tu elección.

Dales motivos para compartir

Está claro que conseguir que los usuarios amplifiquen el alcance de un contenido es la manera más rápida de mejorar las estadísticas pero no sirve cualquier cosa. ¿Por qué tu audiencia querría compartir tu contenido? Para contestar, la fórmula de Andrew y Pete sigue el acrónico BEACH y tiene algún elemento común al STEPPS que propuso Jonah Berger para que algo fuese contagioso.

Fans (Brand Advocacy)

“Si quieres más compartidos, crea más fans“. Para lograrlo, sugieren que seas más proactivo para buscar esos defensores de la marca, te asegures de ser de confianza para que compartan sabiendo qué pueden esperar, te ciñas a tu misión y dejes que las personas sientan algo por tu marca.

Emoción

“Si puedes tocar emocionalmente a alguien, puedes moverlo a la acción”. Por emoción entienden amor, alegría, curiosidad, nostalgia, miedo, envidia, sorpresa, enfado… y cuanto más extremas, más moverán a la gente.

Apariencias

“Si quieres que alguien comparta tu contenido, ayúdale a quedar bien compartiéndolo“. Esto no es más que la apariencia, la imagen que los contactos de tu fan tendrán al ver que ha compartido tu contenido. Puede ser que se lleven la sensación de que les proporciona utilidad, diversión, actualidad, inteligencia…

Causas

“Si quieres más compartidos, alinea tu marca con una causa que sea real y relevante para ti y tu audiencia”. Ha de estar relacionado con tu misión, no con una ONG. Lo llaman cause-based content marketing y tiene que ver con aquello que preocupa y apasiona a tu audiencia. Yo lo diría que es inspirar, pero ya sabes que tengo debilidad por esa palabra.

Valor (High Value)

“Cuantos más compartidos quieras, mayor valor tendrá que ofrecer tu contenido”. Así que ha de ser de calidad, no cualquier cosa para salir del paso. Cuando creas que has terminado, vuelve a preguntarte cuánto más valor puedes añadir para mejorar la pieza que has hecho.

El acrónico BEACH te ayudará a crear contenido pensado para ser compartido fácilmente. Clic para tuitear

Identifica tu contenido insignia

Ahora que tienes claras las diferentes opciones, ves eligiendo una respuesta de cada columna para identificar así una lista de posibles contenidos insignia. Mezcla tus respuestas sin miedo porque no hay ninguna correcta, se trata de apuntar todas las ideas que tengas. Dedica tiempo a cada elemento de cada columna, utiliza toda tu imaginación para no poner (únicamente) lo primero que se te ocurra.

Para elegir el mejor contenido insignia, recuerda que lo importante es lo que quiere el usuario, no lo que sea más cómodo para ti. Así que puedes ordenar la lista y priorizarla según las reacciones que creas que vas a conseguir.

El siguiente paso ya es ponerte manos a la obra con la primera opción y crear las piezas de contenido que sean. Añádelo a tu calendario editorial para hacerle la promoción adecuada y no olvidarte de nada.

Después, mide el engagement, el crecimiento de la audiencia, la conversión… para saber cuál es el contenido insignia que debe representar tu marca haciéndola distintiva y emblemática.

Ideas para definir el contenido que te identifica y te hace único. Clic para tuitear

Media News S07 A19

Publicidad
Las comparaciones son odiosas pero inevitables. Así que me da por comparar los 6 segundos de Royal Bliss con los 7 mundos de Hennessy X.0. Sé que hago mal, que no debería, pero allá voy porque en el fondo se parecen tanto como se diferencian. Ambos explican el equivalente a notas de cata para sus respectivos productos, es decir, intentan transmitir sensaciones gustativas con imágenes. Ambos utilizan recursos como la cámara lenta para condensar emociones. Uno son sorbos, otro gotas. Uno podría emitirse en el intermedio de la Super Bowl, el otro lo hará en los Oscars. Son diferentes, sí. Pero tienen el mismo punto de partida y por eso me apetecía compararlos.

Cine
Hay quien ve una película y a los pocos minutos se olvida de ella. Hay muchas de este tipo, digamos, de las que no te cambian la vida. Pero también hay fans que, aunque no sean pelis trascendentales, le dan vueltas durante el tiempo suficiente como para encontrar una teoría que les explique aquello que no les deja dormir. Así se entiende que, cuatro décadas después, a alguien se le haya ocurrido algo sobre “Grease”. Supongo que la has visto así que sabes perfectamente que la escena final no es precisamente creíble. Pero, ¿y qué? Tampoco lo son las escenas musicales y a nadie le importa. Eso sí, la próxima vez que la vea estaré atenta a las señales que confirmen o no la teoría.

Televisión
En las redes sociales ocurren cosas curiosas relacionadas con la tele. Por un lado, me llegan vídeos de actuaciones en programas de fuera de España pero ninguno de aquí. Así que acabo viendo unos cuantos pases a la final de los típicos talents musicales. Pero cuando alguna vez paso por el canal que emite sus versiones españolas no aguanto mucho o más bien nada. Por el otro lado, sí me llegan algunos TT de programas nacionales que aprovechan para hacer ¿comentarios? sobre las actuaciones. Pongo los interrogantes porque me parece excesivo llamar así a los corazoncitos o quejas que pululan por las redes. Al final, casi prefiero ver los vídeos porque al menos son buenas actuaciones y queda mejor sabor de boca.

Internet
Saturación sería una buena palabra para describir lo que me voy encontrando últimamente para recordarme qué fiesta se celebra mañana: ¡está por todas partes! Todo es amor y corazones rojos para convencerme de qué regalar, dónde comer o qué ponerme para que San Valentín sea un día para recordar. Lo entiendo, es un día para rentabilizar. Pero ya me parece acoso porque no solo son contenidos de marcas que sigo, también anuncios de las que ¿deberían interesarme? Así que me pregunto por el presupuesto gastado estos días y por si no podría repartirse un poquito más para no ser tan pesaditos con el tema. Hoy, sin ir más lejos, se celebra el Día de la Radio. ¿Poco comercial? Bueno, ¡para eso está la imaginación!

[Contenidos] El orden en la redacción: títulos, párrafos y enlaces

El orden es subjetivo: para algunos hay orden en el caos, para otros solo hay desorden. No todos pueden ver ciertos patrones en algo aparentemente aleatorio y, quienes los crean, se sienten orgullos de haberles influído sin que se diesen cuenta. Por eso voy a contarte cómo ordenar ideas y palabras para que tus textos cumplan mejor con lo que tú quieres conseguir. Sabiendo que cada cual tiene su propio estilo, adapta mis propuestas a tu manera de escribir.

Estructura del texto: ordenando párrafos

En la lista de preguntas para redactar un post, hay un apartado para lo que llamo esbozo. Si te lo saltas, puedes poner todo lo que se te ocurre sobre un tema y es una opción interesante como ejercicio de escritura libre, pero muy mala si después no lo ordenas porque obligas al lector a que invierta tiempo en entender cómo se lo cuentas en lugar de reaccionar a qué le cuentas.

Claro que se tarda un poco en ordenar las ideas sobre las que se quiere escribir pero si se parte de una buena estructura será fácil después seguirla y terminar bien el texto. No es tiempo perdido, más bien al contrario. Así que, incluso cuando sea un artículo breve, merece la pena hacer un esbozo de lo que se quiere contar.

Hay dos maneras de estructurar un post según el orden que se sigue para exponer las ideas:

  • Natural: lógico, jerárquico incluso, fácil de entender por cualquiera. Típico para cronologías y procesos, es decir, para informar y educar sin esfuerzo. Un ejemplo sería un artículo académico que sigue la estructura clásica, empezando por la introducción.
  • Artificial: no es difícil de seguir, pero sí que supone una predisposición a la lectura. Es útil para persuadir porque pone énfasis en la idea que explica primero. Un ejemplo sería una noticia que utiliza el primer párrafo para contar todo lo que debes saber sobre ella.

Para ordenar las ideas, puedes utilizar una lista o un mapa mental: recuerda seguir la norma de 1 párrafo = 1 idea así que pon en el centro el tema o título y ves añadiendo hilos para las ideas principales y secundarias que las apoyen. Después, elige el orden que te vaya mejor para explicar tu historia.

¿Cómo escribes tus posts: siguiendo el orden natural de exposición o uno artificial para destacar algo? Clic para tuitear

Orden de las palabras: títulos y enlaces

Ahora que más o menos tienes claro qué has de contar, ya puedes ponerte a escribir. También ahora el orden es importante pero, en lugar de afectar a la escructura global del post, tiene que ver con la construcción de las frases.

Las recomendaciones suelen ser las mismas siempre: sin subordinadas y en voz activa o, en otras palabras, cortas y directas. Mejor un par de frases breves que una de varias líneas, mejor pocas palabras pero bien escogidas que muchas que diluyan la idea principal. Además, no todas las frases tienen que ser del mismo tamaño ni seguir el mismo orden.

Aplicando esto a los títulos y a los enlaces, queda claro que se pueden disponer las palabras de diferente manera según lo que se quiera conseguir:

  • Títulos: lo más importante a la izquierda porque es lo primero que se lee, además de que dicen que a Google ese orden también le gusta. Ocurre lo mismo al escribir asuntos de email. Es una manera de destacar las palabras más relevantes.
  • Enlaces: el problema de ponerlos al empezar la frase (el equivalente a lo más a la izquierda posible) es que muchas veces falta el contexto necesario para entender qué se conseguirá haciendo click así que mi recomendación es ponerlos al final.

Cada frase debe tratarse de forma independiente, buscando siempre la mejor manera de transmitir el mensaje y lograr el objetivo. No hace falta que todas estén cortadas por el mismo patrón, aunque sí suele seguirse un estilo común que a la larga forma parte de nuestra voz porque, al fin y al cabo, solemos escribir como hablamos.

Presta atención al orden con el que escribes las frases más importantes de tus textos. #copywriting Clic para tuitear

Ordenando contenidos

Los contenidos necesitan orden. El redactor lo pone en el texto como acabamos de ver y también al identificar los elementos del copywriting. Pero hay otros tipos de orden relacionados, como el de un árbol de contenidos para una web, la jerarquía de las categorías/etiquetas de un blog o la estructura de una landing page. Además, el orden también tiene que ver con la jerarquía visual y ahí el diseño también hace su contribución a la causa común: que el usuario lea un contenido (para después reaccionar a él).

Media News S06 A19

Internet
Leyendo mi Feedly me he encontrado con dos artículos que tenían casi la misma miniatura (esta vez las fuentes no son relevantes así que no las enlazo). Al verlos seguidos el uno detrás del otro he pensado que trataban el mismo tema, pero los títulos no se parecían y después de leer ambos puedo decir que no tenían nada que ver. No es lo habitual: cuando se habla de “la campaña de moda” o “la película de estreno del momento” no suele haber mucha diferencia en el enfoque. Por eso me ha apetecido dejarlo apuntado aquí, solo para recordar que la inspiración toca de forma diferente a cada escritor y que depende de su arte crear “más de lo mismo” o no. Lo bueno que tiene Internet es que nos permite elegir qué preferimos leer (al menos eso dice la teoría).

Televisión
Hay series que podemos ver casi de un día para otro, pero no todas. Las hay que llevan un par de meses de diferencia y por eso ahora, en plena campaña de San Valentín, he acabado viendo un capítulo navideño. En clases que hice de guión en la universidad no se hablaba de la estacionalidad, pero está claro que es un factor a tener en cuenta (igual que para generar cualquier otro tipo de contenido). De todas formas, sabiendo que la gente hace maratones de temporadas enteras y que series como “24” han demostrado que se puede manipular el tiempo a nuestro antojo, ¿a quién le importa en qué época del año están ambientadas?

Publicidad
Ya hace unos días que estamos rodeados de campañas para la Super Bowl. Lógico. Es un gran momento y seguro que se lleva un buen peñizco del presupuesto. Por eso me ha llamado la atención lo que ha hecho Google: continuar con lo que le funcionó bien hace unos meses para Navidad. Quizá haya sido el spot más fácil de hacer de todos los que se emitieron porque la mitad es lo que ya se vio en la campaña anterior. Pero sigue teniendo aliciente: ver a Joe Pesci orgulloso de Kevin es agradable para cualquier fan de “Solo en casa”. Si están pensando en aprovechar otra fecha especial para continuar con la historia y aceptan sugerencias, mi voto es para Tim Curry (no para Daniel Stern).

Cine
Aún colea la gala de los Goya del pasado fin de semana, pero me apetece más hablar de John Ford, incluso de Harry Potter. Del primero por el documental que ha emitido TCM que nos permite conocerle mejor a través de sus películas, como “La diligencia” que cumple 80 años. Hay muchos aprendizajes pero me ha llamado especialmente la atención ver un “intento” de entrevista que le hicieron. Pongo las comillas porque no se le puede llamar así a lo que contestó Ford, incluso parando él mismo cuando se cansó. Me da mucho respeto que no quisiera hablar de si mismo y que tengamos que aprender de él por su obra. Y el apunte de Harry Potter lo pone el acertado análisis de la evolución de la luz en la saga. Más interesante que hablar de los premiados en Sevilla, ¿no crees?