Media News S02 A21

Por ser el primer Media News del año (la semana pasada fue festivo y me lo salté), una mezcla personal de pronósticos y propósitos.

Televisión
Mi propósito para año nuevo es más bien cumplir con el propósito que llevo intentando cumplir desde hace tiempo: perder menos tiempo eligiendo qué ver en televisión porque cada vez me hace sentir más ridícula (y hasta vieja). Debería ser una forma de pasar menos horas delante de la pantalla o, mejor dicho, pasar más horas de calidad. Se supone que la intención es tardar en elegir porque tiene la recompensa de acabar encontrando algo más interesante, pero lo triste es que el agotamiento acaba pasando factura y se pone lo primero que se pilla. Así que el pronóstico no es muy favorable porque, encima, pronto llegarán más canales.

Cine
En 2019 pisé pocos cines, en 2020 ninguno: ¿qué pasará en 2021? Me atrevo a decir que el cómputo se mantendrá a cero. No hay fecha para ninguna de las películas que quería ver o, lo que es peor, se han ido retrasando lo que significa que no es fiable que se acaben estrenando cuando dicen. Así ha sido el 2020 y así está empezando el 2021, pocos cambios a corto-medio plazo. Mientras, mi DVDteca ha crecido un poquititín estas fiestas así que tengo algunas horas más de buen cine para ver desde el sofá (insisto en el párrafo anterior: encontrar película es sumamente difícil en las diferentes plataformas online). Recurrir a los DVD es la mejor forma de disfrutar rápidamente.

Internet
Todo parecía indicar que en este párrafo leerías algo así como que quiero pasar menos horas conectada, ¿no? Pues por un lado sí, pero por el otro no. Si trabajo conectada (no es lugar para hablar de cómo se presenta mi vida profesional), ¿podría querer trabajar menos? En todo caso, mejor pagada para descansar más. Así que dejémoslo en que quiero aprovechar mejor el tiempo que paso frente al ordenador para poder dedicarme con tranquilidad a los proyectos personales que he sacado últimamente (mi newsletter de pago, sin ir más lejos) y a los que tengo en mente. Está claro que el pronóstico es que mi Toggl seguirá sacando humo.

Publicidad
No te asustes, pero mi propósito para 2021 es ver más anuncios. Sí, como lo ves: quedarme viendo algún spot en lugar de hacer zapping para esquivarlos. Me he dado cuenta de que cada vez veo menos cortes publicitarios, lo que está directamente relacionado con que cada vez veo más tele a la carta o grabada que para el caso es lo mismo porque la veo cuando quiero. Suena raro, lo sé, pero es normal echar de menos algo que te gusta y, en el fondo, la publicidad me gusta. No toda, claro, pero para encontrar la buena hay que ver mucha mala antes porque sino no se desarrolla ningún criterio. Eso sí, el bloqueador de anuncios del navegador se queda en su sitio para seguir ahorrándome interrupciones en mi trabajo.

[Contenidos] Qué he aprendido preparando mi nueva newsletter de pago

Hará unos cuatro meses que mi newsletter cumplió 10 años. Entonces comenté algunas opciones que existen para monetizar los envíos, aunque advertí que no era mi intención rentabilizarla directamente y sigo pensándolo. Pero sí me apetece probar esta opción con contenidos diferentes a los que envío ahora y por eso los domingos serán los días de mi nueva newsletter de pago.

Llevo varios años (sí, años) con una idea en la cabeza y, después de muchas vueltas, creo que hacer un envío semanal es un formato que se ajusta a lo que quiero conseguir (te lo cuento al final del post). Por eso he leído, probado y aprendido mucho en este tiempo sobre monetización de boletines así que prepárate porque este va a ser un post largo lleno de enlaces sobre newsletters de pago.

¿Qué es una newsletter de pago?

La propuesta de Peter Yang muestra gráficamente que los creadores de contenidos pasan por varias etapas: de simplemente publicar a crecer y después monetizar. Es algo gradual, pero yo diría que inevitable también en cuanto al email se refiere.

Una newsletter puede financiarse con publicidad o patrocinios, aceptar donaciones, ganar algo con afiliados o cobrar a los suscriptores. Hay muchas más vías, pero estas son las más habituales para cumplir con el objetivo de rentabilizar la base de datos o de monetizar el esfuerzo que supone preparar y enviar los mensajes, además de compensar el gasto de las herramientas para hacerlo. Y solo la última, en negrita para que quede claro, es una newsletter de pago: los suscriptores dejan de ser personas con intereses comunes y se convierten en clientes, ni siquiera en patrocinadores. Los suscriptores de pago compran algo. ¿El qué? Ahí está la clave.

¿Qué enviar en una newsletter de pago?

Se puede enviar cualquier cosa por correo electrónico con la gran ventaja respecto a los blogs de poder segmentar los mensajes. En Newsletter Crew hacen una clasificación de tres grandes tipos de newsletters de pago:

  • Artículos privados: el valor de esta especie de blog por correo está en lo que se cuenta porque suele ser más personal de lo que se compartiría públicamente. La versión gratuita sería la típica newsletter con el último post del blog corporativo.
  • Resumen curado: el valor está en la capacidad de recopilar y filtrar información de un tema concreto, es decir, del criterio del curator para elegir lo más relevante y compartirlo dándole el contexto adecuado. Mi newsletter actual es un ejemplo gratuito de los muchos que hay.
  • Servicio por correo: el producto es el propio mensaje así que el valor está en recibir una newsletter que sea la solución a un problema. Es lo que espero conseguir con mi nueva newsletter de pago, enseguida te cuento más. Por cierto que esta opción podría considerarse Newsletter as a Service (NaaS), aunque ahora se asocie más a las herramientas o servicios premium de medios.

Hay otros tipos de newsletters (en el blog de Journal cuentan 10), pero coincido con que estas son las que aportan más valor y, por tanto, las que tiene más sentido pensar que es posible monetizar.

Jeff Goins propone 10 pasos para conseguir que te paguen como creador de contenidos, empezando por identificar el problema que se quiere solucionar e incluyendo ser diferente y conseguir superar las expectativas (otra forma de decir retener a los suscriptores).

El valor del contenido de pago

Entonces, ¿por qué alguien querría pagar por recibir una newsletter? Supongo que también te lo estarás preguntando para decidirte apuntarte a la mía porque yo lo hago con las que recibo y mi conclusión es que se trata de una cuestión de valor, en otras palabras: querer algo diferente. Y, considerando que las newsletters de pago empiezan como gratuitas o incluyen alguna versión sin coste, puntualizo: recibir algo diferente a lo que se puede conseguir gratis. Claro que habrá quien prefiera algo por la patilla aunque pierda calidad, pero no sería el público objetivo.

Así que lo primero en esta estrategia de conseguir suscriptores que estén dispuestos a pagar por recibir un correo electrónico cada cierto tiempo (luego hablamos de la frecuencia) es tener claro cómo combinar el contenido gratuito y el de pago.

Lo clásico es creer que la versión gratis tiene la mitad de contenido que la de pago, por poner un ejemplo. Pero según la experiencia de Josh Spector, la diferencia está en el tipo de información, no en el volumen. Si envías algo distinto, ambos han de ser de calidad y no tendrás que elegir qué envías a cada grupo para distinguirlos.

Otra propuesta en esta línea es la de Simon Owens para quien la diferencia se consigue con la personalización, es decir, en conocer las necesidades (sectores en su caso) de los suscriptores de pago para evitar enviar algo genérico que podrían conseguir gratis.

Las estrategias de otras newsletters de pago

En cualquier estrategia hay que hacer una mínima investigación para saber qué hay en el mercado, en este caso de las newsletters y concretamente en las de pago. Google no es la solución porque van a las bandejas de entrada, pero sí ayuda a encontrar directorios de newsletters como Vuzzon, Thanks For Subscribing, Letterlist y otros para hacer algo de benchmark y definir la propia estrategia. Aprovecho los datos de la muestra de Newsletter Spy:

  • Contenido: ¿cuánto es gratis y cuánto de pago? La media es del 43% gratis y 57% de pago, aunque hay extremos como 84% gratis o 67% de pago.
  • Frecuencia: ¿cada cuánto se envían? Hay diarias, cada par de días y semanales, no mensuales.
  • Precio: ¿cuánto cobran? Lo mínimo parece ser 5$, aunque yo suelo encontrarme 10$, y con descuentos por suscripciones anuales.

En base a eso, ya puedes organizar tu propia estrategia. En ConvertKit sugieren seguir seis pasos y diría que el primero es el más importante: asegúrate de que una newsletter de pago es adecuada para tu proyecto. Como te decía al principio, hace varios años que yo quería lanzar algo, pero no encontraba el formato (incluso valoraré desarrollar una app). Ahora creo que un servicio de suscripción por correo es una buena idea (luego te cuento más).

También te recomiendo las preguntas que plantean desde NPR para encontrar la identidad de tu newsletter (sea de pago o no): las reflexiones de este tipo siempre ayudan a enfocar mejor por dónde ir. Además, como recuerda Owens: es un negocio. Así que hay que tratarlo como tal, es decir, dedicándole tiempo a encontrarle sentido para ti y tu audiencia y vigilando las métricas como la tasa de conversión y la de cancelación (churn rate).

Ejemplos de newsletters de pago

Buscando referencias cercanas, solo conozco una newsletter de pago en España: Gente Invencible, de Álvaro Sánchez. La encontré en Planeta M podcast y, al verdad, me hizo mucha ilusión. Si sabes de otras, avísame en los comentarios.

Hay algunas listas de newsletters de pago en otros países/idiomas, como las de este hilo, las de Newsletter Crew o las que comenta el propio Álvaro en su post. De momento, yo no he pagado por ninguna así que no puedo ponerte ejemplos que conozca de primera mano, más allá de sus versiones gratis.

¿Cómo enviar una newsletter de pago?

Insisto en que, antes de pensar en herramientas, hay que tener clara la estrategia porque influye en las funcionalidades que se necesitan. Te aseguro que llevo varios meses pensando en cómo hacer mi newsletter de pago. Mi idea ha mutado varias veces solo por tratar de adaptarla a cada nueva herramienta con la que me encontraba (¡y he probado varias!). Reconozco mi error porque solo he conseguido dar vueltas, desviarme de mi objetivo y retrasar el lanzamiento. Así que, como en cualquier estrategia, primero céntrate en lo que quieres y ya buscarás después el cómo o con qué lograrlo porque hay muchas posibilidades.

12 herramientas para enviar newsletters de pago

Para gestionar una newsletter de pago, hay que combinar varios elementos:

  • Una web o landing donde insertar el formulario para recoger los datos de los suscriptores (hay muchas herramientas nocode para hacerlo fácilmente).
  • La gestión de los pagos, es decir, añadir al formulario la posibilidad de entrar los datos de la tarjeta de crédito y también poder crear facturas o manejar cancelaciones y devoluciones (Stripe es casi el estándar de los pagos y se integra con cualquiera de las otras).
  • Un servicio para hacer los envíos a los suscriptores que han pagado (MailChimp, por ejemplo), lo que implica sincronizar los pagos con las altas y bajas de la lista (para esto sirve Zapier o cualquier otra similar).

Para cada uno hay una herramienta posible y alguna que lo hace todo porque también puedes añadir alguna funcionalidad extra, como por ejemplo acceso al contenido de una web, descarga de material adicional o foros para crear una comunidad.

Hay muchas herramientas para enviar una newsletter de pago así que las he organizado un poco según mi criterio:

  • Nativas: Substack y Revue son las herramientas más conocidas de las pensadas para que los creadores de newsletters puedan cobrar por enviarlas, pero también están Buttondown y Letterdrop. Diría que es la opción más sencilla y perfecta para probar y ver qué pasa (MVP).
  • Email por añadidura: Ghost y Squarespace apuestan por complementar sus servicios con newsletters de pago y hasta WordPress sirve si usas Newsletter Glue. Es una opción si ya los usas.
  • Venta de contenidos: Gumroad y ConvertKit permiten cobrar de forma recurrente a suscriptores y enviarles mensajes, aunque en realidad sean lugares o servicios para ofrecer productos digitales. Al estar pensados para gestionar pagos pueden resultar útiles.
  • Miembros: igual que algunos plugins de WordPress, Pico y Memberful (o Patreon que lo compró hace unos años) convierten una web en una zona solo para los que hayan pagado y también tienen opción de enviar emails sincronizándose con plataformas externas como MailChimp (por ejemplo). Es la vía para crear algo más que una newsletter de pago.

La lista no tendría fin porque hay muchas otras que quizá no son tan conocidas (aquí en España está arrancando Suscribia), pero que tienen el mismo objetivo: cobrar a cada suscriptor. En el blog de Yirla han hecho una comparativa que clarifica las diferencias considerando el tipo de creador de contenido y el propio Revue una con sus funcionalidades y las de su competencia.

Para los más curiosos, yo he usado MailChimp, Gumroad y Zapier.

Musa Leaks, mi nueva newsletter de pago

Todo esto es negro sobre blanco lo que he aprendido estos meses mientras preparaba lo que hoy ya puedo contarte es mi nueva newsletter de pago. Se llama Musa Leaks y es un servicio de ideas para tus contenidos.

¿Te faltan ideas para llenar tu plan de contenidos? Apúntate a Musa Leaks y recibe tres ideas para inspirarte a crear contenidos diferentes. Te llegarán a tu bandeja de entrada cada domingo a las 10h para que puedas añadirlos a la planificación de la siguiente semana y así tener siempre algo interesante que compartir con tu audiencia.

Lee los secretos que te revelará la musa y deja que llene tu cabeza de ideas para piezas fáciles de hacer realidad en tu blog y redes sociales. Ahorrarás tiempo, dejarás de estresarte por no saber qué publicar y verás cómo los contenidos de calidad consiguen resultados.

¿Quieres ver un ejemplo? En la newsletter que acabo de enviar tienes una pequeña muestra.

Musa Leaks es un servicio de ideas para inspirar tus contenidos.

[Contenidos] Notion: manual y plantillas para controlar tu estrategia de contenidos en un único lugar

Hay muchas herramientas (llevo casi 250 en mi directorio), pero Notion es la mejor que puedes probar este nuevo año (y es gratuita). Te vendrá muy bien para casi cualquier cosa porque combina elementos de texto con bases de datos y tiene un montón de ventajas al aplicar sus funcionalidades a la estrategia de contenidos.

Qué es Notion y por qué utilizarlo

Notion es un espacio de trabajo todo en uno en el que gestionar bases de datos, tableros y calendarios, pero también notas, tareas y recordatorios, tanto individualmente como en un equipo de forma colaborativa.

Es una herramienta para organizar todo tipo de información, como libros, apuntes, viajes, rutinas personales, CRM, procesos de trabajo… Por eso se suele decir que ayuda a mejorar la productividad.

Con Notion puedes centralizar en un único lugar tanto tu vida personal como la profesional. Te ayudará a conseguir tus retos y objetivos de una forma organizada y eficiente.

Para eso tendrás que dedicar un tiempo a estructurar todo lo que quieres hacer (o aprovechar alguna plantilla predefinida), pero, una vez lo tengas planificado, verás que es muy sencillo acostumbrarse a utilizarlo para cualquier cosa y en todo momento (tiene apps para ordenador y móvil, además de su versión web).

Por qué usar Notion para tus contenidos

Olvídate de tener que utilizar varias herramientas y recordar dónde has guardado algo: con Notion está todo en el mismo lugar. Esto resulta ser la mejor forma de sacar adelante y con éxito una estrategia de contenidos porque podrás:

  • Coordinar todas las tareas (propias y del equipo interno o externo) de forma fácil y rápida, con listas o calendarios.
  • Evitar errores, retrasos y ediciones innecesarias al detallar quién hace qué, cómo y cuándo y mostrarlo visualmente de diferentes formas.
  • Mejorar la eficiencia de los procesos, lo que contribuye a conseguir antes los objetivos y documentar los pasos que se han dado para ello.

Está todo en el mismo lugar

Puedes realizar casi todas las tareas de gestión del ciclo de vida del contenido: apuntar ideas, recopilar la documentación, asignar responsables de cada etapa, desarrollar los contenidos en maquetas, compartir documentos, comentar versiones, validar borradores, visualizar el plan y calendario

Lo único que Notion (aún) no puede hacer es publicar en canales externos como son las redes sociales, pero sí puedes utilizarlo para crear una web (o blog), recopilar la información para enviar tu newsletter (content curation) o crear el guión de tu podcast.

Con todo en el mismo lugar, es más fácil coordinar las tareas y evitar errores por duplicidad de documentos o versiones desactualizadas.

Es fácil y rápido planificar contenidos

Si utilizas WordPress, Notion te será más fácil de utilizar de lo que parece. Lo mismo que si conoces Excel, Word o Drive. Tómatelo como el nuevo espacio que te ahorrará tiempo en cuanto empieces a utilizarlo para planificar tus contenidos porque te resultará muy fácil y rápido entrar en Notion y mantener el plan actualizado. Ganarás en eficacia, ¡ya lo verás!

Planificar los contenidos es tan sencillo como rellenar un formulario con autocompletar gracias a los menús desplegables y checkboxes.

La primera impresión puede asustar a los que no están acostumbrados a empezar con una hoja en blanco, pero es precisamente su simplicidad la que hará despertar tu imaginación y querer probar nuevos usos. Pasados unos minutos comprenderás sus posibilidades y acabarás viendo muchas más al cabo de unos días, lo mismo le pasará a tu equipo en cuanto lo utilicen a diario para hacer el seguimiento de los proyectos.

Hay plantillas prediseñadas para empezar ya mismo

Una plantilla es una página que se puede duplicar y empezar a utilizar rápidamente porque ya tiene toda la estructura interna preparada para ser llenada al momento (algunas también incluyen datos de muestra como ejemplo).

Te evita tener que pensar en cuál es la mejor manera de organizar lo que quieres hacer, así que te ahorra tiempo porque te ayuda a conseguir resultados antes sin errores de configuración.

Beneficios individuales y para equipos

Hay pocas herramientas tan completas como Notion y que, además, sean gratuitas. Con su versión personal no hay (casi) límites de uso, aunque sí algunas restricciones que, en general, no te afectarán demasiado si utilizas la cuenta para gestionar tu vida privada y profesional (siempre puedes ampliarla a la personal pro que, por cierto, es gratuita para uso académico).

Además, si necesitas gestionar los contenidos de tu empresa, puedes utilizar la versión team o enterprise y asignar permisos para colaborar interna o externamente en alguna tarea de la estrategia de contenidos.

Así, el seguimiento es más sencillo porque todos tienen acceso a la información y cada persona actualiza las tareas en las que está trabajando de forma individual.

Tienes los detalles de qué incluye cada plan en la web de Notion.

Cómo utilizar Notion en tu estrategia de contenidos

manual notion estrategia contenidos

El uso principal es gestionar por completo el ciclo de vida del contenido, es decir, crear una base de datos para conocer el estado de todas las piezas.

Pero hay otras formas de aprovechar Notion en tu estrategia de contenidos, tanto sus funcionalidades de editor de textos como por sus bases de datos y las listas de tareas.

Crear y alojar tu web (Notion como CMS)

La API de Notion que permitiría conexiones e integraciones con herramientas externas aún no está disponible. Mientras, hay servicios como Super o Fruition que permiten usar Notion para alojar tu web, blog o revista y usarlo como CMS o extender sus funcionalidades para complementar sus opciones nativas. Tienes más en mi Manual en PDF.

Esbozar piezas de contenido (Notion para copywriting)

Las páginas de Notion están en blanco para que las puedas llenar con tus contenidos: solo has de escribir y añadir imágenes, igual que harías en Word. Se trata de un esbozo porque no podrás publicar la pieza directamente como harías en WordPress, pero sí compartirla para que otros la editen o dejen sus comentarios.

Puedes preparar la estructura jerárquica (titulares, destacados), indicar las llamadas a la acción y hasta contar palabras (el cálculo está al final de la configuración de la página, en el menú superior) de todo tipo de piezas: páginas web, landings, posts, newsletters, guiones de vídeos o podcasts, contenidos sociales…

Además, puedes crear plantillas para cada uno de los formatos que utilices de manera que no te dejes nada y siempre tengan la misma estructura.

Guardar enlaces (Notion para content curation)

Notion es un buen el lugar en el que clasificar y guardar los enlaces que te interesen y etiquetarlos, como harías con una herramienta de marcadores sociales, con el añadido de poder destacar frases relevantes.

Si utilizas su web clipper lo tendrás muy fácil para empezar porque te creará una base de datos automáticamente para conservarlos. Puedes partir de ella para personalizar y añadir los campos que necesites.

Ver el calendario editorial

Las piezas de contenido de la base de datos se pueden mostrar como calendario de manera que resulta muy sencillo visualizar qué toca publicar en cada canal.

Es la funcionalidad más fácil de vincular con la estrategia de contenidos, aunque también la vista de tablero sirve para conocer el estado en que se encuentra cada pieza y así valorar si se llegará a tiempo para publicarla.

Mis plantillas de Notion para tus contenidos

Notion proporciona muchas plantillas y hay muchas más en el mercado, algunas gratuitas y otras de pago. Cambiar de plantilla una vez has empezado a llenar sus bases de datos puede ser imposible según cómo estén configuradas: prueba varias hasta encontrar la que mejore responde a tus necesidades.

Si ya usas Notion, aún no te habías decidido a probarla o es la primera vez que oyes de su existencia, he preparado dos plantillas para que te sea muy fácil utilizar esta herramienta de productividad para gestionar tus contenidos.

Plantilla plan de contenidos y calendario editorial

plantilla notion plan de contenidos calendario editorial

He preparado una plantilla muy fácil de usar, compatible con la versión gratuita de Notion: solo tienes que duplicarla y empezar a utilizarla utilizando los menús desplegables para rellenar la información de las piezas de tu estrategia para visualizar tu plan de contenidos y calendario editorial.

Plantilla todo en 1 para tu estrategia de contenidos

Para controlar tu estrategia de contenidos en el mismo lugar, he preparado una plantilla todo en 1 que incluye el plan y calendario pero también plantillas adicionales para DAFO, lista de medios, customer journey, keyword research, briefing, documentación… Sí, todo esto y mucho más en el mismo lugar y con la cuenta gratuita de Notion. Tienes los detalles y alguna captura para que te hagas una idea en Gumroad.

Manual de Notion en PDF

En Gumroad he dejado una versión maquetada de este manual con algunos enlaces adicionales para que lo puedas conservar mejor.

Media News S53 A20

Último post del año… ¡y atención porque el próximo traerá muchas novedades!

Cine
Esta semana se han cumplido 125 años de la primera sesión de cine. Fue en el lugar que ahora ocupa una de las salas de conferencias de un hotel, una sencilla placa lo atestigua y prácticamente nada por dentro lo recuerda. Es un momento histórico que muchos ni saben cuándo pasó. Quizá sea lo mismo que ocurra con los cambios que se han producido este año en los sistemas de distribución de películas. Ahora es noticia que se estrenen en plataformas y no en salas, pero con el tiempo puede ser tan cotidiano que nadie se acuerde. ¿Qué pensarían los Lumière de «Soul» que se ha saltado los cines para ir directamente a una plataforma digital? ¡Un buen tema para una peli de viajes en el tiempo!

Internet
Si la palabra del año es confinamiento, era de esperar que las búsquedas fuesen también en esa misma dirección y parece que así ha sido: tantas expresiones para hacer cosas en casa como para tratar de entender qué estaba pasando fuera de ella. Ese es el resumen del 2020 y me parece bastante realista (vale, menos algunas búsquedas que son algo extrañas). Claro que así es siempre: el buscador nos da respuestas (¿debería llamarse respondedor?) y preguntamos por lo que nos preocupa, es decir, desde tutoriales de manualidades a cómo llegar a un sitio o cambio de moneda, traducción, predicción del tiempo… Lo que pasa es que este año ha habido un único tema, esperemos que cambie la tendencia para el siguiente.

Publicidad
Los anuncios sencillos que dan en el clavo son difíciles de conceptualizar y por eso me parecen los más interesantes. Creo que una buena idea no tiene que complicarse para triunfar (puedes comprobar lo que se lían las marcas de perfumes estos días). Por eso me gusta la propuesta de Vodafone para celebrar las fiestas, tan brillante como aquel saludo que muchos aún tenemos grabado en el recuerdo y que regresa por Navidad como (normalmente) hacen los turrones. Me parece una idea sencilla, pero que refleja muy bien la situación que nos está tocando vivir estas fechas. Seguro que muchos se ven reflejados en alguno de los mensajes de voz que se escuchan sobre su logo. ¡Y ya está, sin más!

Televisión
Acabo el último post del 2020 con lo primero que veré en 2021: «Cachitos», ¡claro! ¿Tú no? Hay alternativas, pero en mi casa es una tradición que se repite cada año y algo que seguro alegrará la Nochevieja y buena falta que hace. Si hace unas semanas proponía sincronizar las campanadas, la misma tecnología sirve para poder cantar y reírnos todos a la vez con las ocurrencias de sus guionistas. Es un programa que siempre se comenta en redes y este año supongo que más que ningún otro porque no podremos hacerlo «en directo», pero espero que a ningún youtuber se le ocurra hacer un directo viéndolo porque eso si que no hace ninguna falta.

[Contenidos] Los 20 enlaces que más han gustado a mis suscriptores en 2020

Este año he intercambiado canales: hace unas semanas repasé en mi newsletter los posts más leídos de este blog y para el (casi) último post del año he dejado los enlaces más clicados de mi newsletter. No sé si les gustaron o no al leerlos (una pequeña trampita para el título), pero no hay duda de que les parecieron interesantes cuando los recomendé.

Son 20 enlaces (de más a menos clics) así que hay un poco de todo:

  1. Foco de BCMA
  2. My Twitter Inspiration Brand Handbook
  3. 20 Call to Action Examples that Create Instant Leads
  4. How to write a content strategy and posting schedule for a year
  5. La nueva máquina de escribir
  6. How to Write an Awesome Newsletter (Anatomy!)
  7. How To Build A Year-Long Plan Around Content Marketing
  8. The Ultimate Customer Journey Map Template (and Guide)
  9. Anatomía de artículos para blog que funcionan: contenido de éxito vs invisible
  10. Mapa de palabras clave para la fase de Search de la content curation
  11. How I Increased Search Traffic to an Old Blog Post by 146% in Just 30 Days [SEO Case Study + Strategy]
  12. Cómo crear 14 contenidos a partir de un informe anual
  13. Customer Journey Maps – What They Are and How to Build One
  14. Is powerful storytelling the answer in these uncertain times?
  15. Social Media for Content Marketing – Your Social Content Plan [+5 Examples]
  16. 3 Types of Blog Posts That Earn the Most Backlinks, According to HubSpot’s Link-Building Expert
  17. Content Quality Checklist
  18. How Much Time Should You Spend Creating Content?
  19. Try These 7 Fun and Easy Headline Writing Exercises To Coax Out Your Creativity
  20. The CEO Content Strategy—Your Chief Executive As A Reputation Channel

Son enlaces bastante representativos del tipo de contenido que recomiendo cada semana así que, si te han gustado y quieres recibirlos los lunes a las 10h en tu correo, apúntate a mi newsletter.