Media News S21 A22

Televisión
Es época de renovar o cancelar series. Te dejo la lista, aunque puede ocurrirte como a mí y descubrir series que tienen buena pinta, pero que aún no se han estrenado aquí. Surge entonces la típica duda: ¿la veo si la van a cancelar? ¿La busco sabiendo que no termina ahí? Claro que también incluyen series que han conseguido el aprobado para su lanzamiento. ¿Cuándo llegarán? Eso ya es otro tema, así que puede repetirse otra duda típica: ¿la busco para adelantarme o me espero a que alguien la emita? Quizá lo mejor es no hacer caso de la lista y simplemente disfrutar de cada capítulo de las que ya estás viendo.

Cine
Aprovechando el artículo de Espinof sobre malos dobladores, me da por analizar mi propio comportamiento y diría que hay tantos momentos en los que he pensado «mejor verla en versión original» como los contrarios «prefiero la voz doblada». Mi conclusión es que la segunda opción es perfecta para pelis antiguas, cuando ya las he visto tantas veces que, en mi cabeza, el doblador es el actor. Cuando son pelis más recientes, es más fácil reconocer su voz. Interpretación, traducción, doblaje, subtítulos… todo puede generar dudas porque hasta se puede desconfiar de la fidelidad al guion o al libro en el que se basa.

Publicidad
Habré dicho, ya no sé cuántas veces, que los anuncios de cerveza siempre me parecen increíbles. Tanta alegría queda muy bien en pantalla, pero no me resulta creíble tanto buenrollito. Tienen suerte de que no soy su target. Pero sí lo soy de Donuts y tampoco me creo nada su última campaña «El círculo perfecto». Me parecía más fácil encontrarme algún refresco o botellín en todas esas aventuras vividas que un Donut. De hecho, casi lo estuve buscando porque me parecía que cualquier marca podría estar detrás de un flashback de este estilo. Fantástico título, fatal historia.

Internet
Marchando un nuevo estudio sobre cómo utilizamos las redes sociales. El de la IAB nos sirve para recordar que: 1/ cada generación es (ligeramente) diferente; 2/ hay modas que hacen subir y bajar a los favoritos, pero otros siguen estables; 3/ aunque para unos es trabajo, la mayoría las usa para entretenerse, por eso las cuentas más seguidas son las de contactos cercanos; 4/ el vídeo está por delante de los formatos, el streaming el último; 5/ casi equilibrio de preferencia entre contenido efímero (40%) y duradero (60%); y 6/ al 18% le mola la publi social (¡tantos!).

Media News S04 A20

Televisión
El papel de los dobladores no siempre está suficiente valorado. Estamos acostumbrados a ver series donde los personajes tienen voces concretas que acaban convirtiéndose en las de siempre después de oírlas temporada tras temporada. La excepción, lógicamente, es cuando las vemos en versión original que entonces lo extraño es oír a sus dobladores. Pienso de nuevo en este tema por el doblaje de «Los Simpson». Ya dije hace tiempo que no la sigo, es más: cuando hago zapping, no aguanto ni dos segundos en el canal que la ponen. Sigo reconociendo su mérito por llegar a la temporada 32 y precisamente por eso me fijo en que cambien la voz a uno de sus personajes. Los motivos son interesantes también porque reflejan cómo han cambiado las preocupaciones en las tres décadas que lleva emitiéndose.

Cine
Eso de ver películas «porque todo el mundo habla de ellas» no es algo que suela hacer. Pero ha sido así con «Parasite»: la premisa parecía interesante, aunque confieso que el empujón definitivo para verla ha sido su palmarés. Está en todas partes y eso es lo normal cuando se trata de películas made in USA, pero es extraño con las de otras partes del mundo. De ahí mi interés en la historia de esta familia: ¿qué tiene para que haya salido de sus fronteras con tanto éxito? Tendrás que verla si quieres saberlo, pero prepárate para sorprenderte más de una vez con lo que hacen todos ellos. Sin spoilers: son diferentes a lo habitual y por eso creo que es fácil engancharte a «su plan». Además, es difícil de compararse con otras nominadas y eso ya es un plus.

Publicidad
Vivimos rodeados de anuncios, están por todas partes y la mayoría de las veces no podemos evitarlos. Vale, algunas veces los busco, pero no es algo que la gente de fuera de este mundillo haga. Además, cada vez más los algoritmos juegan con nosotros (lo comentábamos con Javier hace unos días). El resultado es que cuando estoy mirando las redes me encuentro con un contenido que no me interesa o no recuerdo seguir, busco el origen y, ¡zas!, publicidad al canto. He marcado esos contenidos patrocinados de todas las maneras, desde irrelevante a repetitivo (algunos son realmente insistentes). Afortunadamente no son ofensivos ni atentan contra nada más que mi tiempo. Pero preferiría que el algoritmo mejorase y me ayudase de verdad a encontrar piezas relevantes, aunque nadie les pagase por ello.

Internet
Explicar lo que haces y lo que está pasando a tu alrededor es la base de las redes sociales. Así empezaron todas, aunque han ido añadiendo matices como ‘lo que hago que pase’ o ‘lo que otros hacen’. Pero las redes también son para las empresas y no todas son tan transparentes como para explicar al mundo las interioridades de sus departamentos, más allá de lo promocional. Por eso me sigue gustando ver cómo algunas emergentes no imitan malas prácticas de los grandes y sí las cuentan. Desde sus blogs o con un roadmap, explican qué están haciendo, qué han logrado y qué les queda por hacer. También lo que ven que ocurre en su sector y cómo lo van a incorporar a su hoja de ruta. He leído unas cuantas últimamente para mi próximo libro y me parece un ejercicio muy útil tanto para clientes (y potenciales) como para trabajadores.

Media News S46 A18

Publicidad
La noticia del día es que ya es Navidad. Sí, la fecha en cuestión llega cuando se estrena el anuncio del Gordo. Y ha sido hoy. Lo puedes ver en su cuenta de Twitter. Su web tiene un buen nombre pero poco contenido: 22otravez.es. Lo único es una cuenta de Instagram del protagonista del vídeo, todo contenido efímero o al menos eso se entiende del perfil. Por cierto que el aviso de que ¿se inspira? en la película «Atrapado en el tiempo» está abajo a la izquierda en forma de copyright. Algunos usuarios se quejan de eso en los comentarios de Twitter, pero sabiendo que tienen permiso para hacerlo no me parece mala idea. Lo mismo les pasa a los sobrinos de Donald y sigue siendo una bonita historia que ver año tras año.

Televisión
Dos noticias a destacar esta semana: una sobre el pasado de la televisión y otra sobre el futuro. 1/El anuncio de que «La que se avecina» se termina. Después de 12 temporadas, no creo que nadie llore su pérdida. Menos aún cuando se dice que podría salir un spin off. Pienso en otras series con tantos años y la mayoría han visto cómo evolucionaban sus personajes pero, por los zappings que he visto, aquí me parece que todo sigue igual. 2/ Ya está trabajando en China un robot presentador. En la noticia se dice que su tercera frase fue para mencionar a su creador. Algo que cualquiera en su situación haría porque, al fin y al cabo, no deja de ser una marioneta de alguien. Aunque, ya que se supone que es una IA, me pregunto si es para justificar sus posibles errores.

Cine
Los vídeos relacionados de YouTube algunas veces traen sorpresas. El otro día me encontré con el documental «Voces en imágenes«. Míralo si quieres ponerle cara a alguno de los fantásticos dobladores de nuestro país. Encontrarás voces históricas, míticas. Hay actores que es imposible imaginártelos con otra voz. Ni siquiera la suya propia, la verdad. En cambio, hay otras veces que me ocurre lo contrario y es que solo puedo oír a un actor con su voz. Ahora que es fácil poner la versión original de una película o serie, resulta curioso que no hayan aumentado las salas de cine en VO. Aunque no sé por qué me sorprendo si, en realidad, están desapareciendo. Hay quien opina que es por lo que te cuento en el siguiente párrafo.

Internet
Bajo demanda, una expresión muy oída hoy en día cuando se habla de cine y televisión. Hay muchas plataformas distribuyendo así contenidos. En Verne se han dedicado a reunirlas todas para que podamos elegir cuál es la más interesante. La lista incluye el volumen de su catálogo y el precio pero también algo importante como es si tiene producción propia o no. Además, apunta las opciones de libros y música así que al final del año, para verlo todo, te sale a pagar 1750 euros. Claro que habría que añadir ahí cuánto pagas por tener wifi cada mes así que puedes llegar perfectamente a los 3000 euros. La cultura cuesta, aunque siempre puedes ir a la biblioteca que es gratis.

Media News S34 A17

Cine
Revisar el título en la programación no siempre es suficiente para saber qué película es la que van a emitir. Estos días me he encontrado varias veces teniendo que entrar en la ficha para descubrir que lo que han titulado de la manera más generalista posible, en realidad, se trata de una 2ª o una 3ª parte. Seguramente no tienen nada que ver entre ellas pero resulta chocante que no hagan un esfuerzo por titular bien la saga. También pienso en ello tras leer el artículo sobre doblaje o subtítulos de Leequid porque, si no traducen bien el título, ¿cómo van a preocuparse de tener un buen doblaje? Sí, hablo de pelis que quizá no tienen mucho presupuesto. A las grandes esto no les pasa porque incluso se les deja el título original y se respeta sus voces.

Publicidad
Ni cuando nos anuncian productos supuestamente futuristas, nos creemos que estemos frente a una revolución. Y eso que ésa palabra suena muchas veces: nuevo y revolucionario puede aplicarse a cualquier cosa que sea mínimamente diferente a la versión anterior. Otra cosa es que en el futuro resulte ser igual de novedoso. Claro que, repasando anuncios antiguos podemos llevarnos una sorpresa, como con el de Telefónica (sí, la antigua Movistar). Se trata de un spot muy diferente a los habituales porque habla del futuro: faltaban 15 años para el 2000. Pero no era por miedo al efecto del cambio de siglo, si no por explicar de una manera que ahora resulta divertida cómo sería y qué aportaría la conexión a Internet.

Internet
En las noches de verano en las que todas las ventanas y balcones están abiertos, es muy fácil cotillear las habitaciones de los vecinos. Antes se veían televisores y aún se ven, pero hay más tablets y móviles. La diferencia está en que con los primeros se ilumina toda la habitación mientras que con los segundos aparatitos inteligentes solo se ve la cara de la persona que lo utiliza. Aunque algunos parecen parte del «Proyecto de la Bruja de Blair«, siempre me da por pensar qué estarán mirando. Es posible que alguna serie, vídeo o quizá estén hablando con alguien o revisando sus redes sociales desde el sofá, tumbona o incluso cama. Está claro que en los 17 años que han pasado del 2000, la conexión ha mejorado mucho.

Televisión
TeleCinco se lleva el trozo más grande de pastel publicitario y no muy lejos le sigue Antena 3, según el informe de Barlovento Comunicación para el año pasado. Hay datos de anunciantes y categorías de producto, pero siguen ganando los de siempre. No varía mucho, ni siquiera aunque se invirtiesen los porcentajes habría alguna diferencia. Son largos minutos de anuncios que nos han olvidar qué estamos viendo. Excepto, claro, cuando hay algún programa en directo porque si se parece, el telespectador podría cambiar de canal y eso no es bueno. El directo y sus correspondientes conexiones van sin publicidad porque lo más seguro es que los anunciantes tampoco quieran aparecer entre malas noticias.

Media News S28 A16

Televisión
Con el doblaje de las series puede llegar a pasar que la misma voz te encaje bien en un personaje y en otro no. Esto hace que acabes mejorando tu inglés escuchando la versión original aunque sea sin subtítulos. También puede pasar que, aún con la misma voz, un personaje te caiga bien y otro no. Quizá sea por ‘arrastrar’ la imagen de uno al otro, aunque no sean ni de la misma serie ni género ni canal ni nada pero la voz doblada te confunde. Es más, puede pasar que veas a un actor y creas que te suena su cara cuando en realidad es su voz la que reconoces. Todo esto solo se puede evitar con la VO pero hay que reconocer también que puede pasar lo contrario: voces que suenan mejor en castellano que en su original. Cosas del doblaje.

Internet
Viendo la tele últimamente es fácil ver algún anuncio de páginas web, mejor dicho, de comparadores de viajes. Es temporada alta, está claro, pero todas parecen iguales. Y no me refiero a los spots (si así fuese, esta reflexión estaría en el siguiente párrafo). Es más bien la sensación de que todos los comparadores hacen exactamente lo mismo, vamos que solo comparan precios. Lo peor es que por mucho que lo intente, ninguno me convence. Claro que, en realidad, hay muchos negocios online haciendo lo mismo, no solo los comparadores (cualquier búsqueda en Google lo podría confirmar) y los usuarios (tipo yo misma) se siguen preguntando si hace falta esa competencia para un servicio que, aparentemente, usan solo unos pocos. En la Red parece que es más sencillo montar un negocio pero si para sobrevivir todos se anuncian en TV, quizá no lo es tanto.

Publicidad
Hace ya un tiempo que venimos diciendo que el usuario cada vez se cree menos las cosas que se anuncian en televisión. Pero la parte «científica» (nótense las comillas, por favor) de las etiquetas y los spots siguen llamando la atención hacia conceptos hasta entonces desconocidos (podría leerse «inventados» sin problemas). ¿Ciencia o publicidad? Yo diría que más bien lo segundo así que «gracias» a los creativos por todo lo que hemos aprendido sobre la «ciencia» de los alimentos y productos de todo tipo. En argumentos parece que nadie les gana, ni la propia Ciencia (aquí creo justificado usar la mayúscula) pierde el tiempo desmintiendo lo que para ellos debe ser tan obvio que seguro se comenta en reuniones científicas de las de verdad.

Cine
Me envían información sobre el futuro Autocine Madrid y, viendo las fotos, no puedo negar cierta envidia. Sí, hay otros autocines en España pero ninguno me pilla digamos cerca. En verano, lo más parecido que tenemos en Barcelona es El cinema a la fresca de la Sala Montjuïc. Pero no es lo mismo (uno parece un parking, el otro una acampada) ni tampoco se parece a ver una película en una sala bien acondicionada (y cada vez son menos las que sí lo están). Son experiencias totalmente diferentes y no deben confundirse las intenciones de los espectadores de cada una de ellas. Se lo recuerdo especialmente a las personas que no pisan un cine en años porque el resto sabe perfectamente que la sala es casi tan importante como la elección de película.

Para ser legal, te aviso de que utilizo cookies en esta web:    leer detalles y configurar preferencias
Privacidad