Media News S41 A22

Cine
El metalenguaje siempre me ha gustado (si no lo sabías, has de leer «Diario de un libro«). Así que «Competencia oficial» estaba en mi lista para ver. Sin destripar nada, no me ha gustado. De la realización no tengo queja, es acertada para lo que quiere contar. La trama, en general, era interesante y no se puede decir que los personajes no cumplen, porque lo hacen y también los actores. Pero encuentro que está todo demasiado troceado, como si fuesen capítulos de una serie, en bloques temáticos. Al guión le falta algo de conexión entre escenas, claro que a veces el cine es así.

Internet
Mientras mi experimento sigue viento en popa, Mando nos recuerda las redes sociales que han desaparecido en los últimos años. Es una lista para reflexionar porque algunas de ellas fueron revolucionarias en su momento… hasta que otras copiaron sus funcionalidades y las llevaron al resto de mortales que no quiere tener una app diferente para cada cosilla que quieran contar. Total, reconozcámoslo, siempre tenemos más predilección por una de ellas y da mucha pereza tener que estar al pie del cañón en todas y cada una de ellas. Eso a las personas, de «la obligación» de las marcas ya hablaré otro día.

Televisión
Empezar un artículo citando el título de la canción que inauguró la MTV es un recurso fácil para anunciar el declive de la televisión tradicional, pero ocurre. Los minutos de consumo bajan y el pronóstico es que nunca volverán a ser como antes. Como muchas otras cosas, la tele ha cambiado su rumbo y ya no es lo que era para algunas franjas de edad (para otras seguirá siendo la estrella). Interesante también el hecho de que haya unos 1500 anunciantes porque, ejem, cuesta recordar más de los que caben en una mano después de cada corte.

Publicidad
Mantener una casa no es tarea fácil, siempre hay algo que arreglar. Y, quizá sea por mi reciente mudanza, pero me ha hecho mucha gracia este spot en el que unos cavernícolas cuidan de su cueva para convertirla en un hogar. Bueno, hay otro trasfondo en la historia que aprovecha el nombre de la marca, pero dejo que la veas y juzgues tú. A mí me interesa más el apunte de que es extraño ver campañas para varios productos a la vez. Cada uno suele tener sus propios anuncios, lo típico es con diferentes usos, en lugar de uno en conjunto. Visto este, me parece que podría encajar en más de una marca.

Media News S36 A22

Después del parón de agosto, ¡vuelven los posts de los miércoles (y del lunes)!

Internet
Un par de temas relacionados. 1/ Fernando plantea un tema que cada año surge por algún lado: ¿es que la gente no se preocupa de su propia privacidad cuando está de vacaciones? Piénsalo bien, por ti o por tu entorno: ¿hace falta compartir dónde estás, qué haces y con quién? Casi seguro que no, aunque pudiesen generarse pequeñas alegrías sociales. 2/ Por el primer punto y por cierta polémica publicitaria, es interesante saber quién puede utilizar las fotos que subimos a nuestros perfiles sociales. No es algo que algunos parezcan pensar demasiado, pero a mí me parece básico.

Publicidad
Otro par más de temas veraniegos. 1/ He visto mucha gente poniendo a prueba la IA para ver si es capaz de generar imágenes más o menos interesantes, pero la de Heinz es la mejor idea: pedirle que hiciese una botella de ketchup. Como puedes imaginar al ser una campaña publicitaria, sale la suya de forma bastante clara. En resumen: su marca es la más reconocida para su producto. 2/ Islandia lo ha vuelto a hacer y como este año tampoco he podido tener unas vacaciones «de las de antes», veo su spot con una doble sonrisa: por lo que significa y por el recuerdo de la visita a ese país.

Cine
El verano empezó con el sinsentido de no querer estrenar una película que, ejem, ya estaba hecha. Aunque no tiene nada que ver, me recuerda a cuando sale más a cuenta dejar perder la cosecha que recolectarla. Y es que, si no se está dentro, no se entiende. Lo mismo me parece a mí que ocurre con la crítica de cine: no es tan sencillo como publicar y listo. Si lo fuese, estaría más de acuerdo con las recaudaciones y los votos de los espectadores. Como industria que es, hay muchos intereses que pasan desapercibidos por la gente, pero que están ahí haciendo que se ganen premios y con ellos aumenten la recaudación.

Televisión
La tele este mes no suele ser muy interesante, así que solo puedo destacar que Disney+ haya superado a Netflix en lo que abonados se refiere. Sería discutible si también «gana» en contenidos, pero es cuestión de gustos. Lo que es seguro es que cada vez resulta más difícil valorar estas plataformas porque los catálogos se comparten tanto como se vuelven exclusivos: películas que en una son gratis, te salen por un par de euros en la otra. Las series lo tienen mejor: temporadas antiguas en varias, las más recientes solo en una. ¿Para cuándo alguna que permita elegir más personalizadamente a qué suscribirse?

Media News S28 A22

Cine
Las películas de catástrofes son un género para el que hay que estar mentalmente preparado. No son el único, hay otros que te harán sufrir, aunque de otra manera (el bélico, por ejemplo). La cuestión es que, cuando eliges una peli bajo esa categoría, sabes que se van a tomar ciertas libertades científicas. Y, de hecho, cuantas más licencias de ese tipo, más divertida suele ser porque no te tomas tan en serio la posibilidad de morir porque se caiga la Luna. No son películas divulgativas, aunque lo pretendan dando datos para que parezca un poquito real, así que no se les puede pedir que no exageren.

Televisión
Por Causas y azares (de Antonio, aunque quizá también del destino), llego a este curioso gráfico en Twitter sobre el consumo mensual de televisión en España de los últimos tres años (y lo que llevamos del cuarto). A pesar de la evidencia de que el confinamiento rompió esquemas, representa muy bien la tendencia de ver más tele en invierno que en verano. Pero también es interesante ver que las líneas de tiempo de este año son muy bajas, unos 40 minutos menos que el año pasado. Considerando todo lo pasado, me cuesta confirmar que la tendencia seguirá. Los datos lo dirán cuando terminemos 2022.

Publicidad
Me encuentro en LinkedIn una de las habituales selecciones publicitarias de Juan Boronat. En general, soy más de copypower como diría J, pero reconozco que esta vez la imagen dice mucho más que las palabras (de hecho, estas tampoco es que aporten gran cosa). Es una buena idea porque, con perdón de la redundancia, es muy visual. Me recuerda una campaña (debe hacer siglos) en la que se mostraba cómo una persona «vivía su realidad» después de haber consumido drogas. El tema es muy diferente, pero la forma es similar: mostrarnos cómo ven otras personas.

Internet
En la prehistoria de Internet (cuando todavía estaba bien visto poner su nombre en mayúscula), las páginas ponían GIF animados para indicar que una página estaba en construcción y se apuntaba (¡a mano!) cuándo había sido la última actualización. Los blogs simplificaron este tipo de indicación horaria, aunque luego algunos bloggers se la cargaron para abrazar la atemporalidad. Algo así pasa en los portales inmobiliarios (sí, mi búsqueda sigue): puedes ver los minutos que han pasado desde que se publicó un anuncio, pero algunos se actualizan automáticamente, así que pierde toda la lógica.

Media News S18 A22

Cine
El titular de EspinOf viene a ser una sensación compartida: «Sony seguirá haciendo lo mismo mientras el público responda en taquilla». Se refiere a un par de secuelas, pero podría aplicarse a otros géneros y estudios. La taquilla manda, como los audímetros en televisión. Y hasta que no sea evidente que falla la millonésima versión de la misma historia, no se cambiará. Es algo bueno para ti si te gustan, malo si ya te has cansado de ver a los mismos hacer lo mismo o demasiado parecido. El riesgo está en las productoras que apuestan por traer lo que gusta a una minoría con la esperanza de que llegue a ser mayoría.

Televisión
Teles en los bares, ¡qué gran tema! Fíjate cómo ha cambiado. Antes de que estos aparatos reuniesen a los fans de los deportes dominicales, estaba la radio. También había prensa en el mostrador y se podía ver a alguien leyéndola en las mesas. Mucho después, se compraron suscripciones a partidos para que el pueblo tuviese su opio y consumiese entre grito de gol, «uys» y quejas del arbitraje. El resto del tiempo, informativos o videoclips como si fuese hilo musical. Ahora, sí, algunos todavía se congregan en las grandes finales, pero es más fácil ver a varios niños pegados a los móviles porque son su tele portátil.

Internet
A poco que busques, seguro que encuentras algún estudio con datos que te da respuesta a cualquier pregunta. Entonces, tienes dos opciones: 1/ Quedarte con la primera como si fuese la verdad única o 2/ seguir buscando hasta que des con la que confirma lo que ya sabías antes siquiera de plantearte preguntarle a Google. La primera es para quien no quiere complicarse la vida y confía en los demás; la segunda para quien necesita reafirmar sus creencias. La diversión está en, a la hora de leer lo que escriben estos dos tipos de personas, llegar a entrever quién ha pasado de la primera página y quien ni ha buscado.

Publicidad
A quienes nos gusta la publi, nos gustan tanto los anuncios complicados como los sencillos. Entre los primeros están las grandes producciones que alimentan a un montón de profesionales y los segundos suelen estar hechos con menos recursos y un estudio más modesto. Ambos pueden ser efectivos y presentarse a premios o ser un desastre y ganar el despido del equipo, según la idea que haya detrás. Un ejemplo de campañas que dicen mucho con poco es la de Bristar porque se basa en una imagen (lo reconozco, es mejor que el texto); uno de las que necesitan más de la cuenta sería casi cualquiera de la Super Bowl.

Media News S13 A22

Publicidad
Los límites humor son tema de debate cada poco tiempo. Esta última vez me ha recordado dos campañas que publicaron en La Criatura Creativa. 1/ Una serie de exteriores con errores en su instalación que sugieren que quien las puso debería revisar su vista. Sigue la línea humorística de la marca, aunque en otro tono porque la campaña anterior relacionada con errores de cálculo al aparcar podía no ser del gusto de todos. 2/ Cuando el objetivo es «romper el estigma alrededor de las hemorroides a través del humor», pueden salir todo tipo de ideas. Unas gustarán, otras no. Según lo doloroso que sea para quien las sufre.

Televisión
Retransmitir en directo tiene sus riesgos, sea el tipo de programa que sea. Incluso cuando los asistentes son profesionales acostumbrados a asistir a galas, alguien puede salirse del guion y eclipsarlo todo. Sí, ya sabes a qué momento de los Oscars me refiero. Pienso en la cabina, en quien hubiese tras la cámara y, de todas las preguntas que flotan en el aire, la que me interesa aquí es: ¿cómo afectará esto a futuros eventos? ¿Cuánto van a querer controlar el mensaje a partir de ahora? ¿Ocurrirá como en otros premios que se emiten con retraso o que se graba y se edita una versión para televisión?

Cine
Los musicales no son precisamente mi género favorito, solo aguanto algunos y casi podría decir que los evito porque la probabilidad de que me gusten es muy baja. Aun así, este fin de semana hice un acopio de valor y vi «West Side Story» por partida doble: la original para recordarla y la nueva para valorarla pensando en los Oscars. Mi conclusión después del maratón es que prefiero los espacios encerrados y la oscuridad de la primera, creo que encajan más con la historia que se cuenta. Y es precisamente lo que más cambia en la versión actual y lo que la convierte en musical de hoy en día.

Internet
Dos de bots para favorecer el debate de la inteligencia (artificial y humana). 1/ David Soler se queja (con razón) de los bots que proliferan por las redes. Los temas de actualidad atraen a sus creadores como moscas. Por eso, igual motivo de queja es ver que hay quien intenta razonar con ellos: ni lo intentes, solo afectará a tu salud mental. 2/ Rubén Alonso también reconoce el poder de los bots, esta vez para piratear libros. Hay muchos clones que replican sin pudor y me refiero de nuevos a sus creadores porque son ellos los que pretender beneficiarse del trabajo ajeno. Y es duro, muy duro, publicar.

Para ser legal, te aviso de que utilizo cookies en esta web:    leer detalles y configurar preferencias
Privacidad