Media News S20 A22

Televisión
Siempre intento ver la fiesta de Eurovisión como un interesante ejercicio de puesta en escena y de realización del que aprender. No ha sido así este año. Quizá fuese por el tipo de canciones, pero ha sido todo bastante plano. Había menos espacio, pero ningún elemento era un recurso para llamar la atención (unos globos, un par de escaleras y poco más). Las pantallas han ofrecido menos juego que nunca y había una fuente de agua que tampoco pintaba gran cosa. Este año, parece que se quería destacar la voz. Lógico ya que es un concurso musical, pero incoherente respecto a las actuaciones de sus presentadores.

Cine
Los profesionales de este sector nunca saben con quién tendrán que trabajar en el futuro. Ese alguien puede conocer a ese otro alguien que le dé o le quite el puesto de su vida. Por eso es más fácil leer elogios «por lo que pueda pasar» que críticas «porque ya todo me da igual». Dos ejemplos estos días: James Ellroy quejándose de la película basada en su novela «LA Confidential» y David S. Goyer (guionista de la trilogía del Bat Man de Nolan) opinando sobre el último «The Batman». La situación es complicada para ambos, pero cada uno la resuelve a su manera (y sí, la parte económica influye).

Internet
Si vas a un buscador, es que necesitas una respuesta. Por lo general es concreta, al menos en su formulación, pero la respuesta no siempre lo es. Google puede ahorrarte la visita a unas cuantas páginas (para desesperación de los SEO) mostrándotela directamente, pero has de saber plantearla. Antes era todo un arte (uno booleano), ahora el algoritmo es más inteligente y no hacen faltan grandes fórmulas. Según los datos de SemRush, la gente se complica poco y usa solo una o dos palabras (el 51%). Me incluyo en el resto, según la situación más o menos, pero creo que nunca tan pocas.

Publicidad
Dos ¿anuncios? relacionados por su sector, aunque con enfoques muy diferentes. 1/ Vinted utiliza en su campaña «Real Feel» un planteamiento básico que podríamos llamar tradicional. No se sale del esquema y responde a lo que cualquiera que no conociese la marca se está preguntando, así que cumple su objetivo. 2/ Too Good To Go se alía con un chef para cocinar con los productos que vende desde su app un menú para influencers. Es un formato muy diferente, una experiencia: no es un anuncio para conseguir descargas, sino para generar debate sobre el desperdicio alimentario. ¿Cuál prefieres?

Media News S15 A22

Internet
Llevo muy bien las bajas de mi newsletter, pero fatal que me marquen como spam. Si alguien no es capaz de encontrar el enlace para darse de baja (perfectamente visible en el pie de cada envío), ¿cómo va a entender algo de los enlaces que comparto? Lo de saber que afecta a mi reputación de remitente, ya no lo contemplo entre sus conocimientos, pero ¿en serio, después de recibir varias docenas de mis newsletters, alguien puede considerarlas spam? Solo puedo decir que me alegro mucho de perder a este tipo de suscriptores porque creo que no debieron apuntarse en primer lugar.

Televisión
Repasa mentalmente: ¿cuánta gente conoces que tenga una suscripción de pago a alguna televisión? Si tu cálculo sale a «mucha» o «la mayoría», has acertado: el 83% la tiene y pagan de media 40€/mes porque, en realidad, ven 3 plataformas (2,9 para ser exactos). A la cabeza está Netflix y en la cola Movistar+, por si te lo preguntabas. Con este panorama, hace falta poner orden a las audiencias y Think Data ha salido al rescate. Parece ser que está en el camino de unificar las mediciones de cada canal de pago y así quizá a la larga tengamos datos comparables de todos los formatos televisivos.

Cine
La risa es sinónimo de entretenimiento, lo dicen sobre las películas Marvel y también lo sabía bien Frank Capra, según cuentan en el documental «Érase una vez en Hollywood«. Ambos, aunque separados por unas cuantas décadas, escuchan a la gente en pases de prueba (¡cómo me gustaría que me llamasen para ir a alguno!) y lo tienen en cuenta en los guiones posteriores y para arreglar el montaje actual. Conclusión: si se ríen con un gag, hay que dejar unos segundos de silencio después para que puedan escuchar la siguiente réplica o frase, como si se tratase de la grabación en directo de una sitcom. Pero en pantalla grande.

Publicidad
Hacía tiempo que no veía ninguna campaña de la DGT, pero la de esta Semana Santa bien merece un comentario. Coincido con Javier en que se sale de lo habitual y es muy cinematográfica. El uso de los datos me parece ideal para la época en la que estamos, donde los algoritmos deciden parte de nuestra vida. «Hagamos que el big data se equivoque», qué bien traído. Me recuerda a aquella otra campaña que te avisaba que, aunque el número de muertos en carretera fuese bajo, podía ser alguien de tu entorno. Ahora solo falta que se haga realidad y no se quede solo en una idea creativa.

Media News S40 A21

Internet
No se habla de otra cosa, claro. Obligarnos a hablar por teléfono, pasarnos a otra red o recuperar alguna que nos ayude a pasar el rato es algo memorable que solo puede pasar cuando cae Facebook. ¡Cuántas oportunidades nos dieron esas horas! Y lo mejor, claro, estuvo en Twitter. Allí todo pasa a otro ritmo y con un estilo más personal que cuesta ver en las que cayeron. Qué divertidas conversaciones entre las marcas, como si fuese el recreo y todas estuviesen ahí dispuestas a charlar sin la presión de tener que estar en tantos sitios a la vez. ¡Casi estoy deseando que vuelva a ocurrir!

Publicidad
La marca de moda estos días es Balenciaga. Zahara Fornieles en Haken enumera tres momentos en los que ha podido verse, aunque yo solo me enteré de su corto con los Simpsons. Ya he dicho alguna vez que no es precisamente una serie que me interese, pero aun así he visto los 10 minutos que dura… y sigue sin gustarme. Eso sí, soy capaz de reconocer un buen movimiento y este me lo parece. Claro que prefiero alfombras rojas que desfiles, así que no se puede decir que sea precisamente alguien interesado en la moda ni en nada de lo que la rodea.

Cine
Entrar de lleno en una película es básico para disfrutarla. Lo mejor es cuando ocurre al momento, aunque también puede ser un proceso gradual. Puede deberse al guión o al trabajo del equipo artístico, pero a mí me pasa con algunos géneros: si no consigo conectar con lo que cuentan en las primeras escenas, mi cabeza vuelve a lo que estaba haciendo antes de ponerla o a pensar en lo que haré después. Además, cuando sigo viéndola aunque sea a disgusto, suele haber algún momento, quizá una frase o una escena, que confirma mi primera impresión.

Televisión
Habla Borja Terán del papel que le ha tocado hacer a Elisenda Roca en «Saber y ganar» y yo, sin haberla visto, me pongo a pensar en si su incorporación se trata de una forma de empezar a encaminar la despedida de Jordi Hurtado. ¿Primero detrás de las cámaras, algún día delante? Podría ser. Tendrá que llegar ese momento, aunque no parece que nadie tenga prisa. Guardo buen recuerdo de ella en «Cifras y letras», quizá el único porque no he seguido su carrera. Me pregunto si el formato aguantaría el cambio o aprovecharían todos para jubilarse.

Media News S05 A21

Publicidad
Comida y psicología van de la mano, es un hecho fácilmente demostrable por cualquiera a la hora de cenar. Buitoni lo empieza a probar con su serie «Tenemos que hablar» donde las ¿malas? noticias se toman de otra manera después de comer su pizza. El anuncio en televisión invita sutilmente a ver más historias online y, de momento, hay una sobre madres (un poco lejos de su día). Me imaginaba una sitcom y les ha quedado más bien un vídeo un poquito más largo, pero así ha estrenado Buitoni su canal en YouTube (hasta ahora lo publicaban todo en Nestlé Cocina). Por cierto, en el de Francia vayan más avanzados en la serie.

Televisión
Sigo con la psicología, ahora combinada con la tele y las series porque parece que reducen en estrés. Así que, después de estresarte por el tiempo que se tarda en elegir qué poner, se ve, se libera dopamina y acabamos más felices que al empezar. Además, sirve para ser más sociables, provocar cambios y hasta organiza mejor nuestra jornada. Tiene sentido desde un punto de vista de guión: nos controlan emocionalmente durante todo el capítulo, algunas veces haciendo que nos enganchemos toda la temporada. ¿Por qué? Porque queremos saber qué decisiones tomarán los personajes. ¿Eso nos hace más felices? Bueno, es más relajante que tomar las propias.

Cine
Lo peor que le puede pasar a una película es que no consigas entrar en ella. Ya sabes, es cuando acabas pensando en otra cosa, como qué harás cuando termine o qué hubiera pasado si hubieses elegido ver una serie (recuerda el párrafo anterior: te puede hacer más feliz). También es malo cuando te empanas intentando recordar dónde has visto a ese actor, quién canta esa canción o en qué otra peli pasaba algo parecido. Diría que esto último es lo peor porque puede ser difícil de averiguar (lo otro Google o IMDb lo responden) y te puede fastidiar todo el visionado (iba a decir proyección, pero, en fin, eso ya queda en el recuerdo).

Internet
Otra más. Otra red social más que busca nuestra atención. Después del boom por la imagen y del vídeo, era de esperar que le tocase al audio, más evidente aún después de que el podcast subiese como la espuma. Pero ya se sabe que una forma de ganar usuarios es con invitación y que se genera más ruido cuando más exclusividad se respira, así que aún no está disponible para todos los móviles. No hay problema, no tengo ninguna prisa por probarla. No me apetece surfear esa ola porque, aún no me habré recuperado y ya vendrá otra. Será que soy de otra generación (léase como una forma elegante de decir que me hago mayor), pero intento elegir mejor mis batallas.

Media News S49 A20

Publicidad
Siguen llegando anuncios navideños y el de Día me parece el más realista de momento. Aún con todo ese brillo de felicidad en cada plano, lo digo porque ha puesto en la cabecera de la mesa a la familia en vídeollamada. Suena lejano que hace un par de años la publi nos animase desconectar para estar con ellos cuando ahora nos hemos visto obligados a hacer todo lo contrario. Otro tipo de spot navideño es el de los famosos que, si no fuese por la decoración, serviría para cualquier época del año, como este para los nostálgicos de «Pulp Fiction». Y, antes de que se me vuelva a quedar en el archivo: fíjate en la letra pequeña, ahora nos avisa de cuándo se grabó un spot, como en el de Alfa Romeo con los Räikkönen.

Cine
Hace ya días que algunas cadenas están emitiendo películas navideñas. No hablo de las clásicas, como seguro vendrá más adelante «Qué bello es vivir». Me refiero a las que parecen cortadas por el mismo patrón, tanto por título como en la portada. Podría ser una tortura pero, ¿te imaginas que te pagasen por verlas? Al otro lado del charco (y solo para los que viven allí, no te emociones) buscan gente para ver 25 películas navideñas y contestar a unas preguntillas. Es el sueño de cualquiera, que te paguen por hacer algo que harías gratis. Claro que hay pelis de todo tipo, incluso las que no apetece volver a ver. Quizá un robot en el futuro, no solo reescriba guiones para eliminar sesgos de género, también pueda modular el nivel de espíritu navideño que cada uno puede soportar.

Televisión
Los datos del EGM se acaban de publicar y la televisión sigue en cabeza, aunque no sea igual para todas las generaciones y algunas prefieran Twitch. ¿Podría ser ese cambio en el telespectador uno de los motivos por el bajón en los ingresos publicitarios en televisión? Otro año es posible que encontrásemos esa relación creíble, pero comparar datos de 2020 con cualquier otro es imposible. Mientras, parece que los telediarios sorprenden, lo que no me extraña porque queda claro que han de intentar adaptarse e innovar en formatos (y canales) si quieren seguir siendo interesantes para generaciones acostumbradas a contar su vida en directo.

Internet
Medir es necesario para mejorar. Detener la inercia por unos momentos y analizar qué estamos haciendo y qué resultados tiene sirve para asegurar que continuamos el camino con la confianza de que llegaremos al final y que no nos quedaremos dando tumbos. Las redes sociales han demostrado que se pueden sacar datos de todos los clicks que hagamos, incluso fuera de ellas. Así que mientras unos siguen ignorando esta posibilidad, otros la explotan. Como siempre, hay para todos los gustos porque sí, hay mucho que medir, pero también es cierto que no todo es medible o, quizá, no hace falta dedicar tanta atención a esos datos que no aportan demasiado, por mucho que estén ahí y haya formas de mejorarlos.

Para ser legal, te aviso de que utilizo cookies en esta web:    leer detalles y configurar preferencias
Privacidad