Media News S09 A19

Internet
Los pioneros no entienden de normas porque las están creando sobre la marcha. Sus experimentos (y tropiezos) ayudan y motivan a otros a seguir su camino. Entonces es cuando se intenta estandarizar ese recorrido porque ha pasado el tiempo suficiente como para recopilar información y porque cada vez hay más caminantes. Y, poco a poco, lo que empezó siendo un viaje solitario se convierte en destino turístico de primer nivel. Funciona así en muchas situaciones, también en Internet. Los que experimentaron con lo se suele llamar viral señalaron una vía que, desde la distancia, es mucho más fácil de evaluar. Pienso en ello al leer sobre alguien especializado en crear falsos virales: un par de trucos y ya está hecho, ¡qué fácil es ahora!

Publicidad
Ver un anuncio por primera vez es irrepetible, como una peli o un libro: no se puede repetir verlo sin saber quién es el anunciante. Claro que luego aprecias otros matices, pero la primera impresión es la que cuenta, ¿no? Pues el de Cruzcampo no me ha gustado, no ha conseguido que conecte con eso de «Libera lo que sientes». En cuanto oí «no puedo tuitear» me quedé pegada al canal, eso sí lo lograron. Pero cuando sale el protagonista tumbado en el diván me di cuenta que estaba igual que la psicóloga: no entendía el motivo de su desesperación. Pasaban los segundos y era peor: no me creo nada pero sigo mirando. Tuve la esperanza de que en su web hubiese una versión larga que me ayudase a entender, pero no. Así que la próxima vez, cambio el canal.

Cine
Pasados los Oscars y sus muchos comentarios sobre alfombras, ganadores, perdedores y fiestas varias, me pregunto por qué algunos premios los entrega una persona sola, otros una pareja y en algunos casos hasta más de 2. Sí, las categorías importantes suelen centrarse en 1 persona dándole el premio a otra, la mayoría de las veces quién ganó el año anterior. Pero, ¿por qué hace falta pasar del monólogo al diálogo cuando se trata de premios que alguien considera no tan importantes? ¿Acaso creen que es la única manera de aguantar la gala? No deberían porque por algo se han cargado la figura del presentador. Entonces, ¿qué criterio siguen? Y no solo ellos, cualquier otra entrega de premios sigue un patrón similar.

Televisión
Acabo con los Oscars también en el párrafo televisivo porque su gala es un gran espectáculo que proporciona iguales litros de tinta que los premios. Las audiencias era un tema que generaba debate porque ya desde hacía días por el intento de cuadrar tiempos televisivos. El resultado es que para unos estuvo bien porque aumentó el número de personas viéndola respecto al año pasado, pero para otros estuvo mal porque se queda como la 2ª menos vista. Los datos dejan claro que los telespectadores no están tan despiertos como hace unos años pero también que se pueden hacer mejoras para mantener el interés. Me gustaría escuchar lo que opinan en la AMPAS de estos resultados pero supongo que basta esperar al año que viene para ver qué se inventan.

[Contenidos] 10 años después, la influencia sigue teniendo un precio

Aviso que este va a ser un típico post nostálgico así que, según cuándo te iniciaste en el mundillo del blogging y del marketing online, quizá te suene algo extraño todo lo que voy a contar hoy.

Hace poco más de una década, cuando aún ni se asomaba la crisis económica, había muchas oportunidades para los bloggers. Era porque algunos bloggers empezaban a destacar por congregar lectores ávidos de opiniones reales.

Las agencias no acababan de entender la situación y era fácil que hubiese quejas de empresas, bloggers y lectores disgustados: unas querían buenas reviews sin esfuerzo, otros querían un trato más personal y los otros querían más transparencia. De hecho, uno de los «grandes conflictos» intentó dividir a la blogosfera entre quienes aceptaban publicidad en los blogs y quienes se negaban a dejarse controlar por los anunciantes.

Por entonces, mi blog llevaba ya un par de años activo y los mensajes de agencias eran constantes. Había tantos haciéndolo mal, que cuando alguien se dignaba a entender lo que era la blogosfera, todos lo agradecíamos. Y digo ‘todos’ porque éramos unos cuantos y nos conocíamos casi todos así que, casi sin darnos cuenta, pronto empezó la competición para ver quién publicaba antes o qué se daba a quién a cambio de qué. Tenía que acabar mal la cosa (perdón por el spoiler).

En 2007 publiqué un white paper que, más que manual, casi era un manifiesto: «Buenas prácticas de blogmarketing«. Hoy este documento cumple 10 años y releyéndolo junto con uno posterior de 2009 siento que casi todo sigue igual y los errores se suceden. Sí, aparecieron las agencias especializadas pero algunas lo eran y otras solo lo decían. También surgieron como un gran-bada-boom los medios sociales y con ellos el social media marketing. Así que el blog empezó a competir con los que reunían seguidores en redes y pasamos de hablar de blogmarketing o blogger relations a sufrir el marketing de influencia (primero a lo grande y luego a lo micro), aunque todo siguen siendo RRPP pero con algún .0 detrás para parecer más modernas.

El objetivo de las campañas cambió ligeramente y pasó de querer ser viral (era la palabra de moda) a ser recomendado, mencionado o simplemente enlazado (ahora el link building es lo más). De bloggers comparados con periodistas a influencers tratados como celebrities. Del mail para pedirte que publiques una nota de prensa al «pásame un presupuesto para saber cuánto me costaría que me sacases en todas tus redes». Todo por el bien del marketing.

Hay datos sobre el valor de los influencers y sus contenidos en el marketing. Está claro que son una vía para promocionar tanto productos como piezas propias a las que se quiera dar un alcance mayor o quizá diferente. Pero mi sensación es la misma: aunque alguna buena noticia se oye de tanto en tanto, la cosa no va tan bien como debería después de tanto tiempo practicando. ¡Más de una década!

O quizá sea solo mi imaginación y por eso me gustaría animarte a dejar tu opinión en los comentarios. Quizá dentro de otros 10 años nos riamos un rato leyéndolos, ¿te animas?

Media News S50 A16

Publicidad
Era de esperar que más anuncios navideños llegasen ahora que quedan solo unos días para las fiestas (pequeño recordatorio por si quieres hacer alguna compra tipo, no sé, ¿un libro?). Pero lo que no me esperaba es que volviesen a nuestras pantallas las campañas de ‘enviar a un amigo’. Bueno, en realidad, el Chivatazo navideño de Iberia le da una vuelta a esa prehistórica opción y la adapta a los nuevos tiempos del banner y el retargeting. Superado el impacto de que otra persona acepte las cookies por mí (no te olvides de leer la letra pequeña de este tipo de promos), me parece una buena forma de pedir un regalo.

Televisión
Si con lo del párrafo anterior te parece que se nos está yendo las manos, ¿qué opinas que hagan un concurso de televisión de «Yo fui a EGB»? Sí, soy de la generación que fue a EGB pero me alegro de que se trate solo de un programa navideño y que (al menos de momento) no quieran hacerlo semanal. Que sí, me alegra ver cosillas ‘de época’ de tanto en tanto pero sin pasarnos. Más que nada porque estas cosas no salen tan bien como suenan en papel. Por ahí hay algunas intentonas de ponernos nostálgicos que no han conseguido nada más que seguir pensando que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Cine
Creo que ya he dicho alguna vez que el western es un género que me gusta. Pues añado que tanto como para ver «El Dorado» buscando las diferencias de guión y diálogos respecto a «Río bravo» y concluir que las dos son muy dignas: ¡vaya par de pelis! El mismo nivel de atención para ver «La conquista del Oeste» fijándome en cómo los personajes van de cámara a cámara paseándose por toda la pantalla y pensar que es la lástima ver este tipo de pelis en mi televisor (sobre todo teniendo en cuenta que su formato fue pensado para competir con este aparatito que hoy compite con otro aún más pequeño).

Internet
Las listas son fácilmente viralizables pero si, además, se trata de una con el contenido más veces compartido (también conocido como contenido viral) aún mejor. Así que la lista de Buzzsumo tiene todos los ingredientes para que se comparta. Hay todo tipo de artículos en esa lista pero diría que tienen en común que se trata de cosas que impactan o emocionan en lo personal (ya hay otras listas que se centran en lo profesional por sectores). También hay muchos relacionados con estudios porque sorprenden y hasta nos dejan en buen lugar si confirman algo que sabíamos. Quizá por eso tengo la sensación que es una lista que podría haberse publicado en cualquier año.

[Contenidos] Charlas del EBE 2016 relacionadas con contenidos

Aprovechando el streaming del EBE 2016 y los tuits de los asistentes, he podido seguir las charlas que este año estaban relacionadas directamente con los contenidos: SEO, copywriting, storytelling, experiencia de usuario, viralidad e inbound. Recopilo aquí algunos tuits a modo de resumen.

Media News S06 A16

Televisión
El concepto «ventanas de distribución» que ahora supone un reto, hace una década prácticamente no existía. Sabíamos que pasaba medio año hasta que una película se emitía en los canales de pago tipo el antiguo Canal+ y que aún podría pasar otro hasta tenerla en VHS. Las series se emitían en los USA y uno o dos años después las veíamos sin preocuparnos de si tendrían nueva temporada o no. Era otra época. Ahora queremos ser parte de una audiencia globalizada que comparte pantalla (ya sea tele o portátil), queremos verlo cuanto más rápido mejor. ¿Por qué tendremos prisa por comentar lo que hemos visto?

Internet
Una respuesta a esa pregunta la da Borja: postureo televisivo. Cuando solo había un canal, esas cosas no pasaban porque todos veíamos lo mismo. Era fácil empezar una conversación con «¿viste ayer…?» porque casi seguro que se había visto. Después la oferta aumentó y veías cosas pero no lo decías. Ahora la cosa se complica porque dices que ves cosas que en realidad no ves para aparentar (lo mismo con los documentales). Llegados al punto en que hay quien no ve un programa pero puede seguirlo con el hashtag, no hace falta la conversación de antaño: con un retuit se da la respuesta.

Cine
Hoy me he levantado nostálgica porque sigo pensando en la noticia de que la OMS no quiere que los niños vean fumar en las películas. Lo que no entiendo es cómo va a evitar que los niños, camino del cine, tropiecen con alguien fumando en la puerta de un bar o cómo van a dejar de ser fumadores pasivos en su propio sofá. Es una bonita intención pero, como en la televisión y cualquier otro medio, es cuestión de educar. Montones de películas muestran a personajes fumando, tantas que seguro que cualquiera en el mundo ha visto alguna… y no todo el mundo fuma. ¿Parecemos tan manejables a las instituciones?

Publicidad
La liebre saltó el lunes por la tarde y los tuits no pararon de comentar lo que había hecho el CM de Pans&Co. Hoy ya se ha descubierto la campaña que hay detrás y está claro que han llamado la atención. Prueba superada con buena nota. Pero lo que más me ha gustado es ver cómo otras marcas aprovechaban la ocasión para decir la suya: Domino’s, Vibbo, NorthWeek, KitKat, InfoJobs… hasta Cantabria y Pullmantur recomendaron sus soluciones para la crisis que estaba teniendo el pobre CM. Parece compañerismo pero no lo es. Qué lástima que cuando realmente alguien necesita apoyo, lo pida desde el silencio sin ser TT ni nada.

Para ser legal, te aviso de que utilizo cookies en esta web:    leer detalles y configurar preferencias
Privacidad