Media News S25 A22

Televisión
Cada día hay alguna polémica en televisión, siempre aparece algún TT en Twitter sobre algo que ha pasado en prime time (o cualquier hora, las redes no duermen). ¿Cuál ha sido la última? Da igual, probablemente habrá una nueva en la próxima hora. Quizá por eso me he perdido las quejas que seguro que ha provocado la nueva ley audiovisual. Debe ser esa rapidez de tendencias, claro, porque sería extraño que nadie se quejase de lo que ha pasado, ¿verdad? Bueno, podría pasar si a nadie le importase porque quienes se quejan en redes no ven la tele tradicional. Sí, será eso, ¿no?

Internet
Sigo con los TT porque ocurre algo la mar de cansino: puede ser difícil encontrar de qué se está hablando si los pillas con un par de horas de diferencia. El motivo no es que algo haya dejado de ser noticia, es que ésta queda enterrada entre montones de opiniones de gente que la mayoría de las veces ni sabe de qué habla. Un clásico: nombre propio y tuits diciendo «ay, qué susto, pensé que había muerto». O, igual de absurdo, una imagen de «un doble» para hacer ¿gracia? con el titular que sea. Y, ríete tú del community manager de turno: esos tuits acaban teniendo más interacciones que la información inicial.

Publicidad
Los mejores 100 anuncios de todos los tiempos. Vaya trabajo haberlos seleccionado. A ver: ¿cuál es para ti el mejor entre los mejores? Si es difícil recordar los recientes, peor cuando te pones a pensar en los históricos o los que habían ganado algún premio (¡nos los ponían en la carrera!). Pues amplía horizontes porque no son solo los que hayas podido ver en tu tele, también internacionales. Si tienes tiempo, míralos: es una maravilla recordar alguna joya, pero también descubrir alguna perdida. No te diré cuál es el número 1, pero confieso que aún me divierte ver el 4º.

Cine
Ni una ni dos, tres son las escenas post créditos de «Lightyear». Sin haberla visto, me pregunto: ¿hacen falta? Sí, en general, tienen su gracia, pero con una es suficiente. Dos es mosqueante. Tres es un cachondeo. Hoy en día, con tantos canales a nuestro alcance, ¿por qué no dejar esos «epílogos» para otro lugar? También esos «prólogos» que eternizan los principios podrían usarse como tráileres en cualquier canal. Llámalo transmedia si quieres, pero no digas que son importantes y que por eso van con la película porque pocos aguantan todos los créditos. ¡Y esos fans irán donde les digas para ver lo que haga falta!

Media News S13 A20

Publicidad
Los logos de las marcas evolucionan con los años. Estos cambios más o menos sutiles obedecen, suelen decir, a la necesidad de mantener su relevancia en el mercado para seguir cerca de su público. Precisamente por eso, es digno de mención el rediseño de logos y slogans que han hecho algunas marcas para reflejar la realidad que estamos viviendo y pedir mantener las distancias (también en series y pelis). Audi, McDonald’s, Ruavieja, Guinness, Jeep y muchas marcas están haciendo campañas relacionadas. No todos estarían dispuestos a cambiar aquello que las representa y que siempre quieren ver más grande. Pero es que estos días estamos viendo acciones que no esperaríamos de marcas y de personas.

Cine
En medio de tanta cancelación, retraso y estreno online, me ha parecido mejor traer la historia de David Manning: un crítico de cine que nunca existió. Cuentan en Espinof que nació para firmar las típicas frases que acompañan las campañas de muchas películas, pero que, cuando se intentó investigar quién era realmente esta persona, resultó que era un fantasma. En el extremo opuesto, recuerdo haber leído hace un tiempo (no consigo encontrar la referencia) a alguien que se quejaba de que habían cogido su frase y la habían utilizado para la promo de una peli sin avisarle. A este paso no podremos fiarnos de ninguna crítica porque no sabremos de dónde ha salido ni quién la ha hecho, ya no solo en productos y hoteles, también en películas.

Televisión
Consumimos más medios, pero hay menos anunciantes. Vale, la situación actual es el motivo, pero ¿se ha planteado alguien qué pasaría si esto podría ser sostenible en un mundo alternativo? En otras palabras, ¿qué pasaría si la publicidad en televisión desapareciese? Las generalistas viven de ella, pero ¿y si tuviesen que ajustarse el cinturón para hacer programas con menos estrellas mediáticas? ¿Y si las interrupciones publicitarias disminuyesen porque los programas ya tendrían incorporadas a las marcas vía emplazamiento? ¿Y si las marcas fuesen capaces de producir el suficiente branded content como para que las cadenas solo emitiesen ese tipo de contenido? Ya que muchas empresas están reformulando su propuesta y adaptarse al futuro que nos vendrá, ¿por qué las teles no se lo plantean?

Internet
La Red siempre ha sido un lugar en el que encontrar información para todos los gustos, pero estos días parece que hay más gente opinando en las redes sociales. Quien dice opinar, dice quejándose. ¿Será que los trols tienen más tiempo libre? Si alguien dice algo positivo, otro alguien le va a la contra; si alguien dice algo negativo, otro alguien lo hace aún más negativo. Un ejemplo son las iniciativas del sector editorial: para algunos es algo bueno, para otros es malo. Nos cuesta ponernos de acuerdo en algo, lo cual es bueno hasta cierto punto porque los debates pueden ser enriquecedores. El problema es que muchos se enzarzan en lugar de aportar. Oportunistas siempre ha habido y siempre habrá, pero los trols oportunistas son aún peor.

Media News S11 A17

Publicidad
No he seguido la serie «Mad men» tanto como me hubiese gustado, pero la idea de hacer realidad alguna de las campañas que ahí se creaban me parece brillante. Es lo que cuentan en La criatura creativa que ha hecho Heinz con la campaña «Pass the Heinz». Tiene más gracia aún al saber que en la serie no gustó la propuesta. Ahora en la realidad parece que sí porque ya se puede ver por las calles de Nueva York. Me imagino a los creativos vendiendo la idea: ¿quizá pusieron simplemente el vídeo del capítulo de la serie y les explicaron el guiño de poner a la agencia de Don Draper en los créditos?

Televisión
El reparto del pastel publicitario siempre ha sido tema de debate pero aún más desde que se fusionaron las principales cadenas españolas. Así que leer sobre cuánto se lleva cada una es una mera formalidad porque es evidente que casi todo, concretamente el 95%. Sobre las multas por incumplir el máximo de minutos, confieso que me sorprende porque la percepción siempre es mayor. De hecho, incluso en canales de pago en los que los bloques que interrumpen las series están muy claros, también me parecen más largos últimamente. Será que resulta muy fácil acostumbrarse a verlas sin cortes.

Internet
El tema de los influencers me lo encuentro en algunas clases de másters con la pregunta recurrente de cómo aprovecharlos para la promoción de contenidos propios. Mi respuesta tiene que ver con la cuestión más importante: ¿qué tipo de personas quieres que hablen de tus productos? Quizá para ellos la pregunta es: ¿cuánto puedo vender si consigo que estos perfiles me mencionen? Hay opiniones de todo tipo pero la próxima vez voy a recomendar que lean el artículo de Borja Terán sobre el pasado programa de «Chester» y el par de influencers que tuvo de invitadas, quizá así la imagen se aclare.

Cine
Pasar frente a un cine ya no es lo que era: solo hay colas en multisalas en las que coinciden varias pelis a la vez. En las salas fuera de centros comerciales, aquellas más de barrio que aún sobreviven, es difícil que se llenen incluso en los días de grandes estrenos o aprovechando el tirón de los Oscars. Entristece pero ya no es de extrañar que cierren salas. La cuenta que publica El País es de 35.000 butacas perdidas en los últimos 6 años, y solo en Catalunya. Algunas míticas han acabado convertidas en tiendas, otras como el Urgel (estos días noticia de El Periódico por saber dónde acabó su marquesina) aún esperan a que se terminen sus obras.

Media News S25 A15

Televisión
Decir que no a un papel es algo que pocos actores se puedan permitir: la historia te recuerda tanto por lo que has hecho como por lo que no. Pero ahí está Kiefer Sutherland diciendo que no quiere volver a ser el héroe Jack Bauer. No se le puede culpar al pobre, ha cambiado lo suyo desde la primera temporada. Claro que la tele también te recuerda por las cosas que dices y ahí pasamos de las series a ciertos programas que son un cúmulo de despropósitos. Esos tertulianos, por llamarles de alguna manera, no cobran suficiente para la imagen que dan de si mismos. Pero ahí siguen, día tras día dejando sus vidas al aire como si les importasen a alguien más que a los que les conocen.

Publicidad
La nostalgia en la publicidad me puede. No puedo evitarlo. La última ha sido con el primo de Zumosol, versión 2015. Evolucionemos, claro que sí. Porque eso no es cambiar, solo renovarse para adaptarse a la nueva realidad. Si fuese cambiar, no saldría el primito en cuestión. Por eso solo le han quitado músculo y le han puesto barbita. Eso sí, junto a una furgoneta hippie Volkswagen porque lo de esa época sigue estando de moda. La anterior nostalgia es un poco más sutil porque viene por el oído vía BSO del spot de la fauna de Fanta… aunque las notas de «El Hombre y la Tierra» no sé si sonarán a los chavales que trotan por el campo.

Internet
Sigo con la evolución porque hay mucho de eso en la Red. Lo que en 2011 hacía ganar premios, hoy parece una minucia. El ejemplo de la cocina es clarísimo. En 2011, Gallina Blanca innovó con un bot en Twitter que nos daba recetas dando los ingredientes. En 2014, la campaña Som gent de profit nos anima a revisar lo que tenemos en la nevera para hacer una comida de aprovechamiento. Y también desde el año pasado, enviamos por WhatsApp una fotografía de la nevera en cuestión y Hellmann’s pone a un chef a pensar en qué podríamos prepararnos. Si esto no es evolucionar a ritmo del consumidor, ya me dirás cómo lo podemos llamar.

Cine
Ya es época de cine de verano. Los niños acaban el cole, algo hay que hacer con ellos para entretenerlos, ¿no? Pues a la sala de cine que está fresquita y, con un poco de suerte, se estarán quietecitos y calladitos. Al cine veraniego le salen las palomitas por todas partes y no solo cuando son pelis de dibus, también en las que no deberían ver los niños pero que ven porque no se les puede prohibir la entrada a las salas. Es lo malo que tiene esta época del año en la que las pelis sin pretensiones de guión se vuelven taquillazos: se le van a una las ganas de compartir sala con adolescentes que no habían ni nacido cuando se estrenó «Jurassic Park» (una joya de… ¡1993!) pero que les parece una buena idea «Jurassic World» (de momento ya con récord).

Media News S38 A14

Publicidad
Los cortes publicitarios nos obligan a descansar de los programas/series/películas igual que los programas/series/películas nos hacen descansar del día a día. Por eso no me gusta que  en la publi nos organicen ese día a día del que queremos descansar. Ver en un mismo corte anuncios que nos recomiendan tomar algo «una vez al día». Vale, son diferentes productos ‘se supone’ para necesidades diferentes pero vistos seguidos asustan un poco: una botellita para los huesos y otra para el colesterol pero luego la pieza de fruta y el lácteo que nos lo recuerda cada vez que lo destapamos… si les hago caso, pierdo la cuenta. Y la pierdo «una vez al día», cada vez que les veo esforzarse por organizarme la compra.

Cine
Todos tenemos algún tipo de colección. Quizá algunos la tengan más estructurada que otros pero a la que se acumula algo y se clasifica, zas, ya tenemos una colección. Entonces empieza la búsqueda de la pieza que nos falta, como si por tener la colección completa nosotros también fuésemos a estar más completos. Pero lo cierto es que hay pocas colecciones que se terminen, siempre hay otras cosas que coleccionar. Pero cada una de esas piezas que conservamos tiene una historia detrás que la hace especial. Y, si es del mundo del cine, aún más porque nos recuerda la película, el personaje, el actor o quizá lo que vivimos al verla. Quizá por eso algunos pagan lo que pagan por coleccionar objetivos cinematrográficos.

Televisión
Cuando leo sobre multas en televisión, no puedo evitar preguntarme por su sentido. ¿Sirven de algo? ¿Son rentables para las cadenas? ¿En qué se invierte el dinero que se recoge? Claro que, si sigo leyendo sobre multas, es que las cadenas siguen haciendo algo mal y, si saben que les vn a multar, será que les da igual hacer ese algo mal porque les es más rentable. No tiene sentido entonces la multa, así lo veo yo. Entonces, ¿por qué no hacer algo que de verdad ‘les duela’? Prohibirles la emisión de publicidad durante un tiempo seguro que les haría replantearse los motivos por los que siguen teniendo que recibir multas y los telespectadores estaríamos tan contentos.

Internet
Igual que al elegir herramienta de curación, si el nuevo servicio al que te vayas a registrar no te aporta nada significativamente nuevo, no lo hagas. Hay rondando por la Red muchos servicios gratuitos que parece que te vayan a solucionar EL problema que tienes, a mejorar TU vida personal/profesional. Me he encontrado con uno hace solo unas horas y parecía que efectivamente me ayudaría. El registro era solo mail y password, nada más. Fácil, rápido. Vamos a probarlo, ¿no? Todo parece ir bien pero pasados 5 minutos ya estoy recurriendo a la ayuda para encontrar la funcionalidad que yo realmente quería utilizar. ¡Error! En ningún sitio lo pone peeero solo está disponible para la versión de pago. Si lo hubiesen explicado bien, un registro que me hubiese ahorrado.

Para ser legal, te aviso de que utilizo cookies en esta web:    leer detalles y configurar preferencias
Privacidad