Media News S46 A19

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Publicidad
Repetir, repetir y repetir. Es una fórmula muy utilizada en publicidad. Sea porque repiten varias veces una frase dentro del propio anuncio o porque pagan para que se repita el anuncio constantemente. La cuestión es repetir. Será que a base de repetir algo queda… o quizá no. La prueba puedes hacerla tú porque seguro que te ha pasado lo que a mí el otro día: estaba viendo anuncios (una actividad habitual en hoteles) y uno de ellos me impactó porque repetía varias veces la marca y su slogan. Lo mínimo fueron 3 en un spot corto. Pero, ¡sorpresa!, no recuerdo ni la una ni lo otro. Tanto repetirlo y ahora no soy capaz de decirte quién era el anunciante. Dinero perdido, diría yo.

Televisión
Como fan del personaje de Colombo, no puedo evitar comentar la noticia de que sus creadores hayan cobrado los derechos que les correspondían casi medio siglo después. No dudo de que pudieron tener otras gratificaciones, pero la recompensa económica la merecían sin lugar a dudas. Parece ser que es legal esperar tanto tiempo para pagar, aunque moralmente es muy dudoso porque se acaba pagando a los herederos. Y, con el tiempo que ha pasado, esto ha tenido que pasar por varias manos cómplices del olvido. Me recuerda la historia de Bob, Bill y Batman, aunque a diferente escala. Es triste que los que redactan contratos (o leyes) estén tan alejados de la realidad.

Cine
El arte es atemporal. Puedes disfrutar de una obra aunque hayan pasado siglos, incluso milenios. Si consideramos el cine como un arte, está claro que es bastante reciente así que resulta más complicado ponerle esa perspectiva del tiempo. Pero se hace con algunas obras maestras, como «Rashomon» que, pasado más de medio siglo, aún se analiza. ¿Cuántos maestros tenemos en esta década? ¿Cuántas películas recientes podrán considerarse obras de arte dentro de medio siglo? ¿Cuántas pasarán a engrosar las listas de «imprescindibles»? ¿Cuáles se estudiarán en las escuelas de cine? Supongo que cada uno tiene sus propias ideas, al fin y al cabo la apreciación del arte es algo subjetivo.

Internet
Algunas veces, el equivalente al zapping televisivo es mi Feedly: se conectan dos historias de fuentes diferentes de alguna manera relacionadas. Así que, por un lado, me encuentro con Tristán criticando a los infoproductos porque, dice, están destruyendo el marketing. Y, por el otro, con Franck que es un firme defensor de esta vía de ingresos explicando cómo ganar 7 cifras mensuales. Me gusta leer puntos de vista opuestos, como ocurre en este caso. Para eso está la Red, para el intercambio de opiniones. El problema es cuando alguien consulta una única fuente porque, según con lo que se encuentre, «copiará» la conclusión de otros y «no pensará» si los infoproductos son buenos o malos.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.