Media News S19 A16

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Internet
En mi viaje a Valencia ayer, tuve tiempo de pensar en muchas cosas. Fuimos muchos los que aprovechamos para utilizar portátiles, móviles y tablets (ida y vuelta fueron 6,5h, casi una jornada de trabajo). Incluso vi a otro pasajero llevarse móvil y cargador al baño (de verdad, no fui yo). Pero también algunos buscando enchufes, otros wifi y quien utilizó los auriculares no para escuchar la película que pusieron si no su propia peli en la tablet, lo cual no es de extrañar porque la calidad de los monitores del tren de regreso dejaban mucho que desear. Por un momento pensé que aquello parecía un coworking en lugar de un vagón. Todo llegará y quizá en lugar de ‘vagones en silencio’ los acondicionen para trabajar.

Televisión
Cuando una nueva temporada empieza al minuto siguiente de cuando acabó la anterior, no hay ‘anteriormente’ que valga.  Entiendo que quieran mantener el interés entre temporadas, pero podrían ponerse en nuestra piel y darse cuenta de que, si pasan varios meses, va a ser difícil que nos acordemos exactamente de lo que pasó. También puede pasar que acabe el primero y el segundo haya dejado de tener interés porque todo lo que quedó abierto en la temporada pasada ya se da por resuelto. Un episodio doble sería más fácil para los telespectadores, pero más difícil de mantener para las cadenas. Claro que, superado el bache, los que se quedarían viendo la serie son los verdaderos fans. ¿No es eso mejor?

Cine
Las películas de superhéroes son geniales para olvidarse de todo menos de que se acaban las palomitas. Se supone que son las pelis perfectas para no moverte de la butaca, duren lo que duren y eso que cada vez son más largas. Pero siempre hay excepciones. «Capitán América: Civil War» podría serlo. Fui a verla la semana pasada con tan mala suerte que el cine tenía unas butacas que parecían tener años. Tanto es así que desde la mía oía al resto de personas moverse. Y se nos oyó más de una vez así que podría decirse que no fue lo suficiente buena como para dejarnos pegados al asiento. No es una medida de éxito muy buena porque la entrada ya está comprada pero sí para no volver a ir a ese cine.

Publicidad
Todo se tiene en cuenta en una campaña publicitaria: cada frase, palabra, punto, coma… Algunas lo aprovechan para hacer juegos de palabras, lo cual es de agradecer. Hoy me he topado con 2 que lo hacen de diferente manera con los signos de puntuación. Por un lado, los puntos que son más bien lunares en una campaña que recuerda visitar al dermatólogo para que no sean el final de tu historia. Por otro, una cerveza nos recuerda cómo cambian las cosas solo por intercambiar, por ejemplo, una exclamación por un interrogante. Dos casos que demuestran que los creativos también se acuerdan de tanto en tanto de su época de juventud aprendiendo las reglas del lenguaje.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Los comentarios están cerrados.