[Contenidos] El marketing de contenidos inicia conversaciones

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Hay dos palabras que están en boca de todos. La primera, obligatoriamente, es marketing de contenidos. Resulta que ha sido elegida como palabra del año por los anunciantes de EEUU. Me resulta curioso por dos motivos: primero porque hace ya varias décadas que se inventó el concepto y segundo porque los anunciantes crean que se ha hecho más bombo sobre content marketing que sobre algo que influye tanto en sus resultados como el ad blocking.

En fin, han tardado en darse cuenta de que el marketing de contenidos no es una moda pasajera. Pero se lo perdonamos porque lo importante es llegar a la meta, ver los contenidos como algo que les puede ayudar en su trabajo y no solo algo que tienen que aguantar porque lo necesitan para poner anuncios.

La segunda palabra me la propuso Magali: ¿por qué seguimos hablando de conversaciones en redes sociales si cada vez hay menos conversaciones? La pregunta, versionada de varias maneras, es relativamente frecuente en algunas clases que doy. La respuesta es complicada porque la culpa la tienen esas personas adorables para las que se supone que trabajamos. Y no son nuestros clientes, no: son los clientes de nuestros clientes, es decir, los usuarios.

Todos seguimos interactuando con los contenidos… pero los que publican nuestros amigos. En Facebook, solo algunos (o muy pocos) reaccionan a publicaciones de marcas. Piénsalo: ¿cuándo fue la última vez que dejaste un comentario en un blog corporativo? ¿Por qué respondiste al tuit de una empresa?

Reaccionar, reaccionamos… pero no con todos los contenidos. Si no hablamos con las marcas es porque lo que nos cuentan no nos interesa. ¿Para qué perder el tiempo relacionándonos con ellas ni no hablan ‘nuestro idioma’? El marketing de contenidos es una posible respuesta a este problema porque sirve para iniciar conversaciones relevantes, ayuda a crear mejores marcas y mejores relaciones con los clientes. Pero seamos conscientes de dónde se encuentra cada empresa antes de hacer algo.

Hay quien aún no sabe qué es el marketing de contenidos o lo ha oído mencionar pero no lo utiliza. También hay quien tiene perfil dentro de Facebook pero ni se plantea utilizar esta red social o cualquier otra para su negocio. ¡Hay de todo! Cada empresa es diferente en modelo de negocio, sector, recursos disponibles…

Por eso propongo moderación: sigamos hablando de estos conceptos pero no como si fuesen la solución a todos los problemas. Ni lo es el marketing de contenidos, ni las redes sociales, ni el engagement… No hay soluciones que sirvan para todos, al contrario, hay que utilizar la más conveniente y no tiene por qué ser la misma siempre.

Seguiremos diciendo que el marketing de contenidos es importante, pero primero hará falta tener una estrategia de contenidos. También lo son las redes sociales para establecer conversaciones, pero es necesario entender qué es un diálogo hoy. Te propongo que reflexiones sobre ello y lo apliques a tus planes para el 2016: cuida los contenidos y haz que sirvan para algo, por ejemplo, para tener temas de conversación con tus clientes potenciales.

Resumen de la publicación de mi newsletter sobre marketing de contenidos (núm. 281, 28-12-2015).

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Los comentarios están cerrados.