Media News S40 A12

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Televisión
Explican en Vaya tele las claves de un piloto y a mi me da por pensar en los últimos que he visto («Last resort», «Elementary», «Hell on wheels» o «Accused») y he llegado a la conclusión de que me llevo la primera impresión en el tiempo que equivaldria a antes del primer corte publicitario. Si en esos 10 o 15 minutos como mucho no me engancha, es posible que acabe de ver el piloto pero no veré el siguiente capítulo. Puede ser también que al acabar el piloto piense que merece una segunda oportunidad y me acabe de decidir con el segundo. Pero si es una buena serie, el piloto cumplicará su función y me entrarán ganas de ver la serie completa.

Cine
En una gala como los Oscars, tan histórica como convencional, lo único que puede ser interesante es el presentador. La lista de premios se podría publicar sin tener que pasar 3 o 4h escuchando discursos de agradecimiento. Pero para que la gala sirva para algo más que para promocionar marcas de moda (y de pasada a profesionales del cine), el presentador tiene que poder aguantar un monólogo. Y ahí es donde no me acaba de encajar Seth MacFarlane. Quizá porque ver a un guionista expuesto de esa manera es poco corriente, son sus personajes los que normalmente hablan por él. Aunque el monologuista es una evolución del guionista, ¿o viceversa?

Publicidad
La creatividad de la publicidad (y casi cualquier otra) siempre acaba siendo discutida, supongo que para dar la razón a los que creen que todo está inventado. Es fácil acordarse de campañas previas propias o de otros que usan el mismo concepto pero puede ser más complicado detectar cuando se ha utilizado fuera de un entorno publicitario. También hay ejemplos pero el de San Miguel me ha decepcionado porque, en su momento, ya comenté que la parte visual era la menos trabajada y ahora resulta que prácticamente es la única diferencia con una canción previa. Desde luego, no deja en buen lugar a la campaña pero la nueva pregunta es si afecta eso a la marca o, como otras cosas, se queda en el sector.

Internet
Google no para de hacer cambios a su algoritmo (de ahí habrá sacado la idea Facebook de no para quietos): que si el dominio pierde valor, que si el las meta no tienen credibilidad… Me alegro de tener siempre presente la mejor recomendación de SEO que he podido encontrar nunca. Y es que lo más importante es que el contenido aporte el suficiente valor como para que la gente lo enlace (y lo comparta, para no olvidarnos de la tercera pata del inbound marketing). Sí, también hay truco con los links que pueden no contar como tales pero no nos alejemos del tema: sin buenos contenidos, no importa el nombre del dominio porque nadie lo leerá.

Eva Sanagustín

Organizo, redacto y sugiero contenidos. Freelance y profe. He publicado 15 libros y mantengo este blog desde 2004.

Los comentarios están cerrados.