[Contenidos] “Contenido eres tú”, un ejemplo de ebook que ha dado buenos resultados

Hoy quisiera contarte qué he aprendido de ti gracias a mi publicación del ebook “Contenido eres tú”. Me gustaría utilizarlo como ejemplo para explicar lo importante que es medir los resultados conseguidos desde diferentes ángulos. Por eso, si no lo has hecho ya, te recuerdo que puedes descargarlo gratuitamente y en varios formatos (pdf, epub, mobi y los 3 en un zip).

Puestos a calcular, es interesante empezar con un acto de reflexión. promo-boton-v3He escrito un capítulo (unas 2000 palabras) y me he encargado de la coordinación editorial, maquetación y edición final, además de la publicación en los diversos canales cada semana. Esto significa que, entre unas cosas y otras, mi inversión de tiempo ha sido de unas 50h al ebook. Repartidos entre los casi 3 meses que ha durado la aventura editorial, puede parecer poco pero, si fuese un proyecto facturable para un cliente, otro gallo cantaría.

Con las horas que le he puesto, sumadas a la de los autores, no es suficiente pensar en las descargas conseguidas, hay que poder valorar más cosas. No quiero llenarme de números estadísticos, solo algunas referencias a dos aspectos concretos: los temas que interesan y los formatos que se utilizan. Creo que son los aprendizajes más extrapolables de cara al futuro.

Hay diversas formas de medir los temas que despiertan más interés, algo que también podríamos llamar alcance conseguido:

  • Consumo: las visitas a mi web, en concreto en cada post como firma invitada, y también las aperturas de cada newsletter.
  • Interacciones: las métricas propias de cada red social como son RT, +1, Me gusta, comentarios, menciones sociales pero también las recibidas en los envíos de esta newsletter en forma de mail de respuesta.
  • Suscripciones: las nuevas altas a la newsletter, las nuevas suscripciones al blog y los nuevos seguidores sociales. Además de los que ha tenido la revista en Flipboard. Todo ello valorado en evolución por cada número.

En base a estos parámetros, puedo decir sin lugar a dudas que los últimos temas son los que más os han interesado. Quizá también porque se ha ido acumulando la expectativa número a número y el alcance ha sido mayor al final. O, simplemente, los datos están condicionados por otro factor importante: la promoción. Y es que la dedicación también influye. Nunca hay que publicar y olvidarse.

Cuando se dedica tanto tiempo a algo y después se regala, algunos se preguntarán si  merece la pena. Una manera sencilla de contestar es teniendo en cuenta los números resultantes que acabo de enumerar: ¿poco consumo, pocas interacciones, pocas suscripciones? Si la respuesta es que sí, es probable que la respuesta sea que no ha merecido el esfuerzo de generación del contenido. Si, en cambio, los números compensan (y eso a cada uno lo hace a su manera) entonces mis 50h habrán servido para algo. Si los objetivos se han cumplido, el marketing de contenidos ha funcionado.

Una última cosa que me parece interesante aprender de este ebook es el formato preferido de descarga. Es curioso ver cuál de los tipos de archivo ofrecidos se lleva mayor porcentaje. Supongo que era de esperar pero, en este momento, es el pdf con casi el 80% quien gana; el epub se lleva el 13%; el zip un 5%; y el mobi se queda en un casi ridículo 2%.

Originalmente publicado en mi newsletter sobre marketing de contenidos número 201 (16 de junio de 2014).

Déjame tu correo para acceder al contenido exclusivo y para que pueda enviarte mi newsletter semanal con mis posts y mucho más: ¡cada lunes a las 10h!

Política de privacidad

“Contenido eres tú”, ebook colaborativo para entender al Contenido

Hoy es el día, después de varios meses de trabajo, de presentar oficialmente el ebook colaborativo “Contenido eres tú”. Descárgalo ya si tienes ganas de leerlo, pero me gustaría contarte un poco sus interioridades.

Portada de mi ebook colaborativo “Contenido eres tú”

Lo primero, como es lógico, agradecer a todos los que han participado desinteresadamente en el proyecto: los autores de los capítulos Cristina Aced, Magali Benítez, Fabrizio Ferri-Benedetti, Aleix Gabarre, Montecarlo, Andrés Pérez, Fernando de la Rosa, Eva Snijders, David Soler, Pau Valdés y Javier Velilla y también a Noemí Medina por el diseño de la portada que puedes ver aquí a la derecha.

Lo siguiente es contarte las conclusiones a las que he llegado después de leer y comentar cada capítulo con su respectivo autor pero, sobre todo, de tener una visión global de todo el ebook: en resumen, ¡todo es contenido y todos lo incorporan a sus acciones! Se presuponía, vale. Pero ahora estoy más convencida de que una empresa que no utiliza los contenidos de alguna forma es un negocio que acabará cerrando.

Lo dije en la introducción: el contenido se utiliza de muchas formas, algunas se parecen y otras no. Cada empresa es diferente y puede elegir entre las diferentes opciones cuál le conviene más. Hay varias disciplinas y usos, no puede ser que ninguna se adapte a las necesidades de una empresa.

Como coordinadora del ebook, estoy contenta con el resultado final y creo que explica bien las formas de ponerse en marcha. Maquetado como está, “Contenido eres tú” se puede leer en 136 páginas. Seguro que alguna idea interesante te llevas de sus capítulos para aplicarla ya mismo. Me gustaría saber cuál es (seguro que el autor correspondiente también): utiliza los comentarios, las redes sociales o envíame un mail, como prefieras. Tener feedback de los lectores es la mejor forma de preparar mi siguiente aventura editorial.

Para acabar, es lógico explicarte el título del ebook así que te recomiendo leer su última página en la que te expreso mi deseo de que te pongas manos a la obra con los contenidos. Puedes elegir cualquiera de las disciplinas que forman el ebook, mezclarlas a tu antojo o incluso utilizarlas todas.

Contenido es todo, contenido eres tú.

 

“Del Branded Content a las marcas con contenido”, por Aleix Gabarre

La 12ª y última colaboración para el ebook “Contenido eres tú” viene de la mano de Aleix Gabarre, consultor de marca senior. Así que contenido eres tú, branded content.

Puede parecer una perogrullada, pero te sorprendería saber la de profesionales con varios Masters que olvidan que significa la C cuando escriben “estrategia de BC” en sus powerpoints.

Creo que en parte se debe a la inercia profesional. Muchos de los que hablamos de las virtudes del Branded Content venimos del mundo de la comunicación y el marketing, gremios donde el peso de la conversación ha recaído en la marca (sus valores, su posicionamiento, su imagen, sus mensajes…) y muy poco, tarde y mal en los demás factores (ya sabes, la gente, lo que le interesa, lo que piensa de esas marcas, cómo las usa… vamos, lo irrelevante).

Perdona el sarcasmo, pero es que ahí es justo donde el BC aporta valor real a una estrategia de marca. Frente otras formas de comunicación mucho más unidireccionales y basadas en la presión que puede ejercer la marca (ya sabes, publicidad, marketing directo, etc), el contenido de marca no genera absolutamente ningún valor si ese contenido no es relevante, interesante y/o útil para las personas que queremos como parte de nuestra audiencia. Si no entendemos quiénes y cómo son, qué les interesa o qué les preocupa, habremos gastado bastante tiempo y dinero en 0 retorno.

Así que recuerda, sin contenidos que interesen no hay Branded Content.

Vale, vamos a ponernos un poco serios. El Branded Content exige un diseño, esto es, por muy experimental y arriesgado que quieras ser necesitas tener muy claras una serie de variables básicas, sin las cuales no podrás crear contenidos que ayuden a tu marca. El resultado final, el tipo de contenidos en concreto y lo que lograrás a través de ellos, va a ser distinto en cada caso, pero los fundamentales no; sin ellos más vale que te encomiendes a San Viral, e incluso así descubrirás que tener muchas visitas no implica tener una marca mejor.

Actualización 9 de junio de 2014: ya puedes descargarte el ebook “Contenido eres tú” con este capítulo y muchos más.

“Storytelling como estrategia de contenidos”, por Eva Snijders

La undécima colaboración al ebook “Contenido eres tú” viene de la mano de Eva Snijders, storyteller y Socia Fundadora de Química visual, empresa pionera en España en los campos del Storytelling y el Transmedia. Así que contenido eres tú, storytelling.

Storytelling es por supuesto, el arte de contar historias. Pero es mucho más que eso. En su voz inglesa, la palabra se refiere tanto a la narrativa, como al acto de contar historias. Por tanto hace referencia a la relación, muy particular, entre el narrador y su público. En un sistema dinámico, tiene en cuenta también la historia (el contenido), la “tecnología”empleada (desde la voz humana, hasta los Social Media, pasando por la imprenta) y el contexto. Todas las partes de este sistema se influyen y se modifican para crear la experiencia de compartir, una comunión.

Aunque los contenidos se pueden trabajar de muchas formas, hacerlo desde la óptica y con las técnicas propias del Storytelling tiene varias ventajas. Frecuentemente, cuando en los medios se habla de Storytelling en relación al Marketing y la Comunicación, se habla de cómo contar historias que enganchan.

La mayoría de los autores que tienen esta visión ignoran, u omiten, que Storytelling es estrategia, no táctica.

La forma más eficaz de aplicar el Storytelling a nuestras estrategias de Marketing y Comunicación es empezando por la base. Porque todas las organizaciones son únicas a su manera. Vale la pena descubrir su esencia y construirlas “de dentro a fuera”, para que tengan un recorrido en el tiempo y el espacio.

Todo buen proyecto de Storytelling, tenga o no como objetivo la elaboración de contenidos, debe buscar respuestas a preguntas tan importantes como:

  • ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos?
  • ¿Cuáles son nuestros valores? ¿En qué creemos de verdad? (no lo que suponemos que creemos, o lo que quede bien afirmar, o lo que estáde moda…).
  • ¿Cuál es nuestra visión? ¿Cómo imaginamos el mundo de hoy? ¿Y el de mañana?
  • ¿Cuál es nuestra misión, más allá de generar beneficios?¿Quévamos a aportar nosotros para que ese mundo se haga realidad?
  • ¿Quiénes son nuestros aliados y clientes, más allá del target?
  • ¿Quiénes son nuestros competidores? ¿Y nuestros proveedores?
  • ¿Qué clase de relación queremos construir con ellos? Y, ¿cómo se lo vamos a proponer? ¿Dónde? ¿Cuándo?

Actualización 9 de junio de 2014: ya puedes descargarte el ebook “Contenido eres tú” con este capítulo y muchos más.

 

“Transmedia Storytelling es un proceso y una experiencia”, por Montecarlo

La décima colaboración al ebook “Contenido eres tú” viene de la mano de Montecarlo, arquitecto transmedia que actualmente está preparando su tesis doctoral sobre estructuras narrativas. Así que contenido eres tú, transmedia storytelling.

Ante todo cabe hacer una distinción entre Transmedia y Transmedia Storytelling (o Narrativas Transmedia o simplemente NT).

El primer concepto significa literalmente “más allá de los medios”, aunque se utiliza para describir el uso de varias plataformas o medios de comunicación para difundir un contenido. Como vemos, la definición se apoya, sobre todo, en los canales.

Por otro lado, el segundo concepto, Transmedia Storytelling, incide en el relato como elemento vertebrador. Se utiliza para, efectivamente, hablar de narraciones que se extienden por varias plataformas, pero aquí la importancia la tiene la historia (el universo narrativo, si queremos emplear un término más ajustado). Un universo que, si está bien construido, creará sentidoy será coherente.

Lo que ocurre a veces es que, por pura vagancia, hablamos de Transmedia cuando queremos decir Transmedia Storytelling. Pero no lo olvides: LA NARRACIÓN ES LA QUE DA SENTIDO AL CONTENIDO.

Cualquier NT estará formada por un conjunto de historias (tantas como piezas) que aunque pueden consumirse de forma independiente y no-lineal, al contemplarse en su conjunto adquieren mayor profundidad y sentido.

¿Y cómo se aplica esto a las empresas? Pues bien, deja de pensar en la marca como un logo, un concepto, una serie de productos, una lista de valores o una cotización en bolsa. Y en lugar de eso (o mejor, integrándolo junto a muchas otras cosas) imagina que cada marca tiene su propio universo, un mundo poblado por personas dentro y fuera de la empresa (directivos y trabajadores, pero también proveedores, público) y todos están contándose historias, y entre todas forman una historia de historias. Pues eso es el universo narrativo de la marca.

Y si estos relatos se extienden a través de múltiples plataformas, concluiremos que nos hallamos frente a un universo transmedia, que dará cabida a todas las historias que se han contado, se cuentan y, potencialmente, también a las que se contarán en relación a esa marca.

Actualización 9 de junio de 2014: ya puedes descargarte el ebook “Contenido eres tú” con este capítulo y muchos más.