Media News S16 A12

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Publicidad
«Les va a encantar». Eso dice uno de los protagonistas del spot de Donuts, el de su regreso a la receta original. A parte de que no nos enseñan nada más que una masa y ya acto seguido el producto hecho, no nos dicen mucho de cuál es la diferencia entre el de antes y el de ahora. Este es un último ejemplo, nostálgico además, pero cada cierto tiempo a alguien le da por cambiar su fórmula y de anunciarlo a bombo y platillo. Deben ser marcas que se creen eso de que si funciona hay que cambiarlo pero qué pasa con los que les disgusta la nueva versión del producto o, peor aún, la original que han recuperado. Será que siempre me toca estar en ese grupo de los que sienten que han cambiado de marca sin haberlo hecho realmente, pero ¿dónde queda la fidelización entonces?

Internet
Comprar ‘me gusta’ en Facebook (mucho más común que la venta de followers en Twitter) se puede hacer ‘a peso‘ a empresas que se dedican a eso… o se puede hacer a cambio de algo. Lo que se lleva últimamente es un iPad pero hay muchas otras cosas que se regalan a los fans. Espera, me he dejado de poner las comillas a ‘regalan’ y a ‘fans’ porque ni se dan a cambio de nada (¿un ‘me gusta’ vale su peso en bombardeo comercial futuro?) ni tampoco se premia a los usuarios que ya llevan tiempo siendo fans, sino a cualquiera que quiera el premio. Es llevar al mundo online lo que ya vienen haciendo hace tiempo las compañías de telefonía que se empeñan en tratar mejor a los que nuevos que a los que ya llevan años. Me repito, ¿qué pasa con la fidelización?

Cine
Sin quererlo parece que está siendo un post sobre fidelización, así que lo aplico al cine por partida doble. Y es que el star system (el fenómeno fan de toda la vida aplicado a actores o directores) es una cosa pero otra muy diferente es sentir predilección por una sala de cine. ¿Hay algo en ellas que haga una tu favorita por encima de las demás? Sí, hay tarjetas de fidelización para cadenas tipo Cinesa pero no para cines concretos o, más aún, para salas específicas. Ese cine con palomitas dulces, parking gratis o simplemente el que hace VO más cerca de tu casa. O esa sala con asientos dobles, la que se oye mejor o la digital. ¿Eso se premia por encima de la película elegida? A qué son los espectadores más fieles, ¿a la sala o al star system?

Televisión
Trasladar a las cadenas de televisión lo que he comentado del cine es fácil: ¿fieles a una cadena o un canal, a un presentador o actor? De hecho, también podemos ser fieles a un género y ver una cadena solo porque pone películas o series que nos gusta o porque está ese presentador de informativos que tanta confianza nos da. Pero, ¿es posible una tarjeta de fidelización para televisión? Me da por imaginar un futuro con televisores inteligentes que evitan la publicidad a los telespectadores que pasan más tiempo viendo una cadena concreta. O, mejor aún para que siga habiendo trabajo para publicistas, que muestre anuncios realmente enfocados al usuario según los programas que ha visto en ese canal. Eso sí sería útil y no una tele en 3D.

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Los comentarios están cerrados.