15 años blogueando… y subiendo

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

El viernes pasado hizo 15 años que abrí una cuenta en Blogger para empezar este blog. Hace unas semanas se lo comenté a unos alumnos y, superada su sorpresa, la siguiente pregunta fue: «¿y escribes a menudo?». 2 posts por semana, unos 8 al mes. Me da pena, pero entiendo que se lo planteen porque hay muchos blogs que están hivernando, por no decir en coma profundo. No el mío, sigue bien vivo y con ganas de seguir por muchos más años.

En estos 15 años, he leído muchos posts sobre el boom de los blogs, su caída y su recuperada estabilidad. El momento que está viviendo la blogosfera es más bueno que malo. Superada la crisis de las redes sociales, cada medio tiene su lugar con objetivos, audiencias y formatos diferentes. Ya no compiten, se complementan. Es positivo para los que llevamos cierto tiempo por aquí, pero difícil de entender para los que están acostumbrados al tipo de velocidad que se lleva en las redes.

En la blogofera se suda bastante, cuesta ver los resultados, pero existen para empresas y para marca personal. Se invierte mucho tiempo, tanto escribiendo como manteniendo y promocionando el blog. Hay que mentalizarse de que será así siempre porque constantemente aparecen nuevas opciones que explorar. Muchos empiezan, quizá porque un día tienen algo que contar o porque oyen que puede ser una buena idea. Pero es fácil que fracasen si no creen en ello de verdad. Pocos aguantan esta carrera de fondo cuando buscan algo sencillo, que no requiera esfuerzo y proporcione resultados rápidamente.

Tener un blog implica dedicarle mucho tiempo, ¿lo tienes? #blogging Clic para tuitear

Invertir mucho tiempo puede verse como negativo. Pero también es positivo porque te obliga a estar al día, leer mucho para argumentar tu punto de vista, ordenar las ideas, buscar referencias para documentarte y mejorar tu texto… Escribir un blog, aunque sea una vez a la semana, es una forma de expresarse que te anima a reflexionar y pensar. Publicar es exponerse y no todos quieren. Me duele oír eso de «tengo blog, pero no lo actualizo» o ver feeds que están inactivos desde hace meses o años, pero ocurre más veces que leer que alguien se lanza a la blogosfera.

15 es un número lo suficiente redondo como para mirar atrás, pero también adelante. ¿Qué pasará dentro de otros 15 años? Quiero pensar que los blogs no habrán muerto, aunque seguro que algo habrán cambiado porque lo han hecho bastante desde que nacieron. Para entonces estaré cumpliendo un cuarto de siglo como freelance o quizá ya no exista este estilo de vida laboral. El cambio también puede venir por algún algoritmo que de la razón al futuro de la saga «Terminator» y escriba tan bien como si fuese una persona. Adiós empleo, pero no adiós bloguear: cuando la vida cambia, el blog se adapta al blogger.

Sea como sea el futuro, espero que aprenda del pasado y deje que los blogs sigan gozando de buena salud. Bloguear no es para todos, está claro. Es para los que tienen algo que decir y se comprometen a hacerlo con una cierta frecuencia, sin pensar si les gusta escribir o no tienen tiempo. Lo hacemos porque creemos en compartir lo que sabemos y el blog nos proporciona todo el espacio del mundo.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

2 comentarios:

  1. Eva, muchas felicidades. Eres una profesional campeona. La constancia y el esfuerzo da frutos. Y si seguimos con metáforas de huerta, de lo que se siembra, se recoge. Un abrazo.

  2. Gracias Rosa: ¡a por otros 15 años más!

No se admiten más comentarios