Media News S36 A15

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Después del paréntesis de agosto que he aprovechado para avanzar un poco mi próximo libro, vuelvo a la frecuencia habitual de posteo en mi blog. Como siempre los miércoles, un post con ideas sobre medios tradicionales para no olvidar los orígenes.

Internet
El pasado lunes se celebró el BlogDay 2015. Es una lástima haber perdido por completo la costumbre de los blogs de recomendar blogs. Aún es peor que algunos hasta hayan perdido la sanísima costumbre de enlazar que, al fin y al cabo, es una forma de recomendar otras personas de manera indirecta. Deben ser las mismas personas que no son capaces de hacer un retuit en Twitter. No debería haber tal problema, es sencillo: Internet conecta personas, ¿por qué no hacer evidentes los enlaces? La respuesta para no hacerlo es igual de sencilla: no entienden que la ausencia de conexión es un retroceso en la comunicación.

Cine
En agosto pasan cosas curiosas en las salas. Hay cines que parecen infantilizarse al proyectar solo películas típicamente veraniegas para niños. Y otros que trabajan ajenos a esa clarísima fuente de ingresos y siguen haciendo películas que parecen no interesar a nadie. A los primeros, nada que criticar: que aprovechen el tirón y vendan palomitas como si su negocio fuese ese. A las personas que visitan los segundos, un pequeño comentario: bravo porque sóis los únicos que tienen interés en esas películas y hacéis que esa sala siga abierta con vuestra entrada. Verano tras verano, y también algunos fines de semana, me pregunto cómo sobrevive un cine con 10 personas por sesión.

Televisión
La programación de verano permite hacer algo poco sano: maratones de series. Y es que las cadenas se empeñan en hacer 3 y hasta 5 capítulos seguidos. Así es como he aprovechado para recuperar capítulos antiguos que me había perdido en su momento. Con esa excusa, me pregunto por qué aún las cadenas se empeñan en no ofrecer los capítulos abiertamente para ver cuando realmente quiera el telespectador. Y en cambio siguen viendo aceptable saltarse capítulos, desordenar temporadas y cambiar horarios a su gusto y sin justificación aparente. Bueno, en realidad, sí que se puede ver ese tipo de televisión… pagando.

Publicidad
La sensación veraniega de que nada cambia durante agosto la ha roto Ikea y su catálogo 2015. En su línea de fijarse en los detalles (terrazas, mesas), ahora le ha prestado atención a esos sufridos trabajadores que llevan puerta a puerta lo que ellos llaman ‘inspiración’. Eso es su catálogo dicen así que, ¡bravo por las empresas que quieren inspirar a la gente! Claro que, día a día, esos y otros muchos sufridos trabajadores llevan puerta a puerta spam del de verdad con panfletos que van directos a la basura, algunos ni pasan de la puerta y se quedan en una papelera en la entrada del edificio. A esas empresas les animo a buscar un poco más de inspiración por ahí.

Eva Sanagustín

Organizo, redacto y sugiero contenidos. Freelance y profe. He publicado 15 libros y mantengo este blog desde 2004.

Los comentarios están cerrados.