Media News S14 A13

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Publicidad
Sí, me gusta la publicidad y consumo marcas que se anuncian en medios pero no siempre las dos cosas se relacionan para dar una buena noticia: ¿qué pasa cuando odias la publi de tu marca favorita? Si se supone que las campañas venden, ¿por qué a mi que soy cliente de toda la vida me hacen rabiar? ¿Debería dejar de consumir ese producto porque la imagen que transmite me dan ganas de cambiar de marca? Supongo que la sensación es la misma que cuando veo un videoclip de una canción que me gusta y siento un rechazo hacia el cantante o grupo. Me influye la publicidad, sí; pero tanto como cambiar de marca después de ya no sé cuántos años, pues no. Eso sí, cuando veo el anuncio me da por cambiar el canal.

Internet
La semana pasada hablaba de Vine y Twitter para hacer teasers de películas y justo al día siguiente veo el tuit de Francesc que utiliza Instagram también para hacer un trailer. ¿Con fotos, te estarás preguntando? Sí, fotograma a fotograma se puede ver una animación para promocionar un festival de cine mudo. ¡Bravo! Su idea es la de acercar al público del 2013 el cine que se hacía un siglo antes así que aprovechar esta red social de fotos me parece genial, sobre todo ahora que dicen que vuelven los gifs. Pero dudo que este tipo de promo tenga sentido fuera de un entorno experimental o alternativo, tanto como es que en plena euforia 3D hagan un festival así.

Cine
Y otra reminiscencia de la semana pasada, cuando me quejaba de que el verano ya estaba aquí aunque acabásemos de entrar en la primavera, porque aunque como aquel que dice aún estamos de resaca post Oscar, ya hay fecha para la ceremonia del 2014 y del 2015. La influencia viene dada, no por un concierto, si no por los mismísimos JJOO de invierno. ¿La televisión puede más que el cine, no era todo lo contrario? Pues parece que no, la audiencia de millones de personas en televisión puede más que la estatuilla dorada.

Televisión
A la televisión, o más bien a la telebasura, se la suele acusar de muchas cosas, algunas las he tratado en esta sección semanal como fomentar el sedentarismo. Pero no sé si había visto una similitud entre telerealidad y fracaso escolar. Es lo que se desprende de los datos de este tuit que no quiero ni contrastar por miedo a que sea verdad el porcentaje: 14 ediciones de Gran Hermano en España y 30% de tasa de abandono escolar. No es la primera vez que se oyen voces de ‘quiero salir en la tele’ pero tanto como para establecer una relación directa entre estos dos factores, me parece demasiado. Aunque no se puede negar que es efectista.

Eva Sanagustín

Organizo, redacto y sugiero contenidos. Freelance y profe. He publicado 15 libros y mantengo este blog desde 2004.

Los comentarios están cerrados.