Media News S52 A12

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Cine
Ir al cine, más que una experiencia, se está convirtiendo en una aventura. Ya no por encontrar una película aún en cartel semanas después de haberse estrenado, si no por la gente con la que te puedes encontrar en la sala. Dos ejemplos de mi visita este fin de semana pasado para ver «Skyfall»: en la parte de atrás, una fila casi entera de chavales de no más de 10 años que te hacen dudar de si te habrás equivocado de sala porque, antes de verla, una peli Bond no parece precisamente infantil; y, dos asientos más a la derecha, un hombre más interesado en saber cómo va el partido que en ver la película de manera que se pone la radio y, claro, en las escenas de acción la sube para oírla pero luego se olvida de bajarla en las que hay diálogo con lo que el resto oímos el típico ruidito de radio mezclado con los chistes malos de Bond. Quizá la semana que viene comente algo de la peli pero imagínate mi opinión si prefiero retrasarla unos días.

Publicidad
Me ha gustado el anuncio gráfico de Ono dedicado al cine en HD aprovechando que «Hollywood» empieza con «H» y termina en «D» para explicar que «ollywoo» no es nada sin esas dos letras. Me gusta porque es una campaña basada en dos sencillas letras para vender dos sencillas letras. Desde luego, pensar en HD es pensar en tele (en cine, la H cambia por el 3). Al imaginar cómo sería el spot, he buscado en YouTube y me he encontrado con la campaña de Sky también aprovechando las dos letras. Como la gráfica la he visto deprisa desde el bus, no estoy segura de si estarían vendiendo ese canal o no pero por un momento me he imaginado varios canales de cine en HD tratando de usar la misma estrategia… durarían poco, supongo. Pero, pensándolo mejor, ya hay otras muchas marcas que reaprovechan creatividades y ahí siguen.

Internet
Más de una vez he defendido los banners frente a quien creen que han muerto. Insisto: miro la publicidad, me fijo en los banners y hasta clicko en ellos también más de una vez. Claro está que llaman más mi atención los que se expanden solos o los que me impiden ver el contenido que yo esperaba porque ocupan toda la pantalla, pero lo hacen de forma negativa. Así que no es del tipo de banners que suelo defender. Dicho esto quizá se entienda mejor mi sorpresa: ¿qué sentido tiene un banner que no se puede clickar? He visto muchos banners y con muchas landing page pero yo diría que no me había encontrado con ninguno que en el diseño incluyese una URL como si esa fuese la forma de conseguir visitas, escribiéndola en la barra de direcciones. ¿Qué fue de aquello de evitar clicks innecesarios?

Televisión
Viendo las listas de regalos que proponen en Vaya tele para los que disfrutamos con una buena serie, me da por pensar en qué serie actual me compraría. La respuesta, como me pasa en películas, dependerá de cuál querría ver otra vez dentro de, pongamos, dos o tres años o quizá una década. Y es que sí, ahora mismo sigo unas cuantas que me gustan y con las que disfruto a cada capítulo pero pongo en duda que dentro de ese tiempo querría volver a verlas. Por ejemplo, estos días he recuparado «Corrupción en Miami» y hace tanto tiempo que la veía por televisión que casi ni recordaba los nombres de los protagonistas. Pero ya he visto 4 y los encuentro muy entretenidos, un pasatiempo nostálgico si quieres. ¿Lo hubiese dicho en el momento de emitirse? Lo dudo. Quizá me pase lo mismo dentro de cinco años cuando me compre alguna serie y me de cuenta de que envejecen mal.

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Los comentarios están cerrados.