Media News S48 A14

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Televisión
Los programadores nunca dejan de sorprenderme. Ya no solo porque dejen alguna que otra serie sin terminar, a mitad de temporada, o porque cambien de día algo porque sí. Me sorprenden los programas que deciden, ejem, programar. Lo de «Adán y Eva» no es tan raro, pero lo de «Killer Karaoke» es más propio de otra época. Concretamente de aquella en la que Caparrós nos ponía los pelos de punta al preguntarnos aquello de «¿Quién dijo miedo?». Y quizá incluso también de aquella de «Humor amarillo». Pero el resultado no tiene gracia… como mucho asco. No soy usuaria pero me atrevo a decir que en los karaokes de barrio es posible pasárselo mejor… y entre amigos.

Publicidad
Hoy se ha estrenado el anuncio de Freixenet 2014 con un ‘repaso’ a la música de los últimos 100 años. Misterios de la imagen, me ha recordado al vídeo clip de Taylor Swift. Estamos a un mes de Navidad, con las luces ya iluminando el espíritu navideño callejero, es normal que aparezcan los clásicos spots que por estas fechas nos animan (se supone) a comprar. De los que van saliendo, me ha gustado el de Ikea aunque sea para Portugal: es tan pronto para decorar el árbol que éste aún no ha crecido lo suficiente y los adornos son más grandes que él.

Cine
Comenté hace unas semanas que el coleccionismo cinéfilo puede ser un gran negocio. Hoy me gustaría hablar de la historia que hay antes de la subasta del objeto histórico. Todo es porque esta semana se subastó el piano y otros objetos de «Casablanca», el traje de Leoncio de «El mago de Oz» y otras reliquias cinematográficas. El problema es que no siempre se tratan y se conservan como tal. «Debería estar en un museo», ya lo dijo Indy. Y así debió pensar Leo para comprar el piano hace un par de años, aunque de eso no hablan ahora que se ha vendido por el doble. Sí que se preocupan más del traje que fue casi abandonado antes de ser subastado. La historia no siempre se cuida, tampoco en el cine.

Internet
Se habla mucho de los puestos que se necesitan en las empresas, algunos específicamente en los departamentos de marketing. Pero me parece divertido combinar estos perfiles con el de director de workplace. Seguramente solo lo buscan/tienen empresas que estén preocupadas por cómo trabajan sus empleados. ¿Que no les da tiempo de ir al gimnasio a la hora de comer? Se lo traemos a la ofi. Así que me imagino el momento en el que el trabajador está preocupado buscando un lugar de vacaciones para irse de puente. En algunas empresas, no pueden ni usar Internet para encontrarlo. En otras, les permitirán hacer un acueducto o les traigan el destino paradisíaco a la ofi y así no dejen de trabajar.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004. "Pilares del contenido" es mi último libro, ¿quieres leer las primeras páginas en Amazon?

Un comentario:

  1. Pingback: downloading + media | Media News S50 A14

No se admiten más comentarios