Media News S35 A14

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Publicidad
Escuchar la publi desde otra habitación es algo habitual. Cocina, baño o hasta el estudio desde donde se trabaja a la espera de que empiece la película o programa. En estas circunstancias, la música es más importante que cuando se está delante de la tele viendo la imagen. Tiene que provocar algo, quien sabe si para volver corriendo frente a la tele. Pero es justo lo contrario que me pasa con la cancioncita de San Miguel 0,0. Es oírla, e irme más lejos para no oírla o cambiar el canal para ni verla. No me gusta la letra. Tampoco la imagen que creo que interesante ni que ambas estén bien relacionadas. O quizá sí porque si ninguna de las dos me gustan es que tienen algo en común.

Cine
La experiencia de ver una película en pantalla grande incluye también un gran sonido. De hecho, la historia del cine está muy ligada a la historia del sonido en el cine y las salas de cine tambiéne se adaptan a esta evolución para mejorar la (cada vez más cara) experiencia. Así que leer que es posible ver una película sin altavoces, directamente con auriculares, me choca pero debe de ser toda una experiencia como su propio nombre indica: «The silent cinema experience«. Me gusta la idea de una sala de cine silenciosa pero toda la película con algo en los oídos no sé si lo aguantaría porque a duras penas aguanto una con gafas de 3D.

Televisión
Estamos en esa época del año, irremediablemente llega con el fin del verano. Leer sobre televisión estos días es sinónimo de Emmys (previos, quinielas, vestidos pregala, gala en toda su magnitud, críticas post gala, etc.) o de cómo va volviendo a la normalidad la programación televisiva (gente que vuelve de vacaciones, programas que recuperan la normalidad, gente que se recoloca en otros programas tras su paso veraniego…). Entiendo que es lo que toca, pero me resulta aburrido. Por un lado porque una vez vista la gala, no hace falta mil análisis. Por otro porque ha llegado un punto que la diversión de la tele es el zapping para descubrir los líos entre cadenas.

Internet
Bastante relacionado con el párrafo anterior, parece que la Red es la fuente de muchas notícias en los informativos de ciertas cadenas. Sin dar muchos datos de la noticia ni de la cadena, el colmo fue el otro día cuando la noticia era que se había prohibido mostrar una imágenes pero la cadena había recurrido al bueno de YouTube para mostrar algunas que perfectamente podían haber pasado por las prohibidas. Morbo televisivo en estado puro. ¿Alguien obliga a poner siempre imágenes para acompañar la locución del busto parlante? ¿Da igual que sean de archivo o sacadas de Internet sin ningún contexto? Cuidado no vaya a acabar siendo un cántaro y se rompa.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004. "Pilares del contenido" es mi último libro, ¿quieres leer las primeras páginas en Amazon?

Los comentarios están cerrados.