Media News S44 A11

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Cine
El Libro Guinness reaparece de tanto en tanto para darnos algún titular tipo el de hoy: ¿quién es el actor más taquillero del mundo? La respuesta diría que tiene trampa porque no parece que se tenga en cuenta el papel del actor en el total de la película. Es por esto que el ganador es Samuel L. Jackson que, por mucho que disfrute con sus películas, ha hecho más de secundario que de protagonista. Siguiendo la misma valoración, podría escogerse al montador o al perchista más taquillero. Si la pregunta es si este tipo de noticias sirven para vender más DVDs o para llevar a más gente al cine, mi respuesta es no.

Televisión
246 minutos de televisión al día es lo que se consumió en España en el mes de octubre… más que nunca, dicen. Pues no me sorprende, aunque no es que me guste. Preferiría que se viese otro tipo de tele, con más variedad y más diferenciación entre canales. Se entiende: se viese es igual a que se ofertase. Pero me falta que las cadenas apuesten por sus productos, sus series. Tengo la sensación que no se creen que hay telespectadores interesados en algo más que ‘lo que no tenemos más remedio que ver’. Y se repiten las fórmulas sin buscar una que funcione más que las otras, más que las que ya se han demostrado que funcionan porque ‘no hay nada más que ver’.

Internet
WindowsXP cumple 10 años. Es bastante más tiempo del que muchos quisieran pero ahí está. Una década es mucho tiempo, demasiado. Como decía esta mañana Josep Soldevila para ser clásico en Internet únicamente hacen falta un par de años. En algunas ocasiones, un día. Un TT de Twitter deja de tener interés pasado un día, horas si me apuras. Pero aunque durase una semana, este tipo de ‘fama’ no se recuerda. ¿Alguien sabe qué fue TT hace un mes, un año? En Internet consumimos deprisa y eso afecta a la memoria que no puede procesarlo todo. Eso lo dejamos a Google, que sea él quien nos recuerde los datos ‘importantes’… pero no su interpretación.

Publicidad
Ahora que hay quien cree que la palabra ‘fan’ está devaluada por culpa del (ab)uso en Facebook, me gusta encontrar una gráfica que recupere la esencia del fan, del seguidor. Gente que llora de emoción cuando no se puede creer que esté viendo en persona a sus ídolos, gente que alarga el brazo para tocarlos y darse así cuenta que no es un sueño sino realidad, gente que no duerme para acompañarles en un viaje y que acampa en el hotel para conseguir una foto borrosa y quizá un gesto con la mano. Esos son los fans de siempre, los offline. A los online no se les pide tantos sacrificios, solo un click por el que les damos algo a cambio.

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Los comentarios están cerrados.