[Contenidos] ¿Es posible ganarse la vida como redactor freelance?

Estás a punto de invertir 4 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Es la pregunta que todos los freelance nos hemos al empezar: ¿podré vivir de esto? Es la misma que muchos alumnos me siguen haciendo: ¿se gana dinero escribiendo para otros? Pero los que deben hacérsela, es decir, los que pagan 1 céntimo la palabra, no creo que se lo planteen muy a menudo. Aún así, la buena noticia, al menos por los resultados de la encuesta a redactores freelance que he hecho este año, es que esta profesión cada vez está mejor pagada.

Por 3r año consecutivo he lanzado una serie de preguntas a colegas que han tenido la bondad de dedicarme unos minutillos a contestar cuestiones como cuánto cobran por pieza o qué otros servicios ofrecen. Tristemente, las respuestas han sido menos que en 2018, pero provecho para agradecerles su sinceridad porque sin su ayuda no hubiese sido posible la infografía resumen.

Detalle de la infografía sobre redactores freelance 2019

Detalle de la infografía sobre redactores freelance 2019

Según las respuestas, sí es posible ganarse la vida como redactor freelance, tanto escribiendo únicamente (lo hacen el 22%) como ofreciendo otros servicios relacionados (el 65% lo hacemos). El resto (13%) tiene otra profesión que complementa con la redacción, aunque extrañamente los datos indican que son los que más escriben y cobran más por ello (42 piezas/mes, de 800 palabras de media y 55€ la pieza de 300 palabras).

¿Cuánto cobran los redactores freelance (de media)?

Como siempre, merecen una atención especial los datos medios de piezas, palabras y tarifas. Sorprenden y traen controversia porque suelen ser extremos, pero está claro que así es esta profesión. Por ejemplo:

  • En cuanto a volumen de trabajo, un participante contestó que escribe cada mes 1 pieza de 1000 palabras por 60€ mientras que otro dijo escribir 120 piezas de 600 palabras por las que cobra 20€ cada una.
  • La extensión mínima de las piezas quedó marcada en 150 (aunque hubo una respuesta de 40 que descarto por ser mínima) y la máxima que se apuntó fue de 2500 (por la que ese participante decía cobrar 90€).
  • Duele leer que la tarifa más baja por 300 palabras es 1€, de hecho el 9% cobra menos de 10€ por ellas. Las 2 más altas que se apuntaron fueron 300 y 400€ pero, quitando ambas porque se escapan del resto, la cifra máxima se queda en 125€ de manera que el 11% cobra más de 100€ por 300 palabras.

Además, este año he incluído una pregunta abierta en la que me interesaba por la tarifa más baja y la más alta, por añadir matices a los datos. Las respuestas han sido igual de extremas, por ejemplo: 3€ o 300€ por 500 palabras, 35€ o 100€ por 1000 palabras y 10€ o 150€ por 2000 palabras. Ya ves, hay tarifas para todos los bolsillos y resulta difícil saber cuál es «la mejor». Si quieres, puedes comparar con otro mercado.

Otros datos a tener en cuenta

En la infografía resumo los datos principales, pero hay más que me parecen interesantes:

  • Los posts son el principal tipo de contenido con un 96% de respuestas positivas. En el otro extremo, los guiones para infografías/vídeos se quedan con el porcentaje más bajo, un 17%.
  • El plan de contenidos es el servicio complementario más ofrecido por los redactores, llevándose el porcentaje más alto en los 3 años de encuesta. Al final de la lista se encuentran empatados con un 14% el diseño web y el contacto con medios/influencers.
  • Me interesaba especialmente la respuesta a la especialización temática: los datos están bastante equilibrados así que no son muy concluyentes. Sí varían al compararlos con otras respuestas: los no especializados escriben menos piezas pero de más palabras que los que sí lo están y además cobran más por ellas. ¡Sorpresa!
  • La principal vía para obtener clientes es la recomendación (76%) y la menos utilizada es vender a puerta fría (14%).

En la encuesta, hay una pregunta directa sobre el volumen de trabajo respecto al año pasado. La respuesta media se queda en 3,4 sobre 5 así que podemos decir que es ligeramente mejor que en 2018. De todas formas, comparando los datos con los 2 años anteriores, me da la sensación de que hemos retrocedido a los de 2017 porque las respuestas son más parecidas que a las de 2018. Pero se puede matizar que se escribe más y se cobra más.

Algunas referencias sobre los 55 participantes:

  • Sus años de experiencia rondan los 9 años y medio (mínimo 1, máximo 26).
  • Se concentran en 3 áreas geográficas: Comunidad de Madrid (30%), Catalunya (22%) y Comunitat Valenciana (15%).
  • Su formación es muy diversa: desde quien no tiene estudios universitarios hasta quien ha hecho varios cursos de postgrado; las carreras incluyen mayoritariamente periodismo, comunicación audiovisual, publicidad y RRPP, pero también humanidades, filología, historia, empresariales, telecomunicaciones…; los másteres incluyen posicionamiento web, social media, marketing online, comunicación corporativa… ¡Hay mucha variedad!

Acabo volviendo a agradecer el tiempo de los participantes y deseando que alguno de estos datos sirvan para dar un poco más de visibilidad a esta profesión.

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.