[AD] De agencia a centro de formación

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Dos hechos inspiran las reflexiones de este post: por un lado, la creciente oferta de cursos impartidos por agencias (la Academy de Secuoyas y la Scool de 101, por ejemplo) y, por otro, mi participación en unas cuantas sesiones docentes. Una mezcla de ambas cosas propicia que me pregunte qué espera la gente cuando se apunta a un curso que incluya ‘social media’ en algún lado, ya sea en título explícitamente o dentro del contenido.

Podría asegurar que son personas que no leyeron ni el post de María ni el libro de Cristina porque ambas, y coincido plenamente, demuestran que la autoformación es fundamental en los perfiles 2.0. Pero quizá simplemente se apoyen en la expresión, con la que también estoy de acuerdo, de que la experiencia es un grado y la busquen en aulas en lugar de en la Red.

Es sabido que lo más importante de cualquier curso (desde master millonario a charla gratuita en centro cívico) es el profesorado ya que de ellos depende la reputación del centro. Sus conocimientos prácticos serán los que atraigan a los alumnos, deseosos de entrar en contacto con profesionales del sector para aprender de ellos (y hasta pedírles trabajo).

Esto es así en cualquier ámbito, pero en el de los medios sociales aún más porque propician el DIY, el hágalo usted mismo. Y es que una de las ventajas que tienen es que cualquiera que se documente un poco dar sus primeros pasos fácilmente y es ahí donde las agencias han encontrado su filón.

Podría parecer que formar a posibles clientes es pan para hoy y hambre para mañana pero yo lo veo al contrario (y supongo que ellos también) ya que les permite abrir una línea de negocio complementaria saltándose la parte que menos aporta de todo el entorno docente: los centros. Si la propia agencia es capaz de gestionar el espacio, la promoción y la administración de los alumnos, ¿para qué necesita intermediarios frente a los alumnos? Ella tiene lo imprescindible: ¡el conocimiento!

Otra ventaja es que, tratándose de medios sociales, no hay una manera de hacer predeterminada que asegure el éxito, no hay fórmulas mágicas, no hay secretos que cobrar a precios astronómicos… Los alumnos que busquen esto, se equivocan porque este tipo de cursos se basan en la experiencia, en el día a día que vive la agencia con sus clientes, en los resultados que han obtenido y en la reputación que con éstos han ganado. Por eso son cursos prácticos, porque la teoría se puede explicar pero los ejemplos basados en hechos reales son los que inspiran.

El problema viene cuando no eres agencia y dependes de la infraestructura de centros para poder compartir conocimiento. Suerte que los blogs y las newsletters tienen todavía mucho que ofrecer en este sentido.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004. "Pilares del contenido" es mi último libro, ¿quieres leer las primeras páginas en Amazon?

7 comentarios:

  1. De acuerdo, pero mientras no se forme e informe al empresariado y a la Administración estaremos creando parados. Creamos oferta, pero deberíamos crear tb demanda

  2. Buena reflexión (como siempre). El hecho de que las agencias formen a sus clientes, lejos de ser una amenaza, es una oportunidad de futuro, si después, sabemos vender como agencias otro de nuestros valores, que es el servicio.

    Es más que probable que el cliente descubra que además de conocimientos, necesita que alguien haga el trabajo.

    De todas formas, como yo soy de los que creen que el CM ese famoso es mejor hacerlo «in House» que externamente, me parece mejor vender Know How que mano de obra.

    En fin, siento los palabros en inglés, pero creo que te dejo algunas ideas más a tu gran post… inspirador. ;D

  3. J,
    eso de vender mano de obra, aunque suene duro, es la pura realidad. Y totalmente de acuerdo, ese tipo de cursos no vende lo que realmente necesitan las empresas: tiempo!

  4. Pingback: elvira101

  5. Lo cierto es que trabajar en social media sigue exigiendo gran parte de evangelización y de descubrimiento de las claves de su funcionamiento, así que buena idea, aunque no deja ser curiosa!

    Gracias Eva por la referencia y por compartir la fe en la experiencia ; )

  6. Pingback: Jesús Gallent iPérez

  7. Pingback: infoMK20

No se admiten más comentarios