[CINE] De estreno a pirata

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Hace un par de días vi un sketch del programa de humor «Autoindefinits» que refleja la problemática de muchas salas de cine.

Un hombre iba a comprar una entrada para una película pero la voz de la taquillera le decía que ya no se hacía. «Pero si la estrenaron ayer», se extrañaba el hombre. La explicación de la taquillera era que «no ha tenido mucho éxito» y la habían sacado ya de la cartelera. Hasta aquí, es una conversación hasta creíble (tarde o temprano llegará el día en que la mínima permanencia, si es que la hay, no sea una semana).

Cuando el hombre cabizbajo se gira para irse, la taquillera le ofrece al hombre esa película en DVD pirata por sólo 3 euros. La cara del hombre se ilumina y acepta. Con ella en la mano le pregunta por la calidad de la grabación y la taquillera le asegura que es buena porque la grabó ayer su hijo y «tiene un pulso muy firme». Me consta que en algún que otro cine los trabajadores habrán pensando en hacerlo también.

Pero aún hay más. Cuando el hombre se va esta vez más alegre, la taquillera le ofrece por 1,5 euros más la película con los comentarios del director. Ahí sí que el hombre está encantadísimo y saca el dinero para dárselo. La frase de la taquillera es «no me lo de a mí, sino al director» y aparece un hombre que le coge por el hombro y empieza a contarle cosas de la película.

No sé quién me da más pena, si el cine que acabará cerrando, el director que acabará sin trabajo o el hombre que acabará sin películas que ver.

Eva Sanagustín

Organizo, redacto y sugiero contenidos. Soy freelance, he publicado 16 libros y mantengo este blog desde 2004.

2 comentarios:

  1. El otro día estuve viendo la fantástica, aunque sobrevalorada, El Orfanato. El cine abarrotado. La verdad que delicia! La energía que genera la expectación, los sustos colectivos y esa absorbente gran pantalla.
    Lo peor es que tienes razón: las salas de cine desaparecen, lo que no creo es que se acaben las películas que ver.

  2. Alberto,
    hace tanto tiempo que no estoy en una sala abarrotada que te envidio!
    No digo que se acaben las películas, sino su consumo en gran pantalla. Por suerte, siempre habrá cineastas dispuestos a compartir su visión de una historia con los espectadores.
    Gracias por, finalmente, añadir tu comentario,

No se admiten más comentarios