“Estrategia de contenidos. Técnicas para que tu empresa crezca”, mi libro autopublicado

No es fácil que una editorial te publique, aunque tu nombre esté ya en unos cuantos libros. Pero no importa, los autores podemos ser también editores y autopublicarnos. Y eso es lo que he hecho con mi último libro, “Estrategia de contenidos. Técnicas para que tu empresa crezca” que ya está disponible en ebook para comprar en Amazon.
estrategiadecontenidos
Pasó un tiempo después de publicar “Marketing de contenidos” hasta que me puse a pensar y escribir otro libro sobre lo que hago en mi día a día. No podía ser parecido, tenía que enfocarlo con otra perspectiva. Y la encontré en cómo las empresas se acercan a los contenidos: algunas gatean, otras caminan y las hay que corren. Para ayudarte a usar los contenidos y  aprovecharlos al máximo he escrito “Estrategia de contenidos. Técnicas para que tu empresa crezca“. No importa si aún no sabes andar porque recorreremos el camino juntos para llegar a esa meta.

Si lees su índice y primeras páginas verás que está dividido en 3 grandes partes según el nivel de madurez en la estrategia de contenidos. De esta manera, cualquier empresa puede encontrar formas de utilizar los contenidos y que le sean rentables.

¿De qué trata más exactamente? Hablo de cómo hacer una web, desde textos a hasta cómo optimizar su ratio de conversión; de cómo escribir tu primer post para conseguir tu objetivo de ventas; de hacer un plan de contenidos; de conocer el ADN de tu marca para encontrar tu línea editorial; de saber qué hace tu competencia; de tener una cultura de contenidos… y mucho más en unas 200 páginas.

De momento, solo está disponible en formato ebook para Kindle. Esto significa que puedes leerlo directamente en tu Kindle o en alguna de las aplicaciones gratuitas que ofrece Amazon para tablets, smartphones y PC. Más adelante, me embarcaré en preparar una versión en papel bajo demanda pero seguramente sea de cara a verano… ya iré avisando en mi newsletter.

Seguro que hoy “Diario de un libro” estaría orgulloso: va a ser un Sant Jordi muy especial… 3 años después.

Actualización 2 de junio: ¡ya está disponible la versión papel también desde Amazon!

“Diario de un libro”, un libro escribiendo un libro sobre cómo escribir un libro

Diario de un libro, portadaHace unos días perdí a un buen amigo… más que amigo, era una parte de mi misma. Casi nadie le conocía: él era muy tímido y yo muy egoísta. Pero llevábamos juntos más de 4 años, acompañándonos en lo bueno y en lo malo. Y hubo tantos momentos de lo uno como de lo otro porque ser autora no es fácil pero ser libro tampoco.

Es muy duro separarse de alguien como él porque siempre estaba ahí, en algún lugar de mi cabecita esperando a que le prestase atención. Sé que le voy a echar de menos porque sigo pensando en él. Pero dejó escrito que así se hiciera de manera que, después de cumplir con los trámites legales necesarios en estos casos, me estoy encargando de su última voluntad: llegar a tus manos.

Pensó en ti más de una vez, se imaginó cómo serías y cómo podría ayudarte. También se vio en librerías con otros libros… es algo que le motivaba mucho. De momento, está bien acompañado por sus amigos pero espero que su deseo se cumpla. Yo ya he hecho mi parte y ahora solo depende de ti que ocurra. ¿Quieres ser su lector?

Te contará cómo se escribe un libro y doy fe de que lo hará bien. En estos 4 años me ha acompañado mientras yo escribía y me ayudó mucho, aunque no siempre se lo demostré.

Durante toda su vida explicó el proceso en primera persona. Es un diario con vida propia, con miedos y anhelos como podría tenerlos cualquier autor como por ejemplo puedes ser tú, si te gusta escribir.

Él quería conocerte pero no sabía cuándo pasaría y ya ha llegado el momento. Hoy miércoles 6 de abril de 2016Diario de un libro” está disponible en Amazon. Así me despido yo de él pero ojalá tú le des la bienvenida a tu vida.

En honor a su memoria, no mencionaré el otro lanzamiento del mes y guardo la noticia para dentro de unas semanas.

Media News S30 A16

Televisión
Por un lado, los spoilers (o destripes para ser más correcto) dan para escribir mucho y algunas veces con quejas por ello; por otro, las camisetas con motivos de series (y de películas) son una inversión que no tiene fin porque siempre hay algún elemento interesante más allá de su logo. De la mezcla de los dos podría decirse que sale la viñeta de Manel Fontdevila y me hace pensar en cómo reaccionaría la gente a una camiseta que realmente tuviese un spoiler de esos que nadie quiere saber. No me imagino a esos seres que destripan finales con una estampadora en casa que les permita salir a comprar el pan con una camiseta diferente cada día. Quizá para ir a una convención sí y hasta conseguiría algunas miradas, pero en el día a día, ¿a quién le importa un spoiler más o menos?

Publicidad
Ya sabes cuánto me gusta mezclar anuncios, pues los de hoy son para verlos seguidos: por un lado, el veraniego “Siente el sabor del verano” de Coca-cola y, por el otro, los estereotipos de Chevrolet. No importa mucho el orden de visionado pero cuando los veas uno detrás de otro seguro que no puedes evitar ver una relación. Quizá es una cuestión de edad porque eso de hacer burbujas con la pajita me queda muy lejos pero yo eso de ir a la playa a perseguir gente con una botella de refresco en la mano tampoco me parece muy normal. No niego la plasticidad de las imágenes o que la canción sea ideal para ellas… pero, como al público del vídeo de los coches, se me pone cara de ‘¿así me ven? no vamos bien’. Al menos en Chevrolet se lo toman con otro aire y acaba bien el vídeo.

Cine
El vídeo ha dejado de fabricarse tras 70 años de estar en nuestras vídas. La noticia de RT se ríe un poco de aquellos dramas de descubrir que alguien había regrabado nuestra cinta favorita (¡había que romper la lengüeta para evitarlo!) pero igual de gracioso era limpiar cabezales con una cinta especial; sufrir porque no sabías cuánto tiempo de cinta te quedaba; o tratar de grabar una película sin anuncios cuando la pausa se quitaba sola tras 5 minutos. Más absurdo parece ahora que algunas cintas tuviesen fecha de caducidad, como si nos fuese a sentar mal si la viésemos, o que nos cobrasen recargo en el vídeo club si no las devolvíamos rebobinadas. Suena raro tener que explicarlo pero inevitablemente sonrío al recordarlo así que, solo por eso, ya merece la pena hacerlo.

Internet
Me sigue sorprendiendo que algunas empresas dediquen sus recursos a emitir spots de televisión pero no a tener una presencia digital que la respalde. Y no digo campañas de anuncios en cualquiera de sus opciones ni actividad en redes sociales desbordante, me refiero simplemente a página web que se vea en el ordenador (verla en el móvil parece una utopía). Pero es que también recientemente me he encontrado con otra página corporativa que parece sacada de otra época aunque anunciaban en su blog que era ‘nueva’. Todo ello me hace dudar de ‘la importancia relativa’ de este mundillo: nos esforzamos en evangelizar pero parece que los mensajes no llegan a todo el mundo. ¿Quizá solo a los que quieren escuchar y dejarse aconsejar?

[Contenidos] 3 formas de no tener que actualizar tu blog (por un tiempo)

A pocos días para que empiece agosto, los calendarios editoriales de la mayoría de empresas empiezan a relajarse o, en otras palabras, no se actualizan tanto como en otros momentos del año. Esto hace que los que nos quedamos conectados lo tengamos algo más difícil para encontrar contenido nuevo e interesante en la blogosfera. Pero, con un buen trabajo previo de planificación, esto no pasaría porque hay varias maneras de evitar que ‘se note’ que el redactor del blog está de vacaciones o ‘dejar’ de actualizar tu blog durante unos días… sea o no sea agosto.

Programar contenidos manualmente

Ya sea con las opciones propias de cada canal (como permite WordPress o Facebook) o con herramientas específicas (Hootsuite, Buffer, CoSchedule…), dejar contenidos programados antes de irnos de vacaciones es lo más habitual. En realidad, no hace falta que sea por unas semanas o meses de vacaciones: se puede programar contenido de un día para otro si prevemos que tendremos trabajo o porque sabemos que en otro momento tendrá más alcance.

Supone un esfuerzo adicional porque los días o semanas previos estaremos trabajando el doble para cubrir un mínimo de frecuencia pero así nos aseguramos de seguir al día con el blog u otros canales (como he explicado muchas veces, envío mi newsletter el lunes pero la escribo el domingo). De esto los redactores y autónomos en general sabemos mucho porque lo hacemos para nuestros clientes: antes de que ellos se vayan, nosotros tenemos que dejarles terminada la faena.

Como es lógico, aquí entra en juego el contenido atemporal (evergreen content): nada de polémicas que no puedas contestar pero igualmente trata de aportar algo en tus contenidos que te mantenga en la mente de los lectores como un recurso de interés.

Es la opción más recomendable y barata pero solo funciona si encuentras tiempo para ponerla en práctica.

Ceder el control momentaneamente

Los fanáticos del control nunca valorarían esta segunda forma de no tener que publicar en sus blogs, pero se puede ceder por unos días el espacio corporativo para que otros lo utilicen. Podemos establecer 3 niveles:

  • Dejar el blog a un compañero de departamento o alguien de la empresa: puede ser para que solo revise que va todo bien o para que escriba y publique. En este caso, una guía de estilo le será de gran ayuda.
  • Contratar a un redactor freelance: obviamente, tenemos derecho a irnos de vacaciones pero puede ser un buen momento para probar qué tal funciona el servicio de redacción de posts sin que tú estés pendiente de ello. Si te asusta, empieza un mes antes y así quedarás más convencido de que tu blog se queda en buenas manos.
  • Invitar a alguien para que participe: un punto intermedio es convencer a un blogger de que publicar en tu blog es una buena idea. Los guest posts son una práctica para cualquier época del año así que, si empiezas en verano, continúa después.

Cada nivel tiene implicaciones diferentes, aunque solo sea en cuanto a costes, así que cada empresa tendrá sus preferencias.

Confiar en los auto blogs ciegamente

Google ha contribuido a que no se encuentren tantos, pero todavía hay quien practica el autoblogging. Sí, los chupafeeds siguen existiendo pero han mejorado la parte técnica y lo llaman content curation para intentar que no les acusen de generadores de contenido duplicado o plagiadores automáticos. Para los que no soportan el rollo del blogging, hay varias opciones según lo que quieran conseguir:

  • Plugins para crear posts mediante un feed o RSS externo (como hacen WP RSS Agregator, WPeMatico o CyberSyn) que es una forma de llenar el blog sin escribir ni una línea de texto.
  • Plugins para incrustar automáticamente la información de algún proveedor externo tipo Amazon, eBay o YouTube (es lo que hace Content Egg) y de esta manera ‘mejorar’ artículos propios o ‘escribir’ artículos con enlaces afiliados.
  • Plugins para reescribir contenidos con sinónimos para que los posts del feed o del proveedor externo no se vean duplicados (lo hace WP Robot gracias a plugins para reescribir).

Aunque hay muchas formas de automatizar las redes sociales (como hacen TwitterFeed, BlogsterApp o Ready4Social), sin duda los auto blogs son la opción menos recomendable porque lo automático ¿aún? no es 100% fiable.

¿Qué opción es la más recomendable?

Siendo redactora freelance, debería decir que lo mejor es externalizar la tarea de escribir en el blog. Pero la verdad es que las empresas que tienen un blogger dentro de la empresa también consiguen buenos resultados si éste sabe lo que se hace. En todo caso, sí creo es que los dos perfiles somos compatibles y que podemos trabajar juntos si estamos bien coordinados en cualquier época del año (para ello un calendario editorial es imprescindible, claro).

Además, aunque descarte la opción de auto blog, se puede contratar a un redactor y que lo lleve prácticamente sin que la empresa tenga que hacer nada… sería como un piloto autómatico pero manual, ¿qué más se puede pedir?

Media News S29 A16

Cine
Parece que la pregunta de moda en las entrevistas del mundillo está relacionada con las películas protagonizadas por superhéroes. Ahora es John McTiernan quien opina sobre ellas… y no muy bien, aunque está claro que el género tiene sus fans. Habría que consultar una hemeroteca para saber qué se preguntaba en entrevistas del siglo pasado. Quizá algo tipo: ¿qué opina de las películas en color? O ¿qué le parecen los musicales? Quizá hasta ¿cree que tiene futuro el western? Los géneros evolucionan igual que la tecnología y, hay que reconocerlo, ésta tiene mucha influencia en los efectos que hacen posibles a los superhéroes.

Internet
Cada cierto tiempo, hay un boom por algo. Solo se habla de ello por algunos días o semanas si la empresa tiene suerte. No siempre duran meses, pero tampoco es necesario la mayoría de las veces porque ya han conseguido lo que querían. Los juegos pasan por esos momentos: de un día para otro, todo el mundo está jugando a lo mismo. Pero pasado un tiempo, solo se quedan los que realmente disfrutan del juego. Por el camino, las empresas que quieren aprovechar la moda nos dejan contenidos tan geniales como los que ha recopilado la Criatura creativa. Eso sí es una buena jugada que les deja bien posicionados, demostrando que pueden ir de ola en ola.

Publicidad
En los anuncios se mide y estudia todo lo que se muestra en pantalla o en gráfica. Pocas veces se deja ver lo que hay detrás (incluso en algunos making of de spots se nota ya voluntad previa de grabar ciertas escenas distendidas). Por eso me gusta esta gráfica de Nescafé porque enseña algo que no pensábamos que existiese: la parte de atrás de una conversación. El slogan “The power behind any connection” es bastante claro, aunque podría inducir a debate sobre el verdadero emoji que se esconde detrás de esa conexión. ¿Será uno con Zzz o con gafas de sol para disimular las ojeras por no dormir?

Televisión
Lo de que en verano no hay estrenos está cambiado porque la última semana ha habido unos cuantos. Nuevas series en algunos canales y otras que se emiten ya en abierto en canales generalistas. Eso sí, se estrenan a ritmo de 3 capítulos por día así que las esperanzas que les ponen no son muchas. Un caso real: el otro día encontré una serie nueva (para mí aunque tiene un par de años) pero iba ya por el capítulo 7 y la di por perdida… pero, según cuenta imdb, solo tuvo una temporada y la trama no continúa, así que le voy a dar una oportunidad. Soy optimista por los actores pero, sabiendo que no gustó en su país y que aquí la estrenan en verano, pocas expectativas tengo.

Comparativa de sectores: las golosinas de Fini, Migueláñez y Vidal

Si el año pasado puse en marcha la colección de ebooks “Conversaciones con empresas”, para el 2016 me he decidido por hacer yo misma un repaso de los contenidos de varias empresas y publicarlo como una serie de “Comparativa de sectores”. No se trata de dar propuestas de mejora ni juicios cualitativos de lo que publican: solo he revisado sus contenidos y el lector podrá decidir si son buenos o malos.

Empecé hace un mes enviando en primicia a los suscriptores de mi newsletter el primer ebook dedicado al sector de las golosinas. Para ello he analizado los contenidos que han publicado las empresas Fini, Migueláñez y Vidal en el mes de mayo. Así que no esperes números de fans ni de interacciones, se trata más bien de un repaso a los tipos de publicaciones que han hecho. Puedes descargarlo directamente desde mi SlideShare.

Esta comparativa de los contenidos del sector golosinas es el primero de los ebooks que tengo previstos para este año. Recuerda que la mayoría son exclusivos para suscriptores.

Apúntate para recibir mi newsletter sobre contenidos cada lunes a las 10h. ¡2120 ya lo hacen!

Política de privacidad

Media News S28 A16

Televisión
Con el doblaje de las series puede llegar a pasar que la misma voz te encaje bien en un personaje y en otro no. Esto hace que acabes mejorando tu inglés escuchando la versión original aunque sea sin subtítulos. También puede pasar que, aún con la misma voz, un personaje te caiga bien y otro no. Quizá sea por ‘arrastrar’ la imagen de uno al otro, aunque no sean ni de la misma serie ni género ni canal ni nada pero la voz doblada te confunde. Es más, puede pasar que veas a un actor y creas que te suena su cara cuando en realidad es su voz la que reconoces. Todo esto solo se puede evitar con la VO pero hay que reconocer también que puede pasar lo contrario: voces que suenan mejor en castellano que en su original. Cosas del doblaje.

Internet
Viendo la tele últimamente es fácil ver algún anuncio de páginas web, mejor dicho, de comparadores de viajes. Es temporada alta, está claro, pero todas parecen iguales. Y no me refiero a los spots (si así fuese, esta reflexión estaría en el siguiente párrafo). Es más bien la sensación de que todos los comparadores hacen exactamente lo mismo, vamos que solo comparan precios. Lo peor es que por mucho que lo intente, ninguno me convence. Claro que, en realidad, hay muchos negocios online haciendo lo mismo, no solo los comparadores (cualquier búsqueda en Google lo podría confirmar) y los usuarios (tipo yo misma) se siguen preguntando si hace falta esa competencia para un servicio que, aparentemente, usan solo unos pocos. En la Red parece que es más sencillo montar un negocio pero si para sobrevivir todos se anuncian en TV, quizá no lo es tanto.

Publicidad
Hace ya un tiempo que venimos diciendo que el usuario cada vez se cree menos las cosas que se anuncian en televisión. Pero la parte “científica” (nótense las comillas, por favor) de las etiquetas y los spots siguen llamando la atención hacia conceptos hasta entonces desconocidos (podría leerse “inventados” sin problemas). ¿Ciencia o publicidad? Yo diría que más bien lo segundo así que “gracias” a los creativos por todo lo que hemos aprendido sobre la “ciencia” de los alimentos y productos de todo tipo. En argumentos parece que nadie les gana, ni la propia Ciencia (aquí creo justificado usar la mayúscula) pierde el tiempo desmintiendo lo que para ellos debe ser tan obvio que seguro se comenta en reuniones científicas de las de verdad.

Cine
Me envían información sobre el futuro Autocine Madrid y, viendo las fotos, no puedo negar cierta envidia. Sí, hay otros autocines en España pero ninguno me pilla digamos cerca. En verano, lo más parecido que tenemos en Barcelona es El cinema a la fresca de la Sala Montjuïc. Pero no es lo mismo (uno parece un parking, el otro una acampada) ni tampoco se parece a ver una película en una sala bien acondicionada (y cada vez son menos las que sí lo están). Son experiencias totalmente diferentes y no deben confundirse las intenciones de los espectadores de cada una de ellas. Se lo recuerdo especialmente a las personas que no pisan un cine en años porque el resto sabe perfectamente que la sala es casi tan importante como la elección de película.