Media News S42 A18

Internet
Contrastar información es algo que se explica en asignaturas de periodismo pero que debería darse en cualquier clase que sugiriese consultar la Wikipedia (diría que en todas). Quizá eso serviría para detectar a tiempo las noticias falsas que pululan (y es de esperar que lo sigan haciendo mucho tiempo) por la Red. Van saliendo ideas para valorar de manera objetiva una noticia y así darle mayor credibilidad. The Trust Project y Transparent Journalism Tool son dos herramientas que van por ese camino. Ambas se basan en un sistema de puntos para diferentes criterios como si está firmado, si cita sus fuentes o si se explicita el lugar en el que se ha redactado la noticia. Es buena señal pero todo puede enfocarse como se quiera porque sí, puede citar sus fuentes pero eso no implica que todas sean válidas para todos.

Televisión
Interesante análisis sobre cómo trabajan las cadenas su posición en el mercado televisivo nacional e internacional. TeleCinco y Antena 3, MediaSet y Atresmedia: ¿cómo son de diferentes? En el próximo zapping que hagas, a ver si distingues cuál es cuál (y que no sea por el orden en el mando). En resumen: una tira más para el programa en directo y otra por una ficción vendible a otros mercados, respectivamente. Esta idea se refuerza en otro artículo donde se hace repaso a los capítulos con menos audiencia del prime time. Y, parece ser, que Antena 3 no tiene ninguno en el top 10. El premio, de haberlo, se lo llevaría TVE porque TeleCinco solo tiene 2 (y son de la misma serie, emitida en 2015).

Cine
A los maestros, ni tocarlos, ¿no? ¿Quién puede meterse con Hitchcock? Quizá alguien que se duerme viendo sus películas, el resto sabemos que es el Rey del suspense. Y poco más hay que discutir. Pero qué pasa cuando comparamos sus pelis con otras que vinieron después o con las series que se basan en su genialidad. Sí, las comparaciones son odiosas pero es algo muy típico de hacer en estos casos. Así llegamos a leer cosas como que “(Hitchcock) se apañaba con hora y media para contar sus escalofríos. Claro que no alcanzaba todos los vericuetos y matices de Bates Motel, que puede dejar sin dormir al espectador que la siga con pasión”. Pues yo me quedo con los 90 minutos de Hitchcock.

Publicidad
Me encuentro con varios ejemplos de anuncios que aprovechan la actualidad la mar de bien. Los de Scotch, Ikea o McDonalds son buenos porque tiran por el hackeo de las noticias (newsjacking). Es un estilo que demuestra agilidad, de los creativos principalmente. En una línea más previsible están los de M&Ms porque tiran de Halloween para hacer un spot especial. Y los de Tesco parece que se estén adelantando aún más a lo que vendrá porque su spot parece uno típicamente navideño, con un oso al que le gusta trabajar allí como protagonista. Está claro que la gráfica es más rápida de montar que un anuncio para la tele, pero me quedo con los que casi improvisan… siempre y cuando solo veas uno porque los tres juntos es menos original.

[Contenidos] Mi experiencia con los tuits automáticos

En medio de la locura que todos sufrimos por la obligatoriedad del RGPD, tuvo lugar otro gran cambio que parece no se ha vivido con la misma intensidad: allá por abril se prohibieron los tuits duplicados. Tal cual lo lees: no se puede publicar el mismo tuit dos veces en una misma cuenta. Algunas interpretaciones de la noticia de Twitter sugieren que tampoco en varias cuentas.

Casi obliga a cerrar el chiringuito a las herramientas que hasta entonces muchos aprovechábamos para automatizar, por ejemplo, la promoción de los contenidos de un blog (algo totalmente legal). Pero salieron del paso con feeds o variaciones de un tuit. Esto último no es más que, en lugar de tuitear directamente y sin complicaciones “título+URL”, el usuario ha de escribir tantas versiones como quiera para promocionar esa URL (o fiarse de la generación automática).

Si hasta ahora no lo habías pensando, quizá el riesgo a que te cierren la cuenta de Twitter hace que te plantees si quieres o no seguir automatizando. Yo lo hice y decidí que no merecía la pena arriesgarme: igual que perdí el 80% de suscriptores por el RGPD, estaba dispuesta a perder (o no ganar) seguidores. Así que dejé de tuitear automáticamente y me quité de:

Como te puedes imaginar, mi volumen de tuits disminuyó: de unos 200 de media al mes que hacía pasé a unos 150 a partir de junio. Sí, un 25% de mis tuits eran automáticos. ¡Sorpresa! ¿Eso afecta al número de seguidores? Estaba dispuesta a calcularlo cuando Twitter nos sorprendió con otra noticia en su particular lucha contra las fake news: le dio por eliminar cuentas presumiblemente falsas. Así que entre unas cosas y otras, en julio bajaron los followers y agosto perdí unos 60 seguidores. No me quejo, no son muchos porque, según SparkToro, tengo un 14% de fake followers así que podría haber sido peor.

Solo me quedaba revisar las interacciones para saber si la automatización perdida estaba afectando a la relación con los seguidores. Y la buena noticia es que no ha habido una gran pérdida: sí, los números bajan porque bajan los tuits, pero el porcentaje de engagement es prácticamente el mismo. De hecho, si comparo el alcance y los clicks, podría decir que el primero es ligeramente inferior (verano siempre es mala época para hacer números) pero que los segundos han subido un poco (tiene lógica si pensamos que ahora escribo yo todos mis tuits).

Mis datos no son nada representativos de lo que está ocurriendo a otros o te podría suceder a ti. Le pregunté sobre este tema a un compi de profesión que también se está esforzando en no automatizar y nuestra conclusión es que parece que todo sigue igual. De hecho, cada día veo cuentas con tuits automatizados que siguen funcionando tranquilamente.

Yo te he contado mi experiencia, pero es decisión tuya si quieres seguir o no haciendo uso de herramientas que te permiten ahorrarte un tiempo en escribir tus tuits. Me encantá leer tus impresiones en los comentarios.

Media News S41 A18

Televisión
Muchos momentos históricos se viven sabiendo que lo son pero en televisión hay situaciones que acaban siéndolo sin que el guionista sea consciente de ello. Están los clásicos de los zappings pero concretamente pienso en el mechero de la Sole, las piernas de Santiago Urrialdeo o incluso la de Jorge Berrocal, las velas negras de la bruja Lola o la mochila de Pocholo. Todos nos han dado frases que se han repetido hasta la saciedad, pero solo durante un tiempo. Algunos sí podríamos decir que forman parte de la historia de la televisión en España, otros se quedan en anécdota. Pregúntale al milenial que tengas más cerca y verás que ni sabe de qué le hablas… hace tiempo que no enciende un televisor.

Internet
La noticia de la semana es el cierre de Google+. Hay ya muchos artículos sobre el tema, seguro que has leído alguno. No me sorprende la decisión de Google pero un poco sí me llama la atención que a nadie parece importarle. Sí, se veía venir, hacía tiempo que nadie se asomaba por allí. Pero, ¿dónde están los SEO que tanto lo defendían? Eran los únicos que le veían interés y, quizá, algunas comunidades que se esforzaban por sobrevivir. Viendo a los 3 fantásticos que quedan (Facebook, Twitter y LinkedIn), echo de menos a un  4º que pueda abrir un camino diferente. Si Google no lo ha conseguido, ya puedo perder la esperanza de que alguien lo consiga.

Publicidad
Hay anuncios que, nada más verlos, sabes que algo no cuadra. Un ejemplo son las típicas gráficas con tantos retoques que las extremidades se multiplican sin que cuadren con el número de cabezas. Pero también puede darse en spots de televisión. Me ha pasado con “¡Lo último!” de Fortaleza. Es como estar viendo la escena de una película en la que el mismo actor interpreta a dos personajes, como la escena de la familia irlandesa de Marty en “Regreso al futuro 3”. Así que me atrevo a decir que a los dos protagonistas del spot no les cuadraba la agenda y no pudieron estar juntos en el rodaje. Además, se esfuerzan en doblarse ellos mismos al catalán, lo cual todavía hace que todo sea más extraño.

Cine
Si hablamos de universo cinematográfico es porque realmente hay todo un mundo ahí dentro. Los que fabrican los sueños y los que los vivimos, todos haciendo que la industria de ese universo siga generando ingresos. Todos fomentamos que ocurra generando ríos de tinta para cada película. No funciona igual cuando la peli no está dentro de ningún universo: sí, se habla de ella, pero ni la mitad. Los fans son más y, por tanto, hablan más. Así es cómo, casi medio año después, aún se opina y se escriben teorías sobre “Los Vengadores 3” que nos encaminan hacia lo que ocurrirá en la siguiente prevista para el año que viene. Y es que en un universo siempre hay margen para nuevas aventuras.

[Contenidos] Por qué un blog sobre contenidos no gana premios

En diciembre, este blog cumplirá 14 años pero hasta ahora no me habían nominado a ningún premio relevante en este mundillo. Sí, algunas menciones he tenido pero nunca había estado ¿tan cerca de ganar? como en los Premios Blogosfera de Marketing 2018 (y eso que había 70 nominados). Hace ilusión que se valore lo que escribes pero, viendo al resto y a los ganadores, estaba claro que no tenía posibilidades. Así que no tenía preparado el discurso de “he ganado” pero sí pensaba hacer el post de “he perdido”. ¡Aquí va!

Creo que el principal motivo por el que no he ganado es porque mi blog es demasiado específico y a la vez demasiado difuso. Los contenidos tan pronto están en marketing como en comunicación, es complicado clasificarlos. Hay listas de blogs de ambos temas que incluyen a personas/empresas con las que me es imposible compararme temáticamente. De hecho, algunas de ellas aparecen indistintamente en rankings de marketing, transformación digital, negocios, emprendedores… Los contenidos también encajan en esos temas, pero no suelen aparecer.

Además, el tipo de divulgación que me gusta e intento hacer encaja a duras penas bajo la etiqueta de “masiva”. Llevo demasiado tiempo en esto como para seguir escribiendo sobre lo mismo que ya está en mi libro de 2013, por eso mis posts son muy directos. Van a lo que importa, sin rodeos. Sí, entre los mencionados en rankings se habla de marketing de contenidos pero también de otras muchas cosas, por eso muchas veces son enfoques superficiales. Reconozco que algunos de los que tienen que ver “con lo mío” no están mal, pero la verdad es que la mayoría de sus artículos no me interesan… aunque consiguen mucha repercusión.

Eso me lleva a la otra razón por la que no espero ganar ningún premio: la comunidad que rodea este blog es pequeña. Lógico si pensamos en los 2 puntos anteriores. Yo no le doy valor a este criterio porque es una tribu fiel y te estoy agradecida por formar parte de ella… pero es algo que pesa en los rankings. Hace poco repasaba algunos blogs de marketing para analizar su número de seguidores y su frecuencia de publicación y es evidente que sus datos me quedan lejos. Claro que si para conseguir su audiencia tengo que escribir sobre sus temas y con su enfoque, no la tendré nunca. Prefiero quedarme como estoy, desahogándome en cada post como hago ahora.

En fin, tengo motivos para no ganar. Pero quiero acabar el post con optimismo así que me guardo los argumentos para llevarme el premio para cuando lo consiga. Y aprovecho para recordar a los ganadores que si lo son es gracias a los contenidos que publican.

Media News S40 A18

Cine
Los triva de IMDb son un pequeño archivo de cotilleos previos al rodaje (quién hizo el casting), también hay apuntes curiosos (como en cuántas películas aparecen los mismos actores) y después están las joyas que te resuelven las grandes dudas mientras estás viendo la peli. Me pasó por última vez viendo una escena de “El amo del mundo”: ¿aquellas eran imágenes de “Las cuatro plumas“? ¡Pues sí! Supongo que si hubiese algún making of o comentario del director lo dirían también pero, siendo una peli de 1961, es más difícil encontrar respuestas. A mí me parece interesante pero no es el triva mejor valorado (aunque tampoco lo fue el que avisaba del reciclaje de escenas entre la serie “MacGyver” y “Cuando ruge la marabunta”).

Televisión
Volver de vacaciones es complicado en general pero, entre las cosas que se tienen en cuenta para valorar el regreso a la rutina, no suele estar la programación de televisión. No porque tengas que volver a verla después de estar unas semanas sin prestarle atención o verla en el extranjero. El problema está en seguir las nuevas temporadas de series. Se pueden dejar programadas las que ya están terminando, pero no se puede preveer cuándo serán aquí los estrenos. Es más difícil ponerse al día que en las redes sociales porque aquí ¿aún? no hay algoritmo que te muestre en pantalla el contenido “que te perdiste”.

Publicidad
Así que por poco me pierdo el estreno de la que será última temporada de “Big bang theory” y quizá por eso levanté la cabeza del móvil para ver el spot de Norit diario. Parece que ya hace unos meses que se está emitiendo pero aún no me había topado con él. Si todavía no lo has visto, quizá te sorprenda que te diga que es sospechosamente parecido a la cabecera de esa serie: es un calco en cuanto al ritmo de las imágenes y la melodía. Entonces, ¿se dirige a los que sí la han visto o a los que no? Me lo preguntaba antes de encontrar el vídeo en YouTube pero más aún después de leer los comentarios que han dejado algunos usuarios.

Internet
Como decía, los algoritmos de las redes sociales ¿nos ayudan? a estar al día de lo que nos perdemos mientras estamos offline. Pensaba que Nuzzel me ayudaría a ello porque te selecciona lo más importante que han compartido las personas que sigues. Pero, con lo bien que me fue en mi pequeño experimiento, creo que esta vez no me ha ayudado mucho. El motivo es sencillo: varias de sus recomendaciones son de contenidos antiguos, es decir, de antes de irme de vacaciones. Tiene sentido y, en realidad, es una buena práctica porque implica reciclar y utilizar contenido atemporal. Pero, en esta situación, es extraño porque parece que no me haya ido… y eso que he vuelto con muy buenos recuerdos.