Buenas noticias para Sant Jordi 2019: firmo libros y un nuevo contrato editorial

Sant Jordi no es un día cualquiera. Para las editoriales, implica semanas de trabajo para prepararlo todo y que no falle nada. Para los autores es una fiesta en la que conocer y charlar con sus lectores que hasta ahora eran algo más bien abstracto. Para estos, es una oportunidad de comprar libros firmados, ya sea para leerlos o regalarlos, pero sobre todo sirve para acercarse a quien hace un tiempo “se conoce” gracias a lo que escribe. Estés en el lado que estés, sabes que Sant Jordi es un día muy especial.

El año pasado fue el mejor Sant Jordi de mi vida editorial porque tuve un asiento en primera fila para firmar mi libro “Vender más con marketing digital“. No lo olvidaré nunca: ver a familiares y amigos pasarse para acompañarme hizo que resultase un día muy emocionante. También fue muy especial dedicar libros a desconocidos que lo querían regalar (me acuerdo de varios padres que lo querían para sus hijos que estaban estudiando marketing). Las 3h que estuve se me pasaron volando y ojalá hubiésen sido más.

La primera buena noticia que quiero contarte en este post es que mi deseo se ha cumplido y este año repito en la parada de mi editorial Libros de Cabecera: estaré de 12h a 15h firmando “Vender más con marketing digital” en Rambla Catalunya 53 (entre Aragón y Consell de Cent). Si estás por la zona (y lo estarás porque está en pleno centro), me encantaría que te pases a saludar, aunque no compres el libro o incluso si quieres que te firme otro, simplemente por compartir unos minutos.

La otra buena noticia que quiero contarte es que estoy embarcándome en una nueva aventura editorial. Quizá no debería decirlo en voz alta porque aún no he firmado el contrato pero me hace ilusión aprovechar esta fiesta para decirte que publicaré el que será mi libro número 15 en 2020 (o quizá finales 2019 si me doy prisa en escribirlo). Algo ya he ido contando en Twitter y seguiré haciéndolo porque así escribir no es tan solitario.

Mientras llega el momento de darte más detalles del libro (la temática puedes imaginarla: ¡contenidos!), te iré contando en Instagram mis vivencias como autora, incluyendo las de Sant Jordi 2019.

[Contenidos] Cómo elegir en Feedly las fuentes de tu content curation

Como content curator, no puedes permitir que la información se te vaya acumulando sin gestionarla (leerla, valorarla y descartarla/compartirla). Puedes acabar cayendo en la infoxicación y eso es lo peor que puede pasar al hacer content curation. Los lectores de feeds como Feedly son muy útiles en este sentido porque únicamente muestran lo que no has leído desde la última vez que accediste a tu cuenta. En cambio, otras herramientas como los buscadores permiten filtran el volumen de contenido por la fecha de publicación de manera que puedes leer solo lo más reciente, por ejemplo unas horas o días.

Pero Feedly es más que un lector de feeds porque sus funcionalidades van más allá de solo leer contenido. Puedes guardar para leer después (en Pocket, en sus tableros o en su propio sistema), compartir en todas las redes sociales (desde Hootsuite y Buffer o individualmente), crear equipos y enviar una newsletter curada

Cubre bien todas las etapas de la curación de contenidos, pero destaco las de descubrir nuevas fuentes:

Con la búsqueda avanzada (de pago) hay otras opciones pero estas son más que suficiente. Además, desde el navegador puedes añadir el blog que te interese a tu Feedly con una extensión de suscripción. Ya que estamos, te recomiendo también una de notificación para saber y acceder fácilmente a lo que tienes por leer. Y, si quieres seguir mi blog, solo has de añadirlo clickando en el siguiente botón (¿quieres crear uno para tu blog?).

follow us in feedly

Un lector de feeds te muestra toda la información de las fuentes que tú has elegido, no tiene un criterio temporal como cuando entras en Twitter y solo ves los tuits más recientes. Sin darte cuenta, puedes llegar a tener +1K de artículos sin leer en Feedly y bloquearte mentalmente porque crees que ha dejado de ser útil. No es así, solo es que te has de obligar a tener un criterio para dedicir qué feeds sigues (igual que ya lo tienes para saber qué compartir). Así te aseguras de invertir bien el tiempo que dedicas a hacer content curation.

Cómo sanear tu Feedly y dejar solo las fuentes relevantes

Hasta ahora, has ido añadiendo a tu Feedly lo que te ha parecido interesante. Quizá incluso ya estés llegando a las 100 fuentes que te permite la cuenta gratuita. No hay problema, al contrario, es una buena manera de conocer tu sector y de eso trata la curación de contenidos. Pero ten cuidado de no caer en el clásico error de curator novato y dejar pasar el tiempo sin entrar para leer: incluso después de un fin de semana largo tendrás muchas lecturas acumuladas.

Para que esto no te pase, te recomiendo sanear tu Feedly y dejar únicamente los feeds más interesantes para ti. Quizá te parece un ejercicio un poco drástico si te quedas con menos de la mitad de los que tienes actualmente, pero ganarás en eficiencia. Hazlo así:

  1. Marca como leído todo el contenido anterior a la última semana. Sirve para tener un número de ítems gestionable y no eternizar el proceso, además es un punto intermedio entre empezar desde cero (marcarlo todo como leído) y dejar solo el último día (lo que tampoco te solucionaría nada).
  2. Imagino que tienes etiquetas ya creadas para clasificar tus fuentes de información así que, para seguir un orden, ves a la que tenga más ítems por leer y lo mismo dentro de esa etiqueta, es decir, a los feeds con más ítems sin leer. Fíjate en la fecha de publicación y, si publican más de 1 al vez al día, desuscríbete del feed. Repite con todas las etiquetas.
  3. Ahora que has reducido aún más la cantidad de contenidos a los que puedes asumir, irás más rápido leyéndolos así que vamos a lo importante que es la calidad. Revisa feed por feed y desuscríbete cuando menos de la mitad de los ítems que lees no te parezcan relevantes.

Con esta limpieza de feeds te habrás quedado con un número inferior de fuentes pero, lo más importante, la información que te den será más interesante y la podrás consumir a tu ritmo, sin estresarte porque sea demasiada. Combinando la cantidad y la calidad como criterios para elegir qué añades a tu lector de feeds verás que el tiempo te cundirá más porque leerás mejores fuentes.

Calidad y cantidad como criterios para seleccionar fuentes de información. Clic para tuitear

El tiempo que has recuperado puedes invertirlo en encontrar vías alternativas para seguir algún feed que era interesante pero publicaba demasiado. Herramientas como Paper.li, Nuzzel o Refind (enlace afiliado) te avisarán de lo más relevante que publiquen (según su algoritmo). Y recuerda que hay muchas fuentes de información posibles, incluso para una curación con mínimos recursos.

Media News S16 A19

Cine
Hace 20 años se estrenaron “Matrix”, “American Beauty”, “El club de la lucha”, “El sexto sentido”, “Notting Hill” y muchas otras. Decir que “1999 es el mejor año de la historia de Hollywood” me parece un título llamativo para el libro que lo inspira. Los aniversarios siempre son buenas excusas para mirar lo que se ha hecho y en el artículo vuelve hasta 1939 con “La diligencia“, “El mago de Oz” o “Lo que el viento se llevó” y a 1969 aunque prefiero quedarme en el 59 cuando se estrenó “Con faldas y a lo loco”. Esta comedia cumple 60 y también lo celebra con un libro. Cuando oigo que “nadie es perfecto” no puedo evitar recordarla igual que muchas otras frases de las películas que acabo de apuntar porque son historias sin fecha de caducidad.

Televisión
Está el sector revolucionado con la llegada de nuevos actores en el mundillo de la televisión en streaming. El escenario que queda es cada vez más complejo y elegir también se complica. Si el catálogo de contenidos justifica el precio es algo que cada uno debe decidir. Y me refiero al público joven porque la audiencia está envejecida en la televisión tradicional, los datos lo dejan claro: ¡la media de Disney Channel es 27 años! Siguiendo con la referencia de canales como las privadas, la pregunta está igual de clara: ¿cuándo empezarán a fusionarse estas plataformas para ofrecer sus contenidos de manera conjunta? Sí, creo que pasará con unas cuantas.

Publicidad
Grabar un programa para saltarse los anuncios puede resultar hasta divertido. Me pasó el otro día cuando se juntaron varios spots en los que aparecía una pantalla de móvil. Conté 3 o 4 dispositivos sin dejar de hacer FF y no recuerdo ninguno de los productos. Pero parecía que sus dueños (los protas de los anuncios) mantenían una conversación entre ellos. Hace un tiempo recuerdo haberme fijado en que aparecían muchas tabletas en las campañas, pues ahora el móvil es el protagonista indiscutible. Real como la vida misma: ocurre exactamente igual en cualquier lugar que te puedas imaginar, incluso en los que no se debería. Es normal entonces que la publi lo refleje… ¿o es ella quien nos convence de que los usemos?

Internet
Estoy contenta de poder firmar por segundo año en Sant Jordi (voy contándote los detalles en mis stories en Instagram) pero no puedo evitar pensar en todos los que no lo han logrado. Y muchos no lo harán nunca porque sus editoriales no les consiguen un hueco o porque ni tienen editorial. Pero en el mundo online no hay problemas de espacio, caben todos los libros, aunque sean autoeditados. Por eso este año me he propuesto intentar darles un poco de visibilidad. Dale una alegría a ese autor que solo tú conoces. Sabes que ha escrito un libro, quizá hasta se lo compraste para apoyarle aunque no fuese de tu género favorito. Pero no saldrá en la lista de recomendaciones para Sant Jordi. ¿Le ayudamos a que otras personas sepan que existe?

Media News S15 A19

Televisión
21 temporadas, eso es toda la vida de algunas personas a las que he dado clase últimamente. Son muchos años o, para ser más televisivos, muchas tramas pensadas para varios de los actores que han pasado por la serie. “Ley y orden” ha tenido muchas caras, pero su “Unidad de Víctimas especiales” mantiene a la misma jefa desde el principio, repito: 21 temporadas. ¿He dicho ya que es mucho tiempo? Todo el mundo la ha visto en algún momento en su televisor, seguro que alguien hasta la votaría para algún cargo público. ¿Encasillada? Diría que sí. Pero no parece que se arrepienta y la serie seguirá otro año más.

Publicidad
Cuando los anuncios aprovechan los códigos que todos conocemos es cuando resultan más cercanos. Es fácil entenderlos si los conocemos. Por eso me he reído viendo esta campaña que aprovecha el formato televisivo de un culebrón para IKEA. Sí, IKEA pidiendo no hacer un drama de cosas que se solucionan con sus productos. Están los planos, los nombres, los gestos… todo es muy del estilo de los culebrones de antes. ¿De cuándo si ahora los culebrones se parecen más a “Anatomía de Grey”? De antes de “Ley y orden”, cuando llegaban a TVE con esos códigos que luego muchos parodiaron en programas de humor (y ahora spots).

Internet
Aprovecho otro anuncio para hablar de lo que se ha venido a llamar marketing de influencia. Si te apetece, puedes reírte un rato de cómo sería la vida de una influencer de otra época (por cierto, interesante la iniciativa detrás del corto). Parece que se nos va de las manos este tema de la (supuesta) influencia porque ya hay algunos que se van de Instagram, la red social que está dominando en este momento (o no). De hecho, algunas marcas lo dejan todo y nos obligan a pensar en si tiene sentido hablar o es mejor callar. Después de todo este tiempo, muchas ni hablan ni escuchan, así que es de lamentar que se vayan las que reconocen qué es una conversación.

Cine
Un día me preguntaron cuál era mi súper héroe favorito y yo contesté que Iron man. Dejemos de lado la parte psicológica de la respuesta, mejor hablar de quién lo interpreta. Estos días “los Vengadores que quedan” están de giras promocionales y cada uno usa las redes como quiere para compartir lo que viven. Y ahí está Robert Downey Jr. marcándose un baile, como animándose a salir para dar la cara y defender su trabajo frente a alguien que o repetirá las preguntas que otros ya han hecho o intentará ser original y buscar puntos de vista alternativos. No me extraña que tengan que motivarse porque debe ser una rutina muy aburrida.

[Contenidos] Nivel de conocimiento de tu audiencia: de la divulgación a la especialización

Hace ya varios años que le doy vueltas al nivel de madurez de la estrategia de contenidos. Tiene que ver con cómo las empresas tratan interna y externamente a los contenidos: les asignan recursos, miden sus resultados, se preocupan de la calidad de las publicaciones…

Cada nivel trata de forma diferente a la audiencia. Es en el avanzado cuando se actúa para poner escrito lo que se sabe de ella porque se toma consciencia de su relevancia en la estrategia de contenidos. Aunque en el básico e intermedio se descubre y explota, respectivamente, el marketing de contenidos y, para que éste funcione, ha de conocerse a la audiencia sí o sí.

¿Escribes para tu audiencia o para alguien con otro nivel de conocimiento? #marketingdecontenidos Clic para tuitear

Aunque no esté clara la buyer persona, es sencillo situar a quién nos dirigimos según dónde se encuentren en el clásico (y para algunos obsoleto) embudo de ventas. Si el objetivo es llegar al máximo posible de personas, éstas no están muy bien definidas, más al bien al contrario: son una masa de gente sin rasgos claros. Estaremos actuando para llenar la parte alta del funnel y lo más probable es que el tipo de contenidos sean básicos porque, repito, no pueden ser muy especializados si no sabemos para quién son. A medida que avanzamos por el embudo, el contenido se va concretando según las necesidades de la audiencia y pasa de ser algo genérico a una pieza de tipo monográfico.

Por eso también tiene forma de embudo el nivel de conocimiento del usuario:

  • La divulgación más general se da en la zona alta, como ocurre con los medios tradicionales que llegan a muchos pero a nadie en concreto. No se utiliza lenguaje técnico o del sector para que todo el mundo pueda entenderlo. ¿Te acuerdas de aquello de “matar moscas a cañonazos”? Pues eso: se disparan contenidos sin mucha lógica y así se pretende tocar a alguien que le gusten. No es una buena estrategia pero es propia del nivel básico de madurez porque no hay una buena planificación.
  • El punto intermedio es una etapa fácil de situarse cuando no se quiere ir de listo ni quedarse corto: son contenidos algo más enfocados que los de antes, pensados para los que saben un poco pero aún no lo controlan todo.
  • La especialización es propia de canales no aptos para cualquiera porque se alejan al leer algún tecnicismo. También se divulga, pero entre una comunidad de expertos así que nivel de conocimiento que hace falta para entenderlo es mayor. El volumen de audiencia es menor, muchísimo menor (un contra clarísimo en comparación con los cañonazos previos). Pero más atenta y dispuesta a escuchar algo nuevo porque el resto ya lo sabe (un evidente punto a favor). Para llevar a cabo esta estrategia, la empresa ha de estar en el nivel avanzado, tanto en contenidos como en producto (también éste ha de estar por encima de la media).

Para saber en qué nivel se mueven tus contenidos, te recomiendo que hagas una auditoría o recuperes la que ya tienes para añadir una columna en la que vayas marcando 3 estados: divulgación básica, nivel intermedio y especialización. Después, fíjate en las estadísticas para tener una referencia de si estás generando los contenidos que tu audiencia entiende. ¿Qué nivel se lleva los mejores resultados?

Entonces ya podrás plantearte qué has de eliminar, actualizar o crear y recuerda que cuando haces marketing de contenidos estás guiando a tu audiencia para que aprenda los entresijos de tu sector: le aportas tu conocimiento. Has de ayudarle a que crezca con tus contenidos (aumente su nivel), así tu empresa también madurará y crecerá (verá más rendimiento).

Cuando utilizas el #marketingdecontenidos en tu plan de marketing estás aportando conocimiento a tu audiencia. Clic para tuitear