Media News S08 A19

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Publicidad
Te lo voy a contar tal y como lo he vivido y me gustaría saber qué piensas tú. Haciendo zapping, me encontré ayer con el spot de Nescafé Gold. En realidad, al principio no sabía de quién era pero sí tenía claro a quién me recordaba: para Navidad Ikea y otros se esforzaron en que volviésemos a conectar con los que teníamos cerca/lejos. Ver la apuesta por «los momentos que importan» me parecía demasiado igual. ¿Sería una continuación de alguno de ellos? No, era café. Pero al buscar el vídeo para ponerlo en este post me encuentro con que, ¡sorpresa!, la campaña original es de noviembre de 2017, es decir, de la Navidad del año anterior. La versión traducida para España tiene solo un par de semanas así que es inevitable que me pregunte: ¿por qué no antes? ¿Por qué ahora?

Internet
Llevo varios días intentando poner orden a mis listas de Twitter. Debido al experimento que hice con ellas, algunas han acabado siendo un almacén con demasiada gente que va a su ritmo. Revisando me doy cuenta de que hay bastantes cuentas que están inactivas y otras muchas que han pasado de ser profesionales a personales. Y no hace ni 1 año que hice el post. ¿Tanto cambia nuestra vida en 10 meses como para pasar de tener un perfil interesante a perder toda la utilidad para mí? A veces se me olvida que las redes sociales las actualizan personas, gente normal y corriente que, como en la vida misma, cambia de idea como de camisa.

Cine
Para hacer una película ya no hace falta mover a toda la industria a un lugar con mejor luz natural, eso fue en los inicios del cine. Hoy los ordenadores hacen el trabajo de poner la localización como el director quiera, sin importar si existe o no. Cada película necesita un tipo de escenario así que es normal que algunas solo se hagan en lugares reales (tal cual están), otras sea todo inventado (para eso está la ciencia ficción) y también haya quien lo mezcla en diferentes grados (reconstrucciones históricas, por ejemplo). Pienso en ello tras, por un lado, leer sobre una cuenta de Instagram que compara localizaciones de películas con sus versiones reales y, por el otro, ver un vídeo de los efectos de «Avengers: Infinity war».

Televisión
Cuando leí sobre la campaña para «Vota Juan» me pareció divertida. Después la serie no me convenció tanto como hubiese querido, pero no puedo negar que si la vi fue porque me despertó el interés (aunque hubiese sido mejor ver los carteles propagandísticos por Barcelona). Ahora he descubierto que el candidato tiene cuenta en Twitter y está la mar de suelto aprovechando la actualidad para hacer campaña electoral. Me han vuelto a entrar ganas de ver la serie, tampoco lo puedo negar. Y eso que el personaje está a nivel de «Vergüenza«, es decir, tengo que mentalizarme de lo que voy a ver porque si no apago y me voy. Será que a mí el humor tipo Torrente no me acaba de convencer pero este tipo de ¿publicidad? sí.

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Los comentarios están cerrados.