[Contenidos] Primer acercamiento a las call to action

Estás a punto de invertir 1 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Cada lunes republico un artículo de la newsletter semanal sobre marketing de contenidos que también envío cada lunes.

¿Cuál es el objetivo de una página? Y no solo del sitio web en general, sino de cada una de las páginas que lo componen. ¿Qué queremos conseguir con ella? ¿Qué debería hacer el usuario después? ¿Cuáles son los próximos pasos que queremos que haga? Únicamente conociendo esas respuestas se pueden crear llamadas a la acción efectivas.

La call to action más habitual tiene forma de botón, destaca en cuanto a color y diseño, parece clickable y para hacerla aún más evidente incluye alguna palabra inequívoca como «aquí» o «ahora» acompañando el imperativo «haz click» o cualquier sinónimo («regístrate», «descárgate», «compra»…).

Si el deseo de retener a los usuarios lleva a mostrar todos los caminos posibles, la prisa por conseguir resultados inmediatos puede provocar también la indecisión en el usuario si siente que le están obligando en lugar de ayudarle o guiarle. Los textos, igual que las palabras, han convencer a quien los lee, no imponer opiniones.

De la misma manera, tan grave es no incluir ninguna llamada a la acción como incluir demasiadas. Cuando el usuario no sabe qué camino ha de seguir acaba utilizando el botón «Volver» de su navegador o, en el mejor de los casos, el menú principal de navegación.

Originalmente publicado en la newsletter Marketing de contenidos, número 13 (8 de noviembre de 2010). ¿Quieres leer el resto?

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

5 comentarios:

  1. Pingback: Rufino Lasaosa

  2. Pingback: Líneas de Marketing

  3. Pingback: David Villanueva

  4. Pingback: MercadeoBienPensado

  5. Pingback: David Gomez Gomez

No se admiten más comentarios