[Contenidos] Qué se puede aprender de Melvin Udall

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

De la película «Mejor… imposible» se pueden aprender muchas cosas, aunque seguramente la que más se recuerda es cómo describe el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). La imagen de Jack Nicholson subiendo a recoger el Oscar dando sus, digamos, pasitos seguramente contribuyó a ello.

Pero el tocado de Melvin es escritor, ¿lo recuerdas? Quizá sea esta faceta suya la que menos metraje tiene en la película pero, aún así, hay 5 cosas que se pueden aprender de la forma que tiene de escribir que puedes aplicar (aunque lo tuyo no sean las novelas románticas).

  • El escritor trabaja «solo» en casa (ahí deberían ir muchas comillas). Algunos tienen algún lugar especial en la casa pero, menos esos pocos afortunados, suele hacerse en condiciones no siempre favorables. Melvin dice que él siempre está trabajando así que casi grita a su vecino para que no le molesta aunque, dice, salga un olor putrefacto de su puerta después de oír un golpe seco.  Así que, busca tu espacio y tu momento para escribir y, cuando los encuentres, defiéndelos a muerte. Por cierto, la música ayuda a crear ese momento, aunque en la película la música con la que arranca la escena en cuestión sea extradiegética.
  • La soledad del escritor se lleva más o menos bien, según cada uno. Pero viene bien tener a alguien a quien contarle tus bloqueos. En la película, podría decirse que Melvin habla de sus problemas personales con casi todos los personajes de la película (su psiquiatra, su vecino, su novia…) aunque con ninguno habla de sus libros. De todas formas, el objetivo es el mismo: desbloquear su mente para avanzar. Da igual si es para la vida real o la de ficción, ordena las ideas para escribirlas mejor.

    melvin-udall-writing

    Melvin acabando su última novela

  • Saber de lo que se escribe es básico, una norma del primer día de clase de redacción, lo primero que aprende el escritor. Melvin parece escribir novelas románticas… o al menos de amor va lo poco que le oímos escribir. Y sabe meterse en la mente de sus personajes por lo que una fan explica entusiasmada. Hay quien investiga para descubrir a esa persona, él tiene un método que deja pasmada a la recepcionista.
  • Igual que otros escritores, Melvin celebra que ha acabado de escribir su libro. Atención: ¡el 72! En realidad, de aquí se pueden aprender dos cosas: no pierdas las ganas de celebrar los hitos y, relacionado con el primer punto, escribirás mucho si trabajas mucho. En la película no se ve la celebración pero desde luego es una costumbre que no podemos perder los que nos dedicamos a escribir. Sea un post o un capítulo, disfruta del momento.
  • Aunque sea debido al TOC, Melvin tiene una rutina muy clara de la que le cuesta evadirse. Forma parte del trastorno y no es porque sea escritor, pero también resulta de ayuda mantener una rutina a la hora de redactar. Muchos famosos tienen la suya propia… es una lástima, me hubiese gustado conocer la de Melvin y así también llegar a escribir 72 libros.

En «Mejor… imposible» hay otro personaje creativo: su vecino es pintor. De Simon saco el bonus de esta lista. Cuando su modelo le pregunta cómo consigue su inspiración, le explica que solo observa. Así que, como diría él, mira a tu alrededor buscando el destello que hace de tu realidad algo interesante y escribe sobre ella. Así la compartirás con los demás y será aún más real y más interesante.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Los comentarios están cerrados.