[AD] Martini y Red Bull

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

No sé si la mezcla de Martini y Red Bull origina algo tan viral como si cambias el alcohol por un refresco, pero las dos marcas tienen algo en común en sus últimos spots que me ha hecho unirlas en este post: su nueva estrategia.

Martini creó el «chico Martini» quien puso de moda el gesto de Belmondo y el «Vive la vita baby». Nunca tuvo nombre, fue un anónimo al que muchos quisieron imitar y el rey del descaro. Pasó luego a vender lo bonito que es beber en grupo, vinieron los puntos suspensivos que parecían recuperar la idea del chico de negro y lo último fue el amor que te hace escalar balcones.

Y ahora, vuelve el chico Martini pero con nombres y apellidos y menos descaro, sólo una cara bonita. George Clooney se pone el traje de negro (más bien gris oscuro) para enseñarnos un poco de educación: no se puede ir a una fiesta con las manos vacías (aunque seas un soltero de oro). El mensaje final no puede ser más claro «No Martini, no party»: da igual que seas «alguien», si no llevas una botella de Martini no entras.

Buscando el spot, me he encontrado con que en Italia el final cambia ligeramente. También trae cajas y cajas pero no le cierran las puertas en las narices como pasa en España y me atrevería a decir que aquí tampoco descorchamos los Martinis como si fuese cava.

Red Bull sigue con las ilustraciones simples de siempre y su slogan alado, pero ahora nadie sale volando. Hubo maridos huyendo de suegras, viudas persiguiendo a maridos con angelitas, San Pedro se quejaba de no ser el único que daba alas, vampiros con sus víctimas en los brazos que vuelan sin necesidad de la bebida energética y hasta gusanos convertidos en mariposa. Pero nunca se habló de inteligencia.

En el último spot, Holmes y Watson se encuentran frente a un nuevo caso. Y, menuda sorpresa, lo resuelve el buen Doctor en lugar del bueno de Sherlock. ¿Qué ha pasado aquí? Elemental querido Watson, él ha sido más listo porque se ha bebido un Red Bull. A ver si van a tener que cambiar el spot del (imagino) Ministerio de Educación, no hace falta estudiar para viajar Marte, sólo hay que tomar Red Bull.

Temas relacionados
[AD] Las hormigas trabajadoras
[AD] Spots animados

¿Más temas? Sigue atent@ y, si quieres, lo leerás aquí.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004. "Pilares del contenido" es mi último libro, ¿quieres leer las primeras páginas en Amazon?

Los comentarios están cerrados.