3 formas de entender los medios sociales

Gracias por querer invertir 2 minutos de tu tiempo a leer mi post y así inspirarte para mejorar tus contenidos.

Durante 6 jueves estoy republicando los posts que escribí para el blog de Secuoyas Marketing y que ya no están disponibles. Éste es el 4º.

Te voy a contar una historia, ponte en situación: estás en una isla desierta y tu vida depende de que encuentres agua. Te propongo tres escenarios y al final del post te explicaré el por qué de este viaje.

Escenario 1
En aquel cursillo de supervivencia que hiciste te dijeron que un aparato, el BuscaWater9000, lo hace a las mil maravillas. Pero no lo compraste y ahora ya es demasiado tarde. Sin una tienda, web o un teléfono donde conseguirlo, acabas bebiendo tus lágrimas de rabia e impotencia.

Escenario 2
Tienes el BuscaWater9000 y te alegras de haberlo comprado al final de aquel cursillo. Pero no traía manual de instrucciones y no consigues interpretar esos sonidos que parpadean en su panel de control. Te pateas toda la isla sin conseguir ningún resultado así que, también aquí, acabas bebiendo tus lágrimas de desesperación.

Escenario 3
No sabes qué es el BuscaWater9000 ni has hecho ningún cursillo de supervivencia pero, siguiendo a un pajarito azul que tuitea en lugar de piar, descubres por tu cuenta que un palo con forma de W te sirve de guía hacia un pozo. Podrías beberte tus lágrimas de alegría al descubrirlo, pero no hará falta porque está lleno de agua.

Trasladémonos ya a la realidad: la isla es Internet (vale, muy desierta no está, tómatelo como una licencia al escribir) y el agua son los clientes, los resultados que necesitas para que tu empresa siga funcionando; el cursillo puede tener muchos nombres, desde máster a artículo leído en algún blog; el aparatito que te iba a ayudar son los medios sociales, las herramientas para encontrar clientes; el pajarito es un cameo de Twitter; la W debería haberte recordado a WordPress; y las lágrimas, bueno, son solo lágrimas… algo de real tenía que haber en esta historia, ¿no?

Dejando a un lado la fantasía…

  • Si estás en el 1, aún puedes corregir el error de no haber invertido o confiado a tiempo en que los medios sociales pueden ayudar a tu empresa.
  • Si estás en el 2, sí lo creíste pero no has dedicado un tiempo a entenderlos así que también estás en el escenario equivocado por haber hecho el trabajo a medias. Necesitas más tiempo.
  • Si te identificas más con el 3 estás de suerte por haberte dejado guiar por tus instintos y descubrir, por cuenta propia, el secreto de la supervivencia en Internet.

Hay un Escenario 4 donde todo funciona bien desde el principio y se invierte de forma correcta en medios sociales… pero esa hipótesis la dejo para el mundo real.

Originalmente publicado en el blog de Secuoyas Marketing (1 de diciembre de 2010). ¿Quieres que escriba en tu blog? ¡Hablemos!

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Un comentario:

  1. Pingback: Rufino Lasaosa

No se admiten más comentarios