[WWW] “Nuestro amigo el enlace”

Estás a punto de invertir 3 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

La gazetta de Manfatta está de aniversario y celebra su 7º año o, lo que es lo mismo, su número 150 con un gran brindis virtual. Mi granito de arena, más bien burbuja de cava, será la publicación del número 139 que se envió a los suscriptores el 15 de marzo de este año y que escribí sobre el uso de los enlaces.

Tenemos poco tiempo, y por lo tanto poco espacio, para captar la atención de nuestros lectores. Para destacar todo lo importante que tenemos que decir, nuestro gran aliado en Internet es el enlace. En esta Gazetta veremos por qué es importante añadir enlaces internos, que añadir un link a una página externa no significa echar a los visitantes de tu sitio y dónde situar el enlace.

Relacionar secciones con enlaces internos
Nadie puede controlar por qué página entrarán los visitantes de tu página web, hay que ser consciente de que no será siempre por la home. La página principal de un sitio web es normalmente la más cuidada en cuento a enlaces se refiere. Pero al bajar un nivel, lo habitual es encontrar un menú de navegación (¡o varios!) y ningún enlace entre secciones. Este es un grave error que acaba desorientando al usuario y le puede hacer huir de nuestra web.

Cuanto más páginas tenga el sitio, más probabilidades hay de que los contenidos estén relacionados y por tanto más útil será enlazarlos para evitar redundancias. Reteniendo al visitante en nuestra página, nosotros ganaremos en páginas vistas y, al facilitarle el acceso a la información relevante, él comprenderá mejor qué hacemos.

Si al contrario nuestro sitio tiene pocas páginas, el hipertexto nos servirá para guiar al usuario por el camino que nosotros definamos, no necesariamente secuencial, hasta nuestro objetivo.  

No seamos egoístas, sí a los enlaces externos
Si ya hemos conseguido entretener al usuario en nuestra web o blog, ¿por qué íbamos a recomendarle que visitase otras páginas? Muy sencillo, porque demuestra nuestra honestidad. Enlazar a nuestras fuentes o a nuestros referentes, incluso a nuestra competencia, dice mucho más de nosotros que cualquier sección corporativa.

Señalar al exterior deja claro que sabemos quién hay a nuestro alrededor y que no podemos cubrirlo todo. Internet es una zona superpoblada, intentar abarcarlo todo es imposible. Sobre esto, recuerda la frase de Jeff Jarvis que destacaba José Luis Orihuela: “cubre sólo lo que hagas bien y enlaza el resto”.

El usuario es quien decide volver a un sitio, no hay que engañarle para que se quede.

Cómo enlazar
Ahora que ya te he convencido para enlazar, unas consideraciones sobre dónde situar el link dentro del texto.

De acuerdo con Víctor Ruiz, los enlaces señalan lo relevante y sirven para destacar igual que lo hace la negrita. Marcando bien los enlaces, no sólo reducirás texto, también dejarás claro a simple vista qué es más importante y dónde se puede ampliar la información. No siempre han de acompañar los nombres propios, han de subrayar las frases significativas (“aquí“ no es una de ellas).

En el caso de los blogs la pequeña perversión que supone el “vía” hace que muchos enlaces se pierdan al final de los posts. También Andrés Nieto opina que es más útil situar el enlace dentro del texto lo que también ayuda a distinguir qué información es tuya y cuál proviene de la fuente.

Hace unos días Gerry McGovern, después de editar un párrafo para añadir enlaces, daba el siguiente consejo: “Build from the link, not from the sentence”. Esto requiere un importante cambio de actitud en el redactor tradicional que quiere convertirse en digital.

¡Felicidades!

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

Un comentario:

  1. Pingback: downloading + media » Media News S11 A09

No se admiten más comentarios