[CINE] Mi Fotogramas de enero

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Inauguro un nuevo tema: comentarios de cine nacidos gracias a la revista Fotogramas. Estamos en febrero y aún no he leído la de enero por completo, pero ahí voy:

Preguntas sin respuesta: ¿Por qué en las escenas que tienen lugar en cementerios siempre llueve? Y es que no sólo llueve en los cementerios, llueve siempre que el protagonista está deprimido. Clásica demostración exterior de lo que siente el personaje: el cielo comparte su tristeza y llora con él. Es evidente y precisamente por evidente cansa.

¿Ejemplos? No sé por qué lo recuerdo en la trilogía del color de Kieslowski (creo que en «Azul»), pero es muy típico y los guionistas no se cansan de usarlo. El ejemplo más reciente que he visto ha sido en la serie de TeleCinco «Motivos personales».

Lydia Bosch acaba de descubrir que su marido tiene una amante. Sale del hotel donde se ha enterado y, de repente, así sin más, como si la nube estuviese esperando ahí, llueve. Y, para colmo, la Bosch, después de entrar en el coche y avanzar un metro, sale de él para llorar y calarse hasta los huesos.

La lluvia también sirve para borrar las culpas y limpiar los pecados del protagonista. Tengo un recuerdo como ejemplo, pero no recuerdo el título del libro: el protagonista, después de matar a una mujer, deja que la lluvia purifica su alma.

La realización sería en contrapicado, el protagonista de espaldas levantando las manos hacia el cielo, las gotas de lluvia a «cámara lenta», la música sube…

A pesar de todo son escenas que emocionan, si puedes evitar pensar en lo artificial del momento.

¿Más temas? Sigue atent@ y, si quieres, lo leerás aquí.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004. "Pilares del contenido" es mi último libro, ¿quieres leer las primeras páginas en Amazon?

Los comentarios están cerrados.