[Contenidos] Coste y valor de los contenidos

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Si eres suscriptor de mi newsletter, cada lunes recibes en tu correo un artículo sobre marketing de contenidos y redacción online. Si no, puedes leer aquí los números antiguos resumidos que voy republicando.

Para encontrar el precio de un contenido tenemos que centrarnos en descifrar el valor del contenido. Pero, ¿el valor está en los ojos del que compra o del que vende? Quizá no está en todos los clientes pero seguro ha de estar en el autónomo o empresa que hace su presupuesto porque si no pone en valor su trabajo acabará mal cobrando por no calcular bien el precio.

Una ecuación fácil para saber cuánto valora tu cliente el contenido que te está pidiendo es saber cuánto está dispuesto a pagar por él. Como no puede saber cuánto son tus costes, no los tiene en cuenta y piensa solo en el valor. Por ejemplo, alguien que ofrece 5 euros por 300 palabras quizá tiene muy claro qué quiere en cuanto a volumen pero no tiene la misma visión de qué puede conseguir con ese texto que alguien que pagaría 100 euros. Como siempre, cantidad no es igual a calidad.

Hay que explicar al cliente los beneficios del contenido para que lo valore más. En este sentido, un presupuesto tiene una parte educativa para el cliente más allá del detalle de proceso que se seguirá porque explica lo que se obtendrá con ese texto. Sería equivalente a decir ‘si me contratas, conseguirás esto y lo otro’.

El problema, volviendo a otro eterno debate, es que han de combinarse tanto los tangibles (nuestro coste de escribir un post) como los intangibles (valor de la reputación del cliente) si se quiere encontrar un buen precio para el contenido. Y hay demasiado de subjetivo en la segunda parte de la ecuación como para que clientes y autónomos o empresas quieran discutirla. Por eso, presupuestar por un tangible con una cantidad fácilmente medible de manera objetiva es lo más fácil… aunque no lo más persuasivo para que el cliente nos acepte el presupuesto.

Originalmente publicado en la newsletter Marketing de contenidos, número 84 (19 de marzo de 2012). Suscríbete gratuitamente para recibir un nuevo artículo exclusivo cada lunes.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.