[AD] Qué alivio con Okal

Estás a punto de invertir 1 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

¿Qué tal te ha sonado el título del post? ¿Qué alivio con Okal? ¿No te suena mejor «Muy bien con Okal»?

A mi sí, aunque en realidad no recuerdo haber visto ningún spot o gráfico para tener tan grabado que a la pregunta «Hola, ¿qué tal?» se responde «Muy bien con Okal». No sé cuándo lo he asimilado tan bien pero sí que no es reciente precisamente.

Okal, qué alivio!

Tampoco se puede decir que sea una marca muy común en el mundillo publicitario. Buscando un poco, he encontrado que a finales de los 60 lo que anunciaban era su nuevo dosificador y en los vídeos de la época tampoco hay señal del saludo que me hace recordar la marca.

Bastante más reciente (diciembre 2007) es lo que parece un anuncio en un suplemento médico que juega con el ‘OK’ de su nombre: «Okal te ayudará a estar OK«.

No se alejan mucho de esa línea en su comunicación actual como puedes ver en el anuncio de este miércoles en el adn. El ‘OK’ sigue sigue apareciendo, casi como si replicasen su nombre. Pero el slogan pasa a ser «Qué alivio!«.

¿Qué ha pasado con el «muy bien con Okal»? ¿Cuándo dejó de usarse comercialmente? Soy el ejemplo perfecto de que calaba en la mente del consumidor. Quizá tanto como lo hizo, siguiendo con los saludos, «Hola, soy Edu. Feliz Navidad» hace ya una década. ¿Qué pensarán dentro de otras tantas los que ni siquiera saben que existió Airtel cuando repitamos ese saludo?

Anteriormente en d+m… más nostalgia con Coca-colaBimbo.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004. "Pilares del contenido" es mi último libro, ¿quieres leer las primeras páginas en Amazon?

3 comentarios:

  1. Yo si recuerdo haber visto el anuncio en televisión. Al menos eran tres veces las que, en distintas situaciones, una persona le preguntaba a otra «¿Qué tal?» y obtenía esa respuesta. Si mal no recuerdo, una de las escenas era de un estudiante y, si la memoria no me falla y la cultura televisiva no me mezcla las imágenes, éste sacaba de un cajón el paquete de okal y lo posaba en la mesa de estudio.
    Sí que recuerdo que el ambiente era «muy feliz» y sonriente.
    Por otro lado, el lenguaje está lleno de estas peculiares construcciones. A tu pregunta, puedes responderte preguntándonte (Galicia tira ;))quién fue Carracuca y Mari Castaña; así como ese Calleja que tenía mucho cuento. Están ahí y pensar mucho sobre ellas no pensamos. Están enraizadas en nosotros, son tan normales que ni nos planteamos sus orígenes o explicación. Eso sí, al menos las generaciones futuras podrán consultar las bases de datos y podrán visualizar los anuncios y fenómenos que dieron origen a sus expresiones comunes.
    Por cierto, mi preferida: «Hacia dentro, Romerales» (Farmacia de Guardia).
    Un saludo

  2. Cuánta razón. Es verdad: esa pregunta y esa respuesta van unidas. El «Muy bien con Okal» forma parte del imaginario colectivo, como el «Para adentro, Romerales» que cita Jesús o las empanadillas de Móstoles.

    Siempre es agradable recordar estas cosas 🙂

  3. Jesús y Cris,

    me alegra no estar sola con mis recuerdos 😉 No os parece que la cultura popular ahora se construye con la televisión/publicidad?

    Nunca me he preguntado de donde viene Calleja o Carracuca (y ésta hacía tiempo que no la oía jaja) pero creo que las futuras generaciones tienen aún menos interés en recordar, al contrario, les interesa desvincularse y crear nuevas de la tele o la publicidad. Es más fácil, es más cercano, es más suyo.

    En TeleWiki recogí algunas frases de series pero hay tantas y tantas… qué nostalgia, qué nostalgia!!!

    Saludos a los dos,

No se admiten más comentarios