[Contenidos] Gánate la confianza de tus clientes y la envidia de tu competencia

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Hoy quisiera hablarte de los usuarios y la competencia, de por qué educando a unos también educamos a los otros. O, en otras palabras, por qué ampliando mercado podemos estar llamando la atención también de nuestra competencia.

Todos tenemos una manera de enfrentarnos a los contenidos que publican: nos gustan o no; queremos copiarlos o distanciarnos de ellos. Pero, tarde o temprano, nos acabaremos encontrando con alguno de sus canales y tendremos que sentir la rabia (si son buenos) o alivio (si son malos). Lo mismo le pasará a nuestra competencia si hace un poquito de investigación porque también es lo que hace nuestro potencial cliente (vendamos online o no).

Nuestros contenidos nos definen o, como dice David Meermat Scott, somos lo que publicamos. El usuario se encuentra rodeado de contenidos y el nuestro tiene que destacar de alguna manera. Se puede decir que por SEO (algunas veces, más fácil decir que hacer) pero principalmente es por nuestra reputación.

Sí, estadísticamente hay quien que ni se da cuenta que las primeras posiciones son pagadas. Pero, si lo impactamos con un mensaje personal y claro de manera frecuente, nos reconocerá en la posición en la que estemos. Hemos de crearnos un nombre que se reconozca entre los resultados.

¿Cómo? Educando al usuario. Ganándonos su confianza ofreciéndole contenidos útiles, que pueda necesitar de verdad. Si le ayudamos a conocer nuestro producto/servicio, empresa o sector en general, si publicamos trucos o consejos, estaremos dejando una huella en el perfil que podría comprarnos/contratarnos.

No sabemos dónde irán a parar nuestros contenidos una vez los publiquemos, si a nuestro cliente ideal o si nuestra competencia los usará también para acercarse a nuestro mismo cliente ideal. Pero sí sabemos que si no los publicamos es imposible que en su mente se forme la imagen favorable que necesitamos para llegar a él.

Por eso, publica el contenido de manera que transmita claramente quién eres, que no haya confusión posible aunque tu competencia lo copie. Es un riesgo, sí. Pero también lo es tener una página web con un gif de ‘en construcción’.

Originalmente publicado en la newsletter Marketing de contenidos, número 144 (13 de mayo de 2013).

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.