¡Veo posts por todas partes!

Estás a punto de invertir 1 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Si la frase del «Sexto sentido» era un «En ocasiones…», mi blog debería ser un «Siempre…». En un día ‘normal’ ¡Veo temas por todas partes! En el metro, caminando por la calle, leyendo la prensa o una revista, navegando por Internet… La gente camina tranquilamente entre ellos ¡y no les afecta!

Hoy, sin ir más lejos: en el metro una chica llevaba una carpeta de J&B y un bolso de Absolut: ¡Toma tema sobre el merchandising! En el Canal Metro una tía destetada anuncia ‘algo’: ¡Toma tema sobre la idea de ‘Dos —– tiran más que dos carretas’! En la televisión reportajes especiales sobre el 11M: ¡Toma tema sobre el derecho a que les dejen en paz ya! El anuncio de Hyndai tiene ya dos partes: ¡Toma tema sobre las segundas partes de los anuncios! En la prensa sale un anuncio del concurso de Ikea: ¡Toma tema sobre el uso que hace de Internet!

¿Es que sólo me parecen interesantes a mí este tipo de cosas? ¿Soy una paranoica que tendría que estar encerrada en un sitio donde no tuviese acceso a los medios de comunicación? ¿Existe realmente ese lugar (y que nadie diga GH ni lugares naturistas)? ¿Es posible vivir sin un sólo estímulo publicitario o, lo que es lo mismo, sin ser atacada por una acción comercial de una marca?

Pero la pregunta real no es ninguna de estas, sino ésta: ¿querría yo vivir sin todo esto? ¿Podría dejar de ser workaholic? Creo que mi respuesta es no. ¿Y la tuya?

¿Más temas? Sigue atent@ y, si quieres, lo leerás aquí.

Eva Sanagustín

Redactora de contenidos freelance, también hago planes de marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004. "Pilares del contenido" es mi último libro, ¿quieres leer las primeras páginas en Amazon?

Un comentario:

  1. No creo que estés loca, Eva. Todos tenemos nuestros hobbies, nuestras pasiones, nuestras paranoias diarias…No es malo tenerlas y aunque a veces tengamos la sensación de que estamos solos con nuestras historias e incomprendidos con nuestra pasión, ésta se convierte en una poderosa razón para seguir haciendo lo que hacemos. Es decir, ¿merece la pena hacer algo, opinar sobre algo o tener una determinada pasión si nadie la comparte? Sí pues de otro modo nadie más repararía en ella. Se perdería, caería en el olvido, pasaría desapercibida. Merece la pena ser los únicos en algo pues quién sabe si con el tiempo se puede llegar a encontrar a una persona a quien contagiar de tu pasión, a quien iluminar o a quien inspirar. Es imperativo creer en algo, tener pasión por algo aunque seamos los únicos. Se puede tener pasión por los animales, por los coches, por el cine…Si no se tienen pasiones o hobbies…¿para qué vivir? La vida es muy dura para vivirla talmente. Tu pasión es la publicidad y los medios de comunicación. ¡Felicidades!Estás viva, sientes una emoción especial por algo. ¿Estás sola? En absoluto y el que esté esrcibiendo esto lo demuestra. Me encanta leerte, me encanta conocer los puntos de vista que tienes sobre la publicidad y muchas veces me has inspirado para, por ejemplo, ver la televisión de una manera diferente. No te rindas, no estás sola, hay más gente con tu misma pasión…¿o es que a los publicistas que crean los anuncios sobre los que tú opinas no les mueve tu misma pasión? ¿Acaso te crees que no hay gente que se dedica profesionalmente a lo que tu realizas por hobbie? De acuerdo, igual esas personas no son tu «target» pero como dijo una vez Winston Churchill: «Si tienes el conocimiento, que otros enciendan sus velas con él».
    Sigue así Eva. Nunca te rindas.

No se admiten más comentarios