Media News S34 A17

Cine
Revisar el título en la programación no siempre es suficiente para saber qué película es la que van a emitir. Estos días me he encontrado varias veces teniendo que entrar en la ficha para descubrir que lo que han titulado de la manera más generalista posible, en realidad, se trata de una 2ª o una 3ª parte. Seguramente no tienen nada que ver entre ellas pero resulta chocante que no hagan un esfuerzo por titular bien la saga. También pienso en ello tras leer el artículo sobre doblaje o subtítulos de Leequid porque, si no traducen bien el título, ¿cómo van a preocuparse de tener un buen doblaje? Sí, hablo de pelis que quizá no tienen mucho presupuesto. A las grandes esto no les pasa porque incluso se les deja el título original y se respeta sus voces.

Publicidad
Ni cuando nos anuncian productos supuestamente futuristas, nos creemos que estemos frente a una revolución. Y eso que ésa palabra suena muchas veces: nuevo y revolucionario puede aplicarse a cualquier cosa que sea mínimamente diferente a la versión anterior. Otra cosa es que en el futuro resulte ser igual de novedoso. Claro que, repasando anuncios antiguos podemos llevarnos una sorpresa, como con el de Telefónica (sí, la antigua Movistar). Se trata de un spot muy diferente a los habituales porque habla del futuro: faltaban 15 años para el 2000. Pero no era por miedo al efecto del cambio de siglo, si no por explicar de una manera que ahora resulta divertida cómo sería y qué aportaría la conexión a Internet.

Internet
En las noches de verano en las que todas las ventanas y balcones están abiertos, es muy fácil cotillear las habitaciones de los vecinos. Antes se veían televisores y aún se ven, pero hay más tablets y móviles. La diferencia está en que con los primeros se ilumina toda la habitación mientras que con los segundos aparatitos inteligentes solo se ve la cara de la persona que lo utiliza. Aunque algunos parecen parte del “Proyecto de la Bruja de Blair“, siempre me da por pensar qué estarán mirando. Es posible que alguna serie, vídeo o quizá estén hablando con alguien o revisando sus redes sociales desde el sofá, tumbona o incluso cama. Está claro que en los 17 años que han pasado del 2000, la conexión ha mejorado mucho.

Televisión
TeleCinco se lleva el trozo más grande de pastel publicitario y no muy lejos le sigue Antena 3, según el informe de Barlovento Comunicación para el año pasado. Hay datos de anunciantes y categorías de producto, pero siguen ganando los de siempre. No varía mucho, ni siquiera aunque se invirtiesen los porcentajes habría alguna diferencia. Son largos minutos de anuncios que nos han olvidar qué estamos viendo. Excepto, claro, cuando hay algún programa en directo porque si se parece, el telespectador podría cambiar de canal y eso no es bueno. El directo y sus correspondientes conexiones van sin publicidad porque lo más seguro es que los anunciantes tampoco quieran aparecer entre malas noticias.

Media News S33 A17

Internet
Quizá recuerdes aquella época en la que las apps empezaron a ocupar espacio en tu móvil. Seguramente también sufriste más de una experiencia frustrante en la que encontrabas una interesante pero, ups, no la podías usar porque no estaba disponible para tu móvil. Ha acabado siendo un juego de dos, iPhone VS Android, pero por el camino otros han perdido y casi desaparecido. Viendo la evolución de las dos tiendas de apps, está clara la guerra pero no el vencedor, casi que ni de las pequeñas batallas. Ahora que parece que mi móvil empieza a darme avisos, recuerdo alguno de los anteriores cuando no tenía apps, ni datos porque me parecía imposible navegar con una pantalla tan pequeñita. Ya lo dije: otra época.

Publicidad
Siguiendo con el tono nostálgico del post de hoy, me he reencontrado con una de esas listas de campañas que en su momento fueron polémicas.  Alguna me trae recuerdos de los argumentos a favor de ellas, no solo de los motivos por las que se prohibieron. Revisándolas una detrás de otra, sí que provocan pero ninguna me parece tan interesante como las de Toscani para Benetton. Lo cual me hunde aún más en la nostalgia porque, como antes, era otra época. ¿Cuándo hubo una campaña parecida? No me viene ninguna a la mente (por favor, utiliza los comentarios para sacarme de mi error). Sí, hay campañas polémicas pero no para abrir debates… ¿quizá es que no es ésa la labor de la publicidad?

Cine
Típica noticia de verano: cines al aire libre. Cada año leo alguna parecida, esta vez han recurrido al precio como excusa. Pero sigo sin pisar una “sala” de este tipo. Bueno, la verdad es que hace tiempo que tampoco piso una tradicional pero reconozco que eso de estar al aire libre no me convence. Me gusta el ambiente de las salas. Como diría Amélie Poulain, me gusta girar la cara y ver otras sonreír en la oscuridad. Eso no pasa cuando estás en un patio. Y reconozco que, aunque algunas salas sean incómodas, estar en una butaca de cine no se puede comparar con una tumbona playera. De todas formas, una reducción al precio de la entrada no le vendría mal a más de una sala para recuperar clientela.

Televisión
Las promos de algunas cadenas pueden ser traicioneras. Me imagino una conversación tipo: ¿Y si anunciamos la lista de estrenos? ¡Vale! Pero mejor no decir la fecha para no comprometernos, ¿no? Oh, bueno, claro, podemos poner unas imágenes y ya está. ¡Hagámoslo! Un tiempo después, alguna serie sigue sin estrenarse y la conversación se repite: Oye, igual mejor sacamos de la promo esa serie que al final no vamos a emitir, ¿no? ¿Pero qué pasa con los que la están esperando? No se darán cuenta, están todos de vacaciones. Por ahí deben ir los tiros con los programadores de verano así que los que no estamos de vacaciones esperamos a que los responsables vuelvan y sepan qué hacer con esa serie que se anunció pero no se emite aún.

Media News S32 A17

Cine
Cuando abrió la primera sala de cine con una zona de juegos infantil para que los padres pudiesen, digamos, entretener a sus hijos mientras ellos veían la película, pareció una buena idea. Leer sobre una sala está por completo preparada para los niños me hace recordar que ninguna otra sala imitó a la primera y que, de hecho, aquel cine ya cerró. ¿Tirarse por el tobogán durante un descanso? Entiendo que pueda ser divertido… si eso sirve para que los niños disfruten más del cine, bienvenidas sean las salas júnior. Solo espero que cuando sean mayores aprendan que 1/ hubo un tiempo en que las películas venían en rollos y había que parar la proyección y 2/ hoy se paran porque alguien quiere.

Televisión
Verano, el momento del año en que parece que no hay noticias. La culpa puede ser de quien la ofrece y de quien las cubre porque cualquiera de los dos bandos seguramente esté de vacaciones. Pero hay que rellenar el tiempo como sea así que es cuando las fiestas de los pueblos son protagonistas. Los portales que informan sobre programas de televisión, por su parte, están igual de aburridos porque no hay casi movimiento de manera que se dedican a cotillear las cuentas en redes sociales de los presentadores para intentar rellenar páginas. Así de aburrida es nuestra televisión estos días… da un poquito de lástima aunque seguramente en los pueblos estarán la mar de contentos con su protagonismo.

Publicidad
Soy de las que utilizan YouTube para escuchar canciones cuando me apetece alguna en concreto (parece que es cosa de mi generación). Algunas veces puedo hacerlo a la primera, otras ya me encuentro un anuncio. Si caigo en escuchar más de una gracias a una lista de reproducción de tipo mix automático, casi siempre me encuentro con que cada 1 o 2 canciones hay un spot. Eso los días de cada día pero he descubierto que los domingos no ocurre así: no hay prácticamente interrupciones entre vídeos. No puedo evitar disfrutar de la música mientras sonrío pensando en cuántos anunciantes se han perdido la oportunidad de que clicke en el botón de ‘saltar spot’.

Internet
Hace unos días, confieso que navegando sin rumbo, fui a parar a uno de esos artículos sobre la longitud de los posts. Yo misma he escrito alguno sobre el tema, pero está claro que es un debate que no tiene fin. Hay varios motivos para comentar este tema aunque sea brevemente en un párrafo: 1/ Sigo viendo cara de susto entre mis alumnos cuando les digo que han de escribir cada semana si quieren que les sirva de algo el blog para ganar tráfico. 2/ Me río cuando veo ofertas por redactar 1000 palabras por menos de lo que cuesta un café en una terracita veraniega. 3/ Leer sobre artículos de 2500 palabras en un artículo de 2500 palabras que no consigo terminar de leer es bastante triste. 4/ Buscando el link los encuentro en buena posición así que para SEO sí les sirvió.

Media News S31 A17

Publicidad
¿Qué tema puede haber más recurrente en nuestras vidas y en los anuncios? Exacto: el amor y la amistad. Es algo universal que llega a todos y que, por tanto, sirve para cualquier marca del mundo mundial. McDonald’s en Francia ha sido la última (de momento) en aprovechar estos temas para ponernos tiernos con sus spots. Con el de McFlurry es imposible no sonreír al ver a los protagonistas y sus miradas; en el de Big Mac también hay amor, pero es otro tipo de sonrisa la que despierta el final. Además, es algo muy veraniego así que me pregunto cuándo acabarán emitiéndolos también en España y así se dejan de spots puramente promocionales.

Internet
¿Hotel con wifi? ¡Claro! Ahora que está medio país paralizado por las vacaciones, la conexión está muy buscada (sí, aunque el roaming de datos sea una gran noticia). Cualquier lugar público es un buen lugar para aprovecharse de la wifi… a no ser que sean ellos los que se aprovechen de los clientes. Podrían hacerlo porque, con las prisas por navegar, nadie lee las condiciones. Hay datos que lo confirman: los que nos ceden la wifi pueden poner lo que quieran porque se acepta sin leer. Esto pasa con cualquier servicio porque los términos de uso suelen ser poco amigables y, confiesa, aceptamos porque otros lo hicieron antes y no se quejaron.

Televisión
Dos cosillas sobre spoilers: la primera un complemento para el navegador de quienes no quieran saber nada de “Juego de tronos”. Hay fans que se encargan de todo. La segunda es más bien una queja contra los programadores de televisión que se empeñan en avisarnos de que ‘a continuación’ dan otra cosa. Ver una película y saber que te quedan solo unos minutillos para que termine le quita toda la emoción. Sí, ya, la guía de programación te avisa de que dura x tiempo pero cuando estás muy metido en la historia, se te olvida mirar el reloj. Todo lo contrario que cuando te aburre que te alegras de que queden solo esos minutillos.

Cine
Series basadas en películas, no es nuevo. Tráiler de series, tampoco es novedad. Pero, ¿tráiler de serie hecho solo con escenas de la peli? Eso lo que han hecho en “Stargate: Origins“. Menuda trampa para los fans, ¡aunque sea un teaser! Más que entrarme ganas de ver la serie, no he podido evitar recordar la peli y tener ganas de volver a verla. Siempre me ha parecido como la 3ª en discordia. Las otras ‘stars’ se llevan los éxitos y parece que la puerta estelar se queda en otro plano cuando realmente tienen mucho en común. Vale que no tiene una religión detrás pero no se puede negar el parecido con el universo trekkie. Quizá por eso me guste más que la saga guerrera.

Media News S30 A17

Publicidad
Llega el verano y la tentación de estar tirados en el sofá sin hacer nada es muuuy grande. Ahora que se ha acabado el Tour y los documentales vuelven a tener protagonismo en parrilla, ahí está la tentadora siesta asomándose a la mente de media España. La campaña de Ikea parece pensada para esta situación, aunque sea británica: ¿sabías que el león pasa la mayor parte del día descansando? El spot tiene sorpresa final, claro, pero hasta que llega es inevitable sentir una sana envidia del animalito en cuestión. Tiempo para leer, ver la tele, dormitar… algo tan propio del verano que no me lo imagino en otra época del año. Quizá en invierno hubiesen puesto a un oso hibernando, pero son animales muy diferentes.

Cine
Las tarjetas de fidelización son tan habituales en el día a día que añadir una de nuestro cine favorito parece lo más normal. Ahora bien, ¿siempre vas al mismo cine? Cuando no había tantos multisalas, era difícil ir siempre al mismo, ¿te acuerdas? La cartelera era demasiado grande como para quedarse solo en un cine. Como mucho, era de la misma cadena pero no era algo en lo que te fijases. Ahora es más sencillo ir a un cine con 5 o 10 salas y poder elegir una peli, volver al día siguiente y elegir otra y otras tantas diferentes al próximo fin de semana. Así tiene sentido la tarjeta de fidelización porque vas allí sabiendo que algo ¿bueno? encontrarás. Y, si te regalan palomitas o una entrada al año, todo eso que ganas.

Televisión
Este año, las carreras de MotoGP y Fórmula 1 las ofrece en diferido Teledeporte. Lo que se espera en estos casos es que los comentarios se graben en directo. Pero parece ser que no siempre se hace así porque ya he pillado más de un spoiler en la retransmisión. Si ya saben quién gana porque la carrera tuvo lugar hace un día o unas horas, felicidades por ellos pero yo cada fin de semana hago un esfuerzo para no leer nada de deporte que me destripe el pódium (y eso que éste lo ofrecen hasta en Movistar+). Así que he acabado viendo la carreras pero en silencio. Es curioso porque alguna vez también las vi así cuando las daban en TeleCinco porque, aunque me gustan las motos, prefiero comentaristas y no gente que grita.

Internet
La campaña de Euskaltel es tan real que asusta: tener wifi en vacaciones es una prioridad para muchos, sobre todo jóvenes. Estar conectado parece una obligación, ¿cómo vas a poder contar lo bien que lo estás pasando si no tienes acceso a las redes sociales? Claro que el camino tiene doble sentido: ¿cómo van a saber tus contactos que sigues siendo su amigo si no reaccionas a las fotos que demuestran lo bien que también se lo están pasando ellos? Es una opción pero más interesante es desconectar y olvidarse del roaming por mucho que ahora esté incluido en la tarifa. Quizá así cuando volvamos a conectar pondremos en perspectiva el valor de un contacto y su “Me gusta”: ¡no tiene por qué gustarnos todo lo de los demás!