[Contenidos] Formas de actualizar tus redes sociales automáticamente (si quieres)

El tiempo nunca sobra cuando hablamos de contenidos, aunque parezca que 3h al día es mucho. Ya vimos las opciones para no tener que actualizar por un tiempo el blog, así que el post de hoy incluye las vías para evitar que tus redes sociales te quiten más horas de las que tienes (o quieres dedicar). La forma es automatizar las publicaciones y te voy a explicar unas cuantas formas para hacerlo.

Conviene aclarar antes de empezar que hay muchas herramientas que solucionan este problema pero, aunque las he probado todas, he seleccionado una de cada opción para explicar el proceso más que las funcionalidades de cada una. También he de decir que algunas son de pago pero hay alternativas para hacerlo todo gratis. Puedes profundizar más en mi ebook sobre publicación automática en RRSS.

Tabla resumen
Tabla resumen del ebook “Vademécum de contenidos: automatización de redes sociales”

Automatización de las redes sociales: piloto autómatico

¿Qué te parecería invertir cero minutos en publicar contenido en las redes sociales y que fuesen actualizándose solas? Sí, es posible. Es lo que llamo poner Facebook y Twitter en piloto automático porque, una vez configuradas las herramientas, no tendrás que dedicarles nada de tiempo.

Lo primero es centralizar las actualizaciones para que salgan desde un único lugar. Por eso voy a utilizar Buffer como herramienta base para toda esta estrategia automática, aunque Hootsuite también es una buena vía como comento en el ebook. A su cola de publicación será donde irán a parar todos los contenidos de manera que conviene configurar previamente los canales y su calendario (frecuencia diaria y horas concretas).

Para alimentar a Buffer o a cualquier otra plataforma de publicación, hay 3 fuentes posibles como origen del contenido:

  • Enlaces propios: necesitas tener algo de contenido ya publicado en tu blog que sirva como contenido propio. Es preferible que esté escrito por ti pero hay opciones para que sea sin tu intervención directa. Ese feed o RSS se configura en Buffer para que automáticamente ($) los nuevos posts se incorporen a la cola de publicación. Esta opción es posible utilizarla con feeds de otros pero, sinceramente, no es recomentable.
  • Enlaces republicados para promocionar contenidos propios: publicar una sola vez el link a un post es una opción, pero poco rentable para según qué artículos a los que dedicas mucho tiempo (como yo con éste que estás leyendo). Para promocionar más estos contenidos, puedes utilizar Hiplay ($) que va rellenando a diario tu Buffer con el contenido que has marcado previamente. De esta manera, nunca tendrás la cola de publicación vacía.
  • Enlaces de terceros: no basta con hablar de ti así que conviene añadir contenidos de otros, es decir, hacer content curation. Aunque obviamente las recomendaciones son mejor si están hechas por alguien, Quuu añade a Buffer un par de actualizaciones sobre alguna de las categorías generales que tiene con una redacción más cuidada que si fuese totalmente automático.

Como ves, esta vía es totalmente automática: solo has de dedicar un tiempo a configurarlo y a publicar contenido original en tu blog. Sin entrar en Twitter o Facebook, los tendrás a diario actualizados.

¿Cómo se puede poner en piloto automático la publicación en #redessociales? Clic para tuitear

Automatización moderada de las redes sociales: modelo mixto

Si te parece que esto del piloto autómatico es demasiado impersonal para las redes sociales, puedes usar algunas herramientas que te ayudan a que sea sencillo pero controlando más lo que publicas. Obviamente, te llevará más tiempo pero es un punto medio entre no dedicar nada y no saber cuánto tiempo tardarás (la opción manual que veremos después).

La base será igualmente Buffer, aunque aprovechando otra funcionalidad, y el origen del contenido también es similar:

  • Contenido propio y promocional: la opción Power Scheduler de Buffer permite programar hasta 9 mensajes de manera manual. En este caso, tienes que ir canal por canal, uno a uno, eligiendo los mensajes más adecuados para ellos. La ventaja es que lo haces una única vez, por ejemplo, el mismo día en que se publica puedes avisar de la novedad y a la vez programar la promoción para próximos días o semanas.
  • Contenido curado: para añadir recomendaciones de terceros a tu Buffer, una opción interesante es Crate. Esta herramienta de content curation te ofrece varios enlaces cada día en base a la expresión de búsqueda que hayas seleccionado. Puedes hacerlo con un click ($) o manualmente aunque, en cualquier caso y ya que es un modelo mixto, mejor leer antes los enlaces.

De esta forma, la automatización es más manual porque eliges mensajes y contenidos pero aprovechas las herramientas para publicar y buscar sin tener que invertir demasiado tiempo.

Promoción automática y #contentcuration manual quizá sea la mejor opción para #RRSS Clic para tuitear

Casi nada de automatización: enfoque manual

Si no te interesa utilizar herramientas de ningún tipo, está claro que puedes publicar en tus redes sociales manualmente. En el caso de Facebook, además, puedes dejar alguna actualización promocional programada. Obviamente, tienes la opción de publicar solo contenido propio y autopromo (muchas empresas grandes lo hacen), pero una estrategia de contenidos más completa recomienda hacer content curation.

En este caso, de nuevo puedes hacerlo directamente desde Facebook o navegando por los contenidos que te encuentres. Pero es más eficiente es utilizar alguna de las herramientas de content curation que hay (además claro de las que ya he comentado en este mismo post).

El problema de este enfoque manual es que, al no utilizar una herramienta que centralice las actualizaciones como hemos visto que hace Buffer, la frecuencia de publicación puede ser irregular y nada optimizada porque es ‘cuando hay tiempo’ y no aprovechando la información estadística.

Publicar manualmente en #RRSS lleva más tiempo y puede ser ineficiente. Clic para tuitear

¿Cuál es la mejor opción?

Si te sirve mi caso como referencia, yo hago un poco de todas: algunas cosas son automáticas y otras manuales. Aprovecha tus recursos como puedas porque puedes combinarlas como quieras. Por ejemplo, mezclando la curación automática con la manual o programando algún contenido autopromocional cuando te interesa una campaña concreta y no solo la autopublicación del blog.

Antes de decidirte, quizá quieras conocer más opciones y herramientas en mi ebook “Vademécum de los contenidos: automatización de RRSS“, exclusivo para suscriptores de mi newsletter. Como te decía, yo las he probado todas pero no significa que tú también tengas que hacerlo porque seguramente no las necesitas todas.

[Contenidos] Estrategia de marketing de contenidos rellenando los huecos

Hoy te propongo un ejercicio rápido sobre tu estrategia de marketing de contenidos. ¿La tienes pensada y documentada aunque sea mínimamente? ¿Sí o no? Sea cual sea tu respuesta, la nueva plantilla para tus contenidos que he preparado te ayudará a ponerla por escrito, aunque sea solo un esbozo. ¿Te apetece intentarlo? Solo has de rellenar los huecos (si quieres, puedes descargarla desde mi centro de recursos e imprimirla):

¿Cómo ha ido tu esbozo rápido: has sabido qué poner en cada hueco? Te dejo algunos enlaces para que lo hagas por tu cuenta:

Si necesitas ayuda para encontrar ideas o argumentos para cada punto de tu estrategia de marketing de contenidos, avísame.

[Contenidos] ¿Qué se mide en las estrategias de contenido, para qué y cuándo?

Sigo recuperando datos del informe “Estado de los contenidos en España 2016” porque el motivo para utilizar contenidos no siempre parece claro en estrategias de algunas empresas. A modo de resumen, he preparado una infografía con los datos más destacados pero hoy quisiera centrarme solo en las preguntas relacionadas con los objetivos y su medición porque aquello de ‘estar por estar’ ya no es suficiente: hay que madurar los contenidos y mostrar interés por sus resultados para poder relacionarlos con lo que espera el negocio de ellos.

De entre los objetivos, los relacionados con la reputación y el tráfico web son los que más peso tienen (más personas los ha elegido como bastante o muy importantes). Para medir estos objetivos prioritarios, las interacciones y el alcance son dos de las posibles métricas (cuántas personas han visto una pieza, cuántas han reaccionado de alguna forma…). Pues bien, según las respuestas a la pregunta de cómo cuantifica sus objetivos y cada cuánto, la mayoría mide el alcance de sus contenidos cada mes y las interacciones semanalmente (aunque también es lo que más se hace a diario).

Los otros dos objetivos que destaco al estar relacionados claramente con los de muchos negocios son leads y ventas. Parece lógico que éste último no sea medido casi nunca por casi la mitad de participantes en la encuesta (42%) ya que solo un poco más de la mitad (56%) lo considera un objetivo bastante o muy importante cuando se trata de contenidos.

En general, los plazos en los que se espera conseguir cualquiera de los objetivos de las estrategias de contenido son mayoritariamente a 1 año vista y pocos tienen prisa (9%): ambas buenas noticias porque demuestran entender cómo funcionan los contenidos. Resulta complicado especialmente cuando se trata de marketing de contenidos, aunque cualquier otro objetivo requiere una cierta dedicación prolongada en el tiempo.

Pero no solo se trataba de cuantificar los objetivos y sus plazos de medición, con el informe también buscaba la apreciación cualitativa: ¿están la persona que se encarga de los contenidos y la propia empresa satisfechas con los resultados? La nota media es de 2,96 sobre 5 para las primeras y 3,12/5 para las segundas. Sí, podrían ser más positivos pero es la percepción que se tiene del sector (3,64/5).

A continuación te dejo con un fragmento de la infografía resumen y recuerda que puedes descargarte el ebook completo con éstos y otros muchos datos comparativos desde la página de mi centro de recursos dedicada a los contenidos en España.

Guardar

[Contenidos] ¿Qué se puede hacer dedicando 3h al día a los contenidos?

El último informe “Estado de los contenidos en España” indica que la media de tiempo dedicado a los contenidos es de 3h al día. Comparando los datos con años anteriores, hay motivos para ser optimista porque entonces era 1h. La cuestión es: ¿resultan suficientes estas horas para tratar como se merecen a los contenidos? O, en otras palabras, ¿qué se puede hacer dedicando 3h diarias a crear y cuidar de los contenidos corporativos de una empresa?

Hay una tarea imprescindible cuando se trabaja con contenidos que, además, es la que más tiempo requiere: escribir. Cada uno tiene su ritmo pero, según los datos de OrtbitMedia, la media de tiempo que se dedica a redactar un post es de 3h y se publica 1 vez a la semana. Quizá sea a ratos a lo largo de la semana pero también ‘todo un día’, en cualquier caso son una frecuencia y dedicación aceptables.

Perfecto, ya tienes 1 día de la semana ocupado en escribir un post. Queda el resto de la semana: 12h que puedes invertir en contenidos (el fin de semana úsalo para desconectar). A ver, ¿qué más puedes hacer para asegurarte de que te ayudan de verdad a conseguir tus objetivos? Te dejo una lista de opciones:

Cómo decidas repartir el tiempo entre estas tareas dependerá de ti. Todas son importantes así que puedes asignar un día de la semana a cada una y así seguro que al mes dedicas suficiente tiempo a cuidar y mejorar tu estrategia de contenidos.

8 cosas que puedes hacer con las 3h/día que se dedican de media a los contenidos Clic para tuitear

En realidad, 3h podría ser una tarde en una jornada clásica. Entonces, ¿qué se hace con las otras 5h de la mañana? Pues las tareas habituales de cada uno porque no todo el que trabaja los contenidos se dedica en exclusiva a ello como sí hacemos los redactores profesionales. Si el responsable de los contenidos es alguien de marketing, quizá tenga que preparar alguna campaña de emaling o de anuncios para redes o buscadores; si es el gerente, quizá se centre en analizar datos del rendimiento de su empresa. Cada departemento de contenidos está organizado de forma diferente porque cada empresa es diferente y cada persona tiene unas habilidades diferentes.

Aviso spoiler: el próximo lunes transformaré estas horas en euros para ver cuánto cuestan los contenidos a las empresas.

[Contenidos] 3 herramientas para organizar tu estrategia de contenidos

Me encuentro estos días rodeada de alumnos con ganas de aprender esta divertida profesión que he elegido (un momento: ¿yo elijo las palabras o ellas me eligen a mí?). Intento avisarles de que cada uno ha de escoger su camino, su forma de entender los contenidos porque tienen muchas perspectivas posibles. Pero algunos buscan una referencia para empezar y seguro que en algún momento tú también la habrás necesitado, quizá ahora mismo incluso. Por eso he preparado un post con 3 herramientas que me son muy útiles para organizar mi día a día y que creo que son un buen punto de partida para cualquiera que empiece a trabajar con contenidos, ya sea a título personal o como corporativos.

Mapa mental de la empatía (+ árbol de contenidos)

Una de las primeras cosas que hay que trabajar al empezar un proyecto son los públicos de los contenidos. Hay muchas formas de enfocarlos y sí, hay plantillas para trabajar los contenidos, incluidas varias para hacer tu buyer persona. Pero yo te recomiendo una que seguramente puedes utilizar ya mismo: un mapa mental.

Hay muchas herramientas para hacer mapas mentales, desde papel y lápiz a apps solo para móviles y tablets. Sea cual sea tu preferida, el diagrama resultante tendrá diferentes niveles jerárquicos y tus respectivos públicos estarán en el primero o en el centro, según te dirigjas a uno o varios.

Utiliza el mapa mental como harías con un mapa de la empatía y escribe sus preguntas en el siguiente nivel:

  • ¿Qué piensa/siente?
  • ¿Qué oye?
  • ¿Qué ve?
  • ¿Qué dice/hace?
  • ¿Cuáles son sus miedos?
  • ¿Cuáles son sus necesidades?

Ahora viene lo difícil: contestarlas pensando en tu buyer persona. Obviamente, cada una tendrá más de una posible respuesta así que el resultado será un mapa con varias ramas. Puedes añadir imágenes o enlaces de referencia, lo que más te ayude a hacer entendible tu mapa mental de la empatía.

Como alternativa, puedes hacer un mood board, un Prezi o un PowerPoint. Además, el mapa mental también te servirá para hacer un árbol de contenidos si en cada nivel incluyes una sección principal y debajo añades las diferentes páginas.

Inventario y auditoría de contenidos (+ publicación en redes sociales)

Ahora ya sabes a quién te diriges, pero ¿sabes qué contenidos tienes a tu disposición para conectar con ellos? Exacto, necesitas un inventario y una auditoría de contenidos. Puedes hacerlo manualmente pero también automatizar la manera de recoger los datos con las siguientes herramientas.

Tanto IFTTT como Zapier tienen fórmulas para crear una hoja de cálculo en Drive con tus contenidos más recientes (inventario). Hace un tiempo explicaron en Moz con detalle cómo hacerlo, sumando además la interesante opción de calcular el content score (auditoría). Ya ves, la base sigue es la misma:

  • Lista tus contenidos (inventario) para saber qué tienes
  • Valóralos (auditoría) para saber cuál es más rentable

Visitas u objetivos de Analytics, suscriptores a tu newsletter o reacciones en redes sociales, hay muchos datos ahí fuera para descubrir qué te funciona mejor. La buena noticia es que la extracción de información puede ser bastante automática, la mala es que tendrás que tomar decisiones con ella.

Sí, ya, con estas herramientas de automatización también puedes vincular tus diferentes redes sociales para republicar contenidos, pero ya sabes que prefiero el reciclaje.

Calendario editorial (+ promoción de contenidos)

La publicación de contenidos requiere organización así que es fácil entender que una herramienta de gestión como Trello resulte una buena aliada cuando se trata de hacer un calendario editorial. De hecho, ellos mismos lo explican en detalle y con una plantilla para que no dejes pasar la oportunidad de ordenar tus publicaciones. El proceso es sencillo:

  • Crea un tablero para tu blog y organiza sus etiquetas según las categorías de tu blog o tus buyer personas
  • Añade diferentes listas según el estado de publicación (idea por desarrollar, borrador, publicado…)
  • Crea tantas tarjetas como posts tengas en mente y asigna fechas a aquellas que ya tengas más avanzadas
  • Utiliza la vista de calendario del tablero para ver los posts ordenados en el tiempo

Ahora solo te queda redactar el contenido. Si durante el proceso de documentación se te ocurren nuevas ideas, apúntalas en la lista correspondiente. Y cuando hayas publicado el post, mueve la tarjeta a la lista de publicados.

Otra manera de tener tu calendario editorial controlado es con mi plantilla en formato XLS. Pero con Trello, además, puedes tener tu lista de tareas para cada post de manera que nunca te olvides de todas las opciones de promoción de tus contenidos una vez los hayas publicado.

¿Preguntas?

Seguro que tienes alguna de estas preguntas en mente: ¿necesito hacer todo eso? Si no quieres no, pero te quedarás en el nivel básico de tu estrategia de contenidos. Vale, pero ¿necesito aprender a utilizarlas todas? Tampoco es obligatorio usar una herramienta, puedes hacer lo que creas conveniente para tu empresa: solo son ayudas para comprender mejor a los usuarios de tu web y darles el mejor contenido posible. Recuerda: la mejor es la que te sirve a ti. Pero estoy sin presupuesto, ¿cuánto cuestan? Todas estas herramientas son gratuitas, también hay versiones de pago pero quizá no las llegues a necesitar nunca. Así que, en principio, no tendrás que invertir nada más que tu tiempo.

"Estrategia de contenidos. Técnicas para que tu empresa crezca"