Media News S02 A18

Televisión
Hace unas semanas hablaba de los televisores y sus últimas tecnologías que dejan a algunos mirando embobados la calidad de su imagen. ¿Cómo se quedarían los primeros telespectadores frente a una tele 4K? Seguramente con los ojos aún más abiertos que los de éste chaval. Pero otra cosa de la que me anima a hablar esa imagen es de los escaparates con televisores. Han salido en muchas películas, casi siempre para destrozarlos o para que el pueblo vea las noticias de su líder. Pero miro a mi alrededor y ya no ocupan ese lugar destacado: ahora veo móviles. Sigue habiendo teles, claro, pero dentro de la tienda. Quizá sea porque son tan grandes que solo podrían poner un par de ellas, por su precio o porque es más fácil atraer con telefonía.

Internet
Leyendo unos cuantos artículos sobre tendencias pasadas y futuras (y ha habido muchos las últimas semanas) me doy cuenta de que casi todos dicen lo mismo. No hay mucha variedad, más bien lo contrario: es como si alguien hubiese escrito el primero y después todos lo hubiesen clonado añadiendo o quitando alguna cosa para disimular. No hay duda de que es un tipo de artículo fácil de hacer, aunque no precisamente obligatorio. El caso es que cogiendo varios de ellos es fácil ver cuáles son las tendencias comunes, es decir, aquellas que se mantienen en casi todos: las mismas que llevamos diciendo últimamente. Así que me atrevo a decir que, más que tendencias a explorar, son realidades obligadas a seguir.

Publicidad
Un par de campañas parecidas. Por un lado, el Safety Code de Audi: un código que puedes instalar en tu web para que, cuando alguien la visite mientras conduce, le aparezca un aviso y no pueda verla hasta que pare el coche. Una buena iniciativa privada para evitar accidentes que se suma a las que hacen las instituciones públicas. Por el otro, el envoltorio Decathlon: un papel hecho con su conocida toalla y atado con su banda de ejercicios. Otra buena iniciativa que convierte el envoltorio (casi siempre) desechable en un regalo en sí mismo, perfecto teniendo en cuenta que ya se está regalando algo relacionado con el deporte. Son 2 campañas parecidas, ambas con objetivos sociales, aunque con diferentes alcances.

Cine
Las segundas partes suelen pasar X tiempo después de la película original. Está claro que los actores sí envejecen (al menos un poco), pero las pelis no empiezan avisándonos de cuántos años se supone que han pasado entre una historia y otra. Algunas continuan tal cual (como “Matrix” 2 y 3 o “Star wars 8”) o quizá unos meses (como las vacaciones de verano de “Harry Potter”), pero las más curiosas son las que no está muy claro el tiempo pasado ni qué ha sucedido entretanto. Digo “curioso” desde la perspectiva de guión porque puede resultar divertido ver cómo se las apañan para explicar al espectador lo que han vivido los personajes mientras los estudios rentabilizaban las películas anteriores y se decidían a hacer una nueva.

Media News S51 A17

Publicidad
Ya es casi Navidad así que ya es momento de hablar de los spots de cava. Es tradición por estas fechas que intenten sorprendernos con algo. Y yo diría que lo han conseguido. Los de Freixenet por volver a sacar a dos famosos y, además, enseñarnos cómo es el arte de brindar. Me parece bien recuperarlo, tanto los brindis como las figuras sonrientes con su copa en la mano. Pero más aún por tener lo que podría ser una musa inspirando el discurso. Y los de Codorníu también me han sorprendido pero por reaprovechar un spot anterior que, para más sorpresa, me recuerda demasiado al spot de Coca-cola del año pasado donde también se reparten botellas.

Internet
Sigo con otros dos vídeos sorprendentes. El primero es el habitual YouTube Rewind que siempre es curioso de ver por aquello de recordar qué ha pasado de destacado en el año. Como suele ser habitual, no es un vídeo que guste a todo el mundo y se puede ver en los comentarios algunos usuarios que se quejan. Para ellos parece pensando el segundo vídeo: el YearInReview de Facebook. Más que nada porque no podrán quejarse de lo que ven porque es un recuerdo de lo que han vivido, no de lo que ha pasado en el mundo como proponía YouTube. Sea como sea, recordar es bueno para enfocar el año próximo con lo que queremos cambiar.

Cine
Como en fútbol o en los universos de súper héroes, hay bandos en el mundo estelar: o eres de “Star wars” o de “Star Trek”. Luego están los terceros en discordia que son los de “Stargate” pero los dejaré para otro día. La pelea es un clásico y ya me he posicionado alguna vez: prefiero ser trekkie. La verdad es que no me había planteado cuántos motivos hay para serlo hasta que leí los 7 que proponen en Espinof. Seguro que hay algún artículo que dice todo lo contrario pero ni me voy a molestar en buscarlo porque, ya lo he dicho, me gusta más “Star Trek”. Eso no significa que no vaya a ver la última aventura de los jedis, claro, pero algún día lo haré a lo Wil Wheaton.

Televisión
Si estás pensando en pedirte un televisor en tu próxima carta, piensa bien qué vas a ver. Muchos se paran estos días frente a los enormes aparatos de centros comerciales, se quedan mirando embobados el típico documental grabado a gran calidad. “Qué bien se ve”, dicen. Claro, está pensado para eso. Pero nuestra tele aún no. Lo cuentan en La Vanguardia, no hay (casi) emisiones en 4K. Aún, claro. Todo llega y seguro que llegará, pero falta un poquito todavía. No tengas prisa porque (casi) solo podrás ver documentales. Y eso es lo que le podrás a alguien cuando le expliques que tu tele es 4K pero, ojo, cambia rápido de canal no vaya a ser que esa persona se caiga de aburrimiento y se duerma.

Media News S40 A17

Televisión
Recuerdo que una de las alegrías de cambiar de televisor 4:3 a uno panorámico fue dejar de ver las franjas negras que empequeñecían la imagen. La cosa duró un tiempo porque sigue habiendo películas con formatos que obligan a poner esas franjas negras. Da rabia, pero peor era cuando cortaban a su antojo o nos mareaban haciendo panorámicas imposibles. Es incómodo pero hace poco caí en que es algo bueno cuando la mosca del canal y toda su publi inunda la pantalla. Así fue cómo el otro día me alegré de ver que la película se veía por completo, sin molestias de ningún tipo. La alegría duró lo mismo que la peli, pero casi estoy deseando que los directores de cine experimenten con formatos aún más panorámicos.

Publicidad
No es la primera vez que un spot me recuerda a la cruda realidad pero viendo uno protagonizado por un “anti-millennial” no puedo evitar reírme porque me reconozco en algunas escenas. Lo curioso es que en unas es por el anti y en otras por el propio millennial. Es lo que tiene ser parte de mi generación, digamos, algo complicada. Por eso me pregunto qué pasa con los que no se identifican tan rápidamente dentro de un target comercial. Claro, se supone que entonces no interesan, ¿no? Tampoco nos pasemos… somos buena gente, de verdad, compramos cosas como cualquier otra. Lo que pasa es que lo hacemos por decisión propia porque nadie nos anima a ello. ¡Qué mundo más ideal!

Cine
Vemos una película y la mayoría de las veces no pensamos en los motivos por los que se rodó. Sí, vale, para hacer dinero. Pero alguien decidió que era un buen momento para contar ésa historia, para invertir en darla a conocer. Alguien tuvo que creer en ella y convencer a otros para que lo hicieran. Que sí, que hay mucho de dinero en ello. Pero también hay gente comprometida que participa en proyectos que les motiven de alguna manera. Pienso en ello tras leer las declaraciones de Rob Reiner: por lo que cuenta, le interesan más los temas políticos y lo que llama kardashización, aunque la gente le pida que retome sus anteriores éxitos. Se agradece encontrar a alguien de renombre que entiende el cine como algo social.

Internet
Las infografías siempre son interesantes de ver, ya sea por el diseño gráfico, por los datos que se explican solos o por la ausencia de ellos. Viendo la que han publicado en Infoautónomos, me pregunto si nadie se ha dado cuenta de que faltan los contenidos: ¿puedes montar una tienda online sin ellos? Claro que no. Eso sí, la protección de datos no puedes saltártela, ¿verdad? Mientras, recibo un mail del centro de recursos de afiliados de Amazon donde la primera palabra es “marketing de contenidos”. ¿Será casualidad? Viendo lo que han hecho, está claro que no. Me gusta la clasificación temática y “contenidos” es la primera categoría. ¡Éstos de Amazon sí que saben!

Media News S38 A17

Televisión
Antes de la era digital, las distribuidoras cinematográficas se podían llegar a preocupar de las condiciones en las que se proyectaba una película y enviaban recomendaciones para los operadores. Quizá por eso no me extraña que acabe pasando también en televisión, según cuentan. Es lógico considerando que haya algunas, repito, algunas producciones que son de tanta calidad como algunas, repito, algunas películas. Así se entiende que quieran asegurarse de que el visionado se realiza como es debido. El problema es que no todos los televisores están preparados como sí deberían estarlo las salas de cine. Quizá en el futuro los televisores se controlen a lo “The outler limits” y no tengamos que preocuparnos más de ajustar nada.

Cine
El cine es Historia y no se debería destruir, igual que los libros o cualquier expresión artística como la pintura. Al leer un artículo sobre la digitalización de películas hechas en Afganistán que podrían haberse perdido, inevitablemente recuerdo la sociedad de “Demolition man”, concretamente la emisora de radio que solo emite jingles publicitarios (la escena en cuestión acaba con un gesto muy significativo). También pienso en “El libro de Eli” y lo que hace el protagonista por proteger su fe. Ambas son historias que imaginan el futuro, aunque la primera de forma idealizada (tras una época de destrucción) y la segunda directamente apocalíptica. Así que me alegra que alguien piense en conservar la Historia, en cualquiera de sus formas.

Publicidad
Cada vez es más raro ver un anuncio de coches sin que al final salga una laaarga serie de complementos de última tecnología que, supongo, lo hacen irresistible por el precio que ponen justo al ladito. Es genial que la seguridad mejore, por supuesto, pero no todos esos cacharritos son una necesidad. Quizá haga que alguien se decante por un modelo u otro pero a mí me parece una pérdida de tiempo en el spot. Por eso me ha gustado tanto la idea del fashion assist de Mercedes-Benz: un personal shopper para que tu estilismo no desentone con tu coche. Hay que tomárselo con humor, claro, aunque bien podría ser una escena de “Cámbiame” y eso no hace tanta gracia. En cualquier caso, es una forma fantástica de transmitir lo que significa esta marca.

Internet
A la gente no suelen gustarle los experimentos. Por lo general, no les gusta cuando respondes que han de probarlo para saber cuál es la mejor solución. Lo que quieren es una receta del éxito. Pero no una cualquiera: una que esté probada por quien la escribe. Cada vez hay más artículos similares y llega un punto en el que todos parecen iguales: haz esto y venderás, haz lo otro y ganarás seguidores, haz lo de más allá y te retirarás rico… ¿Cómo hemos llegado a ese punto? Una cosa es hacer recomendaciones, fantástico para el marketing de contenidos, y la otra hacer creer al lector que todo es fácil y rápido porque no lo es. Nunca lo ha sido. Claro que algún truco se puede aprender de una página millonaria pero poco a pequeña escala que, al fin y al cabo, es lo que hace grande nuestro mercado.

Media News S05 A17

Televisión
Se habla mucho de la pantalla del televisor y del caso que se le ha dejado de hacer frente a otras más pequeñas. No se puede decir que no hayan intentado ser más competitivos porque el aparato en si mismo ya cambió bastante en los últimos años por obra y gracia de la TDT o después por los llamados smart tv. Los fabricantes también han recurrido a viejos trucos del cine y algunas marcas se sacaron de la manga televisores en 3D y curvos. La cosa no parece que les fuese muy bien y están condenados a desaparecer, al menos los 3D. No es algo que me quite el sueño porque nunca he sido fan del 3D así que espero tranquila el próximo avance técnico a ver si me convence más antes de desaparecer.

Cine
Es época de nominaciones a los Oscars así que es normal leer noticias sobre las diferentes películas y los récords que puede batir o no. Además, hay presencia nacional así que ha habido doble revuelo. Durante unas semanas, no se hablará de otra cosa: ¡es la carrera por el Oscar! Por no hablar de después de la ceremonia que también atrae gente a las salas, se supone. Pero la realidad es que hasta ahí llegan pocas películas, muchas otras se quedan sin que el usuario se entere de que existen. El libro “Sin noticias de mi peli” quiere corregir eso y explica vías para que los cineastas sepan todo lo que pueden hacer para promocionar su peli. Entre ellas, no podía ser de otra forma, los contenidos.

Internet
El mundo del spam es curioso. Sí, me gusta mirar de tanto en tanto esa carpeta para ver qué me encuentro. La mayoría tienen cosas en común, seguro que sabes de qué hablo. Pero algunos son correos perfectamente válidos que, magia del mundo online, van a parar ahí no se sabe muy bien por qué. A mi me pasa cada cierto tiempo por lo que me dicen algunos contactos y clientes: no me contestaron porque mi mail les fue a spam. Si te lo dice uno, puede sonar a excusa. Pero cuando son varios, es más preocupante. Entonces te planteas si lo que pensabas era un “No me interesa” igual era un “Si tú pasas de mí, yo también”. Revisas listas de spam por si apareces y te acabas preguntando, ¿qué habré hecho yo para que alguien (persona o algoritmo) me considere spam si hay otros claros spammers que se colan en mi bandeja de entrada?

Publicidad
Tenemos otro nuevo concepto pululando por los cortes publicitarios: Jinba Ittai o drive together, como han querido traducirlo (curiosamente al inglés). La marca que lo ha rebuscado para ofrecernos un poco de esa filosofía de armonía es Mazda. En su spot podemos ver la comparación de lo que hace y siente una persona con los diferentes componentes del coche: motor-corazón o faros-ojos, por decir los más tópicos. De nuevo me encuentro en la situación de que, como no conductora, el mensaje no me llega. De hecho, siempre me ha parecido curioso que los pilotos de F1 puedan sentir qué neumático les vibra. Aún así, reconozco que las imágenes son atractivas, aunque esta vez el copy no está nada trabajado.