Media News S07 A17

Televisión
Lo normal sería hablar de “Objetivo Eurovisión”, lo advertí. Pero ya te habrás dado cuenta de que estos posts no siempre prestan atención a la actualidad así que… ¡Pasapalabra! Bueno, en realidad, alguna relación lejana tiene con el tema que más me ha interesado esta semana: los movimientos de Facebook y Apple en el mundillo televisivo o, como mínimo, del vídeo online. Es curioso ver cómo evolucionan las empresas: ¿red social? ¡Y qué más! Son muy buenos buscando oportunidades de mercado futuro (aunque luego no tengan claro qué imágenes deberían bloquearse y cuáles no). Mezclar tele y red social es algo que ya hacemos pero será interesante ver qué propuestas nos llevan a evolucionar como telespectadores.

Cine
También sería normal hablar de los premios Bafta pero ¡sorpresa! tampoco será el tema de esta semana. Para ser honesta, la noticia que más me ha llamado la atención no es la lista de premiados (¿cualquiera al día de cine podría acertarla?) si no que empiece el rodaje de “Mary Poppins 2”… y el mismo día que leo la noticia den en la tele “La niñera mágica 2”. Esas son las señales que me dicen sobre qué escribir: ¿hace falta recuperar a ese personaje tan entrañable, después incluso de esa especie de making of llamado “Al encuentro de Mr. Banks” y de haber llevado a la pantalla las historias de Nurse Matilda? Supongo que es un tema que no pasa de moda pero esta costumbre de traer historias pasadas al presente no siempre acaba bien.

Internet
Como es habitual, me gusta relacionar noticias: 1/ Cristina titula acertadamente su post “Cuando estar no es suficiente” y comenta una serie de datos para argumentar su conclusión. El que me interesa para hoy es que el 51% de las empresas en el IBEX35 tiene blog, aunque no es nada despreciable el hecho de que no tengan mucha conversación en redes sociales. Pero es que 2/ recogen en Expansión otro estudio que dice que solo el 18% de bufetes de abogados en España tienen blog, de hecho solo el 38% tiene web. Precisamente después de la oda al blog que publicó Cristina de hace unas semanas (y con la que coincido totalmente), sorprende leer un destacado en la noticia de Expansión titulada “Los ‘blogs’ han pasado de moda”. ¿Ves la relación?

Publicidad
Supongo que ya sabes que los teasers publicitarios me gustan, ¿no? Pues si últimamente te has subido a algún bus en Barcelona habrás visto unas imágenes de “Viatja amb Karma” que han aparecido en las validadoras. Primera impresión: ¿cómo es que el conductor no ha quitado esa pegatina si está tapando la indicación de la multa por no validar el ticket? Al verlo en un segundo bus ya queda claro que no es algo de guerrilla si no que es una campaña oficial. Dicen los de TMB que es para concienciar de usos poco cívicos en el transporte público pero haberlo conocido como si, precisamente, fuese algo incívico no sé si es buena o mala idea. Tengo ya ganas de ver en marcha esta obra de Juan Díaz-Faes a ver qué tal se porta.

[TV] 10 años después, ¿la tele lo filma?

Algunas veces se me olvida que este blog empezó estando dedicado a los medios tradicionales, digamos que algo parecido a un hobby para mí. Han pasado muchos años (en unos meses serán ya 12) pero d+m sigue siendo un lugar donde descargar mis ideas aunque cada vez sean menos mass media. Así que siempre se me olvida que mi primera aventura editorial fue un capítulo para el libro “La televisión no lo filma“, un recopilatorio sobre la visión televisiva de por entonces. Era septiembre de 2006 y yo escribí sobre Internet como un canal para el telespectador.

Han pasado 10 años y las cosas han cambiado mucho… pero mucho, mucho. Tanto que haría falta otro libro para explicar los cambios, no un post con el que solo pretendo apuntar algunas ideas que me llaman la atención. En realidad, durante esta década, gracias a mis posts de los miércoles, he ido dejando referencias al tema. Hoy, simplemente como aniversario, comparo algunas.

Hay que ponerse en situación: en 2006, no todas las televisiones permitían ver su programación online, algunas solo daban fragmentos y las más nuevas aún estaban en pañales. La TDT sonaba a rollo para vendernos televisores y la TDT de pago aún sonaba peor, no se habían fusionado los grandes canales y seguíamos discutiendo para ver quién decidía lo que se veía en la tele (nótese el singular). Teníamos VHS para grabar lo que no podíamos ver y había que hacer virguerías para evitar los anuncios que sabíamos que duraban mucho pero no cuánto. Telefónica aún era Telefónica y el iPhone solo estaba en la mente de su creador, no en las manos de millones de usuarios.

En 2016, todo ha cambiado. A los móviles ya no se les llama así, si no segunda pantalla. A los televisores también se los llama inteligentes, pero más por sus funcionalidades que por lo que emiten. Las series se subtitulan casi de un día para otro para hacer estrenos más globales. Los grabadores no necesitan cinta ni disco duro, solo espacio virtual de almacenaje, y puede dejarse programada toda una serie completa aunque no sepas qué día ni a qué hora se va a emitr. De hecho, los programas se pueden rebobinar en directo sin necesidad de grabarlos de ninguna forma previa. Hay apps para cambiar de canal sin tener el mando (aunque se puede provocar una guerra en el sofá). Es posible ver cientos de canales pero también conectar el móvil y ver vídeos hechos por cualquier usuario.

Todas estas cosas (y más que me dejo en el tintero) sonaban futuristas hace una década pero hoy son una realidad. Es cierto que algunas son de pago y que otras son innecesarias para ciertos públicos. Pero constantemente se anuncian cambios en cómo consumimos la programación de las cadenas porque nosotros, la audiencia, provocamos ésos cambios en colaboración con una tecnología que tampoco se detiene. Estemos en la televisión 3.0 o ya 4.0, diría que vamos por buen camino porque esta tele me gusta más que la de hace una década.

Media News S15 A16

Publicidad
“Tú escribes tu vida” y “Tu historia te está esperando”, ¿sabes qué marca nos dice cada cosa? Si has visto sus respectivos spots, quizá no te sorprenda pero si te digo que uno es de Danacol y el otro de Jeep Cherokee, ¿qué te parece? Y si te digo que una frase de un spot es “En este momento estás escribiendo la historia de tu vida”, ¿cuál crees que es? Pues no es Danacol aunque podría parecerlo porque casi son las mismas palabras, es la voz en off de Jeep quien la dice y continúa con “¿alguien querría leerla?”. En Danacol también quieren que demos un paso y han hecho un decálogo para animarnos pero es con Actimel donde cuentan realmente la historia de una vida desde lo que importa: el día a día.

Cine
Los aeropuertos son mágicos, ya lo dicen en “Love actually”. Son sitios donde famosos y gente corriente se mezclan con medios de comunicación informando sobre lo que afecta a los primeros y a los segundos. Ahora también es un lugar donde los famosos se ¿roban? a los paparazzi. Según el vídeo que publica El País, algo así es lo que ha hecho Jean-Claude Van Damme: aprovechar un momento de fama de una para llamar la atención sobre él. El cine es así: unos días te persiguen, otros tienes que gritar para que te hagan caso. Igual que en cualquier otro negocio relacionado con la fama. Quizá la tele y el cine son los que más exponen a sus celebrities y por eso hay, digamos, cierta competencia.

Televisión
La revista Teleprograma ha cumplido 50 años y me pregunto si te acuerdas de ella porque ya imagino que será difícil encontrar a alguien que aún la compre. Yo lo dejé hace tiempo, como ya expliqué cuando escribí celebrando sus 40. Pero iré a un kiosko a intentar encontrarla por aquello de la nostalgia y el coleccionismo. La historia de la tele está muy ligada a quién la cuenta y estar 5 décadas explicándola es sin duda una gran contribución. Quizá los telespectadores ya no son como eran porque tampoco lo es la tele, así que es lógico que los medios evolucionen para seguir contando su día a día de manera que interese. Por cierto, el precio actual de la revista en papel es de 1,40€ (unas 230 pesetas).

Internet
Siguiendo con el tema de la tele, dos artículos sobre la televisión en directo y su aparente falta de audiencia: desde Vaya tele y la Chica de la tele comentan el tema. Parece que la emisión en diferido de programas y el bajo demanda de las series hace que cada vez haya menos programas que se emiten en directo (sin contar informativos, claro). Pero coincido en que eso no significa que tengan que desaparecer porque precisamente las redes sociales contribuyen a hacer que sea más interesante verlos en directo con más personas comentando sus opiniones. Leer los comentarios después no es ni de lejos tan divertido. El problema está en las cadenas que no saben/quieren aprovechar la comunidad online.

Media News S26 A15

Televisión
Poder elegir la cámara desde la que seguir un evento es una opción interesante para ciertos deportes (y ciertos telespectadores). Pero eso es ‘solo’ cambiar la imagen, ¿no sería igual de interesante que pudiésemos cambiar también la pista de audio? Podría ser una forma de ‘sintonizar’ con otros canales que estuviésen emitiendo el mismo partido o carrera, por ejemplo. Si la señal es internacional, ¿por qué no se puede oír a cualquier otro comentarista? Por un lado, oírlos en otro idioma seguro que aportaría tanto como verlos desde otro ángulo. Por otro, oírlos con voces menos estridentes también sería una arreglo interesante para dejar de escuchar a comentaristas histéricos.

Publicidad
Hacer un maratón de buenos anuncios es algo que cada vez cuesta más. Cuando se recopilan premios, entonces sí. Pero en el día a día, durante los cortes publicitarios, es más fácil que nos encontremos con anuncios de dudosa creatividad. Si aún así quieres ver unos cuantos seguidos, mírate los Premios Sombra de este año que son como los Razzies para el cine: premian los peores anuncios. He visto algunos que (afortunadamente) desconocía, pero otros que llegué incluso a comentar por esta sección semanal. Como en cualquier premio, quizá los anunciantes tengan la suerte de ser premiados en otros certámenes o, lo que realmente importa, en los resultados.

Cine
No es la primera (y seguramente no será la última) vez que me quejo de la manía de traer de vuelta películas clásicas para tratar de adaptarlas a las nuevas generaciones (por expresarlo de alguna forma). Lo mismo pasa con las segundas partes que son totalmente innecesarias pero que se rescatan como si hiciese falta para reanimar la ilusión de unos buenos personajes. Vivir de viejas glorias parece rentable pero se acabarán agotando o se llegará al absurdo de hacer quintas partes de terceros reboots. Al leer mis feeds de cine, algunas veces tengo esa sensación y sigo pensando que es lamentable que no se busquen nuevas historias para nuevos personajes.

Internet
Curiosa lista de programas que hacen el mundo girar y que si fallasen provocarían más de un problema grave. Algunos sí sabemos que existen y los usamos a diario pero otros la mayoría de los mortales ni sabemos qué hacen. Con la saga “Terminator” o hasta la serie “Person of interest” en mente, esta situación debe preocupar a más de uno. ¿La dependencia que tenemos es una ayuda o un peligro? Hay argumentos para las dos opciones, no es un debate que se pueda ganar fácilmente. Pero sí que deberíamos tenerlo de tanto en tanto y plantearnos hacia dónde vamos y qué sacrificamos en cada situación.

Media News S07 A15

Publicidad
Todo lo que ocurre dentro de un coche es motivo de anuncio. Hemos visto montones de historias y de conversaciones entre los que viajan. Da hasta para un estudio sociológico y así ver la evolución de quién conduce, junto a quién y a quién lleva/n detrás. Pero oír a una niña preguntarle a su padre por lo que hay debajo del capó de su coche es algo nuevo. Lo hace para el spot del Toyota Verso y su aplicación “Historias misteriosas”. Y eso también es nuevo. Me gusta la idea y, aunque aún no la he probado, parece que hay comentarios para todos los gustos en la AppStore. Es un tipo de contenido que me parece acertado para aprovechar desde varias perspectivas: en la misma calle cuando se toma la foto y después cuando se comparte.

Cine
La diferencia entre teaser y tráiler me lleva, desgraciadamente, a querer ver o no una película. En la mayoría de los casos es así porque al menos tengo la sensación de que veré algo más en el cine que en el teaser de la tele. Claramente es lo que me ha pasado con “Big Hero 6”: la he visto sin saber nada, pero nada de nada, de la historia. Los teasers y los anuncios gráficos iban por un lado y la trama va por otro. No quiero hacer la crítica de la película pero ha sido una sensación extraña la de no conocer al protagonista. En este caso, se pasa rápidamente (por algo es Disney) pero, en el otro extremo, está “Birdman” donde la intranquilidad dura toda la película (por algo lleva esa lista de premios/nominaciones).

Internet
Ver la tele sin nadie a quien comentarle lo bien o lo mal que lo estás pasando es algo del pasado. Si no tienes a nadie junto a ti en el sofá, con toda probabilidad tendrás el móvil tan cerca como el mando a distancia. Mientras lo pasas bien, no recurres a él. Pero cuando ello se eterniza, mirar el hashtag que tan amablemente colocan las cadenas para que podamos quejarnos, digo, expresarnos. Con el móvil en la mano, se siente uno menos solo… sobre todo cuando ves que otros muchos están tan aburridos como tú. Entonces empieza la fiesta y ésta consiste en no dejar títere con cabeza. Antes se hacía en el ascensor o frente a la máquina de café. ¿Pero para qué ser improductivo si puede hacerse el día antes desde el sofá, en vivo y en directo?

Televisión
Quedan aún varios meses para Eurovision pero ya hace semanas que llegan noticias sobre la elección de la canción y del intérprete de cada país. Y hay 40 así que hay tema para cubrir horas, páginas y bits de programas y medios varios. Por algo son unos premios reconocidos, aunque no necesariamente queridos por todos. No generan tanta expectación como otros premios de otros sectores como la música, el cine o hasta el deporte. Pero tienen su público. No me considero eurofan por ver la final del concurso pero reconozco que tienen una mina de contenidos para alimentarse todo el año.