Media News S17 A18

Televisión
Ayer noche pillé de casualidad la entrevista de Andreu Buenafuente a Jorge Javier Vázquez en “LateMotiv”. El motivo era su espectáculo, no su vida televisiva pero supongo que es inevitable tenerle delante y no preguntarle por Belén Esteban. El titular que aprovecho hoy y que tuiteé es el de que puede hacer su programa porque “se lo cree todo”. Hace demasiado tiempo que no lo veo ni en los zappings así que hablo en base a mis recuerdos cuando digo que, si realmente piensa así, es el presentador perfecto. De lo poco que he visto de “Sálvame”, no me creo nada. Claro, por eso no lo veo pero quien sí lo hace debe creérselo. Entonces, ¿cualquier telespectador podría presentar su programa favorito?

Publicidad
Siguiendo con la línea de que no me creo nada, una campaña para milenials que también me convence a mí. Es de un champú y dedica unos segundos a explicar “los trucos” detrás de cámara para que el pelo de las modelos quede tan espectacular en los anuncios. Me pasa un poco como con los detergentes: ¿me creo que limpian como dicen? Lo mismo que con el champú: ¿cómo no va a haber trampa? Llámame desconfiada pero ya te digo que me cuesta creerme muchos de los anuncios que dan. Piénsalo: ¿cuál fue el último que te creiste? Vale, no todos están pensados para “ser creídos” pero no ayuda mucho a la marca que no me fíe de los mensajes que dan sus campañas.

Cine
Bonita idea la de los directores de “Vengadores: Infinity war” para intentar protegernos de spoilers: pedirnos que no consultemos las redes sociales. Bonita y con un vídeo divertido, pero (casi) imposible si no tienes muy claro a quién seguir y qué leer. Si todo está compartimentado, no hay problema. La cuestión es cuándo volver a conectar, es decir, volver a leer blogs de cine: ¿cuántos van a los estrenos y cuántos dejan pasar unos días o semanas hasta que pisan la sala? Cada vez “tenemos más prisa” por ver una peli tipo blockbuster pero no porque la quiten, si no porque alguien puede destriparnos alguna escena o el final. ¿Las recaudaciones del estreno suben por algún otro motivo?

Internet
Hay muchas maneras de tratar a los cambios: algunos los abrazan, otros se enfrentan a ellos. En Internet el cambio es tan constante que resulta curioso que nos moleste. Pero pasa. Se cambia el diseño y las funcionalidades cada cierto tiempo de manera que, a poco que tengas algo de vidilla online (¿cuántos plugins tienes instalados o cuántas redes sociales utilizas?), cada semana estás experimentando la sensación de novedad. Sí, puedes reaccionar de diferente forma cada vez. Algunas las verás como mejoras, otras te causarán problemas… pero la única solución es huir y desconectar, como decía al inicio. Quizá así es más fácil darse cuenta de que no tenemos que creernos que necesitamos un cambio.

Media News S11 A18

Publicidad
Hay un par de anuncios estos días que han llamado mi atención porque tienen a la misma protagonista: la manzana. Por un lado, está el Seat León TGI que habla de híbridos para promocionar su mezcla de gas y gasolina poniéndonos como ejemplos los muchos usos que se ha dado históricamente a la manzana (desde un dulce ¿para niños? a algo que afecta a toda la Humanidad como es la gravedad). La primera vez que lo vi pensé que era un spot de ING Direct, pero ahí estaba la letra pequeña para advertirme que sería un coche. Y, por el otro a unos spots de distancia en el mismo corte, Marlene nos explica su historia para que la distingamos y sepamos que “no es una manzana cualquiera”. Una buena explicación que me lleva a preguntar: ¿se habrán planteado los de Seat al hacer su manzana digital de qué variedad es la que muestran?

Internet
Quizá recuerdes que hace unas semanas comenté que estaba a la caza de un teléfono, pues finalmente lo compré… pero aún arrastro los problemas de un fallo en la web mientras finalizaba el proceso. Cada vez que llamo o entro en su chat para saber cuándo se solucionará, hablo con una persona diferente que me dice algo que no acaba de encajar del todo con el anterior. Eso sí, todos siguiendo el protocolo asegurando que me entienden y llamándome por mi nombre para que me lo crea. En cambio, y de eso va realmente el párrafo aunque no negaré que viene bien desahogarse, hay otros servicios made in USA que basta un email para que al día siguiente te devuelvan los gastos de envío de un paquete que ha llegado tarde. Y no es por precio porque las reclamaciones podríamos decir que son similares. ¿Tanto cuesta atender de verdad al cliente?

Televisión
Leyendo lo que cuenta la Chica de la tele sobre cierto programa de telebasura, me acuerdo de lo que ayer mismo comentó Bob Pop en “Late Motiv” (no te pierdas la última frase de su intervención, es la importante). Él tiene una forma muy personal de analizar las portadas de la prensa rosa y dicho así parece que es una sección más de telebasura que otra cosa. Pero es algo más (seguramente la dirección de Buenafuente no lo permitiría). Lo que ocurre buena parte de las veces (y el motivo por el que me gusta) es que acaba siendo una crítica a la tele. El motivo es que los presentadores o personajes televisivos se pasean por las portadas junto con famosos por otros motivos. Así es cómo la realeza, protagonistas habituales de este tipo de revistas, se mezcla con otro tipo de reinas, las sacadas de la pequeña pantalla.

Cine
Hay películas que nacen pensadas para ser blockbusters. La lista de pelis que recaudaron millonadas está llena de pelis protagonizadas por súper héroes, perfectas para desconectar y olvidarnos de la realidad. Les damos nuestro dinero por ello, aunque al salir volvemos a la realidad sin que nos haya afectado en nada. En cambio, hay otro tipo de películas que nunca serán blockbusters pero que sí son capaces de afectarnos de alguna manera. A ellos también les damos dinero pero por otros motivos, quizá porque despierta nuestra conciencia, nos motiva a hacer cosas o a replantearnos algún aspecto de nuestro día a día. Te animo a que repases las últimas películas que has visto, no importa si en cine, televisión u online. Fíjate en si te acompañaron un rato para dejarte huella o para venderte algo.

Media News S03 A18

Internet
“Quizá luego”: ¿lo has pensado alguna vez cuando te has encontrado con un molesto popup? Los peores son los que solo te dejan entrar tu correo y esconden el botón de cerrar. Entonces más que “luego”, pienso “nunca”. Así que me gusta la propuesta de UnBounce porque realmente hay algunos mensajes que ya cansan con ese tonito de “yo no soy tonto”. Una cosa es ser original, ponerle personalidad y hasta cierto humor en el microcopy y otra obligarnos a decidir si merece la pena dar los datos cuando acabamos de entrar en la página. Un “quizá luego” suena a “dame más tiempo” y eso no gusta a los que tienen prisa por convertir, pero a los usuarios seguro que sí.

Publicidad
He visto el último spot de BMW para su X2 así que les hago caso y les digo que no me gusta. Es más, me han entrado ganas de pedirles que repitan la campaña por otro camino porque el suyo se me está haciendo un poco pesadito. Lo de romper las normas y ese tipo de cosas está bien la primera vez que lo oyes, pero cansa cuando varios dicen lo mismo (es un mensaje demasiado parecido al de Mercedes). Me gustan los mensajes, claro, pero me molesta que lo digan como si fuesen órdenes. Se contradice precisamente con una de las frases que utilizan: “Elige lo que piensas”. ¡Elección hecha!

Cine
Volver a ver los clásicos puede ser una alegría o un drama, y no por el género de la película si no por cómo han envejecido. Ocurre que ni nosotros somos los mismos, ni el contexto de la película, así que es posible que el recuerdo se estropee. Igual que las personas, las pelis también pueden envejecer mal, sin que nos demos cuenta. La lista de alguna de ellas incluye algunas muy sonadas en su momento. Tanto que quizá la leas pensando: ¡con lo que disfruté al verla (ejem, ejem) de joven! Pero si lees los motivos por los que las ponen ahí (“Lo que es en realidad”) quizá cambies de opinión.

Televisión
Se acaba una era, dicen, porque TeleCinco pasa a Cuatro el ¿programa? “Mujeres y hombres y viceversa”. Lo dejo apuntado aquí, no porque tenga una cuota del 26% en la franja de 13 a 24 años, si no porque pensé que ya no se emitía. Algún TT veía de tanto en tanto que me hacía pensar incluso que se hacía en la MTV junto los varios shores que habitan en ese canal (originalmente) musical. Ni lo encontraba tampoco en los pocos programas de zapping que quedan. Me lo tomo como una muestra de que no iba muy bien pero tampoco lo quitan, lo que debe significar que aún tienen esperanzas de que mejore.

Media News S29 A17

Publicidad
Hay anuncios que son pequeños chistes y se agradece después de tanto mensaje veraniego (antiácidos, reuniones cerveceras, coches con fondos playeros…). Acompañados como estamos todos del abanico, ventilador o aire acondicionado, tampoco hace falta un gran sentido del humor, solo un pequeño guiño que nos haga soltar un ¡ja! ni siquiera un ¡jaja! Es lo que me ha pasado con este spot de patatas. Me ha hecho reír un poco y con eso ya tengo suficiente como para pensar en la marca un ratito más de lo normal, sobre todo mientras me debato entre si las patatas fritas calientes tendrían buen sabor o no. Como este producto no está en el lineal de mi supermercado, no lo sabré a corto plazo pero quizá en el futuro lo encuentre y recuerde el chiste.

Cine
Los presupuestos de las películas suelen sorprender por ser altos o incluso por su distribución entre departamentos. Normalmente no sabemos cómo se negocian pero en Alucine explican la forma curiosa en que los Wachowski consiguieron multiplicar el presu que inicialmente tuvo “Matrix”: se lo gastaron todo en una escena y fueron a pedir más. ¡Toma ya! Viendo la peli, era de esperar que se quedasen cortos con 10 millones… ¿en qué pensaba la Warner? Supongo que no tenía mucha fe en ella pero la cosa cambió tras ver la escena. Y no se debieron arrepentir porque la saga ha dado mucho de si en otros formatos. Me parece un buen ejemplo, aunque arriesgado, de cómo la visión del estudio choca con la de quien realmente ha de llevar a cabo la película.

Televisión
Hacer zapping en verano te descubre programas. Así es como he llegado a “Amor al primer beso” y “The wall”. Quizá lleven varias semanas en antena pero encontrarlos mientras pasaba de canal en canal ha resultado la confirmación de que la tele es cada vez más guión y más dosis de lo mismo. El primero me recuerda que hay tronistas y shores por todo el mundo dispuestos a ponerse delante de la cámara en busca, se supone, del amor; el segundo lo mismo pero para los que quieren, digamos, dinero. Ambos, a su manera, son programas basado en los mismo: cumplir el sueño de personas que están cansadas de estar solas y de quienes confían en la pareja de juego para hacer el suyo realidad. En resumen: confianza. La diferencia está en que en el segundo eso tiene premio tangible y en el primero nadie brinca de alegría por ganar, solo se abrazan y se vuelven a besar.

Internet
Cuando explico en clase alguna de las muchas herramientas de content curation, suelo recordar a los alumnos que es probable que alguna de ellas no esté activa por mucho tiempo. El motivo es sencillo: ¿dónde consiguen su financiación? La mayoría de las veces de la publicidad o de servicios premium pero no llega la cuenta para todas y las hay que cierran. Por eso mi recomendación antes de darse de alta en ellas o en cualquier otra herramienta es mirar sus medios sociales: ¿cuándo fue su último post? ¿Siguen activos en Twitter? ¿Contestan a los comentarios de Facebook? Más de una vez he encontrado una con buena pinta pero que no me he atrevido a probar porque las respuestas a estas preguntas no eran favorables. Es una lástima, pero así es la Red: ¡el que no corre, vuela!

Media News S17 A17

Televisión
Me entero por las cortinillas de Cero que ver documentales de naturaleza te hace más feliz. Lo dice un estudio de la BBC, aunque sea para vender su “Planet Earth”. Me suena creíble porque conozco gente que ve La2 y es cierto que parecen más felices que los que ven la telebasura de otros canales. Además, también confirmo que ver animales en directo te alegra el día (siempre que tengan unas buenas condiciones de vida, claro). Animo a la BBC a hacer un documental en los cruces de algunas ciudades españolas porque las discusiones de semáforo dejan claro que la felicidad se queda en la naturaleza. Quizá así, al verse retratados por televisión, algunos cambien sus costumbres… aunque no lo hagan los concursantes de reality shows.

Publicidad
Sigo con Cero aprovechando que ayer lo estuve viendo un ratito. Pensaba comentar sus cortinillas publicitarias porque anunciaron el Infinity Q30 de buenas maneras… hasta que justo después empezó el spot y oí el nombre: cu-tre-inta. Ya se sabe que hay muchas marcas que suenan de malas maneras y además resulta que esta campaña es del año pasado. Por eso encuentro a faltar algún estudio que hable de las marcas de coches en carreteras infinitas con sus brillantes carrocerías: ¿cómo les afectan los nombres? Hablando de datos, hay uno, según cuentan en Leequid, que dice que los sonidos bajos hacen que los objetos parezcan más grandes. ¿Lo usarán también al anunciar coches pequeñitos?

Cine
Si quieres reírte, puedes ver los honest tráilers de Screen Junkies. Pero si quieres sorprenderte, has de ver los vídeos de Couch Tomato. Los he descubierto por la comparativa entre “The Equalizer” y “John Wick” en Blog de cine y hay que darle la razón al montaje que han hecho. Vale, Hollywood no está siendo muy original últimamente en sus producciones pero después de ver algunos vídeos es increíble cómo se parecen algunos guiones. Quizá por eso me da cierta pena leer que Marvel prefiere quedarse con un amplio público en un lugar de buscar alguno más específico. Cuestión de recaudación, ya. Puestos a hacer secuelas, ¿mejor seguir por el camino que ya les ha funcionado o probar nuevas historias?

Internet
Desde que empecé la agenda de contenidos, he requeteconfirmado que hay días en los que se celebran varios eventos a la vez en la misma ciudad. El streaming es lo que nos salva a los que no vivimos allí pero algunas veces resulta imposible seguir ni un tuit. Hoy es un día de esos y he acabado con varias pantallas a la vez, con Twitter y YouTube a partes iguales. Así que he requeteconfirmado también que todavía hay trolls y cada vez más spammers que se cuelan para decir la suya cuando el hashtag se convierte en TT. Como siempre hay algún problema con el sonido, he aprovechado esos momentos para imaginarme si esa fauna está igual de contrariada por no poder seguir el evento como los que estamos en casa.