Media News S46 A16

Televisión
La semana pasada estuve viendo la gala de los Ondas y se confirma que saber quién va a ganar le quita todo el interés. Decían los presentadores que algunos ganadores les habían dicho que estaban nerviosos pero, en fin, era solo cuestión de esperar a oír su nombre. Es muy diferente a estar sentado con la incertidumbre y haber escrito un discurso que quizá no se lea. Saberse ganador es igual a una gala sin emoción, casi diría que aburrida si no fuese por alguna actuación y ligeros toques de humor. Un desfile de personas que ni siquiera brillaron en la alfombra roja del Liceu.

Publicidad
Ya está aquí la Navidad, pronto se encenderán las luces en las calles y la publicidad está poniéndose tierna con los primeros spots navideños. El de Lotería de este año ha sido de los madrugadores, debe ser porque no tienen muy claro el día que es… como los de Milka. Han dejado atrás la animación de maniquís, ahora que está de moda el reto de quedarse quieto. También está el aeropuerto de Heathrow que nos recuerda que el mejor regalo es volver a casa por Navidad, como hace El Almendro de toda la vida. No serán los primeros ni los últimos en aparecer ni es hacernos sonreír, ponernos nostálgicos y hasta brillar los ojos.

Cine
No es la primera vez que me quejo de que algunos tráilers cuentan más de lo que deberían pero lo reconfirmo con el de “La Bella y la Bestia”. Dicen que ya es el más visto pero me pregunto cuántos lo habrán hecho con la misma intención que yo: saber cuánto se parecían los personajes reales a los de la película original. Aquí no hay variación posible de la historia así que no hay misterio que desvelar, solo curiosidad. Todas mis preguntas quedan resueltas en el tráiler así que, bueno, ¿para qué ver la película? Me volveré a poner la de animación y escucharé a Angela Lansbury cantar con una sonrisa.

Internet
La historia está llena de momentos en los que alguien vio posibilidades donde otros prefirieron pasar de largo. Ocurre en cualquier sector donde intervenga algo de tecnología (diría que ya casi todos, ¿no?). Es más, hay quien mira con recelo. Algunas preguntas y sus respuestas, más o menos reales: ¿Cambiar la web para hacerla responsive? Bueno, va, porque Google lo dice. ¿Poner un RSS para seguir un blog? Qué cosa tan rara si nadie sabe qué es eso de los feeds. ¿Tener una web? No sé para qué si ya tengo una newsletter. Y así, sin que algunos quieran cambiar, el mundo sigue girando.

Media News S38 A16

Publicidad
Los anuncios largos (sí, 90 segundos lo son) pocas veces se ven en televisión pero son gratis en Facebook y ahí se puede ver lo nuevo de Audi. Está protagonizado por un T-Rex. Sí, sí, como el que asusta a los niños con su pisada y mirada fiera en “Jurassic Park”. Pero aquí no lo tientan con un animalito, él es el pobre animalito. Cuentan que está deprimido y cómo un día descubre ‘la magia’ de conducir, por decir algo. Un momento, ¿la magia de conducir? Suena a BMW pero sí, es Audi. Hay un componente tecnológico que no se ve casi hasta el último plano del spot y que explica por qué han vuelto a la vida al animalito de brazos cortos. Hay humor y hay tristeza, hay un problema y una solución, ¿qué más se puede pedir?

Televisión
Viendo la ceremonia de los Emmys este año me ha quedado claro que muchas de las series/programas que veo nunca ganarán un premio. Primero porque no están nominadas y segundo porque siempre habrá otro pez ‘más grande’ que se lo lleve. Se dice mucho eso de ‘la película del año’ pero también hay ‘la serie del año’ que se lleva bastantes premios. El problema está claro: es una serie, así que tiene varias temporadas por lo que puede ganar varios años consecutivamente. Además, allí premian capítulos así que una misma serie puede estar nominada 2 o 3 veces para el mismo premio, por ejemplo, de dirección o guión. Así que, en realidad, hubo momentos en los que parecía más un partido de tenis amistoso que unos premios porque se los repartían entre colegas.

Internet
Productividad y conexión van de la mano, más para los que somos autónomos. Se supone que ha de ayudarnos y muchas lo hace, pero también ocurre lo contrario. Según el día y el momento, nos volvemos mentes inquietas y queremos saber qué ocurre fuera del lugar en el que estamos. Puede ser en el transporte público o mientras estamos trabajando y lo que empezó como distracción se convierte en dependencia. Así que aparecen herramientas de productividad que ayudan a concentrarte. El problema es que hay muchas y te distraes solo buscándolas, con las recomendaciones que hacen y probándolas. Y pierdes un montón de rato en ello cuando lo más fácil era, simplemente, eliminar la opción de tu cabeza y seguir como hacíamos antes: producir sin parar.

Cine
Que deje un comentario quien se quede a ver los títulos de crédito de las películas que ve en el cine. Yo lo hago, de verdad. Aunque sepa que no va a salir nada cuando terminen. Cuando la sala se vacía, es el mejor momento en la sala pero solo quedan nombres en la pantalla y pasan a una cierta velocidad. Es imposible leerlos la mayoría de las veces (peor si son de efectos porque hay un ejército de empleados), pero sí se podría localizar a alguien si se quisiese saber quién ha hecho qué. Pero a pocos les importa resolver eso, ¿verdad? La mayoría de esas personas no se llevan ni un minuto de reconocimiento público ni premios por lo que hacen. A ver si con el proyecto “Hall of frame” consiguen que esto cambie, al menos con los nombres más conocidos.

Media News S44 A15

Internet
Utilizar un buscador es fácil, muy fácil. Basta con poner una palabra, expresión o pregunta y te muestra miles de resultados que, supuestamente, te responden. ¿Hay algo más sencillo para el usuario? Pues sí: preguntarle a una persona real. Bueno, quizá la palabra adecuada no sea ‘sencillo’, ¿será fiabilidad o concreción lo que realmente busca alguien que prefiere enviar un mail a otra persona que entrar en Google y teclear. El criterio personal es aún más importante para muchas personas. También puede ser pura vagancia y no querer investigar o creer que la otra persona no perderá tiempo en contestar porque lo sabe todo. ¿Quién lo sabrá? ¡Voy a preguntarle a Google a ver qué me contesta!

Publicidad
Desconfío de la publicidad que se pasa de efectista, es una lástima porque la mayoría de las veces no me creo casi nada de lo que veo. Eso ni significa que no me guste, al contrario, puedo no creerme lo que veo pero aún así pensar que creativamente se han esforzado por transmitir la idea. Un ejemplo reciente es el spot de Honda. Puedo entender lo que quieren contar pero es ver a ese grupo de personas abriendo y cerrando sus chaquetas y automáticamente recordar los spots de Sanex o incluso los de Schweppes donde toda la gente parece un efecto digital. Parece que este tipo de efectismos está de moda, ¿no?

Televisión
Va de premios el tema: los Ondas por un lado y los Iris por otro. Pero no voy a comentar los premiados o las polémicas porque la verdad es que veo poco la televisión nacional. Pero sí me ha dado por ponerme nostálgica y recordar los TP de Oro… y la propia revista. Hubo un tiempo, pelín lejano ya, en que las revistas de televisión podían hacer ese tipo de cosas: ¡preguntar a sus lectores y dar premios a los profesionales elegidos por el público! Ahora es más complicado: ni las revistas tienen tanto éxito ni los usuarios quizá participarían tanto. Estamos en otra época en la que los premios los ganan los lectores a golpe de “Me gusta”.

Cine
Cada fin de semana se estrenan películas. La mayoría pasan desapercibidas si no se invierte algo en publicidad. Unas pocas son de ‘las más esperadas del año’… algunas de la década. ¿Pocas? Mejor dicho, muy pocas son las que agotan las entradas antes de estrenarse oficialmente. La mayoría luchará por salir adelante y hacerse con una sala que la tenga en pantalla una semana para que alguien pueda ir a verla. Lo peor que les puede pasar a esta gran mayoría es estrenar junto o poco después de esas pocas que se llevan todo el pastel de entradas: o tienen una audiencia muy expectante o van a durar poco.

Media News S39 A15

Cine
No es la primera vez que hablo de listas de películas. Las hay para todos los gustos así que es fácil encontrarse con alguna de tanto en tanto. Pero la de hoy me ha gustado especialmente porque dentro de ‘las mejores 500 películas de todos los tiempos‘ caben muchos géneros y estilos. Además, te ponen fácil saber cuál es el porcentaje de pelis que has visto… si es que tienes paciencia para ir marcando las 500 casillas. Una lista de este tipo tiene el éxito asegurado porque competir con tus amigos es fácil y, claro, dan ganas de ser el más cinéfilo y ganar una medalla o, mejor, un Oscar. Claro que también dan ganas de ver muchas de las películas que no se han podido marcar y así sumar puntos las próxima vez que una se vuelva a encontrar con esta lista.

Televisión
Sigo con listas porque también me he topado con otra de las 100 mejores series. Cada cual puede juzgar si coincide o no con los resultados. Yo, por ejemplo, no he sido nunca capaz de engancharme a “Friends” así que verla en el número 1 me parece increíble. Pero es cuestión de gustos, incluso de edad de los votantes. Igual que en el cine hay clásicos de su historia, también aquí hay algunas memorables. Aunque en el caso de la tele resulta más complejo encontrar la forma de ver esas series míticas. Siempre es una alegría descubrir que las hacen en DVD, algunas hasta en canales digitales. La actualidad manda y estas listas son más para nostálgicos que para dar ideas a los programadores que están más preocupados por comprar audiencias que se saben ganadoras.

Internet
Leyendo a Chema no he podido evitar sentirme identificada con su cansancio frente al estado de los timelines que nos rodean y, a la vez, las ganas de seguir utilizando esos canales. Parece contradictorio pero es así de real: los blogs no son como antes y las redes sociales van por el mismo camino, pero siguen siendo vías de contacto igual (o más) interesantes que en sus inicios. Él propone un reload y yo casi lo intenté hace unas semanas por el BlogDay 2015, pero sin éxito. Hay que tener en cuenta que la situación se complica más por la vuelta al cole: muchos feeds sin leer y la clara visión de que ni una cuarta parte merecen la pena un segundo más allá del dedicado a leer el título. En estos casos, la opción de marcar como leído nos salva… o nos deprime.

Publicidad
Me he encontrado con dos anuncios curiosos porque explican una historia: uno la de una marca y otro la de un producto. Por un lado, Honda explica en un buen stop motion cómo ha sido su evolución y hasta dónde les ha llevado el poder de los sueños. Hay muchas formas posibles de contar esa historia pero ésta les ha quedado muy resultona porque, como explican en el making off, también el diseño de un coche empieza con un boceto de papel (con un poco de nostalgia lo creemos así) y tiene mucho de ingeniería. Por otro, Amstel nos cuenta cómo se hace su nueva cerveza en lo que llaman un “viaje extraordinario”. Es muy difícil comparar una con otra y, aunque los motores seguramente ganararían, sí que la segunda tiene algo que le falta a la primera: una buena música.

Media News S07 A15

Publicidad
Todo lo que ocurre dentro de un coche es motivo de anuncio. Hemos visto montones de historias y de conversaciones entre los que viajan. Da hasta para un estudio sociológico y así ver la evolución de quién conduce, junto a quién y a quién lleva/n detrás. Pero oír a una niña preguntarle a su padre por lo que hay debajo del capó de su coche es algo nuevo. Lo hace para el spot del Toyota Verso y su aplicación “Historias misteriosas”. Y eso también es nuevo. Me gusta la idea y, aunque aún no la he probado, parece que hay comentarios para todos los gustos en la AppStore. Es un tipo de contenido que me parece acertado para aprovechar desde varias perspectivas: en la misma calle cuando se toma la foto y después cuando se comparte.

Cine
La diferencia entre teaser y tráiler me lleva, desgraciadamente, a querer ver o no una película. En la mayoría de los casos es así porque al menos tengo la sensación de que veré algo más en el cine que en el teaser de la tele. Claramente es lo que me ha pasado con “Big Hero 6”: la he visto sin saber nada, pero nada de nada, de la historia. Los teasers y los anuncios gráficos iban por un lado y la trama va por otro. No quiero hacer la crítica de la película pero ha sido una sensación extraña la de no conocer al protagonista. En este caso, se pasa rápidamente (por algo es Disney) pero, en el otro extremo, está “Birdman” donde la intranquilidad dura toda la película (por algo lleva esa lista de premios/nominaciones).

Internet
Ver la tele sin nadie a quien comentarle lo bien o lo mal que lo estás pasando es algo del pasado. Si no tienes a nadie junto a ti en el sofá, con toda probabilidad tendrás el móvil tan cerca como el mando a distancia. Mientras lo pasas bien, no recurres a él. Pero cuando ello se eterniza, mirar el hashtag que tan amablemente colocan las cadenas para que podamos quejarnos, digo, expresarnos. Con el móvil en la mano, se siente uno menos solo… sobre todo cuando ves que otros muchos están tan aburridos como tú. Entonces empieza la fiesta y ésta consiste en no dejar títere con cabeza. Antes se hacía en el ascensor o frente a la máquina de café. ¿Pero para qué ser improductivo si puede hacerse el día antes desde el sofá, en vivo y en directo?

Televisión
Quedan aún varios meses para Eurovision pero ya hace semanas que llegan noticias sobre la elección de la canción y del intérprete de cada país. Y hay 40 así que hay tema para cubrir horas, páginas y bits de programas y medios varios. Por algo son unos premios reconocidos, aunque no necesariamente queridos por todos. No generan tanta expectación como otros premios de otros sectores como la música, el cine o hasta el deporte. Pero tienen su público. No me considero eurofan por ver la final del concurso pero reconozco que tienen una mina de contenidos para alimentarse todo el año.