Media News S03 A18

Internet
“Quizá luego”: ¿lo has pensado alguna vez cuando te has encontrado con un molesto popup? Los peores son los que solo te dejan entrar tu correo y esconden el botón de cerrar. Entonces más que “luego”, pienso “nunca”. Así que me gusta la propuesta de UnBounce porque realmente hay algunos mensajes que ya cansan con ese tonito de “yo no soy tonto”. Una cosa es ser original, ponerle personalidad y hasta cierto humor en el microcopy y otra obligarnos a decidir si merece la pena dar los datos cuando acabamos de entrar en la página. Un “quizá luego” suena a “dame más tiempo” y eso no gusta a los que tienen prisa por convertir, pero a los usuarios seguro que sí.

Publicidad
He visto el último spot de BMW para su X2 así que les hago caso y les digo que no me gusta. Es más, me han entrado ganas de pedirles que repitan la campaña por otro camino porque el suyo se me está haciendo un poco pesadito. Lo de romper las normas y ese tipo de cosas está bien la primera vez que lo oyes, pero cansa cuando varios dicen lo mismo (es un mensaje demasiado parecido al de Mercedes). Me gustan los mensajes, claro, pero me molesta que lo digan como si fuesen órdenes. Se contradice precisamente con una de las frases que utilizan: “Elige lo que piensas”. ¡Elección hecha!

Cine
Volver a ver los clásicos puede ser una alegría o un drama, y no por el género de la película si no por cómo han envejecido. Ocurre que ni nosotros somos los mismos, ni el contexto de la película, así que es posible que el recuerdo se estropee. Igual que las personas, las pelis también pueden envejecer mal, sin que nos demos cuenta. La lista de alguna de ellas incluye algunas muy sonadas en su momento. Tanto que quizá la leas pensando: ¡con lo que disfruté al verla (ejem, ejem) de joven! Pero si lees los motivos por los que las ponen ahí (“Lo que es en realidad”) quizá cambies de opinión.

Televisión
Se acaba una era, dicen, porque TeleCinco pasa a Cuatro el ¿programa? “Mujeres y hombres y viceversa”. Lo dejo apuntado aquí, no porque tenga una cuota del 26% en la franja de 13 a 24 años, si no porque pensé que ya no se emitía. Algún TT veía de tanto en tanto que me hacía pensar incluso que se hacía en la MTV junto los varios shores que habitan en ese canal (originalmente) musical. Ni lo encontraba tampoco en los pocos programas de zapping que quedan. Me lo tomo como una muestra de que no iba muy bien pero tampoco lo quitan, lo que debe significar que aún tienen esperanzas de que mejore.

Media News S01 A18

Internet
“Lo he leído/visto en Internet” es una frase que sigo oyendo y algunas veces también diciendo. Pero, en realidad, eso de “en Internet” sobra: ¿importa dónde lo haya leído/visto? En línea con lo que comenté hace unas semanas de que las cámaras digitales simplemente son cámaras: ¿hay diferencia entre si lo leo en prensa, en su versión digital, en un blog o en una red social? Lo que sí importa es la credibilidad de la fuente, pero no el canal que utiliza para transmitir la noticia. Reflexionando sobre ello, me doy cuenta de que cuando digo “en Internet” es porque no recuerdo dónde lo he leído y le atribuyo al canal la consideración de fuente como si fuese posible. Es tan indeterminado como decir aquello de “anunciado en TV”.

Cine
Finalmente ha visto Star Wars 8, también conocida como “Los últimos Jedi” y, sin hacer ningún spoiler, me gustó más la primera parte de la peli que hacia el final. Podría decir que mi opinión se basa en el guión pero para qué engañarnos no es así: más o menos hacia la mitad fue cuando se me acabaron las palomitas. Dulces nada menos, ¡con lo difíciles que son de encontrar! Antes de ir a verla, vi la anterior y, quizá por comparación, me parece mejor la 7 que la 8. Vale, hay momentos que quedarán para la historia (más gracias por los memes que por lo que significan en la saga). Pero, en general, salí tal cual entré: se resuelve lo justo para que no tener ganas de ver la 9. Aunque, claro, la acabaré viendo.

Publicidad
Hace tiempo que no me encontraba con los precios de los anuncios en televisión así que no puedo asegurar si han subido proporcionalmente a los de la publi online. Así que te los dejo aquí bien enlazados para que, la próxima vez que veas el mismo spot una y otra vez a lo largo de la semana, puedes calcular cuánto han pagado para que tú te canses de verlo. Así funciona la publi: insistir y repetir, que algo queda. Sí, queda el agotamiento de ver las mismas campañas de perfumes, los juguetes convertidos en merchandising o los famosetes posando porque sus patrocinadores se lo piden. Hablamos de cientos de miles de euros invertidos… y yo mientras leyendo mi Feedly en el móvil que también tiene algo de publi pero molesta mucho menos.

Televisión
En el primer Media News del año no podía faltar alguna referencia a las campanadas. Las audiencias de Nochevieja no engañan: La 1 se lleva el 1r puesto con un 32,5% y el 2º es para Antena 3 con un 23,3%. En TelePatético hay repaso de los diferentes canales, mención especial a la vuelta de Ramón García. Yo diría que no se ha ido nunca porque era todo como una repetición de años pasados. Las campanadas y los especiales de antes y después. Los mismos cómicos, por decir algo, y los mismos músicos de actualidad, por ser optimista. Pero tampoco hacía falta nada más, de hecho, no esperaba nada más. Quizá por eso se me hizo todo más extraño: ¿ninguna novedad tras tantos años haciendo lo mismo?

Media News S49 A17

Internet
Los apellidos que ponemos para separar algunas cosas suelen tener fechas de caducidad. Tarde o temprano, todo se unifica para mantener la esencia original. Hace tiempo que se viene diciendo sobre el marketing y sus muchos apellidos, pero vuelvo a pensar en ello al leer sobre si hace falta decir que una cámara de fotos es ‘digital’. Evidentemente, hoy ya no (aunque parece que Fujifilm se empeña en que vuelva el papel fotográfico). Suena igual de raro que decir “nuevas tecnologías” cuando ya hace (¿demasiado?) tiempo que se vienen utilizando. Quizá es porque es importante saber de dónde venimos para entender qué hacemos con ellas. ¿O quizá porque hay quien no quiere avanzar?

Publicidad
Viendo nuestra tele cualquier día de la semana es fácil encontrar en una sentada de un par de horitas el mismo anuncio en varios canales. Desde el sofá de casa, la repetición resulta aburrida y pesada. Se hace zapping para evitarlos para no dormirse mientras se espera a que empiece el programa. Pero cuando estás en el extranjero y te topas con el mismo spot, ¿da rabia o hace gracia? Diría que una mezcla. Por un lado, quiero ver anuncios nuevos de productos que ni conozco porque no los tengo en casa; pero por el otro, empezar a reconocer cosas ayuda a integrarse así que no es tan malo. Y algo importante: viendo canales extranjeros no tengo la sensación de que me quieran vender algo.

Televisión
Esto de volver de vacaciones trastorna mis Media News pero no puedo (ni quiero) evitarlo. Y es que, entre zapping y zapping, también da tiempo de descubrir programas que aquí no se hacen (como uno en el que unas personas se meten voluntariamente en una cárcel durante 2 meses) y también comparar realización, escenografía o jurado de los que sí se hacen (como un talent musical). Además, claro, de repasar doblajes de series como “CSI” o “Major crimes” o descubrir algún capítulo de una que no conoces de nada. Sí, se pillan muchos canales en la tele desde casa pero es mucho más divertido verla en un hotel y después encontrarte su product placement en un centro comercial.

Cine
Mientras que la “nueva” televisión es capaz de emitir/ofrecer toda una temporada de golpe para que podamos darnos un atracón, el cine se empeña en que las películas tengan diferentes fechas de estreno en lugar de estrenos mundiales. Hay motivos para hacerlo, no lo dudo. Pero no siempre apetece esperar para ver una peli de la que, por otro lado, se empeñan en promocionar semanas antes de que llegue aquí. Luego se preguntan por qué la gente se las descarga, ¡pero si algunas están antes subtituladas que en pantalla grande! El cine va a tener que aprender de la tele de una vez por todas para no quedarse como un medio “viejo” (para entender las comillas, relee el primer párrafo del post).

Media News S42 A17

Internet
Antes teníamos que escribir (¡incluso hablar!) y ahora le damos al puñito para decir que nos gusta o simplemente que nos parece bien. Antes, marcábamos un check box para recibir información de las empresas y ahora lo marcamos para demostrar que somos humanos antes de simplemente visitar su web. Evolucionamos, no hay duda. Por eso miro con desconfianza a los que mantienen sus páginas igual que hace unos años. Son fáciles de identificar porque al pie incluyen algo como que los añadamos a favoritos (sí, sí, aún hay peticiones así) junto a un (C) con un año, digamos, no muy reciente. Claro que son igualmente fáciles de evitar: botón de atrás o la cruz para cerrar la pestaña/ventana.

Televisión
Leí esta noticia y por un momento pensé que era en “El Mundo Today” y no solo en “El Mundo”: ¿obligan a la BBC a dar más programas de humor? Desde aquí les animo a que recuperen clásicos como “The Young Ones” o “Yes, Minister” y los actualicen: viendo cómo están los unos y los otros, seguro que saldrían nuevas perlas. Por otro lado, intento imaginarme a qué cadena le podrían decir algo así aquí. Las reprimendas son más bien sobre exceso de publicidad y, fuera de posibles multas legales, sobre parcialidad informativa. ¿Dónde queda el humor? Supongo en que has de mirar las cadenas con algo de sentido del humor si no quieres deprimirte de por vida gracias a sus programas de entretenimiento.

Cine
Será la edad pero a mí una “fiesta” no me suena a algo que se pueda hacer cada poco tiempo. Bueno, se supone que es cada 6 meses pero en mi cabeza suena mucho más frecuente. Quizá por eso no me extraña que la última edición de “La fiesta del cine” no esté sacando tan buenos números como las anteriores. Parece que ni con precios requetebajos la gente se anima a pisar un cine. Será que las pelis no convencen, será que no apetece encerrarse en una sala oscura con la que está cayendo fuera. Sea lo que sea, no funciona. Y eso que las salas ponen de su parte con menús de palomitas a precio igual de especial. La próxima edición quizá tengan que cambiarle el nombre a “mini fiesta”.

Publicidad
¿Ya estamos con anuncios navideños? Aún no, pero si miras este spot seguro que te emocionas como si fuese alguno de esos habituales momentos lacrimógenos que nos provocan por Navidad. Es una bonita historia que me ha recordado una cuenta de Twitter que se encarga precisamente de poner en contacto peluches perdidos con sus dueños. No hay duda de que el panda elegido emociona, con esos ojitos que parecen llorar. En el extremo opuesto a la emoción, está la campaña de Seat para el Ibiza: “Start moving”. En el spot, un montón de imágenes que no se entienen si no ves las historias que hay detrás, por cierto con Barcelona de fondo. También son bonitas historias, pero el casting del panda está más conseguido.

Media News S40 A17

Televisión
Recuerdo que una de las alegrías de cambiar de televisor 4:3 a uno panorámico fue dejar de ver las franjas negras que empequeñecían la imagen. La cosa duró un tiempo porque sigue habiendo películas con formatos que obligan a poner esas franjas negras. Da rabia, pero peor era cuando cortaban a su antojo o nos mareaban haciendo panorámicas imposibles. Es incómodo pero hace poco caí en que es algo bueno cuando la mosca del canal y toda su publi inunda la pantalla. Así fue cómo el otro día me alegré de ver que la película se veía por completo, sin molestias de ningún tipo. La alegría duró lo mismo que la peli, pero casi estoy deseando que los directores de cine experimenten con formatos aún más panorámicos.

Publicidad
No es la primera vez que un spot me recuerda a la cruda realidad pero viendo uno protagonizado por un “anti-millennial” no puedo evitar reírme porque me reconozco en algunas escenas. Lo curioso es que en unas es por el anti y en otras por el propio millennial. Es lo que tiene ser parte de mi generación, digamos, algo complicada. Por eso me pregunto qué pasa con los que no se identifican tan rápidamente dentro de un target comercial. Claro, se supone que entonces no interesan, ¿no? Tampoco nos pasemos… somos buena gente, de verdad, compramos cosas como cualquier otra. Lo que pasa es que lo hacemos por decisión propia porque nadie nos anima a ello. ¡Qué mundo más ideal!

Cine
Vemos una película y la mayoría de las veces no pensamos en los motivos por los que se rodó. Sí, vale, para hacer dinero. Pero alguien decidió que era un buen momento para contar ésa historia, para invertir en darla a conocer. Alguien tuvo que creer en ella y convencer a otros para que lo hicieran. Que sí, que hay mucho de dinero en ello. Pero también hay gente comprometida que participa en proyectos que les motiven de alguna manera. Pienso en ello tras leer las declaraciones de Rob Reiner: por lo que cuenta, le interesan más los temas políticos y lo que llama kardashización, aunque la gente le pida que retome sus anteriores éxitos. Se agradece encontrar a alguien de renombre que entiende el cine como algo social.

Internet
Las infografías siempre son interesantes de ver, ya sea por el diseño gráfico, por los datos que se explican solos o por la ausencia de ellos. Viendo la que han publicado en Infoautónomos, me pregunto si nadie se ha dado cuenta de que faltan los contenidos: ¿puedes montar una tienda online sin ellos? Claro que no. Eso sí, la protección de datos no puedes saltártela, ¿verdad? Mientras, recibo un mail del centro de recursos de afiliados de Amazon donde la primera palabra es “marketing de contenidos”. ¿Será casualidad? Viendo lo que han hecho, está claro que no. Me gusta la clasificación temática y “contenidos” es la primera categoría. ¡Éstos de Amazon sí que saben!