Media News S18 A17

Cine
Cada día se celebra el aniversario de alguna película pero hay años que destacan más y mucho más si son los de una de esas pelis que siempre aparecen en listas de visión obligada en la historia del cine. Si, además, se juntan sus protagonistas, tenemos una noticia nostálgica de esas que tanto gustan a los fans. El escenario lo ha puesto el Festival de Tribeca y las películas homenajeadas han sido “El Padrino” por sus 45 años y “Reservoir dogs” por su cuarto de siglo. Seguramente ahora es cuando estás pensando algo tipo “pero si yo la vi en el cine…” o “aún no la he visto”. Seas de la generación que seas, son de esos clásicos que se pueden disfrutar una y otra vez, año tras año.

Televisión
Las sobreimpresiones de las cadenas molestan pero la verdad es que los logos no lo hacen tanto. Muchas veces las primeras rodean a los segundos y por eso parecen más grandes de lo que son (también por el HD y la edad del programa). Pero desde la TDT y sus fusiones, quién emite qué es más difícil de distinguir y el logo es lo de menos. Quizá por eso me ha gustado el recorrido que hacen en Fórmula TV a los cambios de las identidades de las cadenas (llego vía el tuit de J). Algunos los he mirado con nostalgia de otra época, aquella en la que el logo significaba algo, marcaba la programación. Ahora es aquello que ponen en una esquina para recordarnos qué dan después.

Internet
Los que trabajamos delante del ordenador estamos acostumbrados a que la conexión sea una ayuda, no un problema. Y cuando estamos fuera de la pantalla esperamos que funcione igual de rápida para el móvil. Así que leer sobre pueblos de España en los que hay solo 1 ordenador con conexión me parece de otra época. Concretamente, aquella en la que trataba de aprender a utilizar Corel Draw casi dando codazos para ver la pantalla porque en clase también había 1 ordenador para todos. Lo divertido es que ahora soy yo la que da clase en aulas con un pc por persona y mis alumnos no lo necesitan porque toman notas en libretas de papel. Y si te preguntas qué hacer cuando no hay cobertura, el papel es una buena respuesta.

Publicidad
De tanto en tanto, en algún evento al que voy regalan alguna de esas revistas del sector que están llenas de noticias sobre las agencias que pagan por salir en ellas. Las miro y veo poco de periodismo y mucho de ombliguismo. Pocas veces hay artículos o reportajes que suenen a investigación, que quieran aportar algo de valor al lector. A veces se habla de tendencias y con un poco de suerte se ponen datos para contextualizar. Es normal que no se encuentren en kioskos y que tengas que suscribirte para recibirla: solo interesa a los del gremio. Tal anuncio gana tal premio, la cuenta de tal empresa la ha ganado tal agencia… todo son triunfos para comparar sus egos.

Media News S44 A16

Televisión
Nuestra tele está de aniversario: 60 años de TVE también es una fecha a tener en cuenta para toda la televisión en España. Borja hace repaso y también la propia RTVE quien cuenta que en aquella época había 600 televisores en el país. Me imagino que ahora debe haber esos e incluso más en una sola manzana porque en cada casa hay tantos como televisores, ordenadores y móviles haya, cosas de la tecnología. La tele modernizó el país y evolucionó, aunque hay cosas que siguen igual y no cambian. Seguro que La1 no tiene que pelearse por estar en el botón 1 del mando, pero también es seguro que ni así consigue llamar la atención de determinadas franjas de edad.

Cine
La noticia que destaco hoy es medio cine, medio tele porque habla de películas que se convirtieron en serie de televisión… para susto de quienes lo descubrimos en la actualidad. Quizá entonces pareciese una buena idea pero… ¿una serie basada en “Casablanca”? Claro que la trama da mucho juego pero lo que ocurriese en la ciudad era secundario frente a la historia de amor de sus protagonistas. Lo mismo que “Dirty dancing” o “Siete novias para siete hermanos”, ¿hace falta una serie considerando que ya forman parte de la historia del cine? Es un recurso incluso peor que los reboots a los que no hemos tenido otro remedio que acostumbrarnos: dejemos tranquilos a los clásicos.

Internet
Cada vez que veo “Matrix” no puedo evitar pensar en qué pasaría en la actualidad si alguien tratase de encontrar un teléfono fijo o una cabina porque cada vez hay menos. Entonces (corría 1999 y se acababa un milenio), no pensábamos en que se podría sufrir nomofobia . Quizá en unos años evoluciona el concepto a ‘no poder estar sin mirar las redes sociales’ y artículos titulados “Se puede vivir sin redes sociales” tendrán un trasfondo más psicológico o médico, en lugar de ser una excusa para cotillear más sobre los famosos. O todo lo contrario, y la necesidad de ‘estar conectado’ vaya esfumándose hasta estar todos desconectados.

Publicidad
Poner nombres es díficil porque quizá ‘no cabemos’ en una etiqueta. El nuevo spot de Audi Q2 se ha propuesto demostrarlo con su lema #untaggable e imágenes que podrían clasificarse de diferentes formas según, claro está, el contexto. Esa es la única gracia del anuncio: pensar qué etiqueta encaja mejor en cada imagen porque todas son reconocibles. No ocurre lo mismo cuando tratan de ponerle etiqueta al coche: suv, coupé, allroad, deportivo, urbano… Es una muy buena forma de explicar el concepto de ‘difícil de etiquetar’ pero, la verdad, a mi esos nombres no me dicen nada así que prefiero recordarlo como el vídeo que me vuelve a plantear la duda de si Elvis está vivo o no.

Media News S43 A16

Televisión
El tiempo pasa muy rápido, también en televisión: ya hace un año que Netflix aterrizó en España. Marina en ¡Vaya tele! hace repaso de qué ha cambiado y qué sigue igual. A quien aún le faltan unos meses para ese aniversario es a “Late motiv”. Cuenta Borja en Telediaria que ve más calmado al presentador y a los entrevistados, cree que quizá por no depender de los audímetros. Éstos sí afectan a muchas series para cancelarlas o recortar sus capítulos que es lo que le ha ocurrido a “Notorious” según publica Fórmula TV. Tres noticias diferentes pero que acaban igual para mí porque ya veremos cómo se va desarrollando el tema en el futuro.

Cine
¿Una película entera en plano subjetivo? ¿Seguro que es una peli y no un videojuego? Parece que sí es una peli: “Hardcore Henry” se ha hecho así. ¿Se convertirá en un nuevo género? No creo, tampoco sé si llegará a formar parte de la historia del cine pero desde luego es un experimento cinematográfico a tener en cuenta y del que se podría escribir una tesis entera (aquí regalo la idea a los que quieran doctorarse). Trato de imaginarme un largo desde esa perspectiva y me cuesta pensar que lo aguantaría. Si lo hiciesen en 3D, aún sería más complicado para los que no llevamos muy bien esa tecnología.

Publicidad
Es octubre y ya está aquí Ferrero. Un año más, nos trae a Lorenzo (también conocido como Matthew Goode). Preguntándome otra vez el por qué esta estrategia (actuar y no usar al actor), voy a parar a un artículo de cuando empezó a colaborar con la marca de bombones. No da una respuesta muy clara más allá de que confirmar que caí en la trampa de dudar de si era él o no. Lo cual me lleva a pensar en cuánto nos fiamos de los anuncios o, cambiando solo algunas letras, cuántos nos fijamos en los anuncios. Poco importa, tanto lo uno como lo otro, si finalmente voy a comprar y me acuerdo de la marca, ¿no? Pues eso.

Internet
Cuando hablo o escribo sobre email marketing, siempre destaco lo importante que es la base de datos porque sin un buen trabajo previo no se puede segmentar el contenido que queremos enviar. Es uno de los pocos canales donde fácilmente se puede personalizar el mensaje. En cambio, el spam no se preocupa por la calidad, solo la cantidad: recibimos a diario montones de emails que ni hemos pedido ni queremos. Yo últimamente recibo más (debe ser por la campaña navideña) así que suerte de los filtros. Iba a decir que vaya caos en la bandeja de entrada se debía formar cuando no existían pero, en realidad, la mejor época debía ser aquella en la que no hacían falta.

Media News S40 A16

Televisión
La nostalgia por las series antiguas es algo que define a una generación aunque las nuevas lo vean todo antiguo. Leer sobre recuperar el espíritu de “Alfred Hitchcock presenta” me hace pensar en los que disfrutamos con sus historias pero también en los que ni saben quién es el rey del suspense. Además, mientras escribo esto, en Mega están reponiendo “El equipo A” y sus hazañas nada mortales pero sí inmortales para muchos. También pronto estará “MacGyver” tratando de arreglar las cosas con un clip, aunque supongo que llevará algún gadget más si realmente quieren adaptarlo a la época actual. Por no hablar de que el cast de “Will & Grace” hace “un spot” o que Chicho Ibáñez Serrador reaparece en televisión. En resumen: ¡viva la nostalgia!

Publicidad
El brindis más esperado del año será un déjà vu porque, según parece, Freixenet repetirá el mismo spot que el año pasado. Constantemente vemos campañas repetidas, no es algo raro en el mundillo. Pero sí lo es para ellos y cualquiera que durante años nos ha acostumbrado a esperar con curiosidad quiénes son sus protagonistas o qué historia cuentan. Eso sí es raro, por muy justificado que esté desde otras perspectivas. Se me ocurre imaginar un mundo donde la publicidad siempre es la misma, repetida bloque tras bloque, sin variaciones durante años. Poco caso le haríamos pero algo así pasa en las páginas web de las empresas que no las cambian en varios años y seguimos comprando en sus tiendas.

Cine
¿Una ley para permitir que se pueda eliminar la fecha de nacimiento de un actor de una web? ¿En serio? Tienen sus motivos pero me atrevo a decir que no servirá de mucho porque, como mínimo, Internet no olvida y en otros muchos sitios se podrá encontrar la información. Igual dentro de poco hacen otra ley para que los actores puedan pedir que se elimine sus nombre de las fichas de las películas con las que no quedaron contentos, a lo Alan Smithee. Es como hacer un curriculum a su gusto o más bien al de la industria que les ha de contratar. La ley es una vía para llamar la atención sobre el tema que les preocupa pero espero que acabe por dejar de tener sentido votar leyes de este tipo.

Internet
Si tienes una idea, hazla realidad. Pero rápido porque seguro que hay alguien a quien también se le ha ocurrido algo parecido y no duda en llevarlo a la práctica. Se sale en beta para ser los primeros y se usa el método lean para salir con el mínimo viable, no hacen falta grandes inversiones ni que todo esté perfecto. Así funcionan hoy los negocios online y por eso hay tantos y tantos que se parecen. Pienso en ello porque, en el plazo de menos de una semana, he descubierto 2 nuevos compitiendo por hacer lo mismo de uno que ya lleva un cierto tiempo en el mercado. Por lo que he visto en sus webs y contenidos online, parece que no hay grandes diferencias más allá del precio final. ¿Habrá espacio para los 3 y los que estén por venir? El usuario decidirá.

[TV] 10 años después, ¿la tele lo filma?

Algunas veces se me olvida que este blog empezó estando dedicado a los medios tradicionales, digamos que algo parecido a un hobby para mí. Han pasado muchos años (en unos meses serán ya 12) pero d+m sigue siendo un lugar donde descargar mis ideas aunque cada vez sean menos mass media. Así que siempre se me olvida que mi primera aventura editorial fue un capítulo para el libro “La televisión no lo filma“, un recopilatorio sobre la visión televisiva de por entonces. Era septiembre de 2006 y yo escribí sobre Internet como un canal para el telespectador.

Han pasado 10 años y las cosas han cambiado mucho… pero mucho, mucho. Tanto que haría falta otro libro para explicar los cambios, no un post con el que solo pretendo apuntar algunas ideas que me llaman la atención. En realidad, durante esta década, gracias a mis posts de los miércoles, he ido dejando referencias al tema. Hoy, simplemente como aniversario, comparo algunas.

Hay que ponerse en situación: en 2006, no todas las televisiones permitían ver su programación online, algunas solo daban fragmentos y las más nuevas aún estaban en pañales. La TDT sonaba a rollo para vendernos televisores y la TDT de pago aún sonaba peor, no se habían fusionado los grandes canales y seguíamos discutiendo para ver quién decidía lo que se veía en la tele (nótese el singular). Teníamos VHS para grabar lo que no podíamos ver y había que hacer virguerías para evitar los anuncios que sabíamos que duraban mucho pero no cuánto. Telefónica aún era Telefónica y el iPhone solo estaba en la mente de su creador, no en las manos de millones de usuarios.

En 2016, todo ha cambiado. A los móviles ya no se les llama así, si no segunda pantalla. A los televisores también se los llama inteligentes, pero más por sus funcionalidades que por lo que emiten. Las series se subtitulan casi de un día para otro para hacer estrenos más globales. Los grabadores no necesitan cinta ni disco duro, solo espacio virtual de almacenaje, y puede dejarse programada toda una serie completa aunque no sepas qué día ni a qué hora se va a emitr. De hecho, los programas se pueden rebobinar en directo sin necesidad de grabarlos de ninguna forma previa. Hay apps para cambiar de canal sin tener el mando (aunque se puede provocar una guerra en el sofá). Es posible ver cientos de canales pero también conectar el móvil y ver vídeos hechos por cualquier usuario.

Todas estas cosas (y más que me dejo en el tintero) sonaban futuristas hace una década pero hoy son una realidad. Es cierto que algunas son de pago y que otras son innecesarias para ciertos públicos. Pero constantemente se anuncian cambios en cómo consumimos la programación de las cadenas porque nosotros, la audiencia, provocamos ésos cambios en colaboración con una tecnología que tampoco se detiene. Estemos en la televisión 3.0 o ya 4.0, diría que vamos por buen camino porque esta tele me gusta más que la de hace una década.