[Contenidos] Formas de actualizar tus redes sociales automáticamente (si quieres)

El tiempo nunca sobra cuando hablamos de contenidos, aunque parezca que 3h al día es mucho. Ya vimos las opciones para no tener que actualizar por un tiempo el blog, así que el post de hoy incluye las vías para evitar que tus redes sociales te quiten más horas de las que tienes (o quieres dedicar). La forma es automatizar las publicaciones y te voy a explicar unas cuantas formas para hacerlo.

Conviene aclarar antes de empezar que hay muchas herramientas que solucionan este problema pero, aunque las he probado todas, he seleccionado una de cada opción para explicar el proceso más que las funcionalidades de cada una. También he de decir que algunas son de pago pero hay alternativas para hacerlo todo gratis. Puedes profundizar más en mi ebook sobre publicación automática en RRSS.

Tabla resumen
Tabla resumen del ebook “Vademécum de contenidos: automatización de redes sociales”

Automatización de las redes sociales: piloto autómatico

¿Qué te parecería invertir cero minutos en publicar contenido en las redes sociales y que fuesen actualizándose solas? Sí, es posible. Es lo que llamo poner Facebook y Twitter en piloto automático porque, una vez configuradas las herramientas, no tendrás que dedicarles nada de tiempo.

Lo primero es centralizar las actualizaciones para que salgan desde un único lugar. Por eso voy a utilizar Buffer como herramienta base para toda esta estrategia automática, aunque Hootsuite también es una buena vía como comento en el ebook. A su cola de publicación será donde irán a parar todos los contenidos de manera que conviene configurar previamente los canales y su calendario (frecuencia diaria y horas concretas).

Para alimentar a Buffer o a cualquier otra plataforma de publicación, hay 3 fuentes posibles como origen del contenido:

  • Enlaces propios: necesitas tener algo de contenido ya publicado en tu blog que sirva como contenido propio. Es preferible que esté escrito por ti pero hay opciones para que sea sin tu intervención directa. Ese feed o RSS se configura en Buffer para que automáticamente ($) los nuevos posts se incorporen a la cola de publicación. Esta opción es posible utilizarla con feeds de otros pero, sinceramente, no es recomentable.
  • Enlaces republicados para promocionar contenidos propios: publicar una sola vez el link a un post es una opción, pero poco rentable para según qué artículos a los que dedicas mucho tiempo (como yo con éste que estás leyendo). Para promocionar más estos contenidos, puedes utilizar Hiplay ($) que va rellenando a diario tu Buffer con el contenido que has marcado previamente. De esta manera, nunca tendrás la cola de publicación vacía.
  • Enlaces de terceros: no basta con hablar de ti así que conviene añadir contenidos de otros, es decir, hacer content curation. Aunque obviamente las recomendaciones son mejor si están hechas por alguien, Quuu añade a Buffer un par de actualizaciones sobre alguna de las categorías generales que tiene con una redacción más cuidada que si fuese totalmente automático.

Como ves, esta vía es totalmente automática: solo has de dedicar un tiempo a configurarlo y a publicar contenido original en tu blog. Sin entrar en Twitter o Facebook, los tendrás a diario actualizados.

¿Cómo se puede poner en piloto automático la publicación en #redessociales? Clic para tuitear

Automatización moderada de las redes sociales: modelo mixto

Si te parece que esto del piloto autómatico es demasiado impersonal para las redes sociales, puedes usar algunas herramientas que te ayudan a que sea sencillo pero controlando más lo que publicas. Obviamente, te llevará más tiempo pero es un punto medio entre no dedicar nada y no saber cuánto tiempo tardarás (la opción manual que veremos después).

La base será igualmente Buffer, aunque aprovechando otra funcionalidad, y el origen del contenido también es similar:

  • Contenido propio y promocional: la opción Power Scheduler de Buffer permite programar hasta 9 mensajes de manera manual. En este caso, tienes que ir canal por canal, uno a uno, eligiendo los mensajes más adecuados para ellos. La ventaja es que lo haces una única vez, por ejemplo, el mismo día en que se publica puedes avisar de la novedad y a la vez programar la promoción para próximos días o semanas.
  • Contenido curado: para añadir recomendaciones de terceros a tu Buffer, una opción interesante es Crate. Esta herramienta de content curation te ofrece varios enlaces cada día en base a la expresión de búsqueda que hayas seleccionado. Puedes hacerlo con un click ($) o manualmente aunque, en cualquier caso y ya que es un modelo mixto, mejor leer antes los enlaces.

De esta forma, la automatización es más manual porque eliges mensajes y contenidos pero aprovechas las herramientas para publicar y buscar sin tener que invertir demasiado tiempo.

Promoción automática y #contentcuration manual quizá sea la mejor opción para #RRSS Clic para tuitear

Casi nada de automatización: enfoque manual

Si no te interesa utilizar herramientas de ningún tipo, está claro que puedes publicar en tus redes sociales manualmente. En el caso de Facebook, además, puedes dejar alguna actualización promocional programada. Obviamente, tienes la opción de publicar solo contenido propio y autopromo (muchas empresas grandes lo hacen), pero una estrategia de contenidos más completa recomienda hacer content curation.

En este caso, de nuevo puedes hacerlo directamente desde Facebook o navegando por los contenidos que te encuentres. Pero es más eficiente es utilizar alguna de las herramientas de content curation que hay (además claro de las que ya he comentado en este mismo post).

El problema de este enfoque manual es que, al no utilizar una herramienta que centralice las actualizaciones como hemos visto que hace Buffer, la frecuencia de publicación puede ser irregular y nada optimizada porque es ‘cuando hay tiempo’ y no aprovechando la información estadística.

Publicar manualmente en #RRSS lleva más tiempo y puede ser ineficiente. Clic para tuitear

¿Cuál es la mejor opción?

Si te sirve mi caso como referencia, yo hago un poco de todas: algunas cosas son automáticas y otras manuales. Aprovecha tus recursos como puedas porque puedes combinarlas como quieras. Por ejemplo, mezclando la curación automática con la manual o programando algún contenido autopromocional cuando te interesa una campaña concreta y no solo la autopublicación del blog.

Antes de decidirte, quizá quieras conocer más opciones y herramientas en mi ebook “Vademécum de los contenidos: automatización de RRSS“, exclusivo para suscriptores de mi newsletter. Como te decía, yo las he probado todas pero no significa que tú también tengas que hacerlo porque seguramente no las necesitas todas.

[Contenidos] 3 herramientas para organizar tu estrategia de contenidos

Me encuentro estos días rodeada de alumnos con ganas de aprender esta divertida profesión que he elegido (un momento: ¿yo elijo las palabras o ellas me eligen a mí?). Intento avisarles de que cada uno ha de escoger su camino, su forma de entender los contenidos porque tienen muchas perspectivas posibles. Pero algunos buscan una referencia para empezar y seguro que en algún momento tú también la habrás necesitado, quizá ahora mismo incluso. Por eso he preparado un post con 3 herramientas que me son muy útiles para organizar mi día a día y que creo que son un buen punto de partida para cualquiera que empiece a trabajar con contenidos, ya sea a título personal o como corporativos.

Mapa mental de la empatía (+ árbol de contenidos)

Una de las primeras cosas que hay que trabajar al empezar un proyecto son los públicos de los contenidos. Hay muchas formas de enfocarlos y sí, hay plantillas para trabajar los contenidos, incluidas varias para hacer tu buyer persona. Pero yo te recomiendo una que seguramente puedes utilizar ya mismo: un mapa mental.

Hay muchas herramientas para hacer mapas mentales, desde papel y lápiz a apps solo para móviles y tablets. Sea cual sea tu preferida, el diagrama resultante tendrá diferentes niveles jerárquicos y tus respectivos públicos estarán en el primero o en el centro, según te dirigjas a uno o varios.

Utiliza el mapa mental como harías con un mapa de la empatía y escribe sus preguntas en el siguiente nivel:

  • ¿Qué piensa/siente?
  • ¿Qué oye?
  • ¿Qué ve?
  • ¿Qué dice/hace?
  • ¿Cuáles son sus miedos?
  • ¿Cuáles son sus necesidades?

Ahora viene lo difícil: contestarlas pensando en tu buyer persona. Obviamente, cada una tendrá más de una posible respuesta así que el resultado será un mapa con varias ramas. Puedes añadir imágenes o enlaces de referencia, lo que más te ayude a hacer entendible tu mapa mental de la empatía.

Como alternativa, puedes hacer un mood board, un Prezi o un PowerPoint. Además, el mapa mental también te servirá para hacer un árbol de contenidos si en cada nivel incluyes una sección principal y debajo añades las diferentes páginas.

Inventario y auditoría de contenidos (+ publicación en redes sociales)

Ahora ya sabes a quién te diriges, pero ¿sabes qué contenidos tienes a tu disposición para conectar con ellos? Exacto, necesitas un inventario y una auditoría de contenidos. Puedes hacerlo manualmente pero también automatizar la manera de recoger los datos con las siguientes herramientas.

Tanto IFTTT como Zapier tienen fórmulas para crear una hoja de cálculo en Drive con tus contenidos más recientes (inventario). Hace un tiempo explicaron en Moz con detalle cómo hacerlo, sumando además la interesante opción de calcular el content score (auditoría). Ya ves, la base sigue es la misma:

  • Lista tus contenidos (inventario) para saber qué tienes
  • Valóralos (auditoría) para saber cuál es más rentable

Visitas u objetivos de Analytics, suscriptores a tu newsletter o reacciones en redes sociales, hay muchos datos ahí fuera para descubrir qué te funciona mejor. La buena noticia es que la extracción de información puede ser bastante automática, la mala es que tendrás que tomar decisiones con ella.

Sí, ya, con estas herramientas de automatización también puedes vincular tus diferentes redes sociales para republicar contenidos, pero ya sabes que prefiero el reciclaje.

Calendario editorial (+ promoción de contenidos)

La publicación de contenidos requiere organización así que es fácil entender que una herramienta de gestión como Trello resulte una buena aliada cuando se trata de hacer un calendario editorial. De hecho, ellos mismos lo explican en detalle y con una plantilla para que no dejes pasar la oportunidad de ordenar tus publicaciones. El proceso es sencillo:

  • Crea un tablero para tu blog y organiza sus etiquetas según las categorías de tu blog o tus buyer personas
  • Añade diferentes listas según el estado de publicación (idea por desarrollar, borrador, publicado…)
  • Crea tantas tarjetas como posts tengas en mente y asigna fechas a aquellas que ya tengas más avanzadas
  • Utiliza la vista de calendario del tablero para ver los posts ordenados en el tiempo

Ahora solo te queda redactar el contenido. Si durante el proceso de documentación se te ocurren nuevas ideas, apúntalas en la lista correspondiente. Y cuando hayas publicado el post, mueve la tarjeta a la lista de publicados.

Otra manera de tener tu calendario editorial controlado es con mi plantilla en formato XLS. Pero con Trello, además, puedes tener tu lista de tareas para cada post de manera que nunca te olvides de todas las opciones de promoción de tus contenidos una vez los hayas publicado.

¿Preguntas?

Seguro que tienes alguna de estas preguntas en mente: ¿necesito hacer todo eso? Si no quieres no, pero te quedarás en el nivel básico de tu estrategia de contenidos. Vale, pero ¿necesito aprender a utilizarlas todas? Tampoco es obligatorio usar una herramienta, puedes hacer lo que creas conveniente para tu empresa: solo son ayudas para comprender mejor a los usuarios de tu web y darles el mejor contenido posible. Recuerda: la mejor es la que te sirve a ti. Pero estoy sin presupuesto, ¿cuánto cuestan? Todas estas herramientas son gratuitas, también hay versiones de pago pero quizá no las llegues a necesitar nunca. Así que, en principio, no tendrás que invertir nada más que tu tiempo.

"Estrategia de contenidos. Técnicas para que tu empresa crezca"

Calendario editorial mensual: test, plantilla y guía para planificar tus contenidos

Siempre he defendido el calendario editorial como una herramienta básica para el redactor de contenidos y para cualquiera dentro de la empresa que se relacione con contenidos. Por eso, hace más de 2 años que preparé una plantilla para organizar los contenidos de manera que mostrase “qué publicar” (tipo de contenidos) y “dónde” (canales corporativos). Para responder al “cuándo” elegí una semana, lo mínimo para poder planificar los contenidos corporativos de una empresa. Pero un calendario editorial mensual permite tener una mejor perspectiva en cuanto a volumen y, creo que en consecuencia, más tiempo para preparar mejores contenidos (ver el bosque por así decirlo).

Por eso, he preparado una nueva plantilla para planificar los contenidos. La he hecho aún más sencilla que la anterior: un xls listo para rellenar y usar. Además, como leyenda de la tabla mensual, he incluído la recomendación de cada cuánto publicar en cada canal, según mi informe “Estado de los contenidos 2016“.

Seguro que te irá como anillo al dedo porque ha tenido muy buena acogida entre mis suscriptores (tienen la contraseña para descargarla desde la semana pasada porque para ellos son mis primicias). Y es que, para descargar el archivo de Excel, tendrás que dejarme tu email porque en tu perfil están los enlaces para acceder a éste y muchos más contenidos exclusivos.

Uno de ellos es mi guía en PDF “Calendario editorial en 10 pasos”, un ebook dedicado por completo a cómo rellenar un calendario editorial. Es tan práctico que junto con esta plantilla en xls, no hay excusa para no planificar tus contenidos de manera profesional.

Claro que, si aún necesitas argumentos para crear o quizá revisar tu forma de organizar tus publicaciones, puedes hacer mi test de autoevaluación: un cuestionario de 10 preguntas para que te des cuenta de cuánto puedes mejorar tu planificación gracias a un calendario de contenidos o quizá de que el actual no te ayuda lo suficiente.

Por cierto que con esta plantilla inauguro una nueva sección en mi centro de recursos dedicada a las plantillas. Iré añadiendo alguna de las que uso con alumnos y clientes. Así que, ya sabes, si quieres enterarte de esto y mucho más, apúntate a mi newsletter (si ya lo estás, clicka en el botón al pie de mi último envío o vuelve a introducir tu email en el formulario de alta para acceder a tu perfil).

Guardar

[Contenidos] Cómo hacer content curation en Facebook

contentcuration-facebookCuando explico las muchas herramientas de content curation que hay en el mercado, la cara de mis alumnos suele ser una mezcla de sorpresa y susto: ¿hacen falta tantas? ¿Cómo voy a elegir la que más me conviene? Depende porque no hay una respuesta igual para todos. Pero, por mucho que haya herramientas específicas, muchos se relajan cuando les digo que si tienen página en Facebook y alguna vez han compartido algún enlace ajeno, ya estaban haciendo de content curators sin darse cuenta.

Después de algunas horas hablando de curación de contenidos, parece que me tiro piedras sobre mi propio tejado cuando les digo que se puede hacer content curation en Facebook sin utilizar ninguna otra herramienta. ¿Se pueden usar otras y mejorar los resultados? Claro, pero para tranquilizar a los que no quieren invertir tiempo en aprenderlas, repaso las opciones que nos ofrece esta red social para cada una de las fases de la curación.

Se puede hacer #contentcuration en #Facebook sin utilizar ninguna otra herramienta. Clic para tuitear

Descubrir contenidos en Facebook

No se puede decir que esta red social esté enfocada a encontrar o descubrir contenido. Pero sí hay muchos usuarios publicando todo tipo de contenidos por lo que podemos verla como fuente de información y recurrir a sus diferentes funcionalidades para la primera fase de la curación:

  • Buscador: el específico de cada página funciona bastante bien para encontrar contenido pero el global es de lo peor que tiene Facebook (aunque sirve para cualquiera de las vías que apunto a continuación).
  • Hashtags: siguen sin ser tan utilizados como en Twitter, pero sí que agrupan actualizaciones y resultan prácticas (aunque aún se podrían desarrollar más para poder guardarlas, por ejemplo).
  • Actualizaciones: en la configuración de la app de Administración de páginas de Facebook, hay un apartado llamado “Sugerencias e inspiración” y dentro encontramos “Historias de páginas como la tuya”. Si no se convierte en una oportunidad publicitaria, suena muy bien.
  • Páginas: ya sean por el menú “Descubrir páginas” de la izquierda, sugeridas desde la barra lateral derecha, en las “Sugerencias de páginas en observación” desde las estadísticas de la nuestra o por fijarnos en qué páginas han indicado que le gustamos, es relativamente sencillo encontrar páginas de temáticas afines a la nuestra.
  • Grupos: desde el menú “Descubrir grupos” de la izquierda podremos llegar a encontrar todo tipo de comunidades donde se comparten contenidos potencialmente interesantes para curar.
  • Eventos: quizá la opción con menos contenido interesante pero aún así sus “Eventos populares (cerca)” pueden ser una oportunidad conocerlos.

Está claro que en Facebook solo encontraremos lo que otros usuarios hayan compartido así que es una fuente de información un tanto limitada pero es un buen principio para probar de hacer content curation.

Organizar contenidos para leer mejor en Facebook

El siguiente paso es organizarnos un poco para que gestionar todas esas fuentes de información no sea una desastrosa pérdida de tiempo. Siempre sin salir de Facebook, podemos utilizar del menú de la izquierda e ir ordenándolo según nuestras prioridades.

  • Favoritos para acceder más rápidamente a las opciones que más consultamos.
  • Intereses para consultar las actualizaciones públicas de las personas que no tenemos como contacto pero que queremos seguir. También aquí figuran las listas que seguimos pero, lamentablemente, parece que ya no se pueden crear nuevas.
  • Noticias de páginas para leer las actualizaciones de las páginas de empresa que hemos indicado que nos gustan. Además, podemos añadir páginas como favoritas de la nuestra para acceder desde la barra lateral derecha cuando estamos en ella.
  • Suscripción a eventos para tener en un único calendario todos los de las páginas que seguimos.
  • Guardar contenidos de forma privada para leer o compartir más tarde.

Es posible que alguna de estas opciones ya las estuvieses haciendo porque son útiles a cualquiera que dedique un cierto tiempo al día a navegar Facebook.

Publicar contenido en Facebook

Hay diferentes formatos (enlace, foto, vídeo, evento) pero el resultado es el mismo: una actualización. Con ella podemos:

  • Compartir el contenido que hayamos encontrado dentro de Facebook de manera que queda citada la fuente original.
  • Programar as actualizaciones para tener un calendario editorial más equilibrado, podemos programarlas para otra fecha.
  • Fijar la actualización en la parte superior de la página para destacarla.
  • Promocionar la actualización para alcanzar a más personas según los intereses que queramos.

La segmentación en Facebook es igual de importante que en cualquier otro canal aunque quizá es el que permita más opciones. Hasta ahora todo lo habíamos hecho como perfil pero cuando llega el momento de publicar es cuando tenemos que elegir si lo hacemos como perfil o página: los perfiles pueden crear listas para elegir quién ve las actualizaciones pero las páginas tienen más opciones como intereses, idioma, país, sexo o edad.

Publicar contenido de Facebook fuera de Facebook

Ya te habrás dado cuenta de que se puede hacer content curation sin salir de Facebook pero aún así quizá quieras llevar el contenido que has compartido en tu página fuera, por ejemplo, a tu web o blog. En este caso, tienes la opción de insertar la actualización mediante el código que encontrarás en su esquina superior derecha. Antes se podía añadir un activity feed pero ha dejado de funcionar oficialmente (aún hay plugins de WordPress que lo permiten).

Descarga este post en PDF: guía “Content curation en Facebook“.

¿Te animas a hacer curation en Facebook?

Hacer de content curator en Facebook no es fácil en todos los sectores. Aún hay empresas que utilizan imágenes sin citar la fuente y otras se niegan a incluir enlaces a terceros desde sus canales propios… todo para que no se vean nombres de otras marcas en su página. Pensar que el usuario no sabe que hay otras empresas en nuestro sector es tratarlos de tontos: lo saben, demostremos que nosotros también y, además, somos capaces de seleccionar lo mejor. Esa es la función del content curator, ¿te animas a probar de hacerlo en Facebook?

"Estrategia de contenidos. Técnicas para que tu empresa crezca"

Guardar

Guardar

[Contenidos] 3 formas de no tener que actualizar tu blog (por un tiempo)

A pocos días para que empiece agosto, los calendarios editoriales de la mayoría de empresas empiezan a relajarse o, en otras palabras, no se actualizan tanto como en otros momentos del año. Esto hace que los que nos quedamos conectados lo tengamos algo más difícil para encontrar contenido nuevo e interesante en la blogosfera. Pero, con un buen trabajo previo de planificación, esto no pasaría porque hay varias maneras de evitar que ‘se note’ que el redactor del blog está de vacaciones o ‘dejar’ de actualizar tu blog durante unos días… sea o no sea agosto.

Programar contenidos manualmente

Ya sea con las opciones propias de cada canal (como permite WordPress o Facebook) o con herramientas específicas (Hootsuite, Buffer, CoSchedule…), dejar contenidos programados antes de irnos de vacaciones es lo más habitual. En realidad, no hace falta que sea por unas semanas o meses de vacaciones: se puede programar contenido de un día para otro si prevemos que tendremos trabajo o porque sabemos que en otro momento tendrá más alcance.

Supone un esfuerzo adicional porque los días o semanas previos estaremos trabajando el doble para cubrir un mínimo de frecuencia pero así nos aseguramos de seguir al día con el blog u otros canales (como he explicado muchas veces, envío mi newsletter el lunes pero la escribo el domingo). De esto los redactores y autónomos en general sabemos mucho porque lo hacemos para nuestros clientes: antes de que ellos se vayan, nosotros tenemos que dejarles terminada la faena.

Como es lógico, aquí entra en juego el contenido atemporal (evergreen content): nada de polémicas que no puedas contestar pero igualmente trata de aportar algo en tus contenidos que te mantenga en la mente de los lectores como un recurso de interés.

Es la opción más recomendable y barata pero solo funciona si encuentras tiempo para ponerla en práctica.

Ceder el control momentaneamente

Los fanáticos del control nunca valorarían esta segunda forma de no tener que publicar en sus blogs, pero se puede ceder por unos días el espacio corporativo para que otros lo utilicen. Podemos establecer 3 niveles:

  • Dejar el blog a un compañero de departamento o alguien de la empresa: puede ser para que solo revise que va todo bien o para que escriba y publique. En este caso, una guía de estilo le será de gran ayuda.
  • Contratar a un redactor freelance: obviamente, tenemos derecho a irnos de vacaciones pero puede ser un buen momento para probar qué tal funciona el servicio de redacción de posts sin que tú estés pendiente de ello. Si te asusta, empieza un mes antes y así quedarás más convencido de que tu blog se queda en buenas manos.
  • Invitar a alguien para que participe: un punto intermedio es convencer a un blogger de que publicar en tu blog es una buena idea. Los guest posts son una práctica para cualquier época del año así que, si empiezas en verano, continúa después.

Cada nivel tiene implicaciones diferentes, aunque solo sea en cuanto a costes, así que cada empresa tendrá sus preferencias.

Confiar en los auto blogs ciegamente

Google ha contribuido a que no se encuentren tantos, pero todavía hay quien practica el autoblogging. Sí, los chupafeeds siguen existiendo pero han mejorado la parte técnica y lo llaman content curation para intentar que no les acusen de generadores de contenido duplicado o plagiadores automáticos. Para los que no soportan el rollo del blogging, hay varias opciones según lo que quieran conseguir:

  • Plugins para crear posts mediante un feed o RSS externo (como hacen WP RSS Agregator, WPeMatico o CyberSyn) que es una forma de llenar el blog sin escribir ni una línea de texto.
  • Plugins para incrustar automáticamente la información de algún proveedor externo tipo Amazon, eBay o YouTube (es lo que hace Content Egg) y de esta manera ‘mejorar’ artículos propios o ‘escribir’ artículos con enlaces afiliados.
  • Plugins para reescribir contenidos con sinónimos para que los posts del feed o del proveedor externo no se vean duplicados (lo hace WP Robot gracias a plugins para reescribir).

Aunque hay muchas formas de automatizar las redes sociales (como hacen TwitterFeed, BlogsterApp o Ready4Social), sin duda los auto blogs son la opción menos recomendable porque lo automático ¿aún? no es 100% fiable.

¿Qué opción es la más recomendable?

Siendo redactora freelance, debería decir que lo mejor es externalizar la tarea de escribir en el blog. Pero la verdad es que las empresas que tienen un blogger dentro de la empresa también consiguen buenos resultados si éste sabe lo que se hace. En todo caso, sí creo es que los dos perfiles somos compatibles y que podemos trabajar juntos si estamos bien coordinados en cualquier época del año (para ello un calendario editorial es imprescindible, claro).

Además, aunque descarte la opción de auto blog, se puede contratar a un redactor y que lo lleve prácticamente sin que la empresa tenga que hacer nada… sería como un piloto autómatico pero manual, ¿qué más se puede pedir?

"Estrategia de contenidos. Técnicas para que tu empresa crezca"