Media News S37 A17

Televisión
El trabajo del guionista no siempre es reconocido en televisión. Pero basta con mirar los créditos de algunos programas para darse cuenta de que sin ellos sería imposible de realizar. Aún así, lo más probable es que si te pregunto por el nombre de uno, no se te ocurra ninguno. Cuesta, lo sé. Pero están ahí y su trabajo es tan importante como el del director, aunque éste sea mucho más visible. Están ahí incluso cuando el programa es un reality. Sí, la telerealidad necesita un guión para no aburrirnos, para entretenernos. Leo que hablaron de ello en el  FesTVal de Vitoria y aplaudo la iniciativa. A ver si así la gente se da cuenta de que no todo es tan real como parece.

Cine
Me gusta la idea de que los usuarios ganamos en experiencia y somos más capaces de ver una película con sentido crítico. Lo cuentan en Espinof a raíz de un estudio que sobre la web Rotten Tomatoes. Por lo visto, no solo no influye en taquilla si no que las opiniones entre público y crítica son bastante similares. Es una buena noticia que puede interpretarse como he empezado el párrafo, que se tiene mayor conocimiento del medio, o siendo un poco menos optimista: que los que escriben son quienes tienen esa experiencia y que el resto sigue sin preocuparse mucho de qué va a ver. Claro que quizá éstos últimos son los que miran las estrellas o números de la crítica para decidirse.

Publicidad
Trabajar en casa hace que sepas a qué hora viene el cartero (cosas de autónomos, para el resto sonará raro). Hace unas semanas llamaron pero no era él si no alguien que dijo traerme el catálogo Ikea y, claro, abrí. Al día siguiente, esperaba encontrarlo en el buzón o apilado de alguna forma como hacían los listines o guías de Telefónica, pero no. Pensé que habría sido una estratagema para colar algún panfleto en los buzones y recordé riendo el spot de hace un par de años. Ahora, leyendo que los de Ikea sugieren que alguien te lo puede robar, me pregunto si realmente alguien de mi comunidad de vecinos se ha apropiado de mi catálogo. ¡A ver si resuelvo el misterio!

Internet
Leer sobre Vibuk me ha traído cierta nostalgia de cuando los usuarios se unían en lo que ahora llamamos redes sociales, antes comunidades. Registrarse era algunas veces complicado pero se hacía porque se quería formar parte de ella. Incluso había directorios en los que tenías dar tus datos para que saliese tu web en una categoría específica y que así los lectores te encontrasen. Un proceso que algunos no habrán hecho nunca, claro, pero que da una idea de los pocos que éramos. Los listines telefónicos tienen ese mismo trasfondo: tener una lista de a quién llamar. Ahora, Facebook te da los teléfonos de tus amigos o, mejor incluso, no los necesitas porque puedes usar su Messenger.

Media News S26 A16

Televisión
¿Ver series en FF? Sí, alguna vez lo he hecho en lo que llamo series light, es decir, las que tampoco pasa nada si me pongo a mirar el móvil un rato y dejo a los personajes hablando de sus cosas. No todas se merecen ese trato. Como bien dice la Chica de la tele, hay algunas que tienen su propio ritmo. “Hannibal” es una de ellas: los personajes hablan con una cadencia que, si te descuidas y según el momento del día en que la ves, puedes acabar dormitando en el sofá. Vamos que no es una serie de acción: su gracia está tanto en lo que se dice como en lo que se insinúa o incluso no se dice o se sueña. Verla en FF sería no entender nada. Por suerte, hay series para todos los gustos y momentos porque, efectivamente, no hay que verlo todo.

Cine
Las películas de catástrofes son un género en el que entras o no, es decir, te lo tomas como algo posible o piensas que eso nunca pasará. Dentro de este género hay algunas que destrozan más cosas que otras. Por ejemplo, “El día de mañana” se carga la Tierra en un futuro posible pero también está “Godzilla” que se carga medio Estados Unidos y no me lo creo. Dice Ronald Emmerich:”Empiezo pensando que una nave espacial tiene que posarse así que debe tener piernas, y cuando una pierna es más grande que toda una ciudad se convierte en un objeto fascinante. Siempre me he sentido fascinado por el tamaño”. Curiosamente es lo que para mi hace poco creíbles algunas películas de esas de David contra Goliat.

Internet
Elegir dominio puede ser algo complicado. Primero, claro está, por tener que decidir el nombre. Pero, al ritmo que llevamos, igual de difícil va a ser elegir la extensión del dominio. No se trata solo de ‘reservar’ la marca y comprar todos los posibles en todos los países. Es ya una cuestión de lógica porque no todos encajan en todos los negocios. Cuando sí lo hacen, resulta que ‘los buenos’ se registran con la misma rapidez que los .com de manera que la competición sigue reñida en algunos sectores. Si no se es rápido, hay que tirar de originalidad para sacar un nombre igual de fácil de recordar o más bien encontrar, aunque no tenga la extensión de dominio más propicia.

Publicidad
De un tiempo a esta parte, parece que el mundo perfecto del cine y la tele no vende suficiente. Quizá la culpa la tiene la belleza real que nos recomienda ser como somos o la república independiente de nuestras casas que nos permite hacer lo que queramos dentro. No importa cuándo empezó pero ese ‘mundo real’ está ahí en cada bloque publicitario. Sigue habiendo coches en carreteras maravillosas y bebidas en playas misteriosamente vacías, sí. Pero también anuncios que nos recuerdan que la suciedad forma parte de la vida, seas una bayeta o un detergente, y que no todo ha de salir tan perfecto en las fotos que compartimos en redes sociales. No hay que olvidar que la imperfección es belleza.

Media News S18 A16

Cine
Esta semana hay 3 noticias que llaman mi atención. La primera es la compra de DreamWorks por parte de NBC Universal porque los movimientos de estudios siempre me traen recuerdos de las majors en la época dorada del cine. La segunda es descubrir que hay una lista de vídeos odiados y que una peli como “Las cazafantasmas” está en ella, bueno de momento lo está su tráiler. Y la tercera es un vídeo con planos de películas que son casi clavaditos. Las 3 noticias me llevan a pensar que, aunque los años pasen y el cine evolucione en muchos aspectos, hay cosas que no cambian y (supongo) no cambiarán.

Televisión
Y sigo vinculando noticias. Por un lado, me encuentro en “Aquí mando yo” con unos mandamientos dirigidos a los trabajadores del mundillo televisivo. Muchos no me sorprenden porque puede aplicarse a otras profesiones, pero reconozco que hay que tener ganas de meterse en según qué programas. Por el otro, una reflexión de Javier Cámara que comparto bastante: “¿dónde está la creatividad en la tele actual?”. Es una buena pregunta que no puedo evitar relacionar con la anterior noticia porque, cuando se trabaja en no muy buenas condiciones, es lógico que no se puedan esperar grandes resultados.

Publicidad
Todos hemos pensado en algún momento que estamos cansados de que nos digan qué tenemos que comprar.  Compra, compra, compra: es un mensaje muy repetido en los anuncios del metro. ¿Y si los cambiamos por algo más mono? Mejor aún, ya que los gatitos triunfan en la Red, ¿por qué no cambiarlos por algo más gatuno? Algo así han debido pensar a quienes se les ha ocurrido recoger dinero para decorar el metro de Londres con gatos. ¡Hasta podrás elegir que salga la foto de tu gato! No puedo evitar pensar en los alérgicos a los gatos: ¿qué pensarán de una campaña de este tipo?

Internet
La estadística dice que muy probablemente estés leyendo este post desde Chrome. Parece que el navegador de Google sube puestos y destrona al sufrido Internet Explorer. El tiempo es importante: ha tardado 7 años, pero lo ha logrado. En aquella época, Internet era diferente. Antes las páginas que mirábamos no eran redes sociales, eran webs corporativas que nos indicaban que estaban optimizadas para ese navegador. Ahora se consulta cualquier información en movimiento y ahí también ha tenido mucho que decir Android para ayudar a que Chrome esté subiendo a buen ritmo.

Media News S07 A16

Televisión
“Está todo muy visto ya” es una frase que se repite mucho (como si la propia frase no estuviese muy vista). En la tele, también. Por eso cuando vi el ‘nuevo’ programa “Dos días y una noche” pensé que no me apetecía nada verlo. Básicamente porque tampoco me interesó “El convidat” ni eso de “En la tuya o en la mía” así que, por lógica, éste tenía la misma pinta. Por mucho que digan que es un docushow, a mi me pesa más la parte de show que la de docu así que veo guión por todas partes. Y montaje, por partida doble: porque sin edición este tipo de programas son un muermo y porque me parece demasiado planificado. Será que soy desconfiada del formato pero también que no me interesa ver las casas de los famosos ni verlos más cercanos.

Cine
El tiempo pasa, ¿te habías dado cuenta? Hay muchas formas de caer en este hecho inexorable pero cuando se cumplen años de películas y te acuerdas si la viste en cine o la alquilaste en VHS es que han pasado unas cuantas décadas. 3 desde que se estrenó “Nueve semanas y media”… 30 años, ¿seguro? En fin, yo ésta no la he visto en pantalla grande pero sí se considera un clásico moderno. No es que sea una película imprescindible pero sí que marcó una época y por eso es interesante el contexto social en el que se estrenó. Algunas veces, no hay que buscar grandes interpretaciones, ni grandes guiones. Solo se cumple aquello de ‘triunfar por estar en el lugar adecuado en el momento adecuado’. Por eso algunos con el tiempo se quejan de haber pasado de largo de ‘ese’ momento.

Internet
Nevera: dícese del electrodoméstico que visitamos entre spot y spot o a altas horas de la noche cuando no podemos dormir. También es el lugar donde se conservan los alimentos y otras cosas que necesitan ser preservadas como películas. Claro que eso era antes de que la nube substituyera a la nevera para la conservación de documentos (incomparable su mayor capacidad) y las redes sociales cambiasen toda la rutina de lo que hacemos mientras vemos la televisión (podemos pedir la cena con una app mientras tuiteamos qué opinamos del programa). Así que, volvamos a los orígenes: solo se visitará la nevera cuando se tenga hambre (que se lo recuerden a los protagonistas de la peli del párrafo anterior o a la divertida parodia de “Hot shots”).

Publicidad
¿Cuál es la última valla publicitaria que has visto en carretera? ¿Te acuerdas? Yo diría que la de algún centro comercial avisando cuál es su salida. Sinceramente, solo me acuerdo de que existen cuando pasa ‘algo’ con ellas. Como la de Apricots y el MWC que la han sacado pero solo mientras dure el congreso. Después, no habrá problemas en que vuelva. Dicen que en años pasados ha habido quejas y que el acuerdo ha sido mutuo. No sé si la publicidad de la noticia compensa la retirada de la valla, pero algo positivo habrán visto para ceder. De todas formas, es curioso que los vecinos de la zona no se hayan quejado antes de que estuviese la valla ahí: si molesta a directivos y clientes potenciales, ¿cómo no lo hace a las buenas gentes del barrio?

Media News S04 A16

Televisión
Cuentan en un capítulo de “Alpha house” que en un debate electoral hay que tener una frase preparada para responder al ataque que sabes seguro que te harán. A eso se le llama previsión. En publicidad están los eslógans y copys creativos que se meten en nuestras cabezas de una forma estudiada, medida. Pero, cuando los guionistas de una serie de televisión trabajan en un guión, ¿también buscan este tipo de frases pensando que quedarán para la posteridad? Borja ha recopilado algunas de ellas y describen bien cómo somos. También las hay de programas de televisión: ¿Quizá ahí no se piensan tanto las cosas si se está en directo? ¿O más bien lo contrario y todo está guionizado al milímetro?

Publicidad
Creo que ya lo he dicho alguna vez pero una de las cosas que me divierte de viajar es la posibilidad de descubrir los nombres de las marcas que aquí tenemos. Vale, también productos que aquí no tenemos. Pero el naming es un ejercicio tan local que me es curioso ver los cambios. La criatura creativa recoge una infografía con algunas marcas internacionales y sus variaciones. La mayoría mantienen el logo o la tipografía y solo cambia el nombre. Pero más curioso es ver aquellas en las que no hay ninguna similitud. Seguro que hay un motivo para ello, pero cualquiera podría pensar que son marcas diferentes o hasta de la competencia.

Cine
Se acerca el Día de la marmota (2 de febrero). Como cada año, es el mejor momento para ver “Atrapado en el tiempo”. Es una de esas películas que tienen fecha (como las navideñas: “Los fantasmas atacan al jefe” es otro clásico también de Bill Murray). Para celebrar la tradición del animalillo y el invierno, en un cine van a proyectar durante 24h la susodicha película. ¡Eso sí es un bucle temporal! No sé si alguien aguantará todo el día pero es una iniciativa a tener en cuenta. A este otro lado del charco, quizá haya suerte este año, queridos excursionistas, y la pongan en la tele. Yo la veré en mi DVD que casi ya podría programarse solo para verla porque, bueno, es una tradición que intento seguir cada año.

Internet
El contenido está ahí fuera, publicado y listo para ser leído. Nos esforzamos para que sea encontrado pero, lamentablemente, también puede llegar a manos de quien acaba haciendo un uso indebido. ¿Qué es inapropiado? Pues cada uno tiene su propio criterio y ése es el problema: cada persona tiene diferentes niveles de lo que es bueno y malo. Los chupafeeds siguen estando ahí fuera, dispuestos a utilizar contenidos de otros sin contemplaciones. Son otra especie porque el sentido de sus acciones solo lo encuentran ellos. Lo que resulta curioso es ver cómo lo que para unos es lo más normal del mundo, para otros es una incorrección. Ocurre en el mundo real, ¿por qué no iba a pasar también en la vida digital?