Media News S30 A17

Publicidad
Llega el verano y la tentación de estar tirados en el sofá sin hacer nada es muuuy grande. Ahora que se ha acabado el Tour y los documentales vuelven a tener protagonismo en parrilla, ahí está la tentadora siesta asomándose a la mente de media España. La campaña de Ikea parece pensada para esta situación, aunque sea británica: ¿sabías que el león pasa la mayor parte del día descansando? El spot tiene sorpresa final, claro, pero hasta que llega es inevitable sentir una sana envidia del animalito en cuestión. Tiempo para leer, ver la tele, dormitar… algo tan propio del verano que no me lo imagino en otra época del año. Quizá en invierno hubiesen puesto a un oso hibernando, pero son animales muy diferentes.

Cine
Las tarjetas de fidelización son tan habituales en el día a día que añadir una de nuestro cine favorito parece lo más normal. Ahora bien, ¿siempre vas al mismo cine? Cuando no había tantos multisalas, era difícil ir siempre al mismo, ¿te acuerdas? La cartelera era demasiado grande como para quedarse solo en un cine. Como mucho, era de la misma cadena pero no era algo en lo que te fijases. Ahora es más sencillo ir a un cine con 5 o 10 salas y poder elegir una peli, volver al día siguiente y elegir otra y otras tantas diferentes al próximo fin de semana. Así tiene sentido la tarjeta de fidelización porque vas allí sabiendo que algo ¿bueno? encontrarás. Y, si te regalan palomitas o una entrada al año, todo eso que ganas.

Televisión
Este año, las carreras de MotoGP y Fórmula 1 las ofrece en diferido Teledeporte. Lo que se espera en estos casos es que los comentarios se graben en directo. Pero parece ser que no siempre se hace así porque ya he pillado más de un spoiler en la retransmisión. Si ya saben quién gana porque la carrera tuvo lugar hace un día o unas horas, felicidades por ellos pero yo cada fin de semana hago un esfuerzo para no leer nada de deporte que me destripe el pódium (y eso que éste lo ofrecen hasta en Movistar+). Así que he acabado viendo la carreras pero en silencio. Es curioso porque alguna vez también las vi así cuando las daban en TeleCinco porque, aunque me gustan las motos, prefiero comentaristas y no gente que grita.

Internet
La campaña de Euskaltel es tan real que asusta: tener wifi en vacaciones es una prioridad para muchos, sobre todo jóvenes. Estar conectado parece una obligación, ¿cómo vas a poder contar lo bien que lo estás pasando si no tienes acceso a las redes sociales? Claro que el camino tiene doble sentido: ¿cómo van a saber tus contactos que sigues siendo su amigo si no reaccionas a las fotos que demuestran lo bien que también se lo están pasando ellos? Es una opción pero más interesante es desconectar y olvidarse del roaming por mucho que ahora esté incluido en la tarifa. Quizá así cuando volvamos a conectar pondremos en perspectiva el valor de un contacto y su “Me gusta”: ¡no tiene por qué gustarnos todo lo de los demás!

[Contenidos] Las 3 principales desventajas del marketing de contenidos

Aprovechando que ya muchos empiezan a tener vacaciones y, con un poco de suerte, se invierte algo de tiempo en reflexionar sobre futuros cambios de estrategia, me parece un buen momento para comentar los inconvenientes del marketing de contenidos. Sí, lo normal es hacer todo lo contrario y, de hecho, ya he explicado alguna vez los motivos a favor de incorporarlos a las estrategias de las empresas. Pero toda moneda tiene una cara y una cruz, también el content marketing. Destaco 3 frenos típicos de alguien que se enfrenta por primera vez con ello.

No todo el contenido es marketing de contenidos

La 1ª gran desventaja de utilizar el marketing de contenidos en una empresa es que no puedes publicar cualquier cosa, así que has de encontrar un tema que sea interesante para tu audiencia y ofrecérselo de la mejor manera posible. Esto supone un problema para quienes empiezan porque es mucho más sencillo y rápido caer en publicar por publicar o hablar de uno mismo y olvidarse de crear contenido de valor. El marketing de contenidos identifica lo que el usuario quiere oír de la marca y no se basa únicamente en lo que ésta quiere contarle.

¿Cómo no perder el rumbo y hacer que sea una ventaja? Guardando un porcentaje de publicaciones para content marketing para que no todo sea contenido corporativo.

Lleva tiempo conseguir algo y no lo tengo

Casi tan traumático es cometer el error de no pensar en el usuario, como darte cuenta del tiempo que necesitarás para que que la estrategia empiece a dar sus frutos. Tiempo, claro, que no se tiene porque es más fácil pedir las cosas para ayer que reflexionar y planificar a medio plazo. Muchas veces describo el marketing de contenidos como un poso o sedimento, algo que se va asentando en la mente del usuario y eso no pasa de un día para otro. Tampoco ganarse su confianza para que nos siga o nos ceda algún dato para convertirlo en lead. No se puede tener prisa ni coger atajos.

¿Cómo se vuelve esto una ventaja? Dedicando un mínimo tiempo a planificar tu estrategia para ser más eficiente en el día a día y orientar los contenidos a resultados futuros.

Educas a cualquiera, clientes y competencia

Cuando practicas el marketing de contenidos y publicas contenidos educativos, lo haces para ayudar a tus clientes potenciales pero también lo aprovecha tu competencia. Son contenidos públicos, abiertos para llegar al mayor número posible de personas… incluidas empresas que ofrecen productos o servicios similares. Este inconveniente puede suponer una ventaja para otras empresas que aprenden y nos copian… por no hablar de los clientes que pensarán que no nos necesitan porque ya lo saben todo.

¿Qué hacer para que no sea una desventaja? Transmite tu estilo a tus contenidos para que no sea fácil imitarte y cualquiera pueda identificarlos como tuyos.

Algo positivo del marketing de contenidos

No todo es malo, claro que no, porque en realidad hay muchos más beneficios que inconvenientes. Si utilizas el marketing de contenidos en tu estrategia, ganarás tráfico, reputación, clientes… Sí, tendrás que invertir tiempo, tener paciencia y seguramente acabarás chocando de alguna manera con tu competencia. Pero merece la pena si te lo tomas en serio y no como un experimento.

Media News S29 A17

Publicidad
Hay anuncios que son pequeños chistes y se agradece después de tanto mensaje veraniego (antiácidos, reuniones cerveceras, coches con fondos playeros…). Acompañados como estamos todos del abanico, ventilador o aire acondicionado, tampoco hace falta un gran sentido del humor, solo un pequeño guiño que nos haga soltar un ¡ja! ni siquiera un ¡jaja! Es lo que me ha pasado con este spot de patatas. Me ha hecho reír un poco y con eso ya tengo suficiente como para pensar en la marca un ratito más de lo normal, sobre todo mientras me debato entre si las patatas fritas calientes tendrían buen sabor o no. Como este producto no está en el lineal de mi supermercado, no lo sabré a corto plazo pero quizá en el futuro lo encuentre y recuerde el chiste.

Cine
Los presupuestos de las películas suelen sorprender por ser altos o incluso por su distribución entre departamentos. Normalmente no sabemos cómo se negocian pero en Alucine explican la forma curiosa en que los Wachowski consiguieron multiplicar el presu que inicialmente tuvo “Matrix”: se lo gastaron todo en una escena y fueron a pedir más. ¡Toma ya! Viendo la peli, era de esperar que se quedasen cortos con 10 millones… ¿en qué pensaba la Warner? Supongo que no tenía mucha fe en ella pero la cosa cambió tras ver la escena. Y no se debieron arrepentir porque la saga ha dado mucho de si en otros formatos. Me parece un buen ejemplo, aunque arriesgado, de cómo la visión del estudio choca con la de quien realmente ha de llevar a cabo la película.

Televisión
Hacer zapping en verano te descubre programas. Así es como he llegado a “Amor al primer beso” y “The wall”. Quizá lleven varias semanas en antena pero encontrarlos mientras pasaba de canal en canal ha resultado la confirmación de que la tele es cada vez más guión y más dosis de lo mismo. El primero me recuerda que hay tronistas y shores por todo el mundo dispuestos a ponerse delante de la cámara en busca, se supone, del amor; el segundo lo mismo pero para los que quieren, digamos, dinero. Ambos, a su manera, son programas basado en los mismo: cumplir el sueño de personas que están cansadas de estar solas y de quienes confían en la pareja de juego para hacer el suyo realidad. En resumen: confianza. La diferencia está en que en el segundo eso tiene premio tangible y en el primero nadie brinca de alegría por ganar, solo se abrazan y se vuelven a besar.

Internet
Cuando explico en clase alguna de las muchas herramientas de content curation, suelo recordar a los alumnos que es probable que alguna de ellas no esté activa por mucho tiempo. El motivo es sencillo: ¿dónde consiguen su financiación? La mayoría de las veces de la publicidad o de servicios premium pero no llega la cuenta para todas y las hay que cierran. Por eso mi recomendación antes de darse de alta en ellas o en cualquier otra herramienta es mirar sus medios sociales: ¿cuándo fue su último post? ¿Siguen activos en Twitter? ¿Contestan a los comentarios de Facebook? Más de una vez he encontrado una con buena pinta pero que no me he atrevido a probar porque las respuestas a estas preguntas no eran favorables. Es una lástima, pero así es la Red: ¡el que no corre, vuela!

[Contenidos] La curiosidad como habilidad obligada de curators y copywriters

En mi próximo libro hay un breve capítulo dedicado a los perfiles que trabajan con los contenidos en una empresa y quizá por eso últimamente pienso en las habilidades que se espera que tengan. Se suele pensar en la creatividad pero, como ves por el título de este post, mi voto es para la curiosidad.

La verdad es que ser curioso puede tener ciertas connotaciones negativas si lo tomamos como cotillear en aquello que no nos incumbe. Pero yo me refiero a la segunda acepción de la RAE: “inclinado a aprender lo que no conoce“. Eso no es algo malo, más bien al contrario, porque tener curiosidad es lo que anima a muchos a investigar para probar sus hipótesis. No es que los contenidos corporativos se puedan comparar con los descubrimientos que hacen avanzar a la humanidad, pero sí las motivaciones de quienes los provocan.

Ser curioso es una habilidad útil en cualquier posición del departamento de contenidos para:

  • Analizar lo que tu competencia está haciendo (vale, ésto es un poco chismoso).
  • Conocer suficiente a tu audiencia como para saber qué y cómo escribirles.
  • Documentarte para aprender lo que no sabes y así escribir un artículo mejor.
  • Probar herramientas que te harán más eficiente en tus tareas.
  • Identificar las tendencias del sector y decidir si te subes a ellas o no.
  • Realizar experimentos para testearlo todo y mejorar así tus resultados.

Si lees ofertas de empleo relacionadas con perfiles de contenidos, lo más seguro es que no hayas encontrado ninguna que incluya la curiosidad como una habilidad valorada para el puesto. Tampoco otras como gusto por la lectura, algo que le es propio al content curator, o empatía, muy necesario para el copywriter. Sí se habla de capacidad de trabajar en grupo, cumplir plazos o incluso preparar informes…  Me preguntaría por qué usan algo tan genérico pero me temo que la respuesta sería porque no tienen idea de lo que necesitan. Por eso los cargos se confunden y las habilidades necesarias se olvidan.

Sí, supongo que debería alegrarme de que se busque a alguien para dedicarse a los contenidos pero piden usar Word, PhotoShop, MailChimp, Analytics… ¡todo eso se puede certificar! Con curiosidad se puede aprender de todo pero no verás una asignatura sobre cómo despertar tu curiosidad y sí muchas sobre creatividad.

No necesito creatividad porque tengo mucha curiosidad. Clic para tuitear

Media News S28 A17

Televisión
Cuántas veces la ficción parece imposible y cuántas otras la realidad parece ficción… cada poco aparece alguna imagen que nos recuerda que las series basadas en momentos de actualidad son mejores. No me refiero a miniseries de esas que tan rápidamente producen los americanos, si no de cómo recogen el panorama político y lo aplican a sus guiones. “House of cards” y “Madam Secretary” son buenos ejemplos, aunque sean made in USA. Y es que aquí el tema político se deja para los informativos y ahí también la realidad supera la ficción. Es una buena época para los guionistas: allá donde miren pueden encontrar temas para crear tramas muy interesantes… si están al otro lado del charco.

Internet
¿He dicho ya alguna vez lo fácil que es montar un negociete online? Pues sí, quizá por eso ahora lo que se lleva es crear apps. Cualquiera parece poder hacerlo, solo hace falta tener una idea que parezca más o menos interesante para el público y ése público dispuesto a comprarla. Lo primero es lo fácil, lo segundo ya no tanto, a no ser que seas un famosete, tipo un actor de Hollywood. Entonces quizá incluso ocurra lo contrario y la idea no la necesites porque alguien vendrá a vendértela. Todo por tener audiencia: sí, nosotros somos los importantes en esta ecuación. El problema es que no somos conscientes del poder que tenemos y la mayoría de las veces no prestamos atención a las ideas.

Cine
Buenas noticias: ¡han resucitado al cine! Sí, lo matan cada dos por tres como a muchas otras cosas centenarias. Pero ahora hay datos que nos permiten ser optimistas: sube la recaudación, ¿qué más se puede pedir? Vale, que no sea por películas fabricadas para ser taquilleras y que sea por pelis de todo tipo (género, país, presupuesto…). Pero algo es algo y hay que ser optimista. Quizá ahora con los calores del verano, la gente vuelva a pisar las salas para ver esos estrenos tan esperados y que animan la recaudación de las vacaciones. Quizá, cuando no necesiten el aire acondicionado de la salas y no las tengan que usar como guardería, sigan queriendo ir a ver pelis menos infantiles. ¿Qué más se podría pedir?

Publicidad
Me salió como un anuncio en YouTube y a la segunda vez lo acabé viendo: hablo del spot que ha hecho Fiat para el aniversario de su 500. Lo llamo spot porque que así lo viví, aunque el término es dudoso. Tengo debilidad por las historias de viajes en el tiempo, eso ya lo dije alguna vez, y por eso me quedé mirándolo durante sus 5 minutos. También porque viendo a Adrien Brody pasear por Milán, me acordé de Alonso de Entrerríos. Éste funcionario vive con igual sorpresa las cosas que nos rodean, lo cual siempre es divertido y anima a reflexionar. Otra opción hubiese sido llevar a alguien de hoy al pasado pero seguramente el retroceso asustaría a cualquier conductor más acostumbrado a la modernidad y no sería tan efectivo.