Media News S43 A18

Televisión
La televisión de pago es cara. No creo que hiciese falta un estudio que lo confirmase, pero existe el dato. Revisando precios de todas las compañías, no se puede negar que hay que verla bastante o algo muy concreto para que se justifique el pago de una factura que es un servicio totalmente innecesario. Claro que, comparada con lo que ofrece la tele generalista, se vuelve más necesaria. Pero en realidad, el titular es que este servicio se ha llevado la peor valoración por parte de los usuarios, subiendo desde el 3r puesto en la oleada anterior. Intento buscar una explicación pero no se me ocurre y tampoco parece estar en el estudio que se centra en datos cuantitativos más que en razones que los justifiquen.

Internet
La repetición está demasiado presente en los medios sociales. El motivo está claro: es imposible abarcarlos. Es evidente que es complicado saber qué se dice en todo el mundo pero, ¿es tan difícil estar al día de lo que dice el vecino? Tristemente, también es complicado. El mismo motivo sirve: sigue habiendo muchos contenidos que abarcar. Pero hay otros como que no nos preocupamos del vecino porque no queremos que se sepa que somos vecinos. Así se entiende que la misma noticia pueda ser leída en montones de lugares, aunque haya muy pocas diferencias entre ellas. Me cansa y aburre, pero también me entristece que no haya más puntos de vista con la de opciones que hay para compartirlos.

Publicidad
Un poco relacionada con la repetición está el dato de cuánto baja el recuerdo de marca en spots de televisión. Lo cuenta Javier pero no para decir que la tele está muerta, solo que ya no es como antes. Si somos capaces de darle un enfoque diferente utilizando contenido en lugar de tanto enfoque comercial, podremos recuperar una parte del interés de la audiencia. Por cierto que el spot de ejemplo que dice poner en sus clases me ha hecho sonreír. Yo hago algunas veces el mismo ejercicio pero con contenidos: ¿sabrías decir quién publica qué? ¿Quién te recomendó tal enlace? ¿Gracias a quién conociste tal noticia? Las respuestas casi nunca son positivas, como podías haber imaginado.

Cine
Tarifa plana de cine, ¿te suena bien? A mí sí… aunque leyendo el dato que de media se visitan los cines 2 veces al año, no tiene mucho sentido que un servicio así se implante en España. Modero mi entusiasmo y sigo leyendo sobre las modalidades que se ofrecen y una de ellas no permite repetir película. ¿Por qué no si me gusta y quiero volver a verla? Esto los amantes del cine lo hacen mucho… o quizá hacían, cuando no era tan caro. Otra posibilidad es poder ver 3 películas al mes, eso es casi 1 a la semana y ya es más que la media al año. El precio es aceptable, suena a buen plan… siempre que no te gastes mucho en el bar con palomitas y refrescos para toda la familia.

[Contenidos] ¿Te atreves a hacer un plan de contenidos fácil?

Tu plan de contenidos puede ser fácil o difícil. Yo prefiero lo segundo y por eso suelo recordárselo a mis alumnos cuando me ponen cara de que prefieren el camino sencillo: nadie dijo que hacer un plan de contenidos sea fácil o rápido. Más bien al contrario. Sí, tener una plantilla como la que explico en mi libro “Plan de contenidos para medios sociales” parece simplificarlo pero llenar sus columnas es más complicado de lo que parece.

Antes de leer el trabajo duro que te espera, ¿prefieres tomar un atajo? Sí, puedes hacer un plan de contenidos de la manera más fácil si caes en 5 errores:

  • Abusas de los tópicos: seguro que puedes decirme ahora mismo varias ideas para contenidos de sectores que no conoces. Lo harás rápidamente porque recurrirás a los primeros tópicos que te vengan a la mente, ¿verdad?
  • No piensas a largo plazo: otra manera de decirlo es publicar lo primero que te viene a la cabeza para salir del paso e ir corriendo a otra cosa. Crees que ahorras tiempo pero es una falsa sensación si vives el día a día sin pensar en el futuro.
  • Solo publicas contenido propio: hablar de uno mismo es demasiado fácil, ¿no te parece? Es lo que hace cuando solo publicas tu propio contenido. Así es igual de fácil aburrir a los que te siguen.
  • No conoces a tu audiencia: no pienses tanto en ti, dedica un mínimo de tiempo en saber qué quieren oír de ti para no ser tan egocéntrico y usar más el marketing de contenidos.
  • Imitas a otros: si tu competencia lo hace, tú también; si lees en algún lugar que hay que hacer algo, lo repites sin plantearte si tiene sentido para ti; si ves algo que te gusta, lo imitas rechistar. ¡Ten un poco de personalidad!

Vamos a ahora a por el camino difícil, no por muy complicado si no por ser más largo. Hacer un plan de contenidos lleva tiempo si lo haces bien, es decir:

  • Mezclando varios formatos: pensar a largo plazo te permitirá combinar mejor los tipos de contenidos a utilizar para así ver sus posibilidades de reciclaje a largo plazo.
  • Dando personalidad a cada canal: cuando replicas lo mismo en todos tus canales, es casi una imitación de ti mismo. Aburre. Y mucho. Ya lo sé: variar implica más tiempo pero ya he dicho que era un poco más largo.
  • Tomando decisiones basadas en datos: quizá te lleva un tiempo encontrar o conseguir la información que marque la diferencia pero merecerá la pena para asegurarte de que funcionará. Lo subjetivo está bien pero lo objetivo convence a cualquiera.
  • Cuantificando objetivos: no me canso de repetir que publicar por publicar no es buena idea. No lleva a nada.
  • Buscando la diferenciación: ser original no siempre es sinónimo de diferente. Se trata de encontrar la manera de que no te confundan, quizá por creatividad, quizá por algún elemento de branding.

Te he mostrado dos posibles caminos: rápido VS diferente, fácil VS largo. Tú eliges cuál prefieres, los dos son arriesgados: uno por demasiado sencillo, el otro porque quizá te complica tus tareas. Si te decantas por lo sencillo, mi plantilla te irá de maravilla. Si te animas a complicarte, avísame y te ayudo a solucionarlo.

Media News S42 A18

Internet
Contrastar información es algo que se explica en asignaturas de periodismo pero que debería darse en cualquier clase que sugiriese consultar la Wikipedia (diría que en todas). Quizá eso serviría para detectar a tiempo las noticias falsas que pululan (y es de esperar que lo sigan haciendo mucho tiempo) por la Red. Van saliendo ideas para valorar de manera objetiva una noticia y así darle mayor credibilidad. The Trust Project y Transparent Journalism Tool son dos herramientas que van por ese camino. Ambas se basan en un sistema de puntos para diferentes criterios como si está firmado, si cita sus fuentes o si se explicita el lugar en el que se ha redactado la noticia. Es buena señal pero todo puede enfocarse como se quiera porque sí, puede citar sus fuentes pero eso no implica que todas sean válidas para todos.

Televisión
Interesante análisis sobre cómo trabajan las cadenas su posición en el mercado televisivo nacional e internacional. TeleCinco y Antena 3, MediaSet y Atresmedia: ¿cómo son de diferentes? En el próximo zapping que hagas, a ver si distingues cuál es cuál (y que no sea por el orden en el mando). En resumen: una tira más para el programa en directo y otra por una ficción vendible a otros mercados, respectivamente. Esta idea se refuerza en otro artículo donde se hace repaso a los capítulos con menos audiencia del prime time. Y, parece ser, que Antena 3 no tiene ninguno en el top 10. El premio, de haberlo, se lo llevaría TVE porque TeleCinco solo tiene 2 (y son de la misma serie, emitida en 2015).

Cine
A los maestros, ni tocarlos, ¿no? ¿Quién puede meterse con Hitchcock? Quizá alguien que se duerme viendo sus películas, el resto sabemos que es el Rey del suspense. Y poco más hay que discutir. Pero qué pasa cuando comparamos sus pelis con otras que vinieron después o con las series que se basan en su genialidad. Sí, las comparaciones son odiosas pero es algo muy típico de hacer en estos casos. Así llegamos a leer cosas como que “(Hitchcock) se apañaba con hora y media para contar sus escalofríos. Claro que no alcanzaba todos los vericuetos y matices de Bates Motel, que puede dejar sin dormir al espectador que la siga con pasión”. Pues yo me quedo con los 90 minutos de Hitchcock.

Publicidad
Me encuentro con varios ejemplos de anuncios que aprovechan la actualidad la mar de bien. Los de Scotch, Ikea o McDonalds son buenos porque tiran por el hackeo de las noticias (newsjacking). Es un estilo que demuestra agilidad, de los creativos principalmente. En una línea más previsible están los de M&Ms porque tiran de Halloween para hacer un spot especial. Y los de Tesco parece que se estén adelantando aún más a lo que vendrá porque su spot parece uno típicamente navideño, con un oso al que le gusta trabajar allí como protagonista. Está claro que la gráfica es más rápida de montar que un anuncio para la tele, pero me quedo con los que casi improvisan… siempre y cuando solo veas uno porque los tres juntos es menos original.

[Contenidos] Mi experiencia con los tuits automáticos

En medio de la locura que todos sufrimos por la obligatoriedad del RGPD, tuvo lugar otro gran cambio que parece no se ha vivido con la misma intensidad: allá por abril se prohibieron los tuits duplicados. Tal cual lo lees: no se puede publicar el mismo tuit dos veces en una misma cuenta. Algunas interpretaciones de la noticia de Twitter sugieren que tampoco en varias cuentas.

Casi obliga a cerrar el chiringuito a las herramientas que hasta entonces muchos aprovechábamos para automatizar, por ejemplo, la promoción de los contenidos de un blog (algo totalmente legal). Pero salieron del paso con feeds o variaciones de un tuit. Esto último no es más que, en lugar de tuitear directamente y sin complicaciones “título+URL”, el usuario ha de escribir tantas versiones como quiera para promocionar esa URL (o fiarse de la generación automática).

Si hasta ahora no lo habías pensando, quizá el riesgo a que te cierren la cuenta de Twitter hace que te plantees si quieres o no seguir automatizando. Yo lo hice y decidí que no merecía la pena arriesgarme: igual que perdí el 80% de suscriptores por el RGPD, estaba dispuesta a perder (o no ganar) seguidores. Así que dejé de tuitear automáticamente y me quité de:

Como te puedes imaginar, mi volumen de tuits disminuyó: de unos 200 de media al mes que hacía pasé a unos 150 a partir de junio. Sí, un 25% de mis tuits eran automáticos. ¡Sorpresa! ¿Eso afecta al número de seguidores? Estaba dispuesta a calcularlo cuando Twitter nos sorprendió con otra noticia en su particular lucha contra las fake news: le dio por eliminar cuentas presumiblemente falsas. Así que entre unas cosas y otras, en julio bajaron los followers y agosto perdí unos 60 seguidores. No me quejo, no son muchos porque, según SparkToro, tengo un 14% de fake followers así que podría haber sido peor.

Solo me quedaba revisar las interacciones para saber si la automatización perdida estaba afectando a la relación con los seguidores. Y la buena noticia es que no ha habido una gran pérdida: sí, los números bajan porque bajan los tuits, pero el porcentaje de engagement es prácticamente el mismo. De hecho, si comparo el alcance y los clicks, podría decir que el primero es ligeramente inferior (verano siempre es mala época para hacer números) pero que los segundos han subido un poco (tiene lógica si pensamos que ahora escribo yo todos mis tuits).

Mis datos no son nada representativos de lo que está ocurriendo a otros o te podría suceder a ti. Le pregunté sobre este tema a un compi de profesión que también se está esforzando en no automatizar y nuestra conclusión es que parece que todo sigue igual. De hecho, cada día veo cuentas con tuits automatizados que siguen funcionando tranquilamente.

Yo te he contado mi experiencia, pero es decisión tuya si quieres seguir o no haciendo uso de herramientas que te permiten ahorrarte un tiempo en escribir tus tuits. Me encantá leer tus impresiones en los comentarios.

Media News S41 A18

Televisión
Muchos momentos históricos se viven sabiendo que lo son pero en televisión hay situaciones que acaban siéndolo sin que el guionista sea consciente de ello. Están los clásicos de los zappings pero concretamente pienso en el mechero de la Sole, las piernas de Santiago Urrialdeo o incluso la de Jorge Berrocal, las velas negras de la bruja Lola o la mochila de Pocholo. Todos nos han dado frases que se han repetido hasta la saciedad, pero solo durante un tiempo. Algunos sí podríamos decir que forman parte de la historia de la televisión en España, otros se quedan en anécdota. Pregúntale al milenial que tengas más cerca y verás que ni sabe de qué le hablas… hace tiempo que no enciende un televisor.

Internet
La noticia de la semana es el cierre de Google+. Hay ya muchos artículos sobre el tema, seguro que has leído alguno. No me sorprende la decisión de Google pero un poco sí me llama la atención que a nadie parece importarle. Sí, se veía venir, hacía tiempo que nadie se asomaba por allí. Pero, ¿dónde están los SEO que tanto lo defendían? Eran los únicos que le veían interés y, quizá, algunas comunidades que se esforzaban por sobrevivir. Viendo a los 3 fantásticos que quedan (Facebook, Twitter y LinkedIn), echo de menos a un  4º que pueda abrir un camino diferente. Si Google no lo ha conseguido, ya puedo perder la esperanza de que alguien lo consiga.

Publicidad
Hay anuncios que, nada más verlos, sabes que algo no cuadra. Un ejemplo son las típicas gráficas con tantos retoques que las extremidades se multiplican sin que cuadren con el número de cabezas. Pero también puede darse en spots de televisión. Me ha pasado con “¡Lo último!” de Fortaleza. Es como estar viendo la escena de una película en la que el mismo actor interpreta a dos personajes, como la escena de la familia irlandesa de Marty en “Regreso al futuro 3”. Así que me atrevo a decir que a los dos protagonistas del spot no les cuadraba la agenda y no pudieron estar juntos en el rodaje. Además, se esfuerzan en doblarse ellos mismos al catalán, lo cual todavía hace que todo sea más extraño.

Cine
Si hablamos de universo cinematográfico es porque realmente hay todo un mundo ahí dentro. Los que fabrican los sueños y los que los vivimos, todos haciendo que la industria de ese universo siga generando ingresos. Todos fomentamos que ocurra generando ríos de tinta para cada película. No funciona igual cuando la peli no está dentro de ningún universo: sí, se habla de ella, pero ni la mitad. Los fans son más y, por tanto, hablan más. Así es cómo, casi medio año después, aún se opina y se escriben teorías sobre “Los Vengadores 3” que nos encaminan hacia lo que ocurrirá en la siguiente prevista para el año que viene. Y es que en un universo siempre hay margen para nuevas aventuras.