[Contenidos] Datos sobre el uso del calendario editorial en las empresas

Gracias por dedicar 3 minutos a leer esta idea

Hace ya un año y medio puse en marcha un test de autoevaluación en mi centro de recursos para ayudarte a descubrir si tu calendario editorial tenía lo que hay que tener para considerarlo útil. Aprovechando que estoy haciendo varios cambios en mi web (espero acabar en breve para anunciarlo oficialmente), he sacado algunas estadísticas que me parece interesante compartir. Antes, quizá quieras hacer el test para entender mejor este post (aprovecho para recordarte que todos mis tests son anónimos).

En estos momentos (va variando según el número de respuestas), la media está en 45%. Para poner  contexto al dato: un número alto indicaría que los calendarios editoriales son documentos prácticos y bien enfocados, uno bajo que no sirven para mucho. Estar casi a la mitad se puede interpretar como que son medianamente aceptables pero que pueden mejorarse.

Aunque ambos tests no están directamente relacionados, me atrevo a decir que están en un nivel intermedio de madurez en su estrategia de contenidos. En el caso del test de autodiagnóstico, la pregunta relacionada con el calendario editorial sigue llevándose el número de más bajo de respuestas positivas. ¡Aún margen para mejorar!

Entrando al detalle de las respuestas del test sobre el calendario editorial, la 2º pregunta con el porcentaje más bajo es: “¿has planificado los contenidos del resto del mes?” y el 81% ha contestado negativamente.

El 19% de los participantes ha planificado los contenidos del próximo mes en un calendario editorial. Clic para tuitear

La pregunta con el 2º porcentaje más alto me permite ser algo más optimista porque tiene que ver con la publicación a corto plazo: “¿sabes qué publicarás mañana?” y el 68% dice saberlo.

El 32% de los participantes no saben qué publicarán mañana: está claro que necesitan un calendario editorial. Clic para tuitear

En cuanto a las preguntas relacionadas con los canales, podríamos ordenar su importancia o interés por parte de las empresas considerando las respuestas con mejor puntuación. Así, Facebook va por delante de Twitter y el blog que casi empatan y la newsletter se queda la última en cuanto a cumplir con la planificación establecida. Resulta curioso porque casi coincide con el orden inverso de dedicación que podría esperarse para generar contenido en esos canales. ¿O es comparable el tiempo que se tarda en preparar un post con un tuit?

La red social que más se cuida en el calendario editorial es Facebook, la peor parte se la lleva la newsletter. Clic para tuitear

Por eso la última pregunta que me parece interesante comentar aquí es la relacionada con la manera en que se utiliza el calendario editorial. Y es que, más allá de rellenarlo con contenidos de los diferentes canales, también resulta útil para la gestión de proyectos aplicada al ciclo de vida del contenido. Ya que se apunta qué publicar, ¿por qué no también su status dentro del departamento? Pues solo una cuarta parte lo hace, ¿no te parece poco?

El 24% utiliza el calendario editorial para gestionar el proceso de creación y promoción de sus contenidos. Clic para tuitear

Está claro que un calendario editorial es un documento que tiene que ser útil, así que cada uno lo puede utilizar a su manera. No es que haya una buena o mala, simplemente basta con que cumpla con el objetivo para que siga teniendo sentido usarlo por todas las personas implicadas. Precisamente, cuando han varios usuarios, conviene consensuar su forma de uso para que el tiempo y los recursos se gestiones de forma eficiente.

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Blogger desde 2004.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.