Media News S23 A17

Cine
Leo que Jim Carrey ya no quiere ser Jim Carrey y que Terry Gilliam ha terminado su Quixote y siento lo mismo por ambos: admiración. Por el primero porque debe ser muy duro darse cuenta de cómo los personajes que interpretas acaban representándote más que quién eres en realidad. Es un paso importante reconocerlo y dar una vuelta para volver a ser tú mismo. Por el segundo porque pasar décadas con un proyecto a medio hacer debe ser frustrante cuando no se ve llegar nunca el final. Aunque no puede compararse, los años que compartí con “Diario de un libro” fueron apasionantes pero precisamente por eso sentí un vacío al terminar que supongo tendrá Gilliam también. Enhorabuena a ambos por la nueva etapa.

Publicidad
El fin de semana pasado se celebró El Sol así que ya están disponibles sus campañas premiadas. Pero no me parecen tan interesantes como lo que ha hecho Pescanova con ‘el documental’ sobre el langostino en corro. Merece la pena verlo, igual que sus diferentes finales para comprender por qué lo han hecho. Aplaudo la iniciativa, me parece una buena historia. También lo es la de Lacoste, aunque con un estilo muy diferente porque su persecución en el tiempo obliga a ser muy visual en el salto entre décadas. He visto las dos campañas online (supongo que acabarán llegando a otros canales) así que me pregunto si la distinción de categorías en festivales publicitarios sigue teniendo sentido.

Televisión
Se acercan unos cuantos finales de temporada y nuestros cuerpos corren el riesgo de sufrir algún colapso con tanto cliffhanger. Las tramas que no se cierran son lo peor que puede pasar en una serie con futuro incierto cuando se acerca verano. Pero, en realidad, no hace falta que sea en esta época del año porque puede pasar lo mismo cuando tardas en ver el capítulo 2 de una serie que empieza. ¿Quién es ése personaje? ¿De dónde sale eso? ¿Por qué está haciendo lo que está haciendo? Es como ver el primer capítulo de una nueva temporada después de varios meses sin saber nada de ella. La diferencia está en que lo haces por gusto mientras que en verano no te queda otro remedio porque no hay más capítulos.

Internet
El pasado fin de semana estuve en Zaragoza para impartir un taller en el Congreso Web y aproveché para asistir al resto de charlas. Evidentemente, unas me interesaron más que otras pero en general sí puedo decir que en muchas de ellas se respiraba cierto gusto por los contenidos. No porque se le nombrara Rey o porque se recomendasen herramientas para detectar su calidad. Más bien porque se mencionaron muchas veces como claves para las respectivas estrategias que ocuparon las ponencias: SEO, plan de marketing, conversión, tecnología… No hubo ninguna charla centrada únicamente en contenidos, pero me alegra requeteconfirmar que sigue siendo algo transversal que va minando desde dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *