[AD] Post patrocinado VS banner en blogs

Estás a punto de invertir 2 minutos en inspirarte para mejorar tus contenidos. ¡Gracias por dejarme ayudarte!

Sigo con el tema de los bloggers y las empresas pero con otra pieza del puzzle: la inserción de publicidad en blogs. Ayer simplemente lo mencioné en mi página de Facebook pero el debate que surgió a raiz de un par de tuits de Darren Rowse es tan interesante que merece un post para seguirlo (en traducción más o menos libre) y continuarlo. 

La cosa empezó con la apreciación de Darren: «es interesante cuántas empresas tienen presupuesto para contratar agencias de RRPP que contacten con bloggers pero no tienen presupuesto para contratar publicidad en blogs«. Doy fe: recibo mucha información de agencias y empresas pero nunca ninguna me ha ofrecido poner un banner (aunque quizá sea lógico considerando que no tengo ninguno).

De las respuestas a ese tuit destaco la de Maryrose Lyons: «Pero no es el contenido editorial más efectivo que la publicidad?«. Yo también lo pienso y, de hecho, así lo suelo decir en mis clases, pricipalmente por tres motivos que hacen que la campaña requiera una visión a más largo plazo:

  • porque la relación que se establece con el blogger es más cercana,
  • porque se puede recibir feedback de sus lectores y
  • porque consigue resultados indexables (SEO).

Darren también reclama una mejor relaciónresponde que, «si es una historia interesante y buen contenido no tengo problema, pero en muchos de los mensajes que recibo las empresas solo están interesadas en publicity, no en una relación win-win.»

Cuando Wilson Usman le pregunta por qué cree que ocurre eso, Darren responde «se cree que los bloggers escriben sobre las empresas de forma gratuita, y los bloggers caen en la trampa lo que empeora el problema«. Una crítica durilla así que cuando le pregunta por la solución, Problogger lo tiene claro: «últimamente reenvío esos mensajes a la persona que vende la publicidad de mi blog».

Quiero pensar que esa reacción es fruto de su cansancio de recibir, día tras día, mensajes despersonalizados y sin interés. Solo así lo justifico. Si tuviese publicidad en mi blog, si viviese de mi blog quizá sí que esa sería mi reacción. Pero, como también digo en mis clases, soy parte de los que hacemos esto (leáse la blogosfera) por amor al arte así que me parece exagerada.

Creo firmemente que la relación entre empresas y bloggers es posible si ambas partes así lo quieren. Es triste leerlo (también lo explicaba Octavio hace un tiempo) pero se ha llegado a un punto en que cuando intentas acercarte a un blogger su respuesta puede ser que pases por caja, ya sea para ponerle un banner o para que te escriba un post patrocinado. Lamentable.

Para seguir reflexionando sobre el futuro de la blogosfera, permíteme que te recuerde que la encuesta sobre posts patrocinados sigue abierta.

Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en estrategia y marketing de contenidos. Escribiendo en blogs desde 2004.

10 comentarios:

  1. Pingback: Oriol Huesa

  2. Particularmente en el tema de post patrocinado ya creo que es mejor optar por la prueba o test del producto que enviarles un texto para que se duplique optimizado para SEO de una forma fría en le blog, también veo como una buena opción contratar/vender cadenas de post que cuenta una historia y que se vinculen en el tiempo, ya que así el blogger se siente mas implicado con la marca y el lector conoce mas en detalle la idea o concepto que se quiera promocionar, en cuanto a la publicidad en blog, creo que hay que tener en cuenta que en muchos casos se cuida muy poco el formato y eso se paga de cara a los anunciantes.

    Un Saludo

  3. En realidad los bloggers reclaman que se les trate como periodistas, no agencias de publicidad, y como tales tendrían que acostumbrarse a recibir el acoso de las notas de prensa, de la información que quiere llegar a ellos. Como buenos informadores, desde mi punto de vista tendrían que estar interesados en llegar a acuerdos informativos con marcas de su ámbito profesional. Acuerdos que signifiquen por ejemplo información privilegiada, cata de productos, servir de betattesters de productos (si así lo eligen), a cambio del valo de su opinión y de su divulgación. Deberían ver a ciertas marcas como fuentes informativos y llegar con ellas a valiosos acuerdos.

  4. Pingback: Enric Romero Godó

  5. Pingback: Alberto Suárez

  6. Pingback: Alberto Suárez

  7. María, no me canso de decir que un blogger no es periodista 🙂

    Te animo a pensarlo desde otro punto de vista: las empresas tratan a los bloggers como periodistas enviándoles ndp constantemente pero solo eso, bombardeo constante de información la mayoría de las veces de otro departamento (léase, del tema de otro blog). Nada más de lo que le darían a un periodista (ni muestras, ni presentaciones…).

    Estoy contigo en que son profesionales informados, entonces por qué no ofrecerles lo mismo que a un periodista? Por qué no ser tratados con la misma atención?

    Resumiendo, el error de planteamiento ¿es del blogger o de las empresas? Un debate interesante!

  8. ¡De los dos! Coincido contigo en que un blogger no es un periodista, es un apasionado sobre un tema. Me refería más bien a que deberían sentirse sin embargo más identificados con su labor crítica-informativa que publicitaria, aunque contemplen diversas fórmulas para ganarse la vida con el blog.

    También estoy de acuerdo que la nota de prensa no tiene nada que hacer en la blogsfera, y apuesto por tratar de establecer relaciones entre marcas y bloggers de largo plazo, basadas en la confianza y el interés mutuo. Los bloggers pueden aportar con sus conocimientos del mercado muchísimo valor a las marcas y éstas darles oportunidades de participar en el proceso de renovación de la marca y de acceder a información exclusiva.

    Creo absolutamente, por ejemplo, en los «encuentros» de bloggers viajeros internacionales que organza minube.com. Les invita a conocer un país y a conocerse entre ellos en vez de enviarles notas de prensa… ; ) ¡Bien!

    Creo que hay un gran trabajo por hacer por ambas partes pero que es muy potente.

    María

  9. Lo vemos igual entonces María! Hay mucho por hacer pero en ello estamos, intentándolo desde los dos lados 🙂

  10. Pingback: Ingrid Borrajo

No se admiten más comentarios